Contáctanos

En Vivo

Kings Of Leon: A la altura de las circunstancias

Publicado

en

Es verdad que las comparaciones suelen ser odiosas, pero también es cierto que en la mayoría de los casos resultan inevitables, y es por esto que, desde que se conoció la noticia de que los encargados de bajar el telón de la quinta versión del Festival Lollapalooza Chile serían los nativos de Nashville, Kings Of Leon, muchos pesimistas se apresuraron en aseverar que el cuarteto no estaba a la altura de este honor, en directo contraste con los números de años anteriores que tuvieron este privilegio: Kanye West, Foo Fighters, The Black Keys y Soundgarden, sin embargo, si mirábamos las credenciales de los liderados por Caleb Followill desde un prisma más objetivo, veíamos que ostentan una no despreciable trayectoria de más de quince años, con seis exitosos álbumes de estudio bajo el brazo, siendo la gira de promoción de su más reciente trabajo, “Mechanical Bull” (2013), la que los traía por segunda oportunidad a nuestro territorio.

KINGS OF LEON LOLLAPALOOZA CHILE 2015 02

La proyección sobre la pantalla principal del logo de neón para “Mechanical Bull”, marca el inicio de la presentación de Kings Of Leon, y un entusiasta público da la bienvenida al cuarteto de Tennesse con una lluvia de aplausos que cubre el escenario, evidenciando una inmediata rendición. El certero sonido de las guitarras de Caleb y Matthew marca el comienzo de “Supersoaker”, complementándose con la controlada ejecución de la batería de Nathan y la delicada melodía del bajo de Jared, estableciendo una conexión instantánea con los fanáticos, que cantan con sorpresiva fuerza. El sonido de miles de palmas sirve de introducción para “Taper Jean Girl”, que destaca por los entretenidos riffs de cuerdas y su constante aceleración. La melodía más pausada de “Fans” pierde en algo la atención de los asistentes, pero rápidamente la recuperan a punta de precisos cambios de ritmo. El combo de “Family Tree” y “The Bucket” sigue subiendo las revoluciones en la explanada del Parque O’Higgins, en directa complicidad con un público que entiende a la perfección la propuesta de los músicos, y que se hace partícipe de la fiesta.

KINGS OF LEON LOLLAPALOOZA CHILE 2015 05

La conexión que tienen en el escenario los miembros de Kings Of Leon va más allá de lo netamente artístico, tiene que ver con el lazo sanguíneo que los une, ese “algo especial” que no se gana ni se adquiere. Por lo mismo no resulta extraña esa evidente relación de complicidad que se da espontáneamente y que impregna de sentimiento cada una de las piezas que interpretan. La delicada y sensible melodía a medio tiempo de “Revelry”, muestra otra faceta del cuarteto, ofreciendo mucho más emotividad y profundidad. Una pausada base sintetizada con ciertos matices psicodélicos, da paso a la interpretación de “Closer”, donde resalta la ejecución con los dientes de Matthew, y un final desbordante de energía de la mano del sólido sonido de la batería. Uno de los puntos altos de la velada lo ofrece la entretenida interpretación de “Temple”, que sube rápidamente las revoluciones, inyectando dosis rítmicas de buenas vibras que contagian todo el recinto. Otra muestra de lo participativo del público lo presenta “Radioactive”, con una ráfaga de voces que cantan el coro al unísono.

KINGS OF LEON LOLLAPALOOZA CHILE 2015 04

A medida que transcurre la presentación, los muchachos de Nashville justifican con creces las credenciales que los situaron como uno de los platos fuertes del festival, con un show que no decepciona en intensidad y que no da tregua, golpeando incesantemente los sentidos y reclutando fanáticos para  la congregación de los amantes del southern rock. Otro de los puntos memorables de la velada lo convoca el tema “Pyro”, una perfecta comunión entre el sonido de las cuerdas, el pulso incesante de la batería, el canto mancomunado del público y finas pinceladas del xilófono, una combinación de elementos que configuran una hermosa postal. En “Knocked Up”, el hipnotizante beat de la batería marca la pauta para certeros cambios de ritmo, los que son complementados por el bajo de Jared, y un eufórico canto del público, el que se extiende más allá del término de la canción. Si algo queda claro con Kings Of Leon, es que no tienen problema en pasar de un extremo de la vereda al otro, en lo que respecta a la intensidad, primero moviéndose sobre la línea de la sencilla base rítmica que propone “The Immortals”, para posteriormente explotar con toda la potencia de “Molly’s Chambers”, remeciendo el parque a punta de entretenidos riffs de cuerdas.

KINGS OF LEON LOLLAPALOOZA CHILE 2015 03

El clan Followill no da respiro, y sigue golpeando con toda la fuerza e intensidad de “Don’t Matter”, cuya ejecución se complementa con la proyección de un Camaro SS girando descontrolado al ritmo de las poderosas secuencias sonoras. Con los primeros acordes del éxito “Notion” el público estalla casi en un acto reflejo, y de inmediato empiezan a cantar cada una de las líneas con una fuerza que parece inagotable. Sin ser una melodía particularmente rápida, los fanáticos responden al incentivo rítmico, el que destaca por los precisos matices que aportan las pinceladas del teclado. Un espectáculo de alto nivel no sólo se trata de buena música y un sonido impecable, sino también de hacer parte a los fanáticos, y esto lo entiende a la perfección Caleb Followill, que para la interpretación de “Cold Desert” pide levantar los teléfonos, configurando un hermoso cuadro que se mimetiza con la imagen de una constelación proyectada sobre el fondo del escenario. “Use Somebody”, uno de los mayores éxitos de la banda, hace explotar la energía del lugar, alcanzando el punto cúlmine de un show impecable, con miles de almas que parecen haber olvidado el cansancio y el agotamiento de una extensa y calurosa jornada, y que se han entregado por completo a la propuesta del cuarteto.

KINGS OF LEON LOLLAPALOOZA CHILE 2015 06

La banda abandona el escenario, y el público continúa cantando a capella “Use Somebody”, en una inequívoca señal de que todavía no están listos para la despedida. Los músicos regresan para interpretar “Crawl”, pieza que retorna a los sonidos más sintetizados y a las certeras secuencias de guitarra que penetran directo a cada fibra del cuerpo, mientras la imagen de una bandera de Estados Unidos llena la pantalla de estrellas y multicolores. Nathan Followill no esconde su satisfacción, jugando con las cámaras y haciendo globos de chicle, mientras marca el medio de tiempo de “Black Thumbnail”, subiendo la apuesta sonora con los últimos cartuchos de repertorio que van quedando. El cierre de la fiesta corre por cuenta de otro de los grandes éxitos de Kings Of Leon, “Sex On Fire”, que, como se podría presumir, hace cantar y saltar a todos los asistentes, en un final perfecto, que ratifica una puesta en escena que estuvo a la altura de circunstancias.

KINGS OF LEON LOLLAPALOOZA CHILE 2015 01

Qué equivocados estaban los que miraron por sobre el hombro a Kings Of Leon, quienes no sólo convocaron a más de 50 mil almas a su presentación, sino que superaron con creces hasta las expectativas más optimistas. Durante 90 minutos, Caleb Followill y compañía nos regalaron un show prolijo, sin imperfecciones ni altibajos, dejando bien en claro que su etiqueta de superestrellas no es mera coincidencia, sino que el fruto de muchos años de experiencia y una solidez que se sustenta en la estrecha conexión existente entre ellos. Lo que a priori parecía una apuesta extremadamente arriesgada, se convirtió en un gran acierto de parte de la producción del evento, con una banda que a punta de éxitos, carisma y sobre todo mucho talento, puso el broche de oro a la quinta edición del Lollapalooza Chile; una suerte de epítome que resume la esencia de ambas jornadas, y que nuevamente deja la vara muy en alto para lo que será una nueva versión de esta fiesta el próximo año.

Setlist

  1. Supersoaker
  2. Taper Jean Girl
  3. Fans
  4. Family Tree
  5. The Bucket
  6. Revelry
  7. Closer
  8. Temple
  9. Radioactive
  10. Arizona
  11. Pyro
  12. Knocked Up
  13. The Immortals
  14. Molly’s Chambers
  15. Don’t Matter
  16. Notion
  17. Cold Desert
  18. Use Somebody
  19. Crawl
  20. Black Thumbnail
  21. Sex On Fire

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Luis Marchant

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 3 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas