Conéctate a nuestras redes
Juantxo Skalari Juantxo Skalari

En Vivo

Juantxo Skalari & La Rude Band: Todos unidos en el Klub

Publicado

en

Contra toda su naturaleza monótona, la tarde del pasado domingo fue escenario de múltiples jornadas musicales, donde el ska se hizo presente para recibir a uno de los grandes números hispanoparlantes de dicho sonido jamaicano. Juantxo Skalari, quien otrora ofició como frontman de los ibéricos Skalariak, volvía a encontrarse con su público luego de varias visitas, tanto en solitario como con su antigua banda. Una nueva presentación que hizo bailar a sus fanáticos, destacando la complicidad y estrecha cercanía entre ambas partes.

El preámbulo de la jornada estuvo a cargo de tres bandas: los locales Kaña Eterna y Rojo Vivo, junto a los invitados desde Perú, Psicosis. En un tramo de tres horas, las agrupaciones mostraron sus propuestas, todas ligadas de alguna u otra manera con el sonido ska. Lamentablemente, los reiterados problemas en el sonido, junto a la ausencia de una performance atractiva por parte de los teloneros, no lograron encender los ánimos previos, ofreciendo presentaciones más bien tibias y que sólo lograron cumplir, arrastrándole toda la responsabilidad de brindar una jornada memorable a los anfitriones.

Afortunadamente, Juantxo y compañía tienen la experiencia suficiente para ofrecer un show enérgico. La banda hacía su obertura con el tema que introduce su última placa, “Rudi Records” (2018), elevando los ánimos de un Teatro Cariola que hasta ese entonces permanecía demasiado quieto. A continuación de “Sarrera VIII”, la banda le hacía frente a la adversidad de los tiempos con “Puedo Olvidar”. Juantxo es consciente que el grueso de sus fanáticos lo siguen desde tiempos de Skalariak, por lo tanto, esperan una presentación que recuerde a su anterior conjunto. Sin decepcionar a las expectativas, el conjunto retomó la carga con “A Buen Ritmo”, transformando al teatro en un coro multitudinario, repitiendo estos guiños a lo largo de todo el show e intercalando, en partes iguales, canciones tanto de su repertorio presente como de su banda anterior.

Luego de “Contigo Estaré Bien”, las referencias a Skalariak no se hicieron esperar con “Estoy De Revuelta”, ofreciendo un intenso baile y canto por parte de los fanáticos, mientras que “Emakume Askea …Lur Askea” entregaba un respiro al ritmo del reggae. Ocasión pertinente para invitar en las voces a una amiga de la banda, que también interpretó “Fuego Negro”. El ska de corte más tradicional se hizo presente con la “Makina Ska” y el homenaje a un clásico jamaiquino, “Phoenix City”, original de Ronald Alphonso, cuya versión más famosa es la interpretada por la banda skinhead-reggae, Symarip. La Skalari Rude Band interpretaba el cover mientras su frontman alzaba una bandera con cuadros blancos y negros por un lado, y la bandera de Trojan Records por el otro. Ambos símbolos de la conciencia anti racista de la cultura skinhead. Luego de un breve interludio, la banda retomó la segunda porción del show con “Sarrera VII”, de su anterior disco “Rude Station” (2014).

A lo largo de su carrera, Juantxo se ha caracterizado por darle un acento político a sus letras, ya sea reivindicando procesos sociales de la historia o denunciando problemáticas actuales. “Nuevo Octubre” y “Vodka Revolution” hacían referencia a la épica soviética, mientras que “Partisana” recibió la dedicatoria “a todas las luchadoras de ayer y de hoy”, según las palabras del vocalista.

Acercándose al cierre de la jornada, la mayor parte de las canciones se enfocaron en el repertorio de su ex banda. “Skalari Rude Klub” y “Despídeme” hacían bailar y cantar al teatro completo, cuando Juantxo dedicó un momento para recordar a aquellos refugiados españoles que llegaron a Chile luego de la Guerra Civil con “Winnipeg Navega”, en homenaje al barco que arribó a las costas de Valparaíso en 1939. Los clásicos de Skalariak retornaron con “Puto Alcohol”, “Jaia”, “José República” y “Sólo Vivir”, para luego dar el cierre definitivo con “Rudi Not Dead”, concluyendo de forma alegórica el trabajo incesante dentro de la escena ska en sus más de veinte años de carrera.

Al terminar la presentación de La Rude Band, la sensación que deja es la de reencontrarse con un viejo conocido. Un amigo lejano que cada cierto tiempo vuelve para ponerse al día y nutrir la complicidad con su público luego de cada show. Uno de varios encuentros y que, sin duda, no será el último. Todo de la mano de Juantxo Skalari, que, tal como dicta su canción, es un rude boy incansable que aún no está dispuesto a bajar los brazos, no mientras el público siga dispuesto a bailar sus canciones y hacer carne cada una de sus letras.

Setlist

  1. Sarrera VIII
  2. Puedo Olvidar
  3. A Buen Ritmo
  4. Contigo Estaré Bien
  5. Estoy De Revuelta
  6. Emakume Askea …Lur Askea
  7. Fuego Negro
  8. Makina Ska
  9. Phoenix City (original de Ronald Alphonso)
  10. Hooligan
  11. Sarrera VII
  12. Nuevo Octubre
  13. Partisana
  14. Vodka Revolution
  15. Skalari Rude Klub
  16. Despídeme
  17. Somos Un Peligro
  18. En Silencio
  19. Winnipeg Navega
  20. Puto Alcohol
  21. Jaia
  22. José República
  23. Sólo Vivir
  24. Rudi Not Dead

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Tricky: Empatía en el trance

Publicado

en

Tricky

Salidas abruptas del escenario, un setlist destruido, un sonido a veces demasiado minimalista, una polera estirada hasta el hartazgo, micrófonos cayendo, luces oscuras. Es fácil quedarse en este tipo de imágenes; en las partes y no en el todo. Lo que ofrece Tricky en un escenario es diferente, es un trance, es una condición a la cual hay que plegarse. En vez de esperar pulcritud, lo que se debe esperar es carne, hueso y garganta, y eso es lo que la gente pudo obtener en la hora y media de show que ofreció el influyente artista electrónico en el escenario del Club Chocolate.

Tricky es alguien que ve al infierno a los ojos y lo pone a su nivel, constantemente. Los movimientos nerviosos que tiene en casi todo momento son parte de una desesperación planteada en términos reales, en medio de un set-up minimalista en extremo, con sólo una guitarra y la batería en escena, además de la joven cantante polaca Marta Zlakowska, quien cantó más que el propio Tricky, incluso tomando el micrófono por completo en canciones como “Overcome”.

Tricky entró a escena a las 21:50 horas y de inmediato se veía perdido, de espaldas a la gente, como entrando en su personaje y en sus catacumbas antes de caer en la espiral abismal en “New Stole”, uno de los temas más destacados de “Ununiform” (2017), disco que servía de excusa para el retorno del músico inglés, de fama mayor por Massive Attack aunque sin quedar delimitado a ese episodio, sino que ha expandido sus formas de trabajar, incluyendo destacar nuevas cantantes que se ajustan a sus composiciones llenas de trip hop más electrónico. Pero no sólo la voz de Marta destacaba, sino también la del propio Tricky, quien muchas veces tomaba dos micrófonos y se ponía a entonar de forma repetitiva y crecientemente angustiada versos de canciones como la bella “The Only Way”.

Quizás lo que más se podía extrañar en el show era la presencia de un bajo dominante que permitiera al público sentir físicamente la música un poco más, porque a ratos muchos se distraían, ya fuera por tomarse un trago de más o por la extrañeza ante un espectáculo tan poco ortodoxo, pero así ocurre con quienes buscan ser vanguardistas y trazar nuevos caminos. No es que Tricky lo haga tan consistentemente, pero sí en el proscenio intenta desplegar esas sensaciones que no caben en un disco.

En sus álbumes el artista suena sofisticado y oscuro, pero en vivo se aprecian las raíces de esas canciones, y lo que se veía sofisticado queda como algo crudo, rugoso, con sabor amargo pero intenso, y todo transcurre en las cavernas de la sensación de Tricky, en ese trance en el cual el público termina entrando con la empatía suficiente como para entender por qué no hay solos de guitarra brillantes o por qué Zlakowska no explota nunca su voz más allá de lo necesario. Y es que en la contención y en el evitar la explosión se ve cómo esa sensación un poco claustrofóbica desde lo sensorial gana en sustancia y realismo.

Tricky se va del escenario luego de una versión ligera de “Palestinian Girl” y una extensión de “Dark Days” que, como un mantra, repite su coro en múltiples ocasiones, algo que se vería de nuevo en el encore que se hizo esperar varios minutos. Allí “When You Die” y “Vent” cerraban una ocasión que, lejos de ser una fiesta, pareció un confesionario donde Tricky explica y vive sus dramas, y los despliega en canciones.

Lejos de la sencillez o de la corrección, el artista entregó un show donde él era protagonista, más allá de la música, y es ahí donde la gente pudo conectar, luego de la extrañeza ante las señales iniciales. Un Tricky agradecido se va junto a sus músicos, y la empatía de un público a veces complicado pudo más que los trazos que puede marcar el egoísmo. Carne, hueso, garganta y angustia quedaron de Tricky, cuya presencia pudo resonar entre sus fanáticos en su retorno a Chile.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 3 días

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 4 días

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 semana

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 2 semanas

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 3 semanas

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Time Will Die And Love Will Bury It Time Will Die And Love Will Bury It
DiscosHace 3 semanas

Rolo Tomassi – “Time Will Die And Love Will Bury It”

Pensar en la música inglesa, o británica en general, para muchos puede estar relacionado con un sencillo pero sofisticado sentido...

Choosing Mental Illness As A Virtue Choosing Mental Illness As A Virtue
DiscosHace 4 semanas

Philip H. Anselmo & The Illegals – “Choosing Mental Illness As A Virtue”

Conocemos bien a Phil Anselmo. El personaje se desenvuelve de manera segura para provocar con la ferocidad de una pantera...

Firepower Firepower
DiscosHace 1 mes

Judas Priest – “Firepower”

Aunque el Parkinson le haya cortado las alas del destino a Glenn Tipton, este no se va sin gritar venganza,...

Freedom’s Goblin Freedom’s Goblin
DiscosHace 1 mes

Ty Segall – “Freedom’s Goblin”

Ni glam, ni folk, ni garage ni psicodélico. En esta oportunidad, el inquieto y prolífico cantautor de California decidió echar...

Legend Of The Seagullmen Legend Of The Seagullmen
DiscosHace 1 mes

Legend Of The Seagullmen – “Legend Of The Seagullmen”

El viaje de Legend Of The Seagullmen comenzó varios años atrás, gracias a un encuentro en el que Jimmy Hayward,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas