Contáctanos

En Vivo

Julian Casablancas: Errores forzados

Publicado

en

Julian Casablancas tiene un nombre que lo precede. Se jacta de una carrera altamente exitosa con The Strokes, llegando a coronar en varios medios a su disco “Is This It” (2001) como el mejor de la década pasada, lo que lo convierte en el rey de toda una oleada del revival del post punk,  pero que claramente no le da el crédito suficiente para pensar que cualquier creación posterior va a ser aplaudida y adulada por todos. En esto, Casablancas erró.

JULIAN CASABLANCAS LOLLAPALOOZA CHILE 2014 01

En el Claro Stage, mientras el clima era perfecto, los técnicos de Julian Casablancas sudaban por cambiar un amplificador que posiblemente no se encontraba en su punto para la presentación, lo que nos hizo suponer que estaba todo listo y dispuesto para el esperado reencuentro del público chileno con Casablancas, quien estuvo por estas tierras hace casi una década, y nosotros, los de HumoNegro, decidimos enfrentar las expectativas en primera fila, peligrosamente cerca de uno de los arreglos de altavoces, pero corrimos el riesgo. Casi diez minutos después de lo pactado, Casablancas apareció junto a su nueva banda de apoyo, The Voidz, para dar las primeras muestras del sonido de la tarde con “Ego”, que ha sido la encargada de abrir todos sus shows en esta nueva etapa. Desde segundos antes de empezar la música, se notó la costumbre que Julian tiene para sus micrófonos vocales. Mucha distorsión, mucha suciedad, pero que desde el primer momento se salió absolutamente de control, a tal punto que estábamos en frente de una masa sin inteligibilidad, donde The Voidz, con ganas y pachorra, trataba de sacar adelante la música, a pesar de la extraña mezcla de audio, donde en todo momento los sintetizadores sobrepasaron a las guitarras.

JULIAN CASABLANCAS LOLLAPALOOZA CHILE 2014 02

Quizás por deformación profesional, decidimos creer por segundos que se trataba de los primeros minutos que necesita el sonido en una presentación para depurarse, ya que no es lo mismo una prueba de sonido con la explanada vacía que con una llena, y desde ya imaginábamos al ingeniero a cargo limando imperfecciones, lo que sumado a nuestra cercanía con el escenario, nos llevó a tomar una decisión: alejarnos de las primeras filas en búsqueda de un buen sonido, y de que “Ego” y los primeros instantes de “2231” no fueran más que una mala pasada de la interacción ambiente/tecnología. Pero no, no fue así. Esta vez estábamos inmersos en la masa de público que llegaba con el interés de escuchar a Casablancas, pero que no iban dispuestos a batallar en las primeras filas, y las caras de aberración ante el confuso desprolijo sonoro eran notorias. Gente tapándose los oídos y nosotros sin entender ni una palabra, ni una intensión instrumental, y que sólo llegado el momento de “Ize Of The World”, canción de The Strokes, se pudo sentir en algo la coherencia musical, pero sólo musical, ya que vocalmente Casablancas no era más que distorsión, a tal punto que percutir la cuerda de una guitarra eléctrica distorsionada al aire habría tenido el mismo resultado.

JULIAN CASABLANCAS LOLLAPALOOZA CHILE 2014 03

Así seguirían “Biz Dog”, “Glass” y “Dare I Care”, todas bajo la misma línea de banda garage punk grabando demos de baja calidad, todas separadas por pausas incómodas, donde Casablancas le daba la espalda al público e intercambiaba palabras con sus músicos, y sin duda esa fue la imagen que quería retratar: la rudeza, el desenfreno musical, y ese elaborado desgano frente a la gente. “Hola, soy malo, me caen bien, pero no me importa nada”.

JULIAN CASABLANCAS LOLLAPALOOZA CHILE 2014 04

Nosotros, en HumoNegro, al ver que al menos todo estaba perdido, quisimos seguir indagando sobre qué estaba sucediendo en el Claro Stage, así que decidimos ir directo al lugar donde supuestamente, y por factores físicos y acústicos, debería albergar las mejores condiciones para escuchar un show: P.A. (Public Adress), o “la mesa del sonidista que está atrás en el público”, y con sorpresa nos dimos cuenta que el crew de Casablancas más que estar batallando con condiciones ambientales –ni que fuera una tocata en el borde costero- tenía su trabajo absolutamente bajo control, por lo que al menos el resultado, intencionado y premeditado, estaba saliendo tal cual había sido planeado, lo que dejaba tiempo para las risas, las cervezas y la buena onda, como si se tratara de una misión cumplida.

JULIAN CASABLANCAS LOLLAPALOOZA CHILE 2014 05

Los mejores pasajes del show una vez más se lograron con material antiguo, donde a pesar de toda suciedad y planos extraños, si daban instancia para reencontrarse con el viejo Casablancas, tanto en “11th Dimension” como en “River Of Brakelights”, donde de igual forma se extrañó el conocido registro vocal del norteamericano que, aunque limitado, siempre había sido efectivo y poderoso, al menos hasta ahora. La tortura sonora terminaría con “Take It Or Leave It” y “Where No Eagles Fly”, y a esa altura ya muchos corrían hacia el Coca Cola Stage con las caras largas, aunque su séquito más fiel seguía vitoreándolo ante la inconsistencia de su presentación. Bueno, el amor es más fuerte, dicen por ahí.

JULIAN CASABLANCAS LOLLAPALOOZA CHILE 2014 06

En resumidas palabras, la presentación de Julian Casablancas fue un error meticulosamente elaborado, pero un error al fin y al cabo. Todas las falencias, las incoherencias vocales y los planos instrumentales son parte de una propuesta a la que Casablancas quiere llegar, y no, no tiene nada que ver un supuesto mal trabajo del ingeniero, un mal arreglo acústico o un mal día para el líder de The Strokes, todo fue pensado de esa forma y quizás no es más que una idea tozuda de Casablancas por entregar algo tan distinto y único que lo lleve a un siguiente nivel. El problema, finalmente, es que Julian Casablancas no es el John Cage moderno, y sus canciones no son composiciones de música concreta, por lo que su propuesta musical no es una innovación, es simplemente el experimento de alguien con dinero, tiempo y fama. Casablancas debería bajar de su nube y darse cuenta que su trabajo actual con The Voidz le está haciendo un flaco favor a su nombre, y lo mejor que podría hacer es acabar con esta tortura, que es notoria para cualquier persona con mínimos conocimientos musicales.

Setlist

  1. Ego
  2. 2231
  3. Ize Of The World
  4. Biz Dog
  5. Glass
  6. Dare I Care
  7. 11th Dimension
  8. River Of Brakelights
  9. Take It Or Leave It
  10. Where No Eagles Fly

Por Pamela Cortés

Fotos por Praxila Larenas

Publicidad
29 Comentarios

29 Comments

  1. Alex Miranda

    31-Mar-2014 en 11:20 am

    Es de los reviws más entretenidos que he leído en Humonegro. Hagan más cosas así que los otros son solo una fome mezcla de contar que temas contaron y contar la euforia de la gente. Felicitaciones a la autora.

  2. Carola

    31-Mar-2014 en 11:36 am

    Yo decidí esperar a Vampire Weekend mientras mi amiga fue a ver este show. Y ella llegó a mi lado como a la media hora, mencionando que la gente se tapaba los oídos porque la distorción era horrible.

  3. NADS

    31-Mar-2014 en 11:38 am

    Yo también lo escuché en diferentes lados y sencillamente era un tarro que, lamentablemente, me entero por esta columna, era elaborado. Mal Julián y bien Pamela. Muy logrado tu review.

    • Leo Catan

      01-Abr-2014 en 11:42 pm

      Por què le llaman review? acaso no existe una palabra en castellano para eso?

      • Gero

        09-Oct-2014 en 4:50 pm

        Reseña

  4. Boris

    31-Mar-2014 en 11:59 am

    Julian Casablancas trata de meter bulla con arreglos y cosas porque no tiene voz, de hecho yo creo que “The Strokes” debería buscar vocalista, es pésimo.

  5. Leonardo Muñoz Roca

    31-Mar-2014 en 12:03 pm

    Yo estaba al lado del sonidista. El wn se mandó 4 cervezas en el show y se cagaba de la risa porque sonaba mal la weá. Horrible.

  6. Gabo Madrid

    31-Mar-2014 en 12:04 pm

    Hahaha buena “nota” interesante lo que ocurrió. Suele pasar esto sobre todo con lo latinos. Mi tia pagó una entrada extremadamente cara para ver a Toto, una banda de rock antigua. Lo mismo, los tipos se subieron arriba de la pelota, desafinaciones, en otras palabras, no les importaba nada. Lamentable.

  7. Jeng-jyh Chen

    31-Mar-2014 en 12:09 pm

    https://www.youtube.com/watch?v=LTJnsN5aJic
    ahi esta. nose cual es su voz
    jajaja

  8. Claudia

    31-Mar-2014 en 12:10 pm

    Yo escuché 1 tema y me fui a ver a Savages. La mejor decisión¡¡¡

  9. René Morales

    31-Mar-2014 en 12:35 pm

    Sin ánimos de defender su show claramente indecente, me parece que esta review está un poco errada respecto a la intención de Julián. Que los sonidistas hayan estado cagaos de la risa y tomando cerveza no significa que Julián y su banda estuviesen contentos. Es cierto, evidentemente hay una falta importante de cálculo, pero esta banda lleva menos de 10 shows en vivo, con canciones que no están listas y un sonido que aún no ha sido probado. No es excusa, pero creo que no es correcto tampoco apresurarse y decir que el fracaso fue “premeditado”.

    • Josemir

      03-Abr-2014 en 4:12 pm

      En realidad la nota tiene razón. En Argentina sonó igual de fatal. Se ve que es la intención de Casablancas sonar con una crudeza extrema, de ahí el excesivo volumen y la distorsión vocal. Parece que su album vendrá por estos lares, sonando bien “demo” y con vocales casi inentendibles. Lejos de una genialidad, creo que es una basura. Todo el mundo sensato lo odiará y solo les gustará a las niñitas de “que rico es este muchacho”…

  10. Cata Álvarez

    31-Mar-2014 en 12:37 pm

    Muy buena la review. El tipo no es nada sin The Strokes. Una lástima que crea que sí. Una lástima su actitud egocéntrica y su mal proyecto musical mostrado arriba del escenario.

  11. Hernán

    31-Mar-2014 en 12:48 pm

    Estoy completamente en desacuerdo con la hipótesis de premeditación del “error” que propone la periodista. Omite un antecedente clave que sirve para sacar muchas conclusiones, su desastrosa presentación del día viernes en el Club de la Unión. Durante esa noche estuve en la mesa de sonido junto al ingeniero del equipo de Casablancas, el tipo le pegaba combos a las murallas, indignado, completamente superado por la situación. Mucha gente se acercó a decirle que se escuchaba pésimo, él estaba completamente consciente del desastre. No habría estado tan exaltado si todo hubiese sido una orden del artista. El tipo sufrió. Creo que simplemente faltó profesionalismo, y que durante la presentación de Lollapaloza intentaron hacer algo para lograr una presentación digna, pero con tan poca preparación, simplemente tiraron la toalla y descansaron en el apoyo incondicional de los fans más hormonales del rockstar.

    • Juan

      31-Mar-2014 en 4:00 pm

      O quizás para Lollapalooza el ingeniero ya estaba resignado y entendió lo que desea Casablancas.

  12. patricio andres

    31-Mar-2014 en 12:51 pm

    mis oídos sangraaaaan! fuè lo primero que dije antes de poner mis tapones. supe altiro que era un error programado inmediatamente me dije, julian. quedate con los strokes.. te estay puro cagando y yo también al ver ese pésimo show.

  13. Mario Riquelme

    31-Mar-2014 en 12:54 pm

    Lo ví a 10 metros y concuerdo con lo dicho. No se entendía nada, generaba molestía en las orejotas y también rara la actitud del loco cantando, dío mucho rato la espalda. Eso si no concuerdo con las persona que dice que el sonido esta en vías de mejorar… A Julito jamas lo ví molesto por como sonaba…¿le acomodaba? parece que si… En fin, yo iba por Soundgarden por lo que ahí me quede… pero no era para quedarse.

  14. niico

    31-Mar-2014 en 1:14 pm

    Se escuchaba horrible, uno de los motivos de ir el domingo era verlo pero no estuve ni cinco minutos… maaaal.. aproveché de recorrer la feria que había y estuvo mas entrete, sobretodo el stand para adoptar perros y no había olor a marihuana!! el único lugar donde estuve donde realmente estaba libre de humo

  15. Bernardo Veloso (@bdoveloso)

    31-Mar-2014 en 1:29 pm

    “ni una intensión instrumental”… Leí hasta ahí…

  16. dannyberto

    31-Mar-2014 en 2:49 pm

    Discrepo solamente en un dato: al menos desde el lado donde estaba yo (izquierdo) la guitarra principal era finalmente la que se comia a todo lo demas, incluso a la voz que nunca jugó a nada en todo caso.
    Me parece una falta de respeto compartida entre la producción y el muerto de Casablancas de llegar a un escenario como este con seis o siete shows previos, hasta quienes han tenido la oportunidad de verlo en su propio pais lo consideraban una tortura. Este pelele vino a forrarse y se fue cagao de la risa. Pa’ la otra que vuelva con The Strokes, si es que en conjunto son menos muertos que él.

    • Juan

      31-Mar-2014 en 4:03 pm

      Concuerdo con vosé. Al lolla podrán traer a muchas bandas jóvenes y sin mayores méritos que la moda de estar en su éxtasis de estreno, pero muy distinto e inaceptables son estas “bandas” de escaso talento y respeto con su audiencia.

  17. Snzz

    31-Mar-2014 en 4:52 pm

    Aunq creo que lo de “john cage moderno”, está demas, ya que fué un jugo punk mas nomas. Yo creo que su propuesta de este loco va por otro lado simplemente, es mas, hay varias corrientes musicales que calzan perfecto con esta perfomance, con la no wave por ejemplo. salu2

    • dannyberto

      31-Mar-2014 en 4:53 pm

      yo hubiera apelado a algo mas “ruidoso” como Penderecki pero se entendia el punto igual

    • Leo Catan

      02-Abr-2014 en 12:10 am

      especifiquemos, seudopunk posero del siglo XXI, no el punk verdadero de la calle que la gente (al menos gente comùn, no cuica) hubiese disfrutado mil veces màs por màs ordinaria que fuese la banda jaja.

  18. Kathy

    31-Mar-2014 en 10:10 pm

    Estamos de acuerdo en que el sonido fue malo, pero no será mucho lo tendencioso de este review? Qué es eso de asegurar que su presentación “fue un error meticulosamente elaborado”? Decir que quiere lograr un sonido distorsionado está bien porque es evidente, pero llegar a afirmar lo otro me parece demasiado. Además, también dicen que Julian tuvo una actitud del tipo “hola, soy malo, me caen bien, pero no me importa nada,” siendo que claramente se acercó hacia parte de su equipo en medio de “Glass” porque no se escuchaba nada! Creo que el review hubiese estado bien sin esos comentarios extras, pero bueno, también se entiende que cada persona vive el show de forma diferente.

  19. Gustavo Arias

    03-Abr-2014 en 5:17 pm

    Lo ví anteayer en Buenos Aires y fué tan malo o peor de lo q cuenta la crónica, así que confirmado que es una búsqueda deliberada, de heche comentaban que la voz la hacer pasar por dos vías, una directa a consola y otra pasa por un marshall de guitarra, para mí reconociendo que no tiene recursos vocales ni piensa mejorar exagera todo lo malo q tiene a nivel vocal como para que quede como un recurso estilístico.

Responder

En Vivo

Venom: De regreso al infierno

Publicado

en

Venom

En una jornada donde el metal más pesado se tomó la capital, los ingleses de Venom retornaron al país a ocho años de su debut en vivo por estas tierras –omitiendo el show de Venom Inc. el año 2015, que técnicamente no cuenta, al tratarse de otra versión del grupo–. Cronos y compañía volvieron para seguir presentando su más reciente LP, “From The Very Depths” (2015), en un espectáculo que cumplió con lo justo para dejar satisfechos a los miles de fanáticos que se hicieron presentes en el Teatro Teletón. Pero Venom no llegó solo, y antes de su arribo al proscenio, dos bandas sudamericanas tuvieron la misión de avivar las llamas en el recinto de la calle Mario Kreutzberger.

Los primeros en salir al escenario fueron los chilenos de Dekapited. Los capitalinos dieron rienda a los primeros mosh pits que se desataron en la “cancha” del teatro. Amparados en la fórmula más clásica del thrash ochentero, los nacionales lograron animar al público, a pesar de adolecer de un sonido demasiado saturado que, en ocasiones, sólo era una gran masa estridente. “Condenado A Muerte” fue el grito final del cuarteto, que se despidió de la fanaticada entre aplausos.

Siguieron en el cartel las brasileñas de Nervosa, power trio que en sus siete años de carrera ha lanzado dos discos, y que ha sabido combinar en su música el sonido del thrash clásico y el moderno. Pero, a pesar de que el show de Nervosa se estaba desarrollando de manera impecable, con canciones como “Intolerance Means War” y “Victim Of Yourself“, su actuación debió ser cortada de forma abrupta por temas de horario.

Dekapited realizó su show completo y Nervosa partió más tarde de lo establecido, por lo que no pudo presentar los últimos quince minutos de su repertorio para cumplir con el horario de salida de Venom. La molestia de la banda fue evidente, y también la del público, que pifió y coreó el nombre de Nervosa pidiendo una canción más, pero los técnicos ya estaban sobre el escenario preparando todo para el plato de fondo. Sin saber finalmente quiénes fueron los responsables del asunto, de todas formas se sintió como una falta de respeto hacia las brasileñas, con el público que fue para disfrutarlas a ellas exclusivamente y a todos aquellos que se encontraron por primera vez con su música y estaban disfrutando de un gran espectáculo. Esperamos que puedan volver a Chile para realizar su presentación completa, porque lo de Nervosa es un show que vale la pena disfrutar en plenitud.

Pasado el mal rato, Venom salió puntual a devorarse al Teatro Teletón. Haciendo gala de un sonido sólido, Cronos y sus músicos hicieron de las suyas durante las quince canciones que presentaron en este nuevo paso por Santiago, tres menos de las que posee el setlist de rutina de esta gira, pero aquí no sabemos si lo acortaron por temas de tiempo o porque simplemente quisieron brindar un concierto más breve. Como sea, el trío terminó de alzar las llamas del infierno de la mano de “Long Haired Punks” y “The Death Of Rock ‘N’ Roll”, sumergiendo al teatro en las profundidades del averno. El público se mantuvo entusiasta durante toda la velada y canciones como “Grinding Teeth” y “Buried Alive” fueron grandes hitos dentro de la jornada, donde Venom sacó todas sus credenciales de “clásicos del metal”. A pesar de que su carrera nunca logró alcanzar los estándares de grandes del estilo, Venom es una banda de culto y merece su puesto en los anales del metal.

La triada compuesta por “Pandemonium”, “The Evil One” y “Hammerhead” llegó como una especie de medley, donde no hubo espacio para descansos ni pausas. Para rematar siguió “Welcome To Hell”, corte extraído del debut discográfico homónimo del trío que fue lanzado el año 1981, cuando muchos de los que estábamos presentes en el teatro todavía no nacíamos. En tierra derecha al final del recital, destacaron la demoledora “Warhead” y la coreada “Countess Bathory”.

Rise” dio paso a la obligada salida falsa, cuya pausa ni se notó cuando Cronos regresó a escena para dar inicio a la canción más solicitada por la muchedumbre de metaleros: “Black Metal”. Luego de la batahola, “Witching Hour” finalizó nuestro paso por el infierno, que, en su hora casi exacta, nos entregó lo mejor de una banda que sigue dando lo suyo, a pesar de las casi cuatro décadas que llevan sobre la carretera.

Imposible dejar de lado el mal sabor que nos dejó la interrupción del show de Nervosa, pero si hablamos de la actuación principal de la noche, incluso si tocaron una versión acortada del set original, Venom cumplió. Prometiendo volver pronto a nuestro país, Cronos y sus colegas dejaron conformes a sus fanáticos, en una noche donde nos trajeron de vuelta al mismísimo infierno.

Setlist

  1. Long Haired Punks
  2. The Death Of Rock ‘N’ Roll
  3. Bloodlust
  4. Pedal To The Metal
  5. Grinding Teeth
  6. Buried Alive
  7. Pandemonium
  8. The Evil One
  9. Hammerhead
  10. Welcome To Hell
  11. Countess Bathory
  12. Warhead
  13. Rise
  14. Black Metal
  15. Witching Hour

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Colossus Colossus
DiscosHace 13 horas

Triggerfinger – “Colossus”

Están por cumplir 20 años de carrera. Dos décadas que parecen mucho y poco al mismo tiempo. Triggerfinger es una...

Undertow Undertow
DiscosHace 5 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 6 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 2 semanas

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: