Conéctate a nuestras redes

En Vivo

KISS ardió en el corazón de Santiago

Publicado

en

Cuando en 1973 el folk y la sicodélica eran el plato fuerte de la escena musical en Estados Unidos, irrumpe en la tendencia sonora una banda que haría de su imagen una de las más representativas del Rock. Bajo el nombre de KISS, “El Demonio” de Simmons, El “Chico Estrella” o “El Amante” de Stanley, “El Hombre del Espacio” de Frehley y “El Gato” Criss, se unen para concretar una de las bandas más híbridas y sorprendentes de la época. Con un sonido entre el heavy metal y rock & roll, KISS emanaba en cada concierto una energía brutal compuesta de rostros pintados, mallas de lycra ajustadas, juego de luces, pirotecnia y una serie de efectos visuales que revolucionaron el mercado musical y transformaron a esta banda en Dioses del espectáculo.

Sin duda, todo el público que llegó el viernes 3 de abril al prolijo Estadio Bicentenario de La Florida, querían presenciar unos de los show más antiguos y fantásticos que se hayan visto en todo el mundo. Desde las 3 de la tarde se podía ver a sus fans deambulando por las apacibles calles de un barrio residencial y mientras avanzaba el día comenzaron a llegar personas de todas las edades a la cercanía del Estadio. Unos más entusiastas venían con sus rostros pintados aludiendo a su personaje favorito y otros acompañaban a sus hijos hasta la entrada para cerciorarse de que no habría problemas, ya que lejos de ser casi un espectáculo familiar, las noticias del fanatismo hacia a KISS asustaban a los vecinos, lo que hizo peligrar el concierto. Sin embargo, no había motivos de fondo para su cancelación y luego que la Municipalidad enviara un exagerado resguardo policial, los asistentes iban repletando el recinto para ver un espectáculo sorprendente que estaba uniendo generaciones. Ya que esa noche se celebraría los 35 años de KISS sobre el escenario y el punto de partida de su Tour mundial “Alive/35” sería en este moderno Estadio que estaba por someterse literalmente a su prueba de fuego.

Cae la noche y los incombustibles Paul Stanley y Gene Simmons, que llegarían a eso de las 21 hrs. acompañados de Eric Singer en batería y Tommy Thayer en guitarra, no daban destellos de su ingreso al escenario.

21:15 hrs. y el público impaciente empieza a corear el nombre “KISS, KISS, KISS…” siendo las 21:20 se apagan las luces y cae con fuerza un gran telón negro sobre el escenario y unas letras de un gris metalizado encandilan con la palabra KISS. Y nuevamente una ovación generalizada… “KISS, KISS, KISS” y entran a escena los personajes con sus clásicas mallas ajustadas, botas con plataformas capaces de aplanar el cemento fresco. Maquillaje imitando máscaras teatrales japonesas e instrumentos que vomitaban fuego. El show comienza con “Deuce” y mientras los espejos de las guitarras nos cegaba, un calor proveniente de columnas de fuego ubicadas en el fondo del escenario nos quemaban cada milímetro de piel.

Y así continúa el concierto entre guitarras transformadas en cañones, un bajo que nos cortaba las venas y una batería tan potente que logro elevarse por el escenario como una gran nave que es lanzada con toda su potencia al espacio.

Un espectáculo donde cada canción se transformaba en un acto culmine de una obra de teatro, donde se podía ver a KISS en sus mejores tiempos con un Paul Stanley que animaba cada vez más con sus frases en español como “Yo comprendo tus sentimientos” y “esta noche es la noche”, que se han transformado en slogan desde sus primeros shows en el mundo hispano y su tercera presentación en nuestro país.

Para terminar el primer corte del recital se escuchan los primeros acordes del clásico de clásicos, “Rock and Roll All Nite”, que hizo estallar los oídos y sentidos de todo el estadio. Todos cantaban y saltaban al ritmo de los fuegos artificiales que salían disparados al mismo tiempo que los golpes ensordecedores de la batería de Eric. Mientras tanto el público miraba hacia el cielo intentando tocar con sus manos los miles de papeles que caían en forma de lluvia blanca sobre sus cabezas.

Y así transcurrió la noche entre fuego, pirotecnia y un despliegue escénico que dejaba a todos con un “Ohhh!” en los labios. Pasando por temas como “100,000 Years”, “Black Diamond”, “Parasite”, “Let Me Go, Rock ‘N’ Roll”, “Watchin’ You”.

Luego del primer corte del show KISS vuelve al escenario con la canción “Shout It Out Loud” del clásico demonio de Simmons que, con un bajo electrizante en forma de hacha, nos degolla con cada golpe y mientras el rojo más puro de la sangre brota de su larga y puntiaguda lengua, intenta lamer deliciosamente cada parte de nuestros cerebro. Luego de haber usurpado toda nuestra sangre se lanza por los aires en busca de nuevas víctimas y entre los fierros de la iluminación nos observa endemoniadamente desde las alturas con los ojos fijos en cada uno de nosotros, que estábamos mirándolo hacia el cielo con la boca abierta, interpretando “I Love It Loud”.

Luego también estaría el clásico “I Was Made For Loving You” himno que fue coreado tanto por sus fans de más de 30 años como por jóvenes que escuchaban la canción como si perteneciera a una banda rock de este tiempo.

Para casi finalizar la gran jornada llega “Love Gun”, el clásico del álbum publicado en 1977, canción que nos rompía los tímpanos con los agudos gritos de Paul Stanley. El mismo que esa noche con guitarra en mano y a pesar de sus enormes botas con plataforma, logra subir a una argolla de metal conectada a una larga cuerda que terminaba en la mitad de la cancha y sale disparado por encima de las cabezas del público llegando al centro del estadio, se sube a una tarima y se escucha en todo el recinto un gran “¡Wooowww!” de la gente que ya no podía de más sorpresas.

Es probable que se nos escapen muchos detalles de esta gran noche de fantasía, pero es difícil resumir en una nota el gran despliegue escénico de una banda que lleva 35 años sobre el escenario, entregándole a sus fans las más inimaginables emociones. Demostrando que el espíritu joven trasciende las barreras del tiempo y logra inmortalizarse en imágenes que quedarán en la memoria de todos los que estuvimos en esa noche donde el fuego de KISS ardió en el corazón de Santiago.

Fotos por Felipe Ramírez A.

01. Deuce / 02. Strutter / 03. Got To Choose / 04. Hotter Than Hell / 05. Nothin’ To Lose / 06. C’mon and Love Me / 07. Parasite / 08. She/Tommy Thayer-Solo / 09. Watchin’ You / 10. 100,000 Years/Eric Singer-Solo / 11. Cold Gin / 12. Let Me Go, Rock ‘N’ Roll / 13. Black Diamond / 14. Rock And Roll All Nite // 15. Shout It Out Loud / 16. Lick It Up / 17. Gene Solo/I Love It Loud / 18. I Was Made Lovin’ You / 19. Love Gun / 20. Detroit Rock City

Galería de Fotos KISS en Chile

Publicidad
14 Comentarios

14 Comments

  1. Felipe Ramírez Amigo

    05-Abr-2009 en 7:40 pm

    [HN] KISS ardió en el corazón de Santiago http://tinyurl.com/c2jtjw

  2. KISS !

    05-Abr-2009 en 8:37 pm

    buena humonegro….
    notable el review.
    el como describen las emociones y sensaciones que nos causó el concierto en vez de detenerse en lo mas técnico, “lo de libreto”…

    en realidad HABIA QUE ESTAR AHÍ ! que se revuelquen en su tristeza los que no quisieron ir…

    increíble como hacen funcionar cada uno de los clichés del rock n roll…hicieron practicamente todo lo que esta en el “manual del rock” pero daba la impresión de que era algo nuevo, nunca visto…
    despues de todo son los creadores de este shock rock que sigue atacando despues de 35 años…

  3. KISS !

    05-Abr-2009 en 8:41 pm

    • Musik

      06-Abr-2009 en 2:42 pm

      Gracias! tus fotos también están notables!
      y buena ubicación eh!

  4. Pablo B.

    06-Abr-2009 en 8:58 am

    Yo estuve ahi y fue asi tal cual. ESPECTACULAR. Lejos el mejor concierto que he visto y eso que he ido a miles. Grande KISS.

    Es de esperar que la proxima vez nos pasen el estadio nacional. Demás que lo llenamos.

    Ahora a esperar a AC/DC que dicen que viene el 2 de diciembre a Chile. !!!

  5. GERMAN BENITEZ

    06-Abr-2009 en 9:32 am

    primero que todo GRACIAS HUMONEGRO por las entradas , estuvo demasiado bueno , la nota refleja exactamente lo que sentí , pal recuerdo sin duda , bueno un abrazo y nuevamente GRACIASSSSSS

  6. ICARUS

    06-Abr-2009 en 2:48 pm

    KISS solo glamour y parafernalia, musicalmente muy poco. Con el sobrepeso que tienen, debieran estar participando en el campeonato de lucha libre norteamericano…

    • Hugo

      06-Abr-2009 en 7:36 pm

      y si tan mal te parece, que hacias alli?…o peor aún, que haces opinando respecto de algo que no te gusta?….niño…niño…

      • pedro

        17-Abr-2009 en 3:08 am

        Tiene todo el derecho a opinar de algo que no le gusta po. ¿Dónde está la libertad de expresión?

    • Husbandingman

      09-Abr-2009 en 2:47 pm

      Tay cagao culiao, eres cero aporte. Muérete.

  7. CAMPEON

    06-Abr-2009 en 3:54 pm

    nose porque me tinca que ICARUS no fue al concierto… y si fue, está ciego y sordo…

  8. José Pepe

    06-Abr-2009 en 11:45 pm

    Nada podia haber descrito mejor esa noche, fue puro Rock del bueno, yo me declaro un tipo que no tenia mucha cultura de Kiss, pero despues de haber visto ese medio show quede loco, la CAGOO, muy bueno, si vienen el otro año, estare ahí, y con la cara pintada, asi tal cual!!!!

    Me gusto Kiss, excelente, y como lo describen acá, asi tal fue, solo me quede con el gusto de escuchar la canción Crazy, Crazy Nights, pero en fin sera para la proxima….notable nota, y notables fotos!!

    Saludos

    Pepe Oyarzún.

  9. Pancho!

    07-Abr-2009 en 6:49 pm

    fue la rajaa!!!!!!!!!!!

    lo mejor q me ha pasado!!!

    saludos HN

  10. pao

    19-Abr-2009 en 1:19 pm

    no… fui.. pero con esta nota tan detallada y apasinada me quedo feliz
    vale…. muy buen comentario.

Responder

En Vivo

Corrosion Of Conformity: Los astros alineados

Publicado

en

Corrosion Of Conformity

Fue hace cinco años, dentro del contexto de The Metal Fest, la última ocasión en que Corrosion Of Conformity se presentaba en Santiago. Para esa oportunidad las circunstancias eran diferentes: el conjunto se articulaba en formato de power trio, en el que anecdóticamente presentó un par de temas junto a uno de sus miembros más célebres; Pepper Keenan, incansable guitarrista de la escena metal de ritmo espeso y colaborador de otro importante proyecto afín, Down. Lo que en ese entonces sólo fue una pizca, ayer se presentó como un plato completo. Es por lo mismo que ver a la banda en su formación más sólida –en términos de trabajos de estudio– resultaba tan atractivo. Si bien, la gira se enmarca bajo la presentación de “No Cross No Crown” (2018), urgía la necesidad de sacarle provecho a la coyuntura, desempolvar lo mejor de su repertorio y entregar un show marcado por la consistencia arrolladora que ofrecen como cuarteto.

Como precalentamiento para la velada, el Club Blondie recibió a un número indiscutido de la escena stoner local. Yajaira subía al escenario de la mano del mítico “Comegato” Montenegro, entusiasmado por estar “nuevamente representando al rock pesado que se hace por estos lados”. Luego de un agradecimiento al público, la banda presentó durante un poco más de 45 minutos una potente carga de riffs y frecuencias bajas que hicieron vibrar cada rincón del subterráneo, despidiéndose con el respeto y cariño por tantos años de trabajo con un amplio aplauso.

Entre el ruido del murmullo, los anfitriones abrieron su show mediante un breve solo del bajista Mike Dean, el cual se anexó con gracia y apoyo del público al riff repetitivo de “Bottom Feeder (El Que Come Abajo)”, para esta ocasión a un ritmo ralentizado que acentuaba una atmósfera cargada al doom. Fue cosa que sonaran las primeras notas para que los fanáticos siguieran a coro la melodía instrumental. Ya introducidos en este imaginario denso y sicodélico, la muestra de lo más nuevo no se dejó esperar con “The Luddite”, que curiosamente fue lo único del repertorio reciente junto a “Wolf Named Crow”, quizás debido a una decisión a conciencia por aprovechar la ocasión y ponderar los clásicos por sobre lo nuevo. Y así fue con creces.

La dupleta “Broken Man” y “Señor Limpio” introdujo a lo que sería una seguidilla de clásicos de sus años dorados, repasando en reiteradas ocasiones el álbum “Deliverance” (1994). Luego de “Long Whip/Big America”, la banda recibió una ovación, y aprovechando el impulso, Pepper Keenan agradeció al público, confesando el agrado que significa realizar giras por Sudamérica. El júbilo se inmortalizó cuando Keenan no aguantó su ansiedad e hizo subir al escenario a un fotógrafo para registrar la emoción del momento.

Concentrados en retomar la marcha, el potente riff de “Seven Days” se encaminó nuevamente hacia un repertorio clásico. El ritmo espeso de la canción se conjugó con la enérgica abertura de “Paranoid Opioid”, retornando a las melodías hipnóticas en la porción final y ofreciendo un quiebre fresco. El altibajo de emociones concluyó de manera sublime con la exquisita aura sicodélica de “13 Angels”, en lo que fue uno de los pasajes más implacables de la jornada.

Demostrado ya el grueso calibre de Corrosion Of Conformity, no quedó más que rectificar su categoría con la pesada pieza “Vote With A Bullet” y la envolvente frecuencia de “Albatross”, todo con el cierre magistral de “Clean My Wounds” luego del encore, otra infaltable de la banda que se extendió en un colaborativo jamming, dándole un cierre redondo a una jornada ejecutada con precisión y consistencia.

Dos elementos estaban claros al evaluar la coyuntura de este show: podríamos escuchar parte del material de “No Cross No Crown”, como es lógico, junto con la nostalgia de revisitar composiciones de la formación que convocaba. Sorpresivamente, la banda se fue en contra de la obviedad, cargando la balanza casi en su totalidad hacia lo clásico, ofreciendo un show que no sólo dejó en claro el valor de su repertorio más conocido, sino también demostró la solidez que tiene la banda en vivo, entregando un catálogo que le concedió un cariño a los fanáticos. Una oportunidad diferente a la anterior, donde los astros que giran alrededor de esta banda volvieron a reunirse en un desplante arrollador que jugó a desempolvar clásicos.

Setlist

  1. Bottom Feeder (El Que Come Abajo)
  2. The Luddite
  3. Broken Man
  4. Señor Limpio
  5. Long Whip/Big America
  6. Wiseblood
  7. Who’s Got The Fire
  8. Seven Days
  9. Paranoid Opioid
  10. 13 Angels
  11. Vote With A Bullet
  12. Wolf Named Crow
  13. Albatross
  14. Clean My Wounds

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

New Material New Material
DiscosHace 6 días

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 semanas

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 semanas

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 4 semanas

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 mes

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 1 mes

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 2 meses

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Time Will Die And Love Will Bury It Time Will Die And Love Will Bury It
DiscosHace 2 meses

Rolo Tomassi – “Time Will Die And Love Will Bury It”

Pensar en la música inglesa, o británica en general, para muchos puede estar relacionado con un sencillo pero sofisticado sentido...

Choosing Mental Illness As A Virtue Choosing Mental Illness As A Virtue
DiscosHace 2 meses

Philip H. Anselmo & The Illegals – “Choosing Mental Illness As A Virtue”

Conocemos bien a Phil Anselmo. El personaje se desenvuelve de manera segura para provocar con la ferocidad de una pantera...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: