Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Korn: El legado y el libreto de la industria del choclo al descubierto

Publicado

en

Una vez más KoRn se salió con la suya. En una tercera incursión de los de Bakersfield en Chile, llegaron al Teatro Caupolicán. Bajo la expectación de más de cinco mil fans que vibraron con –como es de costumbre-  un escueto y calculado show como suelen presentar. Pero no por eso un mal show..

Fue un show vibrante, repleto de los más asiduos seguidores de la mazorca californiana, el lleno del local sumado a una entregada audiencia, permitieron a KoRn salir airosos y a sus anchas del escenario santiaguino. Por tercera vez, sin hacer un show brillante, pero repasando clásicos infaltables como ‘Blind’, ‘Faget’ y ‘Got the life’, entre otras.

Hay que decirlo, sin mucho esfuerzo, KoRn, si que sabe hacerla bien. Son una marca totalmente recontra probada y sus integrantes lo saben. De todas maneras, lo del sábado pasado fue el show más cercano y cálido de KoRn en nuestras tierras.

Es verdad que Jonathan “HIV” Davis y su fiel, pero diezmada compañía, lideraron una revolución en cuanto a nuevas corrientes de metal (mediático y popular). Pero está demás decir que las salidas de “Head” en 2005, y la de David Silveria en 2006, marcaron una ruptura en el núcleo más básico de esta maquinaria “korniana”.

KoRn a lo largo de la historia ha realizado muchos canjes. Su música hasta el día de hoy, ha viajado de las más crudas sonoridades (ej: ‘Blind’, Korn 1994), rítmicas poco convencionales (ej: ‘Faget’, Korn 1994), y voces casi animalescas (ej: ‘Twist’, Life is peachy 1996), a conseguir cierta sofisticación que esbozan en el 2010. ¿Quién en 1996, hubiera pensado un KoRn con sintetizadores y parafernálicos arreglos (Zac Baird), realizando un  “anecdótico” unplugged (2007), o con eximios músicos entre sus filas? –Terry Bozzio duante 2007, Shane Gibson y Ray Luzier actualmente.

Para muchos ha sido un misterio el punto de inflexión que se generó en 1999, tras las accidentadas grabaciones y posterior lanzamiento de “Issues” -Otros dicen que fue para el éxito de “Follow the leader” (1998) el comienzo de todos los problemas. Disco que de entrada tuvo críticas acerca de un antes y un después de KoRn, luego todos sabemos que sucedió.

¿Fue mejor esta visita de Davis, Arvizu y Shaffer (integrantes originales), que las dos anteriores?

No es fácil deducirlo, por varias razones. Las tres presentaciones de KoRn en nuestro país han tenido constantes. Primero, setlists de 17 canciones como promedio -18 este año- en donde han repetido los mismos clásicos (‘Blind’, ‘Shoots and Ladders’, ‘Got the Life’, ‘Faget’, ’Freak on a Leash’ y ‘Somebody Someone’ fueron interpretadas en 2002, 2008 y 2010), con algunos cambios cada vez  -‘Throw me away’, ‘Need to’, ‘4U’ y ‘Oildale’, en 2010.

Pero si se puede resumir algo, por más que alguien encuentre mil y una formas de criticar a KoRn. No podrá contra los números que los avalan.  En lo personal, Davis y los suyos, es el ejemplo perfecto de la expresión “Hazte la fama y échate a la cama”. Supieron replicar al pie de la letra la fórmula del éxito, su éxito.

En Chile, en 2002 y 2010, las veces que han tocado por su cuenta, la concurrencia ha repletado las locaciones seleccionadas.

Este año, se auguraba un buen show de los californianos, cuando se consideraba al local de San Diego 850, y sobre todo que KoRn en vivo, siempre ha sonado potente y bien. Lo fue el 2002, el 2008 y no había razón para que este año no lo fuera.

Las puertas se abrieron temprano, D’Asfalto & Tierra se plantaban minutos antes de las 20hrs., sobre el escenario a hacer lo suyo. Pero como dijo Bielsa alguna vez: “No voy hablar de ellos si no es para elogiarles”.

KoRn por su parte, salió a escena pasadas las 21hrs., bajo el clamor de la gente, y ‘4U’ que sonaba de fondo.  Nadie se percató de la salida de Zac Baird (teclados y sintetizadores), al escenario, sólo fue cuando apareció Ray Luzier -batería, desde 2007, en reemplazo de Silveria– por detrás de su batería, y Shane Gibson al costado izquierdo.  Pero fue recién cuando Munky, Fieldy y Hiv, se pararon en las tablas del Caupolicán, cuando el público ya efervescente entró en locura, y el teatro se encendió.

Todo pintaba bien para el show, un ameno pero a la vez electrizante comienzo con ‘4U’, daba paso a toda la potencia de ‘Dead bodies everywhere’, y la emoción luego se concentraba en ‘Need to’,  que al momento voló la cabeza a más de algún fanático de la vieja escuela de KoRn. Toda una pieza maestra del primer y homónimo disco de KoRn, del ’94.

El inicio, sinceramente, fue escalofriante. La gente presente hizo vibrar a la estructura del recinto, la música lo repletó de energía, y el calor iba en exponencial aumento por cada sonido de KoRn que machacaba los oídos de sus fans, en su regreso. Fue magnánimamente potente, como pocos conciertos que he presenciado.

Con ‘Coming undone’, Davis y compañía nos trajo de vuelta a la era post ’00, y como es de costumbre, aprovecharon nuevamente por tributar “egocéntricamente” a Queen, con un fragmento de ‘We will rock you’.

Después fue el turno de ‘Here to stay’, y una introducción de piano para ‘Falling away from me’, que volvía a encender al máximo a los presentes. Es bueno destacar la participación de Zac Baird, sobre todo en los tracks post 2000, y en algunas adaptaciones de canciones anteriores. Si bien, con una contratación de ese estilo, KoRn asimila el cierre del capítulo de garaje, por una sofisticación en los arreglos de su música.

La sorpresa de la noche la dio Jonathan Davis personalmente, al presentar un adelanto de su próximo disco, aun sin nombre (Korn III, o “Remember Who You Are“). ‘Oildale’, la segunda de esta placa, que aun no ve la luz, y por cierto, el nombre del track tampoco es definitivo. Más bien fue avizorada, con muchísima emoción, pero en un esfuerzo por monitorear el nuevo trabajo de la banda. Finalmente causó aceptación.

Infaltable, ‘Somebody Someone’, que con ciertas modificaciones, de igual forma arrolló a una entusiasta elite de fans presentes. Para luego, ‘Did my time’, hiciera lo suyo con los más novatos seguidores de la banda.

Sobre Ray Luzier, no hay mucho que decir. Cumple, es un baterista de técnica vistosa. Se nota que KoRn, privilegió el virtuosismo antes que la creatividad. De alguna manera su presentación, su segunda en Chile, no ameritaba tanta demostración de destreza innecesaria, si para cada clásico iba cometer un error. Llegaba a ser cómico, a ratos, como se le caían una y otra vez las baquetas, en ‘Blind’, ‘Faget’, ‘Clown’ y muchas otras, y entre cada canción se esforzaba por dejar en claro su destreza. ¿Habrá estado nervioso?. Sería ridículo. Creo que hablo por muchos, sino por todos al momento en que aceptamos a Ray como reemplazante “temporal” de David Silveria. Y hablo por todos los fanáticos de KoRn, al decir, que todos soñamos con “Head” y David, de vuelta en la banda.

Throw me away’, mostró la cara más electrónica del show, fue un somero desliz, que de hecho, sonó más agradable que en el mismo disco. A continuación, interpretaron otra joyita, que ya la habían tocado la vez anterior. Pero, ‘Helmet in the bush’ volvió con lo antiguo, y el placer de todos los presentes no se hizo esperar.

Dos temones del primer disco al principio, abrieron las ansias por más, y así fue. Los tres discos clásicos de KoRn hasta 1998, se tomaron la segunda parte del show. ‘Freak on a leash’, que a pesar de las variaciones con que fue lanzada, animó a la audiencia. Con ‘Faget’, el teatro se vino abajo. A pesar que no era la primera vez que la tocaban, despertó a un semi adormilado público que con el exalto inicial esperaba más.

Se agradeció con creces, ‘Good god’, y ‘Blind’. Que para beneplácito de muchos, comenzaba a equilibrar la balanza en lo clásico y potente. Mal que mal, se acordaron de lo que  los catapultó a la fama, y los mantiene en el lugar que están hoy en día.

Tras la pausa, vino el cierre. Y ¡Qué cierre!. Jonathan, a pesar de su capacidad respiratoria tan venida a menos –tras cada canción se acercaba al costado de la batería para tomar aire desde una mascarilla- salió caminando con gaita en brazos, y ‘Shoot and ladders’, comenzó a sonar.

No sé si flojos o ansiosos, pero antes de terminar el tema, ‘Clown’ continuaba el show, y el azote a un público que no paró de cantar y saltar durante todo el show. Al final, que más se podía esperar de un show tan redondo, potente y muy bien recibido.  ‘Got the life’ terminó por sellar un resultado a favor de KoRn, y una experiencia para muchos fanáticos que vieron a su banda favorita por tercera vez.

[nggallery id=21]

Publicidad
26 Comentarios

26 Comments

  1. Gise

    20-Abr-2010 en 1:47 am

    Encontré muy poco acertada tu reseña señors. A ratos pareciera que no tienes idea de lo que estás hablando. No sé a que show habrás ido tu, pero koRn se disfrutó de principio a fin. Y Luzier? Un maestro, creatividad le sobra y si es ‘virtuoso’, porque no demostrarlo? Además no fue en exceso y lo de las baquetas fue puro show. La nostalgia de la formación original siempre estará, pero la calidad de los arreglos de koRn ahora, son innegables.

  2. Kris

    20-Abr-2010 en 2:31 am

    Lo mismo que arriba, el batero no hizo más que MEJORAR temas clásicos dándoles vida nueva. Para mi fue uno de los mejores elementos del show.

    Quedé demasiado feliz con el show.

  3. Bien

    20-Abr-2010 en 2:53 am

    Acertado review. Objetivo y sin fanatismos, ni pesimismos.
    Bien.

    Obvio que cualquier fan se va a sentir “pasado a llevar” cuando la crítica no es incondicional y cornetera.

    El show estuvo increíble y como fan consecuente acepto las cosas que se deben criticar.

  4. Jon

    20-Abr-2010 en 12:02 pm

    Gise!, cuantas veces has visto a Korn en vivo?… Los viste el 2002 con Head, y David…
    Creo que hubo una diferencia rotunda, con las dos presentaciones que vinieron después en 2008, y este año…
    Ray Luzier, no es mal baterista, pero es muy circense para tocar, hiperkinético y eso le hace cometer errores quizás irrelevantes pero también innecesarios…En el review, se lee clarito que el show estuvo bueno, y que la gente respondió bien, no sé donde está la divergencia que dices…

    Saludos HN,
    Muy buenas fotos!…

  5. Dani

    20-Abr-2010 en 1:10 pm

    Lo del tanque de oxigeno es casi una curiosidad de la banda, Jon siempre lleva de esos tanques. Se me hace pensar que padece de asma.

    Creo que el show estuvo bueno y en parte es verdad lo del baterista, cuando uno gritaba o algo asi se emocionaba harto como si estuviese en una tocata, tu veias que el si miraba a la gente, a diferencia de los otros que son más rockstar.

    Jon, con una actitud entre volado y somnifero, que extrañamente igual sonrreia como “chuta llenamos esta wea” (quizás no esperaba tanto ,después de lo que paso en monsters of rock cuando casi los sacan porque querian ver a ozzy.. )

    Escuché un rumor muy extraño que me contaron de.. cachense.. alfombra roja del canal 13.. que KoRn quería volver en mayo, tiene poco sentido ,pero.. bueno xD jajajaja

  6. Dani

    20-Abr-2010 en 1:11 pm

    Bah, eso del asma, me equivoque la frase: quise decir: se me hace pensar que los usa porque padece de asma, que sea cuando era niño.

  7. Yo

    20-Abr-2010 en 2:41 pm

    se equivocan, shoots and ladders no la tocaron el 2008 :O

    • hola

      20-Abr-2010 en 5:37 pm

      El 2008, si tocaron Shoot and Ladders, pero solo la introducción de gaita, como el 2002 tocaron solo un pedazo de Justin…

  8. FUCKAGGRO

    20-Abr-2010 en 3:22 pm

    KORNETA PAL QUE LEE

  9. Cartagena

    20-Abr-2010 en 3:26 pm

    Bastante desordenada la review, además de forzada por tanto “choclo” y parafernalias.

    Siendo alguien que comenzó a escuchar a KoRn en el pick de su carrera y los siguió fielmente hasta el año 2006, además de haber tenido la fortuna y el privilegio de verlos en sus tres presentaciones en el país, puedo decir objetivamente que ésta no fue la peor ni la mejor presentación que han tenido.

    Si la comparamos con la venida del 2002, este show fue decadente; un JD bastante a maltraer (aunque mucho más delgado que las veces anteriores), una banda parchada, un setlist con puntos negros (throw me away no es la mejor creación de los ultimos años de su carrera) y con una producción pobre; no sólo por el recinto, sino que en cuanto a sonido y escenografía, pues no olvidemos que en el 2002, KoRn levantó un “múñeco issues” de varios metros sobre el escenario. Sin embargo lo posittivo de este show fue que pudimos ver a un KoRn más ameno, menos divo y agradecido con los fans; desde el “gentil esfuerzo”de Jonathan por cantar al máximo cada canción, hasta las peripecias de Fieldy con su bajo, que luego descuartizaría para obesequiarselo a unos cuantos, dieron cuenta de una banda conciente de que ya no mueve a masas adolescentes, sino a fieles seguidores.

    [lejos el momento más ameno, eso si, fue al cierre de blind, en el que todos coreamos los distorcionados riffs de guitarra… un poco de amor, y se agradeció]

    El año 2008 fue la misma tónica que la del día sábado, pero más frio, por lo mismo, dicha visita no logró calar ondo ni en los medios, ni en el corazón de los fanáticos. En verdad fue raro ver a KoRn como trio, apoyados por musicos de relleno y Luzier, quien pese a sus innegables cualidades como intrumentista, sencillamente no es miembro de KoRn… puede que algunos argumenten que gracias a estas incorporaciones la banda ha alcanzado un sonido más pulcro, pero fue precisamente lo contrario aquello que posicionó a KoRn como un referente musical a finales de os 90’s; un sonido crudo, sucio y a la medula. Fueron temas como Divine, Good God & Reclame my Place (o tambien “Helmut”, la cual pocos han logrado seguir en los últimos shows) los que redefinieron la música pesada por al menos 5 años y la banda lo sabe, por lo que insiste en tocar la misma parrilla cuando visita estas latitudes… de lo contrario, sumado los altos precios (injustificados sin la presencia de digamos un Ozzy), el Caupolican hubiese estallado en revuelta.

    Pero cualquier fan sabe a estas alturas que pedir un KoRn, cosecha del 96′, es sólo un sueño… Incluso es idílico pensar en un show similar al de la Pista Atlética el año 2002, pues, mal que mal, ya ha pasado casi una década.

  10. hola

    20-Abr-2010 en 5:32 pm

    Chuu y yo que pensé que iba a leer como Cartagena iba a destrozar “la” review, Y no pasó naa po…
    pleito!, pleito!

  11. Aswethinkweis

    20-Abr-2010 en 5:35 pm

    Davis venido a menos?? si lo dicen por el tanque de oxìgeno, parece k no sabe o por lo menos no recuerdan que ya cuando vinieron el 2002 usaba oxìgeno…en lo personal me parece que fue un tremendo recital, y los he visto las tres veces…cada uno tiene lo suyo… no se si un mono inflado sea causa de una mejor escenografìa…ademàs que korn nunca se ha caraterizado por tener mucho apoyo visual màs que una que otra gira europea. La escenografìa me pareciò màs k justa pra lo k està proponiendo Korn hoy…show a la antigua, poca parafernalia pero rock duro y directo…por lo mismo jonathan ha vuelto al buzo y dejò la falda de lado….si alguien piensa, despuès de ver los ùltimos 6 temas que tocaron el sàbado, que korn es una banda “decadente” o que davis hace esfuerzos sobrehumanos para cantar, me parece que fue a otro recital…por k el power y la calidad de ese final de recital fue notable…

  12. aswethinkweare

    20-Abr-2010 en 5:52 pm

    Uh la comprensión de lectura, por dios!…

    Muy de acuerdo con mi singular… aparte el review deja en claro eso…
    A KoRn, a pesar de todos los problemas, críticas y otros, nunca le ha costado demostrar y mostrar un buen show… Creo que el review apunta a algo muy cierto. Siendo KoRn, una banda muy talentosa, pudo llegar más lejos, pero muchas veces se contentó con lo mínimo para dejar a sus fans felices y quedar ellos tranquilos… Evidentemente es una visión muy acotada y que no a todos les parezca, pero no por eso me parece que pueda ser inválida…

  13. Mausoler

    20-Abr-2010 en 7:20 pm

    comparto el comentario salvo por lo del baterista. me parecia increible.
    aunque no es lo mismo que el 2002 por razones obvias, fue un tremendo show, en un gran recinto, a un precio bastante razonable.

  14. Cartagena

    20-Abr-2010 en 8:11 pm

    KoRn sin parafernalia?

    ¿qué son entonces las muñecas inflables de los tiempos del KoRn, las proyecciones del life is peachy, la jaula del family values en los tiempos del FTL, el mono issues hasta el 2002 (que fue lo que vimos aca), la TV interactiva del Untouchables, además del pedestal tipo Giger y las máscaras para el crew de músicos en los tiempos del TALITM?

    Este es por mucho el tour más austero de la banda; si eso es bueno o malo, depende de cada uno, pero es objetivo decir que uno espera más, tanto por tradición como por el valor de las entradas.

    Y claro que hablo de un JD a maltraer:

    1997 (epoca Dorada)
    http://www.youtube.com/watch?v=k54EG8Xgaq0&feature=related

    1998
    http://www.youtube.com/watch?v=n6Fz4CI23Z8

    2002 (prácticamente lo mismo que se vió aca en Stgo)
    http://www.youtube.com/watch?v=FZo2AtrtJTY&feature=related

    Nadie ha dicho que el show fue un bodrio, pero sería que decir que el show de los GNR de marzo fue mejor que el de principios de los 90’s apelando a la madurez musical… simplemente no es lo mismo.

  15. nicowez

    21-Abr-2010 en 3:52 am

    no soy fanboy de KoRn… pero creo que este review se cae en bastantes aspectos… parece escrito por alguien que se desiluciono de la banda en un punto de la carrera y aun no lo puede “sanar”.

    Lo de las baquetas de ray luzier creo que todos nos dimos cuenta, (hasta el tipo que estaba con el foco en la ultima fila) que es parte del show tirar la baqueta y volver a agarrarla sin parar de tocar la cancion… y creo que pienso como muchos que David no se echa tanto de menos.

    Shane es un buen guitarrista, creo que no tiene nada que envidiarle a Head (salvo el reconocimiento de ser integrante fundador de Korn) y lo que si me parecio extraño y concuerdo es el asuntito de la mascarilla de Jonathan Davis… en ciertos puntos comenzaba a ser preocupante la ausencia en la improvisacion de los musicos y se notaba una especie de relleno, pero creo que no nos conviene opinar (me incluyo obviamente) si no sabemos lo que pasaba tras el escenario. Aparte, que importa el tubo de oxigeno si aun canta bien y con las mismas energias. (podria dar ejemplos de otros vocalistas que les haria falta el tubo de oxigeno pero no me quiero echar la caballeria encima).

    Sobre aspectos visuales creo que si voy a ver a KoRn me da lo mismo ver un muñeco inflado o luces de neòn, o si prefiero ir a ver a Davis hecho un barril.

    Lo que si se es que KoRn sabe dar en el gusto al publico, y por lo menos fuimos a escuchar lo que todos queriamos, los clasicos (con una pincelada de lo nuevo) aunque se echo de menos A.D.I.D.A.S.

  16. Aswethinkweis

    21-Abr-2010 en 6:31 pm

    Muñecos, jaulas y demàs son meros elementos decorativos sn ninguna funcionalidad…en los que korn nunca ha basado su show, sì lo ha hecho en el power y la energìa que proyectan en vivo…por parafernalia entiendo shows como el de NIN o Kiss e incluso radiohead…donde el escenario tiene una funciòn…no sè en què el muñeco del issues puede influir en un recital…Insisto en que no encuentro que Davis estè venido a menos, por lo menos a mì el recital me hizo recordar el porquè me gustaba tanto korn cuando chico…

  17. Juane

    21-Abr-2010 en 9:15 pm

    La verdad no sé si lo mío es una decepción sin sanar. Es tan solo una decepción, como a cualquiera le puede pasar. Intenté ser lo más objetivo, y creí que quedaba claro que el concierto estuvo bueno, inclusive mejor que los dos anteriores por un tema de cercanía y sonido. Me queda en lo personal, un gusto a poco por ver a los integrantes originales que en mí opinión completaban la escencia KoRn. Sobre todo la complicidad que se generaba entre Munky y Head y la de Fieldy y David. Si bien Shane y Ray son grandes músicos, que han demostrado gran versatilidad, creo que han olvidado de vez en cuando que están en reemplazo de otros elementos de una banda que no formaron, y que si viera gran aporte compositivo de parte de ellos, quizás podría empezar a mirarlos con otros ojos. Pienso que de alguna manera podrían surgir mejor como músicos por su cuenta en una banda de su autoría, y no interpretando temas que en parte no compusieron, o que no lo hicieron del todo. En general, la gracia para mí, de Korn, siempre ha sido su forma de ser directa. En puesta de escena, sonido y música. Por muchas razones, esa esencia que tenían ha ido variando, porque de alguna manera, los integrantes restantes lo han ido haciendo, y también por cierto han madurado en ciertas cosas. El estilo que han adoptado post 2000 en sus composiciones no lo comparto, pero eso es solo mi opinión (que de todos modos, la he visto replicada en muchos fanáticos de Korn de infancia). A mi me molesto tanta pirueta de Luzier, en específico, porque yo, siendo baterista, me fijé que fallaba mucho en cosas super tontas, que quizás no modificaban toda la potencia de la canción, o quizás para muchos, cosas que ni se notaron. Pero que fallaba… lo hacía, entonces como que no se justificaba tanto “jueguito” si no iba a hacer un trabajo tan prolijo con los tracks clásicos.
    Quizás el review pudo ser más ordenado, pero uno siempre puede mejorar con el siguiente.
    Saludos a todos que se dieron el tiempo de leer, y han comentado.

    Juane

  18. 7

    22-Abr-2010 en 5:54 pm

    me gustó el concierto, no pensé que se iba a llenar tanto el Caupolicán para ser sincero
    genial que se llenó y se disfrutó el show
    falto a.d.i.d.a.s jaja pero filo

    mi aporte, 6 videos del show:
    http://www.youtube.com/view_play_list?p=8E3519B7018A8F1F

    saludos
    bkn HN

  19. kato

    26-Abr-2010 en 12:50 pm

    yo también estuve en las 3 presentaciones y lo escucho desde sus inicios. Creo que hay varios aspecto que son importantes:
    1. muy pro: comenzó a las 9 y terminó 1.30 después, con el más menos mismo setlist de la gira. se agradece eso a lo cual estamos poco acostumbrados en un país donde cualquier idiota que dice que somo el mejor público del mundo pasa a ser ídolo.
    2. se nota que es una banda madura, que trabaja su show y le vale madre no sonar como hace 15 años, más que mal por algo siguen juntos (los que siguen), sino no hay evolución
    3. siento no haber escuchado adidas, pero al final…. lo agradezco, se nota que hicieron un setlist buscando dentro de sus discos, es agradable ver la selección que ellos mismos determinan, así como: hice esta wea hace 10 años. nadie la pescó pero lo toco en vivo y chao. Eso es bkn.
    4. Davis canta la raja en vivo con oxigeno incluido, lo cual da lo mismo, además venían en una onda muy tocata y eso estuvo la zorra. nada de monos inflados y mariconadas…. sólo música.

  20. Children of the KoRn

    07-May-2010 en 4:38 pm

    KoRn produce amor y odio, pero el éxito no es por nada… y sus conciertos los avalan

    Saludos HN,

    CTK

  21. Head

    09-May-2010 en 4:18 pm

    Korneta pa Davis…
    Korn ya no es lo mismo sin mi…

    • Jonathan Davis

      17-Ene-2017 en 7:27 pm

      igual volviste po maricon! <3

  22. Vito

    10-Oct-2010 en 11:10 pm

    hace mucho ya que fue el recital, pero no había leido el review
    y no puedo menos que enojarme con el 90% de todos quienes hacen las revisiones de los recitales
    primero, el show fue redondo y muy pero muy enérgico, y así se vivió para casi la totalidad de los que fueron.
    Los músicos de apoyo de korn si que valen la pena, ayudan mucho a las versiones nuevas que hacen de los temas antiguos (y las versiones nuevas son muy necesarias, nadie quiere tocar lo mismo exactamente durante 20 años). Pero lo que más me hizo enojar fue la crítica a Ray Luzier. Sí, head si es irremplazable (era el principal compositor), pero David? era totalmente remplazadble, y ray lo demostró. Ahora que es miembro de KoRn, uno se da cuenta de la técnica que posee y lo virtuoso que es. David se rompe una mano y un tobillo si intenta tocar como Ray, no hay comparaciones. Y que se le caigan las baquetas… que más da? se notaba en el sonido? no dejaba de tocar ni nada, de hecho puedo apostar a que puede tocar con una baqueta y sonar bien. David no tiene por qué volver, su puesto está más que completo. No podemos decir lo mismo de Head, ya que él si que es necesario. Munky puede ser muy simpático, tocar bien y lucirse, pero no compone al nivel de Welch, eso es seguro.

  23. Korneo

    28-Abr-2011 en 7:58 pm

    Perros y perras, jovenes y jovenas!
    Les comento y les doy la noticia de q sois unos idiotas.
    Korn es la creacion y lo mejor q hay en el Nu Metal, junto con deftones y soulfly…
    Digan lo q digan, mamen lo q mamen, los querre ver llorando por q ya no van a chile y ni mal tocando, pudieron verlos. Por eso, primero agradescan, tomen un intrumento, intenten tocar a un cuarto de habilidad q cualquiera de sus integrantes, y depues ponganse a ladrar… estupidos chilenos ingratos!

  24. Korneo

    28-Abr-2011 en 8:00 pm

    Y el q escribio la noticia?
    Sos mas malo q tu mujer en la cama!
    Por favor a la humanidad, cambia de trabajo, ahorra dinero, compra un revolver y pegate un tiro, sos lo mas mierda q hay!!! Choclo!!! jajajajajaja q imbecil…. es en lo unico q piensas? en un tronco q podria caber en tu dilatado y putrefacto ano?
    Cochino!

Responder

En Vivo

The Offspring, Eterna Inocencia y BBS Paranoicos: Final de fiesta

Publicado

en

The Offspring

Es imposible no pensar en el contexto antes de plantearse cómo hablar de un show realizado en medio del avance del SARS-CoV-2, coronavirus que deriva en la enfermedad COVID-19, hoy una pandemia global. Es difícil no pensar en la ineptitud de las autoridades que, pese a la tardanza del virus en llegar a Chile, aún no toman las decisiones que podrían evitar un contagio a niveles terribles. Así, no es extraño que el show de The Offspring en nuestro país sí pudiera realizarse, aunque en la previa hubo múltiples cuestionamientos. La industria del entretenimiento está sufriendo en todo el mundo y, al final, este fue el último concierto quizás hasta cuánto tiempo más. Y eso está bien, y es lo correcto, por culpa de un virus que no ataca con fuerza a quienes van a eventos así, sino a los adultos mayores.

Sin embargo, este cierre de fiestas, pese a tener tanto en contra y tanto que analizar fuera del escenario, en el lugar donde la gente pone sus oídos, ojos, cuerpos y corazones, lo cierto es que presentó tres bandas que exploraron los lados más brillantes del punk, de todo lo que significa, ya sea el compromiso social –como hizo Eterna Inocencia–, con la rabia del pleno acto de vivir como hace BBS Paranoicos, o desde el lado de disfrutar el sonido como The Offspring. En una extraña burbuja con forma de cúpula como es el Movistar Arena, pudimos ver una comunidad unida, sin temores a una pandemia mundial. Y es que la fiesta fue completa para quienes asistieron, pese a la postal de personas con mascarillas (que se supone no sirven para enfrentar un posible contagio) o también las noticias que llegaban de la suspensión de múltiples eventos y actividades productivas del país, anticipándose a las autoridades, las grandes perdedoras de cualquier jornada en los últimos meses.

BBS Paranoicos abrió con puntualidad los sonidos a las 17:45 hrs., y lo hizo con “Sin Salida”, “Mis Demonios” y “La Rabia”, una triada que en poco más de cinco minutos dejó en claro el espíritu que inundaría la siguiente hora de música, que de forma exacta iba hilvanando canciones de furia, desesperanza o reafirmación del ser, como “Sanatorio”, “Mentira” o el hit “Ruidos”. En medio de eso, la gente saltaba al son de “el que no salta es paco” o de los gritos de “Piñera conchetumare, asesino, igual que Pinochet”. La banda respondía diciendo que era clave ir a votar, mientras lucían sus poleras negras con la leyenda “#APRUEBO” por delante, dejando su tradicional logo por la espalda.

Aunque el micrófono de Omar Acosta no tenía mucha claridad –algo que hacía que se perdieran parte de las letras–, la interpretación en todo sentido funcionaba perfecto. “Como Una Sombra” o “Calla y Espera” retumbaban mientras ya se pasaba de un millar a varios miles de personas en Movistar Arena. La parte de adelante fue siempre la más entusiasta y, aprovechando el espacio, incluso hubo un circle pit que probablemente contravino cualquier recomendación de distanciamiento social por el coronavirus, pero que a quienes estuvieron ahí no les importó. Igualmente, se hacía rara esa sensación de ver un show con tal nivel de compromiso social y, a la vez, notar que las ganas de formar parte del momento podían ser contraproducentes respecto a la salud pública. De todas formas, una hora después, tras el doblete entre “Irreparable” y “No Lo Veo Como Tú”, se cerró no sólo un show tremendo de BBS Paranoicos, sino también el inicio de esta extraña, pero potente jornada de punk.

La continuación no iba a ser menos fuerte con Eterna Inocencia. La banda argentina, que hace de la consigna social parte de las historias que cuentan, se atrasó cinco minutos de lo que supuestamente debía ser el inicio del show, aunque eso no mermó en la vibra de la gente o de los músicos. Nuevamente sería el micrófono del vocalista principal el que generaría problemas, esta vez dejando en un nivel más bajo del necesario a Guillermo Mármol, cuya labia es importantísima en cada track que se despachó, desde “Viejas Esperanzas” o desde “A Los Que Se Han Apagado…”. Lo más impactante de lo que hace el quinteto es cómo logran el sonido que tienen, que los acerca más a Bad Religion en la pulcritud que a conjuntos más desprolijos que ven en lo instrumental algo secundario. Sí, las letras y las convicciones de Eterna Inocencia son algo que los acerca al público y a una sociedad completa, con “La Risa De Los Necios” –dedicada al “cura obrero”, Mariano Puga– o “El Guardián” como ejemplos de ello. Pero también hay espacios como el instrumental después de “Le Pertenezco A Tus Ojos…” que dejan en claro cómo EI es muchísimo más en vivo que en estudio.

Episodio aparte fue el freno que la banda le dio al show por más de cinco minutos con el fin de que la gente amontonada dejara espacio para que atendieran a un chico que estaba con problemas de salud en la multitud. Cerrando con “Weichafe Catrileo”, canción inequívocamente destinada a la lucha en la que, pese al desvío lamentable que presenta la pandemia del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, sin duda que continúa, y que tras más de una hora de fuerza escénica también se pudo compartir con las grandes letras e interpretación de una banda de punk que es mucho más que eso a estas alturas para sus fans en nuestro país.

Cuando el reloj marcaba las 21:00 horas en punto, el recinto bajaba sus luces y las trompetas características de “Pretty Fly (Reprise)” –canción que cierra el icónico “Americana” (1998)– daban inicio al número estelar de la jornada. Y es que, luego de la enérgica rendición de los clásicos “Americana”, “All I Want” y “Come Out And Play”, no cabía duda de que los fanáticos de The Offspring ansiaban un baño de nostalgia tras casi cuatro años de espera y del reagendamiento dado por la contingencia en el territorio nacional. El triplete, ovacionado y disfrutado por los presentes hasta con bengala incluida, dejó en evidencia el excelente estado de la banda gracias a una perfecta ecualización que reverberó sin problemas en el globo. Tras dicho inicio, Dexter bromeó que este sería “probablemente el último concierto en el hemisferio occidental” y que, a pesar de todo, no podían cancelar tan especial reencuentro. El vocalista finalizó su humorística intervención no sin antes recomendar evitar el contacto físico para prevenir cualquier contagio relacionado a la pandemia que acecha al mundo por estos días.

Pausando el repertorio típico por algunos momentos, el cuarteto estadounidense presentó “It Won’t Get Better”, una de sus más recientes creaciones, ante una respetuosa audiencia que apoyó con palmas cuando la canción y los músicos lo requirieron. Luego, volvieron al ruedo con “Want You Bad”, “Session”, “Original Prankster” y “Staring At The Sun”, hitazos que encendieron al público y lo llevaron a iniciar diversos –y poco recomendados– mosh pits a lo largo de la sección. La voz de Dexter merece mención aparte, pues, a pesar de los años, llega a los tonos requeridos por la selección y es capaz de interpretar con la fuerza que una agrupación de este estilo demanda. Al finalizar un diálogo que sólo The Offspring puede llevar a cabo a la perfección, haciendo chistes sobre cómo Dexter, aparte de ser el liricista principal de la banda, también tenía un doctorado en virología, llegando a la hora de los covers. Y es que, tal y como lo reconocieron en el escenario, no habría grupo sin Ramones o sin la influencia de los hermanos Young.

Una vez terminado el homenaje, los norteamericanos versionaron sus tradicionales “Bad Habit”, “Gotta Get Away” y una emotiva “Gone Away” en piano, la que demostró el correcto estado vocal de Holland y constituyó una mezcla perfecta entre aterciopelados tonos de sensibilidad y el estruendo característico de la banda hacia el ocaso del tema. Luego, los éxitos insignes de la banda “Why Don’t You Get A Job?”, que incluyó unas pelotas plásticas de colores para interactuar con los fans, “(Can’t Get My) Head Around You”, “Pretty Fly” y “The Kids Aren’t Alright” sentaron precedente de que la potencia del grupo sigue incólume tras 34 años de carrera. Hacia el epitafio del periplo, y a modo de encore luego de un par de minutos de reposo, retornaron al escenario para finalizar con dos clásicos y un inesperado tributo a Pennywise, quienes tuvieron que restarse del evento a última hora dada la alerta de salud mundial. Cerrando con “You’re Gonna Go Far, Kid”, “Bro Hymn” y “Self Esteem”, The Offspring le puso broche de oro a una icónica noche en Movistar Arena, lugar que marca un hito de masividad en la historia del grupo en cuanto a conciertos en nuestro país.

Tomando las palabras de Holland en los últimos minutos del show, es menester mencionar que este fue, probablemente, el bastión final en un largo tiempo de eventos masivos en la industria de la música en Chile y en occidente. Sin embargo, eso no fue impedimento para el disfrute de miles de asistentes que llegaron y lo dieron todo en un espectáculo que logró llevarse a cabo de manera perfecta, pese a todos los contratiempos y dificultades que surgieron. Ciertamente, resulta muy importante tomar las recomendaciones del vocalista antes de despedirse: “Cuídense, por favor. Hasta la próxima”. Un incierto cierre temporal para el showbiz musical que promete un “hasta luego”, pero que desconoce qué tan pronto se reactivará el flujo normal y necesario de adrenalina y fervor que solamente las melodías pueden proveer a los habitantes de esta tierra.

Setlist BBS Paranoicos

  1. Sin Salida
  2. Mis Demonios
  3. La Rabia
  4. No Siento Culpa
  5. Eterno Retorno
  6. Sanatorio
  7. Mentira
  8. Ruidos
  9. Corazón Al barro
  10. Tanto Insistir
  11. Daño Permanente
  12. Recuerdos
  13. Como Una Sombra
  14. Cristales
  15. Calla y Espera
  16. El Regreso
  17. Ausencia
  18. Irreparable
  19. No Lo Veo Como Tú

Setlist Eterna Inocencia

  1. Viejas Esperanzas
  2. Encuentro Mi Descanso Aquí, En Este Estuario
  3. A Los Que Se Han Apagado…
  4. Trizas De Vos
  5. Abrazo
  6. A Elsa y Juan
  7. La Risa De Los Necios
  8. El Guardián
  9. La Mentira Sin Fin
  10. Cuando Pasan Las Madrugadas…
  11. Hazlo Tú Mismo
  12. Cartago
  13. Sin Quererlo (Mi Alma Se Desangra)
  14. Cassiopeia
  15. Le Pertenezco A Tus Ojos…
  16. Puente De Piedra
  17. Nuestras Fronteras
  18. Weichafe Catrileo

Setlist The Offspring

  1. Americana
  2. All I Want
  3. Come Out and Play
  4. It Won’t Get Better
  5. Want You Bad
  6. Session
  7. Original Prankster
  8. Staring At The Sun
  9. Blitzkrieg Bop (original de The Ramones)
  10. Whole Lotta Rosie (original de AC/DC)
  11. Bad Habit
  12. Gotta Get Away
  13. Gone Away
  14. Why Don’t Get You Get A Job?
  15. (Can’t Get My) Head Around You
  16. Pretty Fly
  17. The Kids Aren’t Alright
  18. You’re Gonna Go Far, Kid
  19. Bro Hymn (original de Pennywise)
  20. Self Esteem

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ohms Ohms
DiscosHace 1 día

Deftones – “Ohms”

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado...

Ultra Mono Ultra Mono
DiscosHace 1 día

IDLES – “Ultra Mono”

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer...

Down In The Weeds Where The World Once Was Down In The Weeds Where The World Once Was
DiscosHace 5 días

Bright Eyes – “Down In The Weeds, Where The World Once Was”

Tras un receso de nueve años y con una serie de proyectos bajo el brazo, Conor Oberst ha reunido a...

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 5 días

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 7 días

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 1 semana

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 3 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 3 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 3 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 3 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: