Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Iron Maiden + Slayer + Ghost: Invocando demonios

Publicado

en

Un cartel de lujo. La séptima visita de la “Doncella de Hierro” no sólo marco un récord entre sus presentaciones en nuestro país, congregando a 60 mil fanáticos en un repleto Estadio Nacional, sino que también se transformó en un verdadero festival del metal, con dos pesos pesados del estilo: Ghost y Slayer se unieron a la fiesta en el recinto ñuñoino, los primeros como una de las bandas que la está llevando en la actualidad, mientras que los segundos regresaban para demostrar que su reino de sangre sigue vivo y tan violento como siempre, incluso con una parte considerable de la cofradía desaparecida en el camino. Con un estadio que fue llenando sus sectores con calma a lo largo de la tarde, la velada comenzaba con la presentación de Ghost, la banda sueca que es sinónimo de revelación, y que pisó por primera vez suelo chileno para llevar a cabo su misa oscura, bendiciendo a los fieles metaleros del Nacional.

Ghost: Reclutando feligreses

Seis y media de la tarde, y desde el fondo del escenario hicieron su entrada los “espíritus necrófagos”, de túnicas negras y enmascarados, sin nombre ni identidad tomaron sus instrumentos, mientras los coros gregorianos presentes en “Infestissumam”, canción que pone nombre al último larga duración del grupo, abrían el portal para la liturgia satánica. “Per Aspera Ad Inferi” marcaba el ingreso del maestro de ceremonias, Papa Emeritus II, sumo pontífice de la oscuridad y encargado de dirigir la liturgia, se robaba las miradas de aquellos que no conocían a la banda, ni su excéntrica performance, inquietando a más de algún metalero con su parsimonioso caminar sobre el escenario y maquillaje cadavérico.

GHOST CHILE 2013 04

El debut de Ghost, “Opus Eponymous” (2010), se hacía presente con “Con Clavi Con Dio”, saciando las ansias de la multitud por comenzar a derrochar energía. Los sonidos de Ghost  son de lo más variopintos, por algo se han ganado la atención del mundo, mezclando el heavy de Black Sabbath y Mercyful Fate, con reconocidas influencias de The Doors, entre otros que se unen con soltura y la sensación única de estar escuchando algo nuevo con sabor a clásico. Ghost no sólo destaca por su puesta en escena, sino que también por una propuesta musical fresca, la cual seguíamos disfrutando con la ondera “Stand By Him”.

GHOST CHILE 2013 03

El Papa Oscuro se comunicaba con sus discípulos pronunciando algunas frases en español, invitando a la muchedumbre a hacerse parte del ritual y agradeciendo la oportunidad de poder venir a profesar su palabra a nuestro país. “Prime Mover” dejaba a la banda de acólitos lucirse con riffs potentes y la atmósfera siniestra que pone el teclado y la fantasmagórica voz de Papa Emeritus II. El sencillo “Year Zero” traía de vuelta los coros gregorianos, guiados por la frenética cabalgata de los instrumentos, en otro de esos cortes donde Ghost deja claro el porqué del revuelo que han causado en sus cortos años de existencia.

GHOST CHILE 2013 02

“Ritual” era la última descarga de electricidad siniestra, llegando al cierre de la misa con las palmas del público acompañando a la batería en “Monstrance Clock”. Y justo cuando todo el mundo pensaba que el gran cierre venía con una de las canciones metaleras del año y el tema que puso a los suecos en el panorama global, el increíble sencillo “Secular Haze”, el Papa se despedía de su gente, dejándonos con el sabor a miel en los labios. ¿Cuál habrá sido el motivo detrás de tal decisión? Quizás esta fue sólo una cacería de feligreses, un reclutamiento para un posterior show a solas, donde podremos encontrarnos cara a cara con uno de los números más innovadores de la escena metalera actual. Ghost vino, hizo lo suyo y nos dejó con ganas de más y, por lo menos, por este lado ya tienen un fiel que volverá en el futuro a reencontrarse con el pontífice y su séquito de oscuros lacayos.

GHOST CHILE 2013 01

Slayer: Demonio Imortal

El ritual realizado por Ghost invocó al desalmado demonio de Slayer. Tom Araya y los suyos regresaron a poco menos de un año desde su última visita al país, claro que en esta oportunidad nos encontrábamos con un Slayer completamente distinto. La muerte de Jeff Hanmeman, junto al grosero despido de Dave Lombardo, dejaron al legendario cuarteto con la mitad de sus miembros originales. Es cierto que Hanneman estuvo fuera de la banda desde el año 2009, primero por la picadura de araña que le provocó necrosis en uno de sus brazos, y luego por sus problemas con el alcohol, los cuales lo llevaron a la tumba en mayo de este año, cortesía de una mortal cirrosis. Sin embargo, las esperanzas por volver a ver a la banda con su formación original se mantenían intactas, y como balde agua fría cayeron la noticia de la muerte del guitarrista y el despido del baterista cubano, cuyo virtuosismo y carisma fue reemplazado sin previo aviso para quedarnos con Paul Bostaph al mando de los tarros, quien regresó por segunda vez a la banda, tal como ocurrió tras el primer despido de Lombardo el año 1992.

SLAYER CHILE 2013 02

Es por esto que el regreso de Slayer era más que un simple teloneo. Para los fanáticos, para el público del metal en general, esta era una prueba, un reconocimiento, y por qué no, un re-encanto con una de las instituciones de mayor relevancia en la historia del thrash. Y Slayer, con todo lo que uno podría criticarle, sigue manteniendo su esencia intacta y tan agresiva como siempre. “World Painted Blood” abrió los fuegos de un set similar al que presentaron el año pasado en su show en Maquinaria, pero en una versión reducida, poniendo énfasis a los clásicos de toda la vida, con el fin de prender a un público que respondió desde el primer momento con euforia y violencia. Es así como llegaban las condenas desde el cielo con “Disciple”, gran clásico de la nueva era de Slayer, ponía las cosas en orden antes de la primera intromisión del compatriota Araya, incapaz de aguantar la emoción ante el coro multitudinario de los fanáticos exclamando al unísono “chileeeenooo”, a lo que el viñamarino respondió con un estruendoso “¡Viva Chile, mierda!”, justo cuando comenzaba el letal riff de “War Ensemble”. “Mandatory Suicide” hacía del mosh una danza colectiva, para explotar con todo en la bestial “Hallowed Point”, uno de los cortes más frenéticos de “Seasons In The Abyss” (1990), de donde también se extrajo la imprescindible “Dead Skin Mask”, previa declaración de amor de Araya con el público nacional. “Hate Worldwide” nos sacaba de la danza de la muerte, para devolvernos al infernal circle pit, con una bengala iluminando la noche que se nos venía encima.

SLAYER CHILE 2013 01

El Slayer versión 2013 suena espectacular, hay que decirlo. Si bien existieron problemas con la guitarra de Gary Holt, quien ya es parte oficial de Slayer aunque su banda madre siempre será Exodus, no lograron opacar a la aplanadora que son los californianos en vivo. Por su parte, Paul Bostaph es un hombre con carrera en bandas del estilo, de hecho, se podría decir que es el “parche” por defecto cuando hay alguna salida imprevista de un músico, o cuando se necesita llenar un vacío de forma urgente. Ahí lo hemos visto con Exodus, Testament, Forbidden y, obviamente, Slayer. Si bien Bostaph posee grandes credenciales manejando las baquetas, se echa demasiado de menos el carisma que imprimía Lombardo a la batería, jugando con los matices y poniendo una estampa, que es una de las características del sonido de Slayer. Bostaph se limita a cumplir con su pega, y se siente ese vacío en la atmósfera, aunque la ametralladora no deje de disparar en ningún momento. Este redactor debe admitir que, de manera muy poco profesional, gritó un par de veces el apellido del marginado baterista, en honor a su legado.

SLAYER CHILE 2013 03

Donde todas las voces se alzaron para rendir tributo fue en “South Of Heaven”, tema con el cual se rinde honores al fallecido Jeff Hanneman. Ironía en estado puro cuando el emblema bajo el cual se inscribe el nombre del guitarrista, se enmarca en el logo de la marca de la cerveza que finalmente lo condujo al cementerio. Videos con imágenes del desaparecido fundador de Slayer, pusieron la cuota de emoción antes de terminar el concierto con la atronadora dupleta de “Raining Blood” y “Angel Of Death”.

SLAYER CHILE 2013 04

Al igual que Ghost, Slayer nos dejó con gusto a poco –duele especialmente la omisión de “At Dawn They Sleep” del set- , pero bueno, esta no era su noche. Este retorno nos sirvió para recuperar la fe en Slayer, sacándonos cualquier prejuicio o resentimiento con las decisiones que la banda ha tomado en el último tiempo. Slayer es Slayer, y habrá que esperar hasta tenerlos de vuelta en un show íntegro, donde podamos retornar al infierno, porque en la noche del miércoles, este demonio dejó en claro que se niega a morir.

SLAYER CHILE 2013 06

Iron Maiden: La Bestia Esplendorosa

Quién habría pensado que la banda que hace veinte años fue impedida de entrar a nuestro país por ser considerada “satánica”, vería su show publicitado con bombos y platillos por toda la ciudad y en el canal de televisión estatal, para congregar a 60 mil asistentes en su séptima visita. Lo de Iron Maiden es un caso muy especial, y Chile tuvo que trabajar arduamente para conquistar a la doncella, hasta lograr aparecer en dos registros oficiales de los ingleses, y conseguir una de las audiencias más grandes que el grupo ha tenido en un show como único plato fuerte de la noche. De hecho, el de anoche puede enmarcarse como el show de metal que más gente ha llevado. ¿Lo mejor de todo? A diferencia de eventos donde muchos van a taquillar o a estar pero no a participar, en Maiden todo el mundo va a disfrutar a concho, cantando desde el corazón cada uno de los clásicos de la banda, y que para esta gira que conmemoraba el legendario tour del año 1988, “Maiden England”, los clásicos estuvieron a la orden del día, sumando un par de joyitas al set, y el montaje completo del show de los británicos, que pusieron la guinda de la torta que selló esta fiesta del metal.

IRON MAIDEN CHILE 2013 07

Pasado el torbellino de Slayer, las ansias estaban a tope para recibir a Iron Maiden. Sólo bastó con escuchar la introducción de “Doctor Doctor”, la eterna cortina de los shows de Maiden, interpretada por el grupo UFO, para poner a todas las almas a saltar en cancha y galería. Las pantallas mostraban unos glaciares despedazándose, mientras los primeros versos que abren el pináculo de la discografía de Iron Maiden, “Seventh Son Of A Seventh Son” (1988), daban el pie a la épica “Moonchild”, despertando al monstruo y dejando apreciar en plenitud la gélida escenografía que traían los ingleses, asemejándose a la que usaron en la gira original, y muy acorde al helado clima que atestaba a la capital.

IRON MAIDEN CHILE 2013 02

El guión de Iron Maiden está escrito con fuego y ninguna de sus pautas pueden ser cambiadas. Eso no quiere decir que la coreografía carezca de vida o espontaneidad, todo lo contrario, la energía de los seis músicos en escena, destacando la asombrosa forma en la que se mantiene Bruce Dickinson a sus 55 años de edad, mejor que cualquiera de sus coetáneos; el frontman salta de un lado para otro, sin menguar en ninguna nota. Si hasta se dejó crecer el pelo para la ocasión, asemejándose a la icónica figura que mostraba en los ochentas. Sus compañeros tampoco se quedaban atrás, siendo Harris el otro foco de atención, cantando cada una de las letras junto a los fanáticos sin dejar de tocar las cuerdas de su bajo. Al fondo y totalmente cubierto por su arsenal de tarros, Nicko McBrain, se escucha fuerte y preciso. Janick Gers mantiene su rutina de piruetas intactas, mientras que al lado izquierdo del escenario la dupleta de guitarras de Adrian Smith y Dave Murray, dieron vida a las melodías más maravillosas del aclamado “Seventh Son Of A Seventh Son”, quizás el disco que contiene las canciones más esplendorosas de la banda.

IRON MAIDEN CHILE 2013 05

Pero antes de entrar a los momentos más deslumbrantes del recital, llegaba la popera “Can I Play With Madness”, seguida de la primera joyita de la noche: “The Prisoner”, extraída del fundamental “The Number Of The Beast” (1982), se transformaba en una de las razones para repetirse el plato con Maiden. Si “The Prisoner” deleitó a los fanáticos más acérrimos, “2 Minutes To Midnight” lo hizo con el estadio completo, que cantó enérgico este clásico al cual no se le notan sus 29 años de vida. El vapor provocado por el sudor y el hacinamiento en la parte delantera de la cancha, eran la principal excusa para tomarse un descanso, fue así como “Afraid To Shoot Strangers”, otro “rescate” de la noche, y uno de los cortes más representativos de la época oscura de la banda, tanto en relaciones entre los miembros de esta como artísticamente, buscaba calmar a la muchedumbre.

IRON MAIDEN CHILE 2013 04

La algarabía se tomó el nacional con la llegada de “The Trooper”. Las peligrosas bengalas se tomaban una vez más a la cancha, mientras Dickinson agitaba la bandera de Inglaterra en su uniforme militar, y los cuatro guitarristas se apostaban en línea frente al respetable, ejecutando la clásica melodía de la canción. De ahí pasamos a una de las secciones más intensas de la jornada, con la tripleta de “The Number Of The Beast”, que llegó con pirotecnia, lanzallamas, y el mismísimo Satanás ubicado en la plataforma superior del escenario; luego “Phantom Of The Opera”, la obra maestra del debut discográfico de la doncella inmortalizado por la voz de Paul Di’Anno, y devuelto a la vida por el increíble carisma de Dickinson, quien usó una chupalla como parte de su performance, y compañía. Finalmente, “Run To The Hills”, con Eddie como invitado especial, puso a cabalgar al Nacional en casi cuatro minutos de pura adrenalina.

IRON MAIDEN CHILE 2013 03

Steve Harris comentaba en una entrevista, que se impresionó al revisar las grabaciones de los años ochenta y darse cuenta de lo rápido que tocaban sus canciones, algo que a sus años ya no puede realizar. De hecho, en los ensayos tenían que pedirle a McBrain que bajará las revoluciones, ya que la banda no podía seguir su ritmo y eso se nota en vivo. Canciones como “Phantom Of The Opera” o “The Prisoner” vieron reducido su tempo en favor de la interpretación de los músicos, algo que no molesta, pero sí mata un poco las pasiones al querer escuchar esos himnos con la rapidez que fueron concebidos. Pero qué vamos a reclamar, si Maiden se estaba mandando un espectáculo de primera y una canción como “Wasted Years” hace olvidar cualquier reparo que uno pueda tener. Así nos aproximábamos al momento más esperado por los fanáticos de corazón, cuando tocó escuchar  “Seventh Son Of A Seventh Son”, corte insigne de la época en que Iron Maiden alcanzó la plenitud artística, y que marcó el momento más emocionante de la noche. Eddie reaparecía como “El Clarividente”, y Dickinson se caracterizaba para comandar diez minutos de pura épica heavy metalera. “Seventh Son Of A Seventh Son” es una de las tantas razones de porqué Iron Maiden merece el primer lugar en el podio del heavy metal, estilo que elevaron a su máxima expresión durante su época de gloria,  y que quedó guardado por siempre en el corazón de los fanáticos que los hemos seguido durante años. Glorioso.

IRON MAIDEN CHILE 2013 06

Para rematar, “The Clairvoyant” era el tiro de gracia para los fans del séptimo larga duración de los británicos, para pasar al coro monumental que sólo provoca una canción como “Fear Of The Dark”, y el cierre de la primera parte del show con “Iron Maiden”, y Eddie volvía a escena emulando la portada de “Seventh Son Of A Seventh Son”, bajo fuegos artificiales y la satisfacción de un público totalmente entregado al circo del rock. El encore no tardó en llegar con la frenética “Aces High”, seguida de “The Evil That Men Do” y “Running Free”, bajando el telón de una presentación espectacular, como sólo Iron Maiden sabe hacer.

IRON MAIDEN CHILE 2013 01

Se echó de menos a “Hallowed Be Thy Name” como estocada final del repertorio, pero ya la hemos podido escuchar en otras ocasiones, y quizás lo más doloroso, por lo menos para este redactor, fue haber prescindido de un tema tan significativo como “Infinite Dreams”, otro de los emblemas de “Seventh Son Of A Seventh Son”, y que define de manera magistral el período musical en el que se encontraba la banda durante esa época. Quizás será para la próxima, porque es seguro que la doncella volverá a nuestros brazos, para continuar con este romance. La séptima visita de estos “satánicos” trajo a un par de invitados infernales, y cerró la noche mostrando a la bestia en su estado más esplendoroso, y por la gloria del demonio, que esa luz nunca se apague.

Setlist Ghost

  1. Masked Ball (canción de Jocelyn Pook, intro)
  2. Infestissumam
  3. Per Aspera Ad Inferi
  4. Con Clavi Con Dio
  5. Stand By Him
  6. Prime Mover
  7. Year Zero
  8. Ritual
  9. Monstrance Clock

Setlist Slayer

  1. World Painted Blood
  2. Disciple
  3. War Ensemble
  4. Mandatory Suicide
  5. Hallowed Point
  6. Dead Skin Mask
  7. Hate Worldwide
  8. Seasons In The Abyss
  9. South Of Heaven
  10. Raining Blood
  11. Angel Of Death

Setlist Iron Maiden

  1. Doctor Doctor (canción de UFO, intro)
  2. Moonchild
  3. Can I Play With Madness
  4. The Prisoner
  5. 2 Minutes To Midnight
  6. Afraid To Shoot Strangers
  7. The Trooper
  8. The Number Of The Beast
  9. Phantom Of The Opera
  10. Run To The Hills
  11. Wasted Years
  12. Seventh Son Of A Seventh Son
  13. The Clairvoyant
  14. Fear Of The Dark
  15. Iron Maiden
  16. Churchill’s Speech (intro)
  17. Aces High
  18. The Evil That Men Do
  19. Running Free
  20. Always Look On The Bright Side Of Life (canción de Monty Python, outro)

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Praxila Larenas

Publicidad
6 Comentarios

6 Comments

  1. Raul Espinoza

    03-Oct-2013 en 2:53 pm

    la prohibicion fue el año 92.. porlo tanto fue hace 20 años.. no 30…..

  2. diego muñoz

    03-Oct-2013 en 5:40 pm

    mención aparte los problemas de las guitarras un tanto saturadas al principio y que el bombo se comía todo el sonido

  3. Clive

    03-Oct-2013 en 11:10 pm

    buen review!!! tambien me falto infinite dreams en el set :C

  4. Hades

    04-Oct-2013 en 12:13 am

    Falto The Prophecy!!! Por la chuchaaaa!!!!!

  5. Raphael

    04-Oct-2013 en 2:18 am

    uma pergunta: e o foda-se ? Invocação de demônio é feita em ritual,não em palco seu animal,e outra coisa,, se quer reclamar,não posta essas merdas,porque você está participando do pecado só de saber a respeito,se é contra não se envolva ! Ninguém pode falar do redentor de vocês né ? a religião de vocês é a maior mentira que existe, crucifixo representa a maldição do pagão , vocês não tem direito de falar nada de nós,somos Vencedores !

    • Germán Záhtula

      05-Oct-2013 en 12:55 am

      ¿Qué?

Responder

En Vivo

Iron Maiden en el Estadio Nacional: La magia de los tres tercios

Publicado

en

Iron Maiden

En la fotografía, pintura, diseño y en las artes audiovisuales, la llamada “regla de los tres tercios” es una forma de composición para ordenar objetos dentro de la imagen para que logren tener encuadres armoniosos, y así utilizar de forma eficiente y placentera el espacio disponible, de acuerdo a este criterio de inclusión. La búsqueda de un equilibrio para registrar de forma adecuada lo encuadrado es difícil, pero es algo que, al andar, queda impregnado en la obra y en la práctica. En el arte narrativo también la estructura de tres actos funciona de manera clásica, aunque al ver la perfección en el armado de “Legacy Of The Beast”, gira que traía a Iron Maiden a hacer su noveno y décimo show en Chile, quizás la referencia a la fotografía es la que hace más sentido desde una perspectiva amplia.

El Estadio Nacional había sido agotado meses antes, también el Movistar Arena, que la noche del lunes recibió la primera descarga eléctrica de la doncella de hierro, pero se sabía que la fecha final de este tour que revisitó el legado de Maiden sería aún más mágica. Aunque The Raven Age hubiera hecho sentir que se estaba frente a un acto de rock-metal alternativo de inicios del milenio, con trazos a Disturbed o Staind, pero con una calidad sonora más de estos tiempos que resultaba en un buen presagio para lo que vendría después. Concentrándose en su último disco, “Conspiracy” (2019), la banda sonó muy correcta y se conectó con la audiencia que estaba repletando el sector más próximo al escenario, lamentablemente de la mitad para atrás del recinto no hubo la misma visión, debido a que las pantallas no mostraron el show, dejando especialmente a la galería aislada de este acto inicial.

Las 64 mil personas que se reunieron en el Estadio Nacional llegaban para una cita con la historia, esa que se construye poco a poco, visita tras visita, haciendo de Chile (como dijo ayer Manuel Cabrales) “la casa de la bestia” y el lugar más adecuado para cerrar la gira como repetidas veces indicaría Bruce Dickinson a lo largo de las casi dos horas de show. A las 21:07 comenzaban a mostrarse en las pantallas imágenes casi calcadas al trailer de “Iron Maiden: Legacy Of The Beast”, el juego que la banda lanzara en 2016, a pocos meses de su visita anterior a Chile. De forma eficaz, el recorrido por la discografía de la banda tuvo lugar en medio de la imaginería de Eddie, la mascota más conocida en el mundo del metal, y en menos de dos minutos la introducción resultaba perfecta, empalmando con “Doctor, Doctor” de UFO, un clásico del inicio de los shows de Maiden, canción que calentó los cuerpos, las gargantas y los brazos, sabiendo lo que venía de inmediato con “Aces High”.

Antes, se daba inicio al primer acto, centrado en la guerra y los estragos que dejó en la sociedad en la que se criaron los integrantes de la banda, en la Inglaterra de los 60, donde los veteranos abundaban y la rareza se palpaba en el aire. Luego de un video breve aparecía un avión por sobre el escenario con el aspa girando y “Aces High” explotaba para deleite del público, que se ponía a saltar y cantar sin cesar, mientras Dickinson consolidaba la idea de ser un frontman perfecto, con la voz aún mejor que en 2016, tras su delicada cirugía para tratar un cáncer en la garganta. Además, corría de un lado a otro del escenario, jugando de forma calculada, pero bien dispuesta con el resto de los integrantes, para luego despachar “Where Eagles Dare” y disparar a los corazones con “2 Minutes To Midnight”, que extrañamente no iba a entregar las primeras bengalas de la noche en el público, pero que sí permitía advertir esas chispas que grandes y chicos compartían en cancha y alrededores.

Algo que sorprendió a muchos al ver el setlist fue la presencia de canciones de discos donde estuvo Blaze Bayley, como “Virtual XI” (1998), álbum del que se desprende “The Clansman”, canción que Bruce hizo como si fuera suya y que movió a la gente en medio de su grata sorpresa directo a las fauces de Eddie, que apareció para luchar contra el frontman y su espada en “The Trooper”. En ese momento la bengala se elevó por el aire y no había dudas de cómo la capacidad de Maiden sigue ahí. Mientras muchos bajan el tempo o el tono de las canciones, Iron Maiden a veces incluso acelera los compases para corresponder a los torbellinos que arman los fans en cancha. Es admirable cómo el sexteto evita demostrar fatiga, y eso no puede sino ser fruto de mucho ensayo, mucha confianza y mucho trabajo en esas canciones que son parte de las vidas de tantas personas. Esos temas forman parte de esas guerras que la gente lleva en su día a día, y por ello se hacía perfecto ver cómo el primer acto del show se centraba en esas dificultades, para luego pasar a un ámbito más religioso o espiritual, tomando la estética de una iglesia para maravillar desde lejos.

Revelations”, “For The Greater Good Of God” o “The Wicker Man” se sucedían para aumentar los aplausos a la labor de la guitarra ágil de Dave Murray, la precisión de Adrian Smith en la suya o la solvencia de la batería de Nicko McBrain, mientras Janick Gers se encarga de los gestos, los movimientos y las acciones que le compiten a Dickinson por el más carismático del escenario, aunque este último con quien se va a acurrucar y le muestra un cariño descomunal es a Steve Harris, el bajista que no sólo es el miembro fundador que queda, sino también tiene su capacidad intacta. Mención aparte para los encargados de sonido de la banda que, como en pocas bandas de metal, eligen dar espacio para cada instrumento, evitando el predominio tan majadero de las guitarras. Las líneas de bajo de Harris, por ejemplo, merecen ser escuchadas y así ocurrió en el show del Nacional, luciéndose en tracks como “Sign Of The Cross”, mientras Dickinson ataviado de una capucha negra se paseaba con una cruz con luces muy potentes. El acto lo cerraba “Flight Of Icarus”, en el que Bruce apareció con un lanzallamas que le permitía jugar con ambas manos tirando flamas, mientras una figura inflable como la del propio Ícaro se elevaba justo antes de otro karaoke colectivo con “Fear Of The Dark”.

La transición al infierno fue más rápida y también la sección más breve con la explosión en “The Number Of The Beast”, con el “six six six” coreado por las 64 mil personas presentes, y por supuesto que en la más punketa de las facetas de la banda en “Iron Maiden”, esa canción que precipitó la aparición de la bestia infernal enorme en el fondo, mirando lo que ocurría con ojos de luces y cuernos de cabra, mientras el público lo daba todo en moshpits, saltos, cantos y más.

En el encore vinieron “The Evil That Men Do” seguida de “Hallowed By Thy Name”, otro de esos tracks donde lo instrumental se notó como parte de esas fortalezas preciosas que tiene Maiden, que lo hacen tener una belleza fotográfica, de obra de arte mixta puesta en un museo de arte contemporáneo, capaz de interactuar con la gente y de congregar masas, como las que pasadas las 23:00 hrs. estaban cantando “Run To The Hills” en el gran cierre de una jornada realmente histórica, tanto por la capacidad de disponer de la historia grande de Iron Maiden en poco menos de dos horas, como por esa consolidación permanente con este país que es su casa.

Como dijo al rato después del show el periodista y guitarrista Héctor Muñoz: “Una banda que te manda para la casa diciéndote ‘Always Look On The Bright Side Of Life’ en la voz de Eric Idle tiene las cosas claras”, y es que, viendo la foto completa, Iron Maiden tiene todo tan claro y a estas alturas es un proyecto tan transversal, que ya no es patrimonio sólo del metal, sino que de la música en vivo en general, y qué bueno que el encuadre sea así de armonioso y perfecto.

Setlist

  1. Aces High
  2. Where Eagles Dare
  3. 2 Minutes To Midnight
  4. The Clansman
  5. The Trooper
  6. Revelations
  7. For The Greater Good Of God
  8. The Wicker Man
  9. Sign of the Cross
  10. Flight Of Icarus
  11. Fear Of The Dark
  12. The Number Of The Beast
  13. Iron Maiden
  14. The Evil That Men Do
  15. Hallowed Be Thy Name
  16. Run To The Hills

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Free Free
DiscosHace 1 semana

Iggy Pop – “Free”

Puede parecer extraño que un artista que ha hecho literalmente lo que se le ha antojado a lo largo de...

DiscosHace 1 semana

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Close It Quietly Close It Quietly
DiscosHace 1 semana

Frankie Cosmos – “Close It Quietly”

Casi como una poeta del “Hágalo Usted Mismo” o filosofía DIY de habitación adolescente estadounidense, emergió el nombre de Frankie...

The Center Won't Hold The Center Won't Hold
DiscosHace 2 semanas

Sleater-Kinney – “The Center Won’t Hold”

¿Hasta qué punto se considera un cambio de dirección? Muchas veces se genera un debate cuando una banda decide incursionar...

Lost Girls Lost Girls
DiscosHace 2 semanas

Bat For Lashes – “Lost Girls”

Cuando Natasha Khan lanza un nuevo disco, un mundo lleno de posibilidades y de fantasía se abre. A través de...

Atonement Atonement
DiscosHace 2 semanas

Killswitch Engage – “Atonement”

Hoy en día, en la época del streaming, donde un single es más importante que un álbum, cuesta generar altas...

Schlagenheim Schlagenheim
DiscosHace 3 semanas

Black Midi – “Schlagenheim”

Históricamente, la energía proveniente de la juventud es un factor vital para el panorama del rock; una virtud que ha...

Patio 29 Patio 29
DiscosHace 3 semanas

Slowkiss – “Patio 29”

A veces se puede estar muy cerca del abismo y del fin. Allí, las experiencias y los recuerdos pueden ser...

Norman Fucking Rockwell Norman Fucking Rockwell
DiscosHace 3 semanas

Lana Del Rey – “Norman Fucking Rockwell!”

En 2011, Lizzy Grant lanzó la canción que la convertiría en la estrella con la que siempre soñó ser. Como...

Infest The Rats’ Nest Infest The Rats’ Nest
DiscosHace 4 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Infest The Rats’ Nest”

King Gizzard & The Lizard Wizard vuelven a experimentar en el estudio, dando con su versión más pesada. En “Infest...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: