Contáctanos

En Vivo

Justice: La doctrina del shock

Publicado

en

Pocos grupos configuran su identidad en un disco debut. Menos aún cuando se trata de música electrónica. Pero Justice lo hizo con “†” (2007) y hasta hubo gente que se sintió traicionada cuando el año pasado irrumpieron con “Audio, Video, Disco” (2011), álbum más experimental, rockero y menos inmediato. Es que lo que ha configurado Justice, es una tendencia a dejar en shock a su audiencia, o por lo menos que las acciones que emprenden sean lo más chocantes posibles.

Y mucho de eso se vio la noche del jueves 3 de mayo en el Teatro Caupolicán, lleno en un 85% -cancha completa, dos tercios de las plateas ocupadas-, donde bajo el nombre Electric Circus, se aglutinaron varias propuestas electrónicas, teniendo a Justice como cabezas de cartel.

El show de los franceses no fue una sorpresa. El setlist es prácticamente el mismo con el que están girando alrededor del mundo y extrae los éxitos de sus dos trabajos de estudio, además de incluir ese remix de Simian, “We Are Your Friends”.

El 2009, en pleno apogeo de su debut y tras el reconocimiento global, Justice llegó a hacer un DJ set olvidable en el Movistar Arena, por lo que esta fue su primera vez con su propio repertorio en escena, y si es que había alguna deuda pendiente, esta quedó saldada y con intereses.

Muchos odian “Audio, Video, Disco”, pero lo cierto es que muchos de los sonidos de este LP alimentaron de forma eficiente los hits de “†”, enriqueciéndolos y dando un buen soporte para estos.

Tras una intro breve, sonó “Genesis”, canción que inevitablemente debe abrir cada presentación del dúo, porque parece haber nacido para ello, seguida de la enérgica “Helix” y la potente “Phantom pt. I”.

Algo que se repetiría durante los 85 minutos que duró el show, es que mientras sonaba un tema, otro se deslizaba mediante el sampleo de este, como “Civilization” durante “Genesis” o “Let There Be Light” durante “Phantom pt. I”. Incluso algunos extractos ganarían su propio espacio, como “New Jack”, que vino después de ese single indomable que es “Civilization”.

La parafernalia de luces, las torres de amplificadores Marshall que se iluminan a cada lado de la famosa cruz luminosa, todo eso protege a Gaspard Augé y Xavier de Rosnay. Claro, los protege, porque en una propuesta que elige shockear y extremar recursos a través de la estridencia y la grandilocuencia, exponerse es un riesgo. Ya lo mostraba el documental “A Cross The Universe” de 2008, donde ellos caían en el estilo de “sex, drugs & rock ‘n roll”, pero al mismo tiempo pujaban por tener un poco de tiempo de tranquilidad en medio del vértigo de una gira intensa.

Aunque en la electrónica la mayoría de los artistas efectivamente se escondan, esto se nota aún más en Justice, dado que su doctrina tendiente al choque, hace que los únicos momentos de apertura sean precisamente para momentos análogos, calmos y cercanos, como el inicio de “D.A.N.C.E.” o en gran parte de “On’n’on”, donde cada uno se sentó a tocar el teclado.

“Canon”, “New Lands” o la sorprendentemente bien hecha “Horsepower” son instantes propios que denotan que los samples más cercanos al rock clásico sí pueden ser exitosos, claro que con mayores cantidades e intensidades en los beats que en sus versiones de estudio.

Por el contrario, “D.A.N.C.E.” y “Stress” logran transmitir la misma aura que en el álbum debut, pero multiplicada varias veces. El temor que se siente con las alarmas de “Stress” o la motivación subyacente al coro ingenuo de “D.A.N.C.E.”, son cosas que no sólo se componen, sino que también brotan naturalmente y que generan reacciones en la gente. Por esto hay dos alternativas para que el de Justice en Electric Circus no haya sido un concierto perfecto del estilo. Uno, que el público no participó y no formó parte de la experiencia necesaria para convertir a una presentación en algo memorable. Segunda vía, que las sensaciones que el show de los franceses le transmite a la gente son tales, que el shock es algo inevitable y transforma a un espectáculo en una mera contemplación de los hechos.

Luego de “Stress” vino la épica “Waters Of Nazareth” donde ya comenzaba a sonar el inconfundible “We Are Your Friends”, sin antes pasar someramente por “Helix” (de nuevo) y una pizca de “On’n’on” antes de hacer “Audio, Video, Disco” y llenar de fuerza el Caupolicán.

Gaspard y Xavier hicieron un break mientras por fin la gente entendía que debía corear la frase “We are your friends / You’ll Never Be Alone Again” con fuerza, después de cinco intentos algo fallidos. Y ahí, de inmediato, tuvieron de vuelta al dúo para hacer “On’n’on”, ahora sí en serio, y cerrar la fiesta con “Phantom Pt. II”.

Y así, con “Parade” de fondo, pasaron 85 minutos de un mix vertiginoso, intenso, de choque, pero también con cierta contención y contemplación, que provocaron que muchas veces los propios miembros de Justice debieran hacer ademanes para que la gente los siguiera.

Es que esos son los riesgos de la doctrina que sigue Justice, dado que al ir de frente, es el público el que tiende a retraerse un poco y ser más un observador que un participante, dejando de potenciar una experiencia que en vivo deja en claro por qué, pese a lo discutible de su segundo álbum, son uno de los conjuntos electrónicos más interesantes del planeta, y por qué valía la pena que trajeran su propio show a nuestros escenarios.

Setlist:

  1. Intro
  2. Genesis (con elementos de Civilization)
  3. Helix
  4. Phantom Pt. I (con elementos de Let There Be Light)
  5. Civilization
  6. New Jack (con elementos de Civilization)
  7. Canon
  8. D.A.N.C.E. (version a capella y remix, con elementos de DVNO)
  9. Horsepower
  10. New Lands
  11. Stress (con elementos de We Are Your Friends y Phantom Pt. I)
  12. Waters of Nazareth (con elementos de Helix y On’n’on)
  13. Audio, Video, Disco
  14. On’n’on (con elementos de We Are Your Friends)
  15. Phantom Pt. II
  16. Parade (suena mientras Justice se despide del público)

 

Por Manuel Toledo-Campos (@toledo_campos)

Fotos por Sebastián Rojas (@zeva24)

Publicidad
2 Comentarios

2 Comentarios

  1. Juan Francisco Guzmán

    05-May-2012 en 2:48 pm

    Recuerdo la sensación que me dejó el final del recital. Yo quería seguir moviendome, quería gritar y todo, pero simplemente no podía. jajaja.

    Algo que pocos han dicho, es que Electric Circus fue una fecha tremendamente variada, donde los exponentes representaron escuelas muy diferentes de sonido. fue un “festival” en términos de que el error que siempre se comete es traer a tres o dos personas con el mismo sonido, juntas. Esto causa una especie de fatiga en los asistentes. Es la primera vez que asisto a un evento que me deja con la sensación de haber quedado “nutrido” en lugar de “cansado pero lleno”. Es muy diferente! Se pasaron en realidad.

  2. en general Uno contempla un show sólo cuando está o muy sobrio o muy lúcido, obviamente se va mejor estando de modo opuesto, sobretodo si es Justice 😉

Responder

En Vivo

Toe: El elemento principal

Publicado

en

Toe

El esperado debut de la banda japonesa Toe en nuestro país puede ser considerado, sin duda alguna, como el primer gran evento musical de la temporada. Con un Teatro Nescafé de las Artes completamente agotado, Toe nos entregó poco más de hora y media de post rock con toques de math rock y algunas pizcas de noise. Los cuatro miembros originales, sumados a un tecladista, se tomaron el escenario del teatro de la calle Manuel Montt para dar cátedra y dejar más que satisfechos a los cientos de fans que ovacionaron cada uno de los cortes presentados por el conjunto asiático.

Para abrir la velada, la banda chilena de post rock, Tortuganónima, se presentó ante un recinto que ya tenía ocupados gran parte de sus asientos. Echando mano a sus tres lanzamientos de estudio, siendo el más reciente el EP “Asteral” (2016), los nacionales presentaron un show de treinta minutos que sacó los aplausos de propios y extraños, al mostrar buenas composiciones y apasionadas interpretaciones, en una presentación precisa y llena de energía, que dejó un muy buen sabor de boca y los ánimos por todo lo alto para recibir el plato fuerte de la jornada.

Un poco pasados en el cronograma, el cuarteto de Tokio salió al proscenio sin mayores aspavientos, para hacerse de sus instrumentos y dar inicio al concierto con los primeros acordes de “Premonition”, introducción que da pie a “A Desert Of Human”, ambas composiciones que abren “Hear You” (2015), el más reciente LP de Toe. Las guitarras acústicas subían en intensidad y el resto de los músicos se unían a la comparsa para comenzar a vivir de forma oficial el debut de los japoneses en escenarios locales. Luego llegaron “After Image” y “1/21”, esta última despertando las palmas del público, participación que duró poco, ya que la mayoría de la asistencia estaba concentrada en mantener silencio y escuchar a la banda en plenitud.

El sonido acompañó en todo momento al grupo, a pesar de que ellos estuvieron durante todo el espectáculo lidiando con los retornos, problema que no mermó su interpretación, que a ratos rayó la perfección. Además de las notables demostraciones de técnica, los nipones también hacen gala de una energía única en escena, pasión que también se transmite al público y es algo difícil de liberar en un asiento, por lo que la invitación de Yamazaki Hirokazu –guitarrista principal de Toe– a que el respetable se levantara de sus asientos y se apostara frente al escenario, fue inmediatamente aceptada por los fanáticos y llegó en el momento indicado, porque “Two Moons” seguía en el set y su atmósfera íntima se adecuó completamente al nuevo escenario, para luego rematar con “Run For Word”, cuya intensidad demandaba el estar de pie y poder moverse a gusto al ritmo de la frenética batería y las distorsiones de guitarra.

Sin teclados, los siguientes cortes se encargaron de mostrar lo mejor de la faceta eléctrica de los orientales. “I Dance Alone” antecedió a la celebrada “Kodoku No Hatsumei”, que incluso fue coreada por la muchedumbre. “Mukougishi Ga Miru Yume” volvió a instalar la calma momentánea, aunque esto era sólo en la superficie, ya que la batería de Kashikura Takashi no dejó de lanzar los redobles más complicados y técnicos de la noche. De ahí en adelante, el recital sólo subió de intensidad con la rockera “My Little Wish” y la hipnotizante “Because I Hear You”. La gran explosión se vivió con la impresionante “Esoterikku”, con el cuarteto dejándolo todo sobre el escenario y la posterior ovación de los presentes.

Después de esa verdadera catarsis sonora, el final del show llegó con los dos cortes cantados por Hirokazu, “Guddobai” y “Song Silly”, dejando a todo el mundo con ganas de más, por lo que en su regreso post bis la banda tocó uno de sus temas más famosos, “Path”, cerrando un concierto que nadie quería que acabara. A la espera de su segundo recital en la capital esta noche, el debut de Toe –tal como señalamos en un principio– será recordado como uno de los grandes eventos musicales de la temporada y, por qué no, del año. La fusión entre emoción, técnica y energía fue el elemento principal de un concierto memorable, y esperamos que no tengan que pasar muchos años para volver a vivirlo.

Setlist

  1. Premonition (Beginning Of A Desert Of Human)
  2. A Desert Of Human
  3. After Image
  4. 1/21
  5. Two Moons
  6. Run For Word
  7. I Dance Alone
  8. Kodoku No Hatsumei
  9. Mukougishi Ga Miru Yume
  10. My Little Wish
  11. Because I Hear You
  12. Esoterikku
  13. Guddobai
  14. Song Silly
  15. Path

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

The Dark Side Of The Moon The Dark Side Of The Moon
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “The Dark Side Of The Moon” de Pink Floyd

No hay que ser seguidor de Pink Floyd para reconocer que “The Dark Side Of The Moon” marca uno de...

Low In High School Low In High School
DiscosHace 2 meses

Morrissey – “Low In High School”

Hubo una época en que no teníamos el poder de juzgar instantáneamente a las personas en la plaza pública virtual...

Utopia Utopia
DiscosHace 2 meses

Björk – “Utopia”

El espejo es inclemente. El paso del tiempo es implacable. Los cambios forzosos desgastan, y eso se nota en las...

Who Built The Moon? Who Built The Moon?
DiscosHace 2 meses

Noel Gallagher’s High Flying Birds – “Who Built The Moon?”

Luego de haber recorrido todo el mundo presentando su “Chasing Yesterday” (2015), Noel Gallagher comenzó a cuajar el tercer larga...

Ununiform Ununiform
DiscosHace 2 meses

Tricky – “Ununiform”

Inglaterra ha sido tierra fértil para las reinvenciones musicales, las nuevas escenas e incluso nuevos estilos. Tal es el caso...

Pacific Daydream Pacific Daydream
DiscosHace 2 meses

Weezer – “Pacific Daydream”

Musicalmente los años noventa se presentaron como una década estruendosa, agitada, combativa y cambiante. De aquellos años, en la mayoría...

The Dusk In Us The Dusk In Us
DiscosHace 3 meses

Converge – “The Dusk In Us”

Este ha sido un año grandioso para los fanáticos de Converge. En marzo sorprendieron con “Jane Live”, registro en vivo...

Ex La Humanidad Ex La Humanidad
DiscosHace 3 meses

Electrodomésticos – “Ex La Humanidad”

El pavimento quema las retinas y el reflejo de un sol inclemente se potencia por el efecto de las fachadas...

Unknown Pleasures Unknown Pleasures
DiscosHace 3 meses

El Álbum Esencial: “Unknown Pleasures” de Joy Division

Hacia finales de la década del 70, el mundo del rock parecía transformarse con mayor premura de lo que lo...

Luciferian Towers Luciferian Towers
DiscosHace 3 meses

Godspeed You! Black Emperor – “Luciferian Towers”

Godspeed You! Black Emperor es de esas bandas que ha logrado construir una identidad reconocida. Cuando suenan, se sabe que...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: