Conéctate a nuestras redes
Iron Maiden Iron Maiden

En Vivo

Iron Maiden en Movistar Arena: En la casa de la bestia

Publicado

en

No hay dudas de que el fanatismo de nuestro país por Iron Maiden es algo que no conoce límites. A sus innumerables visitas, con grabación incluida para lo que fue el álbum “En Vivo!”, la doncella ha acumulado una serie de hitos con Chile, y desde el momento en que se anunció que su gira “Legacy Of The Beast” pasaría por la capital, ya se daba a entender de que algo increíble iba a pasar. Y es que luego de agotar completamente los tickets para su show en el Estadio Nacional, se produjo una jugada prácticamente inédita, con la banda concretando su arribo hasta el escenario del Movistar Arena, donde 15 mil fanáticos llegaron a presenciar una especie de avant premiere del gigantesco show que se vivirá en el recinto más importante de nuestro país.

Eso sí, y como es tradición, la banda no vino sola, sino que se acompañó del conjunto The Raven Age, donde milita George Harris (hijo del bajista de Iron Maiden) como guitarrista, y que desplegó un show de casi cincuenta minutos, recibido con entusiasmo por algunos de los presentes, pero que solamente terminó por apaciguar la espera más que ser recordado, como ha pasado con el número de apertura en otras ocasiones, donde han desfilado créditos como Exodus, Slayer o Anthrax.

A medida que se acercaba la hora, las interrogantes eran muchas, principalmente por dudas sobre si el show sería uno completo o una versión más light de lo que se muestra en grandes recintos. Y mientras el reloj avanzaba, también lo hacían los fans en la cancha, ya que todos querían tener un buen lugar para estar lo más cerca posible de sus ídolos. Muy pocas veces se ha visto un fervor tan grande en el Movistar Arena como el que se desató apenas comenzó a sonar la clásica “Doctor Doctor” de U.F.O., lo que para los más fanáticos significa una sola cosa: Iron Maiden está a punto de tomarse el escenario.

Con el puntapié a cargo de “Aces High”, la banda comenzó un recorrido por un repertorio que se mueve con soltura y sin contratiempos en su desarrollo, demostrando que, pese a ser una puesta en escena recontra estudiada, la prestancia que Bruce Dickinson y los suyos tienen sobre la tarima es inigualable. Con toda la producción que la banda acostumbra, distintos puntos de su discografía fueron desfilando en el concierto, desde clásicos como “2 Minutes To Midnight” o “The Trooper”, hasta otras gemas menos interpretadas como “The Clansman” o “Revelations”, dando un poco para todos los gustos.

Existe un componente de emotividad en el show de Maiden, uno que va por un lado completamente distinto a la enorme destreza que el conjunto desata en el escenario. Por encima de los riffs del trío Smith/Murray/Gers o de los aguerridos golpes de Steve Harris y el baterista Nicko McBrain, un componente multigeneracional atraviesa al público y la capacidad de conectarse con distintos puntos de su vida en torno a la música de la Doncella, por lo que es común ver a padres o madres junto a sus hijos, e incluso familias completas reunidas pasando un buen momento.

Parte de eso es el legado que la banda se ha encargado de forjar a lo largo de los años, con un fanbase establecido en cada país que visitan y una relación de estrechos lazos con su fanaticada que no conoce límites. Si en un show gigante se encuentran seguidores acérrimos y curiosos por igual, ese porcentaje de los más apasionados fue la totalidad del Arena durante la noche del lunes. Pocas veces un público salta sin parar, corea cada línea, o responde con fervor en alguna canción. Acá sucedieron todas.

Un cierre dorado con la tripleta conformada por “Fear Of The Dark“, “The Number Of The Beast” y “Iron Maiden” hizo que el espectáculo entrara en su parte final, con la característica aparición de Eddie detrás del escenario mientras la banda toca una de sus primeras composiciones, cuando aún tenían a Paul Di’Anno en la alineación. Con una postal como esa, una nueva visita de la banda comenzaba a quedar plasmada en la historia, en especial gracias a la intimidad que se vivió durante el show, por lo que era evidente que el conjunto seguiría la fiesta con tres canciones más. Fueron “The Evil That Men Do“, “Hallowed Be Thy Name” y “Run To The Hills” las escogidas para dicha tarea, demostrando que, si bien el repaso por su discografía fue más que correcto, es prácticamente imposible que Iron Maiden no deje alguna de sus grandes canciones afuera debido a la enorme cantidad de clásicos con los que cuenta.

Para muchos habría sido ideal una segunda jornada en el Nacional, pero era necesario generar un contexto como el vivido en el Arena para entender la devoción que la banda desata en el público. Está claro que son una de las agrupaciones que más fanáticos tiene en Chile, por lo que, tras tantas visitas, era necesario generar una instancia inédita como lo fue el íntimo contexto que se vivió en el recinto. Puede que no haya sido el mejor show de la banda en nuestro país, eso es netamente subjetivo –y, aunque le sobren méritos, no es correcto tratar de decidirlo arbitrariamente–, pero si se analiza la comunión y complicidad que se logró entre la banda y los quince mil asistentes, no queda duda que, al menos en emotividad, esta inolvidable jornada se alzará en el futuro como una de las más recordadas de todas las veces que la doncella ha pisado Santiago. Si los estadios para Iron Maiden son un campo de batalla, un recinto como este fue prácticamente como entrar a su casa, conocer un castillo y cenar con la doncella. El plan se trazó y la estrategia también, ahora habrá que ver cómo los troopers locales sortean la gran batalla del Nacional.

Setlist

  1. Aces High
  2. Where Eagles Dare
  3. 2 Minutes To Midnight
  4. The Clansman
  5. The Trooper
  6. Revelations
  7. For The Greater Good Of God
  8. The Wicker Man
  9. Sign Of The Cross
  10. Flight Of Icarus
  11. Fear Of The Dark
  12. The Number Of The Beast
  13. Iron Maiden
  14. The Evil That Men Do
  15. Hallowed Be Thy Name
  16. Run To The Hills

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Cómo Asesinar A Felipes: A toda máquina

Publicado

en

Cómo Asesinar A Felipes

Tuvieron que pasar largos meses para recuperar, en parte, la valiosa experiencia de ver música en vivo. Y es que, pese a que la pandemia aún no se acaba ni se controla y los cuidados deben seguir al pie de la letra, las libertades que permiten la realización de eventos –bien organizados– nos ha devuelto la posibilidad de retomar el curso sobre los escenarios. Buena noticia para el público y también para músicos, técnicos y trabajadores de la industria.

Ese es el caso del ciclo Cultura Re-activa, organizado por Santiago Fusión, que en su última fecha se anotó con el lanzamiento de “MMXX” de Cómo Asesinar A Felipes, quienes, puntuales sobre el escenario del Teatro Nescafé de las Artes, se conectaron entre teclas y cables para interpretar de manera íntegra su último trabajo, no sin antes dar paso a Cinema Tornamesa, el proyecto de DJ Spacio (acompañado de Milton Russell en el contrabajo) que mezcla imágenes de cine clásico, soundtracks, beats y samples, y se encargó de abrir el show.

Cómo Asesinar A Felipes ha sabido sintetizar de buena manera una etapa donde los sintes son clave en su propuesta, y así se preparó a la audiencia, con la fina selección de DJ Spacio y los interludios a cargo de Sebastián Vergara quien, a un costado del escenario y tras cada cierre de telón, dio vida a correctas melodías acompañado de un modular. El show precisó de aquellos interludios, ya que el desafío técnico era mayor.

La banda entró en escena con su nueva configuración cien por ciento electrónica y una buena presentación de “MMXX”, sin embargo, aquel formato –al menos en esta pasada– pareciera no apreciarse bien ni conectar con una audiencia más grande. Así, la idea de intimidad del quinteto, a solas con sus máquinas y artilugios, a ratos se perdía en dinamismo y por las dimensiones del teatro (que estaba a toda capacidad), pero sí se valió de un siempre buen juego de luces y gráficas que fortalecieron la presentación de los siete temas de “MMXX”. El oficio de Koala Contreras en la voz, y la habilidad de todos en este desafío, puede llenar cualquier vacío y sorprender de variadas formas en todos los niveles, especialmente en las irrupciones de “Debes Saberlo” o “Persiste/Cuestiona”, dos de los temas más inquietos del set.

Una vez más, y tras un nuevo cierre del telón, Sebastián Vergara tomó el modular para un nuevo interludio. CAF planteó en escena dos shows totalmente diferentes y completísimos, marcando las dos etapas de la banda, jugando con lo nuevo y lo clásico, e interpretando canciones de casi todos sus discos. El desafío técnico significó desmontar la cuadrada configuración electrónica y montar el formato tradicional, y la sorpresa y entusiasmo del público se hizo notar, quienes –más prendidos que en la primera parte– corearon en su totalidad el repertorio clásico.

Ya instalados para mostrar los hits, Koala dio el vamos con “Pájaros En Contra”, y qué bien se sintieron los primeros compases de la batería de Felipe Salas, que una vez más demostró su increíble destreza y calidad en “La Puerta No Se Abre Sola”, “Nunca Será Lo Mismo” y en todos los cambios de ritmo e intensidad de “Disparan” (Chino Moreno incluido en el sample).

Lamentablemente, la banda no contó en escena con su clásico Rhodes ni Marcos Meza, lo que podría haber sido una interesante sorpresa, sin embargo, las teclas sustituidas hace rato inteligentemente por el saxo de Cristian Gallardo dan claridad y dinámica a los arreglos en vivo, que es donde tiene la libertad de jugar e improvisar, demostrando por qué es un nombre fijo para los vientos. Luego de despedirse tras el grueso del repertorio, el público ansioso por una más coreó hasta el rápido regreso de la banda para terminar con el himno “Nada Más, Nada Menos”, coronando el regreso de CAF a un escenario grande junto a su gente.

Las dos versiones de CAF que se pudieron ver este miércoles en el Teatro Nescafé de las Artes, demuestran la interesante e inquieta evolución de una banda que siempre empujará sus límites, y sobre el escenario son un bloque en extremo cohesionado y que contagia a cualquier audiencia. El desplante mostrado –ahora y siempre– deja en claro que Cómo Asesinar A Felipes es probablemente, y hace rato, uno de los mejores shows para ver en vivo, y lo de anoche probablemente dejó a sus secuaces ansiosos por el próximo crimen.

Setlist

  1. MMXX
  2. Hemos Vuelto del Abismo
  3. Ahora es Cuando
  4. Debes Saberlo
  5. No Hay Cómo Frenarlo
  6. Persiste/Cuestiona
  7. Se Repite
  8. Pájaros en Contra
  9. Operación CAF
  10. La Puerta No Se Abre Sola
  11. Caen
  12. Nunca Será Lo Mismo
  13. III
  14. Disparan (Fill the Skies)
  15. Ha Vuelto a Pasar
  16. Nada Más, Nada Menos

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Bloodmoon: I Bloodmoon: I
DiscosHace 2 meses

Converge & Chelsea Wolfe – “Bloodmoon: I”

Hay veces en que las colaboraciones no terminan de cuajar, y otras en que suena a algo completamente diferente a...

Things Take Time, Take Time Things Take Time, Take Time
DiscosHace 2 meses

Courtney Barnett – “Things Take Time, Take Time”

Cuando Courtney Barnett irrumpió y su nombre ganó un espacio privilegiado en la exitosa y explosiva escena australiana, una de...

An Evening With Silk Sonic An Evening With Silk Sonic
DiscosHace 2 meses

Silk Sonic – “An Evening With Silk Sonic”

Los talentosos Anderson .Paak y Bruno Mars dejaron sensaciones más que positivas cuando dieron a conocer “Leave The Door Open”,...

The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows
DiscosHace 2 meses

Damon Albarn – “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows”

Inagotable y cada vez más camaleónico. Algo tiene el imaginario que está construyendo Damon Albarn que, con cada día que...

Comfort To Me Comfort To Me
DiscosHace 2 meses

Amyl And The Sniffers – “Comfort To Me”

Una de las piedras angulares del punk, como filosofía, consiste en abrazar las imperfecciones, reconocerse como seres desprolijos y enaltecer...

CRAWLER CRAWLER
DiscosHace 2 meses

IDLES – “CRAWLER”

Para todos fue una sorpresa el día en que IDLES publicó la melancólica “The Beachland Ballroom”, donde, a un ritmo...

Sympathy For Life Sympathy For Life
DiscosHace 2 meses

Parquet Courts – “Sympathy For Life”

El indie rock de Parquet Courts es bastante sui generis dentro de los márgenes difusos que la crítica le ha...

Engine Of Hell Engine Of Hell
DiscosHace 2 meses

Emma Ruth Rundle – “Engine Of Hell”

Mientras Emma Ruth Rundle se dedicaba a preparar lo que sería su quinto disco, la pandemia y las cuarentenas golpearon...

Valentine Valentine
DiscosHace 2 meses

Snail Mail – “Valentine”

En situaciones de crisis, es complicado alinear las emociones con lo que se piensa o analiza, pero ese acontecer no...

Twin Plagues Twin Plagues
DiscosHace 2 meses

Wednesday – “Twin Plagues”

La actitud con la que Karly Hartzman trata la guitarra en los primeros minutos de “Twin Plagues”, canción que abre...

Publicidad
Publicidad

Más vistas