Contáctanos

En Vivo

Jamiroquai en Chile

Publicado

en

Dentro de la rimbombante expectación que generó Colors Night Lights, el cabeza de cartel siempre fue uno sólo: Jamiroquai. Y a pesar que esta nota, es el review de su presentación, hay que dejar en claro que fue una mezquindad poner en segundo lugar a una banda como Kool & The Gang. Pero lo entendemos. Hay que vender. Y por un tema etario vende más Jamiroquai.

Pero antes de revisar de lleno la presentación de los ingleses, la comparación más grande de la noche fue el sonido. Que pasó de claro y cercano a la perfección con Kool & The Gang, a un tema bien mediocre con Jamiroquai. Si señores, una vez más los profesionales del sonido nos aguaron un poco la noche.

La presentación de esta cuasi big band del funk, liderada por el incansable Jay Kay, apareció casi a la hora prometida, y antecedidos por la segunda o tercera vez de “Where’s Your Head At” de Basement Jaxx, la banda compuesta por bronces, percusionistas, coristas, más los músicos de banda standard, comenzarían a tocar para dar el paso a Jay Kay, enfundado en un interesante abrigo con motivos altiplánicos, y las primeras líneas de “Twenty Zero One”, canción encargada de abrir todos los shows de esta parte de la gira.

j2

Desde un comienzo, los problemas de audio fueron  más que evidentes. Cortes del micrófono vocal principal. Acoples generados por los constantes problemas del monitoreo, los cuales al comienzo Jay Kay trató de hacer pasar inadvertidos, con gesticulaciones casi teatrales para pedir más bajo, teclados o batería, y que a medida que avanzaba el show, dichos gestos se convirtieron en evidentes y casi graciosos por parte del líder de la agrupación, sobre todo luego de ser casi ensordecido por culpa de un acople.

De cualquier manera, a la mayoría de la gente parecía no importarle tanto estos detalles acústicos. Porque de a poco los ingleses iban tirando toda la carne a la parrilla. “Alright”, cuarto single del recordado “Traveling Without Moving” (1996), sería la apertura para los hits de la noche, donde la multitud pondría en acción los coros, incluso para el momento en que Jay Kay desaparecería por algunos segundos para ir a darle instrucciones al encargado del monitoreo.

Desde un comienzo es fácil notar que las versiones de cada canción son extendidas. Y a las conocidas ediciones del disco, se le suman cuanto adorno timbrístico necesiten. Y es aquí donde la evolución de Jamiroquai en cuanto a sonido se nota. Sus canciones han envejecido, para bien o para mal. Y como banda funk que se respeta, el momento para rejuvenecerlas es exactamente en vivo. Es por eso que una canción clásica de pop, se puede convertir en seis minutos de funk con adiciones de world music o funk, como fue el caso de “Use The Force”, “High Times” o “Main Vein”. Aún así, las extensiones deben ser cuidadas, y evitar el letargo que por segundos aparecía en escena. Un buen percusionista puede hacer mucho, siempre y cuando sea todo con un objetivo.

Para “Little L” o “Canned Heat”, salta a la vista otra de las evidencias de Jamiroquai; la agrupación ya no es esa banda de amigos de los 90’s. Las transiciones e ires y venires de los músicos, han hecho de Jamiroquai una banda de soporte tras la imagen de Jay Kay, que contando con carisma de sobra minimiza las personalidades sobre el escenario. Sus bailes y su extravagancia finalmente lograron opacar la base de sus instrumentistas, lo que en ocasiones puede ser perfecto, pero en otras no tanto.

j3

Así llegamos al momento más presente de la historia de Jamiroquai. “Runaway” y “Talullah” muestra en efecto esa composición marcada por la década de los 70’s. El exceso de bronces y gruesas voces negras, que a ratos nos harían pensar en los mismísimos Kool & The Gang, y de cómo son evidente influencia en el sonido de Jay Kay.

“Space Cowboy” se convierte en otro de los momentos claves de la noche, que a pesar de aquella molesta difusión del sonido de la voz, Jay Kay y compañía no demoró en dar con exactitud en lo que el público estaba pidiendo.

“Revolution 1993”, es por cierto la entrega más antigua de la noche. Directamente desde “Emergency on Planet Earth”(1993), y con un ensamble de estilos, para hacer puente con las tres últimas canciones de la primera etapa. “Cosmic Girl” y otra reminiscencia a “Travelling Without Moving”, sucedido por una reiterativa dualidad de ritmos en “Love Foolosophy”, con una versión más baladesca, y su réplica casi original.

El final de la primera parte sería precisamente con la canción más rockera de la noche. “Deeper Underground” es  diametralmente distinta a muchas de las anteriores canciones del setlist, y eso es lo que precisamente refresca el ambiente, aunque muchos insistían en pedir “Virtual Insanity”.

j1

Luego de una pausa, llegaría el final definitivo con “White Knuckle Ride”,  primer single de “Rock Dust Light Star” (2011). Y la gente… seguía pidiendo “Virtual Insanity”.

Luego de una hora y cincuenta minutos, varias cosas saltan a la vista. Jay Kay está solo en el escenario, y probablemente por decisión propia, por evolución narrativa o de carácter.

Jamiroquai ha reversionado su sonido. Ya casi nadie recuerda el sonido del didgeridoo, ¿cierto? Aunque las bases aún sigan ahí.

Y claramente no podemos culpar a un recinto por el mal sonido recurrente de ciertas presentaciones. ¿Cómo es que Kool & The Gang sonó con tanta claridad y definición sólo dos horas antes?

Jamiroquai tiene mucho que ofrecer, singles, buenos músicos, y un excelente lider, pero la sensación de que este ha hecho converger todo en torno a él, a veces resulta vacía y nos hace extrañar al antiguo Jamiroquai. De sus sonidistas también deberían preocuparse. Que en una noche ambos fallen también suma de forma negativa, a pesar de haber sido una velada donde de igual forma brillaron para lo más fanáticos, aunque quedó claro que el plato fuerte fueron otros.

Por Pamela Cortés
Fotos por Praxila Larenas

 Setlist:

  1. Twenty Zero Zone
  2. Alright
  3. Use The Force
  4. High Times
  5. Litlle L
  6. Canned Heat
  7. Runaway
  8. Talullah
  9. Space Cowboy
  10. Main Vein
  11. Revolution 1993
  12. Cosmic Girl
  13. Love Foolosophy
  14. Deeper Underground
    ————————————
  15.  White Knuckle Ride

Publicidad
7 Comentarios

7 Comentarios

  1. gabriela

    19-Feb-2013 en 12:52 am

    Se agradeece. Escribiste por muchos que pensamos lo mismo. Kool & the gang fueron el plato
    fuertee de la noche.

  2. menos mal que no fui

    19-Feb-2013 en 9:25 am

    Algo mas sobrevalorado que Jamiroquatico?

    • c

      26-Feb-2013 en 5:56 pm

      Si, Tool lejos.

  3. GM1

    19-Feb-2013 en 10:02 am

    Sí, hay algo más sobrevalorado que Jamiroquai y es usar la palabra “sobrevalorado”.

    • fffffff

      20-Feb-2013 en 9:07 am

      No entiendo?

  4. punk_

    21-Feb-2013 en 1:06 pm

    lo que es yo quede satisfecho con el show de jamiroquai, es cierto lo de las fallas de audio es verdad pero jamiroquai en vivo es un placer musical Cuando escuche la intro del “get down on it” fue la raja

  5. Dani

    03-Mar-2013 en 3:38 pm

    Asi que Jamiro tropezando nuevamente con la misma piedra…. da la sensación que se bajan del avión y no estan ni ahi con las pruebas de sonido, quizas exceso de confianza en el sonidista? (porque ‘mala suerte’ no me la creo..)

    Yo fui a Jamiroquai al movistar la segunda visita.
    y me apestó eso de tantas muecas al sonidista que ya no sabia que hacer para arreglar las panas’ de sonido en vivo…o sea, que Jay deje el divismo a un lado y vaya como todo mortal a hacer las pruebas de sonido correspondientes antes que comience el show o que simplemente le de sobre azul al sonidista..

Responder

En Vivo

Festival En Órbita 2017

Publicado

en

Cigarettes After Sex

Cuando se realizó el festival En Órbita 2016, la gente agradeció la solidez de un cartel que contó con nombres como The Sonics, Os Mutantes, A Place To Bury Strangers, entre otros. Ahora, en su edición 2017, la tarea sería mucho más complicada, sobre todo con un cambio de recinto hasta el Planetario de Santiago, muy en onda con la temática espacial que posee el festival. Lee Ranaldo, Cigarettes After Sex, Juana Molina, Damo Suzuki’s Network, y más, dieron forma a un cartel de una variedad notable, que contó con todo lo necesario para brindar un festival de primera categoría. El recinto, ajeno a este tipo de encuentros, funcionó como un lugar agradable para disfrutar de la música, con espacios de sombra y una carpa donde los asistentes podían hidratarse, comer algo o simplemente descansar un momento de la multitud.

La jornada partió a cargo de DZ Deathrays, conjunto proveniente de Australia, quien, con su dance punk, comenzó puntualmente a despachar su atrevida y rebelde música, encendiendo los ánimos de los más entusiastas que llegaban al recinto apenas comenzaba el evento. Luego, en el Stage Skylab, los nacionales Miss Garrison sonaron impecables como siempre, siendo la banda encargada de abrir el proscenio que se ubicó en la parte trasera del Planetario.

Por su parte, la presentación de Holy Wave mantuvo la atención de quienes ya se encontraban ahí, así como los que empezaban a llegar al lugar, con un show enfocado en su álbum “Freaks Of Nature” lanzado en 2016. Después de que The Ganjas arrasara con su potente entrega en el escenario, el Sputnik Stage recibió a nada más y nada menos que Damo Suzuki, el histórico músico nipón, conocido principalmente por su corto período junto a los legendarios Can, banda insigne de la escena germana en los setentas. Con una propuesta que apostó por los sentidos y un constante estado de trance, el músico entregó una selección de melodías y sonidos propios de su particular propuesta, donde las canciones toman una forma independiente de lo que cualquiera podría esperar. En esta, su segunda ocasión en nuestro país, Suzuki demostró por qué es un lujo verlo en vivo, más aún en una instancia tan especial como este festival.

Directo desde Montreal, Canadá, Les Deuxluxes desató la locura en el Stage Skylab, gracias a las potentes melodías en tonalidad garage que despachó Etienne Barry, quien tocaba la guitarra y batería al mismo tiempo. Con la poderosa calidad vocal de Anna Frances Meyer, este dúo hizo sonar sus canciones como si fueran interpretadas por una banda completa, llenando de rock el festival en una de las presentaciones más destacadas de toda la jornada.

Ataviados en unos sombreros de vaqueros, Night Beats repasó parte de sus tres álbumes de estudio, con un sonido muy ligado al garage, la psicodelia y el desenfreno instrumental. Pese a ser oriundos de Seattle, la banda incorpora elementos de la psicodelia texana, ese rock árido y profundo radicado en la figura de su vocalista, Danny Rajan, también conocido con el seudónimo de “Lee Blackwell“.

Uno de los momentos más esperados de la tarde fue el debut en nuestro país de Parquet Courts, quienes venían precedidos del excelente álbum “Human Performace” (2016), y lo ya comentada que es su tremenda calidad en vivo. Con “Dust“, “Human Performance” y “Outside“, la banda arrancó una presentación que privilegió el ruido de las guitarras, mezclando esa clásica fórmula del loud quiet loud, proveniente de agrupaciones como Pixies, junto con la pendenciera actitud propia de las calles de Brooklyn, vecindario de origen del cuarteto. “Borrowed Time” desató el baile y algunos pequeños mosh pits en el público, llamando la atención de quienes pasaban por ahí, incluyendo al propio Lee Ranaldo, que subió a ver el show desde un costado del escenario. Con “Sunbathing Animal” como uno de los golpes finales, Parquet Courts finiquitó su breve, pero incendiario debut, esperando tenerlos de regreso muy pronto en un recinto más íntimo.

Siempre es bueno ver propuestas musicales tan tremendas como la de Juana Molina, y más aún cuando se trata de música proveniente de este lado del continente. La compositora argentina fue anunciada como uno de los números más grandes de En Órbita, por lo que llamó agradablemente la atención el hecho de que se presentara en el espacio que comprendía el Stage Sputnik, entre las 21:00 y 22:00 horas. Extraídas desde “Halo” (2017), las canciones “Cosoco“, “Cara de Espejo” y “Estalacticas” fueron las primeras pinceladas de Molina, quien, con una configuración más bien minimalista (comprendiendo un teclado y una batería, aparte de ella y su guitarra), entregó una revisión a la electrónica y el indie pop, con un sello diferente y muy propio de su forma de tocar en vivo.

Qué bueno poder ver una variedad más grande en este tipo de festivales, donde pareciera que la música en español queda relegada a los momentos en que el sol pega más fuerte, dando poca oportunidad a que artistas latinos puedan ocupar espacios de headliner como muchas veces lo merecen. Por suerte, Molina pudo contar con ese privilegio, con canciones como “Lo Decidí Yo“, “Un Día” o “Lentísimo Halo“, manteniendo la atención de una gran cantidad de espectadores que se acumularon para ver su presentación, la que fue rematada con “Sin Guía, No“, dejando contentos a sus fans y, seguramente, a los nuevos seguidores que consiguió luego de show.

Su presentación el pasado jueves sirvió como antesala a lo que se viviría en el festival, por lo que Lee Ranaldo nuevamente entregaría una selección de composiciones en formato acústico. Como se trató de una instancia más masiva, el músico esta vez estuvo acompañado de diversas visuales de fondo, con una cálida tonalidad roja que salía de las pantallas tiñendo todo el espacio. “Moroccan Mountains” nuevamente fue la encargada de iniciar el set, el que esta vez obtuvo un cambio en su orden, así como la adición de otras composiciones. La estridencia desde las seis cuerdas retumbaba en todo el patio del Planetario, mientras Lee interpretaba canciones como “Uncle Skeleton“, “Circular (Right As Rain)” o “Electric Trim“, todas provenientes de su último trabajo de estudio.

Luego de la coreada “Off The Wall“, pedida constantemente por quienes presenciaban el show, Ranaldo sorprendió a todos con “New Thing“, presentada como su canción sobre el internet, donde el músico hace un repaso a la nueva sociedad en que vivimos, con redes sociales y la predominante importancia de los likes, así como de la aprobación general de las personas. El estado de éxtasis sonoro en el que Lee se encontraba en la sección instrumental de aquella canción, sirvió perfectamente como el paso natural hacia el cierre con “Thrown Over The Wall“, además de una sorpresiva interpretación de “Mote”, clásico de Sonic Youth que hizo cantar a quienes tenían ganas de recordar aquellos tiempos de Lee junto a su banda.

El evento principal del día era el debut de Cigarettes After Sex, proyecto del músico Greg Gonzalez, que vino a presentar su disco homónimo lanzado este año, bajo la calurosa noche santiaguina. Fue realmente un agrado escuchar parte de las composiciones presentes en este trabajo, más aún si consideramos el hecho de que este haya sido lanzado tan solo en junio pasado. El ambiente al aire libre sirvió como el contexto perfecto para dejarse llevar por toda la pasividad de “Sunsetz“, “Young And Dumb” o “I’m A Firefighter“, adornadas con la dulce voz de Gonzalez, cuya interpretación reflejó la efectividad de su música en situaciones como esta.

Con el marco de público más amplio de toda la jornada (muchos asistentes llegaron sólo a ver el show de la banda), Cigarettes After Sex demostró por qué se encuentran presentes en los festivales más destacados del mundo, gracias a su instrumentalización cercana y que profundiza en el sentimiento de intimidad, muy ad hoc con el nombre del proyecto. Cada minuto del show valió la pena, y eso lo sintieron todos quienes esperaron por cantar y escuchar en vivo canciones como “Affection“, “Nothing’s Gonna Hurt You Baby” o “Dreaming Of You“, canalizadoras de emociones y acompañamiento perfecto para el cierre bajo el cálido abrigo de la noche.

Es importante mantener vivas este tipo de instancias, donde tenemos la oportunidad de disfrutar un cartel con muchos nombres que siempre valdrá la pena ver en vivo. Ahora, En Órbita debe replantearse en miras de su próxima versión, donde esperamos puedan sorprender con un cartel tan sólido y variado como el que vienen entregando hasta este momento. Hay festivales para que la gente lo pase bien, así como hay otros para que se luzcan en los diferentes stands de las marcas, pero también están los que son para oír y apreciar la música, algo que es comprendido y muy respetado por quienes asisten. En Órbita afortunadamente cae en esa categoría; en efecto, ya lleva dos años cayendo en ella, por lo que es importante mantener el espíritu de una jornada que está hecha para apreciar y disfrutar lo más destacado en cuanto a calidad musical, además de descubrir y profundizar en proyectos que no son tan conocidos para el público casual.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

The Dark Side Of The Moon The Dark Side Of The Moon
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “The Dark Side Of The Moon” de Pink Floyd

No hay que ser seguidor de Pink Floyd para reconocer que “The Dark Side Of The Moon” marca uno de...

Low In High School Low In High School
DiscosHace 1 mes

Morrissey – “Low In High School”

Hubo una época en que no teníamos el poder de juzgar instantáneamente a las personas en la plaza pública virtual...

Utopia Utopia
DiscosHace 1 mes

Björk – “Utopia”

El espejo es inclemente. El paso del tiempo es implacable. Los cambios forzosos desgastan, y eso se nota en las...

Who Built The Moon? Who Built The Moon?
DiscosHace 1 mes

Noel Gallagher’s High Flying Birds – “Who Built The Moon?”

Luego de haber recorrido todo el mundo presentando su “Chasing Yesterday” (2015), Noel Gallagher comenzó a cuajar el tercer larga...

Ununiform Ununiform
DiscosHace 1 mes

Tricky – “Ununiform”

Inglaterra ha sido tierra fértil para las reinvenciones musicales, las nuevas escenas e incluso nuevos estilos. Tal es el caso...

Pacific Daydream Pacific Daydream
DiscosHace 1 mes

Weezer – “Pacific Daydream”

Musicalmente los años noventa se presentaron como una década estruendosa, agitada, combativa y cambiante. De aquellos años, en la mayoría...

The Dusk In Us The Dusk In Us
DiscosHace 1 mes

Converge – “The Dusk In Us”

Este ha sido un año grandioso para los fanáticos de Converge. En marzo sorprendieron con “Jane Live”, registro en vivo...

Ex La Humanidad Ex La Humanidad
DiscosHace 1 mes

Electrodomésticos – “Ex La Humanidad”

El pavimento quema las retinas y el reflejo de un sol inclemente se potencia por el efecto de las fachadas...

Unknown Pleasures Unknown Pleasures
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “Unknown Pleasures” de Joy Division

Hacia finales de la década del 70, el mundo del rock parecía transformarse con mayor premura de lo que lo...

Luciferian Towers Luciferian Towers
DiscosHace 2 meses

Godspeed You! Black Emperor – “Luciferian Towers”

Godspeed You! Black Emperor es de esas bandas que ha logrado construir una identidad reconocida. Cuando suenan, se sabe que...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: