Contáctanos

En Vivo

Kiss: La magia del rock

Publicado

en

Fue hace tres años cuando los norteamericanos realizaron su show más épico hasta la fecha en la capital. En el marco de la última edición del extinto Maquinaria Festival, Kiss puso pirotecnia y rock & roll a los cerros del sector sur de la capital, en una noche donde todos pudimos comprobar que no hay show más espectacular que el de los dirigidos por la dupleta de Paul Stanley y Gene Simmons. Este año regresaron para ofrecer un concierto “más íntimo” en el Movistar Arena, en el marco de la celebración de sus cuarenta años de carrera, ofreciendo un espectáculo que recorrió sus mejores éxitos y que volvió a poner a las luces, los diversos efectos especiales, disfraces y maquillaje, como los principales atractivos de una jornada que reunió a fanáticos de todas las generaciones y a familias enteras. El Kiss Army repletó el Movistar Arena y disfrutó a concho del quinto concierto del cuarteto en suelo nacional.

KISS CHILE 2015 01

La verdad es que no había muchas sorpresas con respecto a lo que nos íbamos a encontrar durante la noche. El libreto sigue casi intacto desde hace unos cuantos años, y esta vez hubo un poco menos de lo que pudimos ver en 2012 –sobre todo en cuanto a la infraestructura-,  pero la emoción era la misma. Y es que presenciar a Kiss en vivo es como ver a unos verdaderos ídolos inmortales, cortesía de un maquillaje que ayuda a ocultar el paso de los años y que remite a lo más icónico de la cultura pop. Se sea o no un fanático de la banda, todos conocemos y hemos crecido con Kiss presente en nuestras vidas, es por eso que su show va más allá que un simple concierto de rock, es un encuentro con una parte de nuestra memoria y vivencias. De hecho, más allá  del concierto en sí mismo, la satisfacción llega al momento de terminar la noche y salir con la sensación de haber sido testigo de un hito, aunque haya sido por el puro gusto de verlos en vivo, y comprobar que existían en carne y hueso, más allá de los posters, los videos y los himnos que han creado, el poder decir “vi a Kiss en vivo”. Por lo menos, esa fue la sensación que este redactor tuvo cuando los vio por primera vez hace tres años.

KISS CHILE 2015 02

Anoche esa sensación se repitió y desde la salida del grupo, con “Detroit Rock City”, todo fue en ascenso, en un ambiente demasiado familiar para tratarse de un concierto de rock, con niños maquillados sobre los hombros de sus padres y una sensación cálida, en comparación a la euforia que se suele apoderar del respetable en un recital de estas características. Hasta en ese punto el concierto fue especial, comenzando antes de las 21:00 hrs., para que luego los asistentes no tuvieran problemas para alcanzar locomoción y llegar temprano a sus casas. Mención aparte se lleva el “Kiss Room”, un espacio exclusivo para los que pagaron la entrada preferencial y donde tenían acceso a una exposición de la banda, videojuegos, degustación de tragos, entre otros. Kiss sabe cómo funciona el negocio y ofrece el mejor trato a sus seguidores, además de grandes canciones como “Creatures Of The Night” y “Psycho Circus”, las que siguieron en el set.

KISS CHILE 2015 03

Si hubo algo que no estuvo a la altura desde un principio, fue el sonido, que no dejó apreciar todo con claridad durante los primeros minutos. La parafernalia ayudaba a despistar al oído, hasta que todo se arregló con la llegada de “War Machine” y “Do You Love Me”, instantes en que el entusiasmo fue bajando un poco –por lo menos en la cancha preferencial- y todos comenzaban a acomodarse en sus puestos para continuar apreciando una presentación que pasó por todos los lugares comunes del rock de estadio, con los típicos “Santiago, you are the number one!”, entre otros recursos que ya son marca registrada de los norteamericanos, y que, aunque no nos creamos ninguno, igual los correspondemos con fervor. “I Love It Loud”, “Deuce”, y el último gran sencillo del grupo, “Hell Or Hallelujah”, destacaron por su potencia musical, más allá de las explosiones y los lanzallamas.

KISS CHILE 2015 04

Luego del explosivo solo de guitarra de Tommy Thayer, “Parasite” y la celebrada “Lick It Up” volvían  a poner la fiesta a punto, dejando el terreno listo para uno de los momentos más esperados de la noche, cuando Gene Simmons asciende por los cielos, botando sangre por la boca y ubicándose en la parte superior del armazón de luces, para interpretar “God Of Thunder”, en una postal que ya hemos visto un millón de veces en videos y fotografías, pero que en vivo siempre es un gran momento que se vive con intensidad y emoción.

KISS CHILE 2015 05

Con todo el mundo prendido, se daba por terminada la primera parte del show, tirando toda la carne a la parrilla con “Hide Your Heart”, “Love Gun” y “Black Diamond”, estas dos últimas interpretadas por Stanley desde la mitad del Arena, hasta donde llegó en un canopy que pasó por sobre los asistentes y lo dejó sobre una plataforma coronada por una gran bola de disco que iluminó a cada uno de los presentes, quienes no tardaron en pedir más.

KISS CHILE 2015 06

La banda volvió enseguida y, como si los estuvieran apurando, lanzaron los tres últimos hits de la noche. “Shout It Out Loud”, “I Was Made For Lovin’ You” y “Rock And Roll All Nite” se mezclaron entre los clamores del público, el confeti y los fuegos artificiales. Un final que siempre deja pidiendo más y que termina justo en el clímax. Sólo Kiss sabe crear un epilogo que sobrepasa cualquier expectativa imaginable. Las ganas de seguir disfrutando estaban ahí, pero los enmascarados ya habían dejado el edificio, luego de haberse despachado un show para el recuerdo.

KISS CHILE 2015 07

Personalmente, el show fue satisfactorio, pero el haber vivido antes la experiencia de Kiss en vivo coartó el asombro en este nuevo concierto. Además, al tratarse de un espectáculo más “pequeño”, la locura que se vivió hace tres años sigue imperando como el mejor concierto de la banda en el país hasta la fecha. Lo que más se rescata es aquella sensación mencionada antes en este texto, esa de ver a un grupo de personas que significan algo más que una simple banda de rock, quienes, haciendo uso de  sus disfraces estrafalarios, maquillaje y maquinaria parafernálica, pueden hacernos sentir como un niño una vez más. Y para este redactor, eso es magia. La magia del rock.

Setlist

  1. Detroit Rock City
  2. Creatures Of The Night
  3. Psycho Circus
  4. War Machine
  5. Do You Love Me
  6. I Love It Loud
  7. Deuce
  8. Hell Or Hallelujah
  9. Solo de guitarra de Tommy Thayer
  10. Parasite
  11. Lick It Up
  12. Solo de bajo de Gene Simmons
  13. God Of Thunder
  14. Hide Your Heart
  15. Love Gun
  16. Black Diamond
  17. Shout It Out Loud
  18. I Was Made For Lovin’ You
  19. Rock And Roll All Nite

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Praxila Larenas

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 3 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 4 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas