Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Iron Maiden: Eddie esclavizó Santiago

Publicado

en

No pudimos obtener lo que Bruce Dickinson propuso el 9 de marzo del año pasado, cuando pidió el Estadio Nacional para la próxima presentación de la doncella en nuestro país. Pero sinceramente después de ver el marco del domingo pasado, seguramente quedó como anécdota, no creo que alguien se vaya a quejar de que no se haya realizado ahí. Más de 60.000 hijos del demonio, la mayor convocatoria que una banda de rock/metal ha realizado en nuestro país (discúlpenme pero U2, The Police y Rod Stewart no son rock, AC/DC lo es).

Lo de ayer, sinceramente quedó escrito en la historia de nuestro país, la mente de los que asistimos y de los que no fueron. El ambiente que se generó fue pero sencillamente notable, emocionante. Nunca había visto familias, generaciones de abuelos-padres-nietos, matrimonios con sus respectivos retoños en un concierto de tal magnitud. Incluso en la calle divisé niños pre-adolescentes estudiando las letras de los temas que iban a tocar para poder corearlos junto al respetable. Todos juntos para disfrutar esta gran celebración de alegría y rock que es ver a Maiden.

ironmaiden6

Sobre la producción, los accesos como la callampa. No pueden esperar que más de 60.000 almas pasen fluidamente en esos embudos de 5 metros de ancho. La entrada no fue drama ya que la gente llego en distintas horas del día, pero la salida un cáos, todos apretados, empujados, un asco. Ahora, vamos al grano.

Witchblade tenía la gran tarea de no repetir el bochorno del que fueron parte 5 años atras. Con todo el respeto que se merecen, lo del 2004 fue una verguenza. Freddy Alexis y compañía no defraudaron, los cerca de 15.000 asistentes que se encontraban como erizos pegados adelante saltaban y cabeceaban con los riffs del ya clasico “The Cradle Of Life”, temón. Los mas o menos 30 minutos que estuvieron arriba del escenario, se les vió mas confiados y con un sonido mas pulcro que en presentaciones anteriores. Alexis aprovechó la ocasión de apoyar el rock nacional y se pegó el lujo de tirar un ceacheí. Calentaron el ambiente y se llevaron aplausos, cumplieron.

2 minutos antes de las 19:00, salió Lauren Harris. La diferencia entre esta presentación y el año anterior, fue que ahora ya tiene su primera placa Calm Before The Storm bajo el brazo, el año pasado daba a conocer su material, ahora lo promocionaba. Sinceramente, y con la mano en el corazón, todo el mundo la respetó porque es la hija del Jefe. Sino, seguro la abucheaban hasta que se bajara. Mas que calentar el ambiente, hizo que la espera fuera mas larga, esos 30 minutos fueron eternos.

19:58, suenan los acordes del clásico Doctor, Doctor de UFO, el preambulo de que se viene la doncella. La totalidad del Club Hípico, saltando mientras coreaban ese temón, la espera ya había acabado.

Transylvania da la partida al video recopilatorio del viaje de la banda a través de distintos aeropuertos y escenarios a través del mundo (incluía fragmentos de Flight 666). La fiesta ya había empezado… Las palabras de don Winston Churchill “We Shall go on to the end, we shall fight in France…” y el bla bla bla hasta el “We shall never surrunder!” y en buen chileno, quedó la cagá. “Aces High” al igual que el año pasado dio la partida. Lo que dijo la banda de que venían con toda la pirotecnia fue verdad, cayó el telon, explosiones, chispas, Bruce corriendo, Harris disparando, impecable, a pura garganta, fue como gritar un gol en la final.

Wrathchild y 2 Minutes To Midnight hicieron que la cagá fuera más larga. Todos cantando, más de 60.000 almas saltando y cantando al cielo como si fuera el último momento de nuestras vidas, emocionante a cagar.

Después Bruce, saludó al público Chileno, habló de lo importante que somos para ellos, y dijo que tenían un par de sorpresas, canciones que no tocaban hace mucho tiempo. Children Of The Damned, canción que fue editada hace 27 años, hizo que los asistentes de mayor edad, esos que compraron el vinilo del The Number Of The Beast, se volvieran locos, al igual que el resto de la hinchada. Ejecución impecable en todo nivel, y lo más impresionante que un viejo enano de 50 años tenga la energía y capacidad de poder correr, saltar y cantar al igual o mejor que lo hacía hace 27 años, realmente emocionante.

Para mí, personalmente, Phantom Of The Opera fue la joyita de la noche. Canción que durante la decada de los ’90 no era incluída en los setlist, que la tomaron en cuenta para la mini gira Europea del Early Days el 2005 y la presente gira. A más de uno se nos vino a la cabeza Paul Di’anno, clásico de clásicos, más encima a 3 guitarras y con Bruce en las voces… orgasmo auditivo.

The Trooper y Wasted Years provocaron la misma reacción que el año pasado, solo que ahora la respuesta fue del doble de gente. Bruce vestido de soldado inglés en la tarima arriba de Nicko con la bandera de la Union Jack, mientras los three amigos y el Jefe Harris adelante juntos deslumbrando a la gente son esos solos y el ritmo galopante. Y con el clasico del ’86, el ambiente se torno mas emotivo, pero no por eso menos escandaloso, seguro varios se quedaron sin voz después de anoche.

La euforia y emoción estaba en su peak. Tanto que la gente de la mitad en adelante comenzó a ser aplastada contra las rejas de contención, Bruce, algo molestó por la situación ya que involucraba la salud de sus fans, tiró un ultimatum: si no se calmaba la cosa y salía alguien herido, Iron fuckin’ Maiden no iba a volver jamás. Pidió que todos hecharan 2 pasas hacia atras y la cosa se calmó.

Lo que vino después fue para mi sin dudas, el momento mas épico y mágico de la noche. The Rime Of The Ancient Mariner, que temón, 13 minutos ejecutados a la perfección, todos funcionando como reloj. Después de la parte lenta donde relatan un extracto del poema de Samuel Taylor Coleridge, el caós fue total, hermoso. Chispas y fuegos artificiales acompañaban a Dave Murray y Adrian Smith en sus respectivos solos, impresionante. Powerslave … que puedo decir? Bruce cantando con la misma mascara que usó en el mítico Live After Death, saliendo de una cortina de fuego rojo igual que aquel registro. En ese momento estabamos todos en el Long Beach Arena 14 años atras.

Run To The Hills… palabras sobran, de las más conocidas de Maiden. Fear Of The Dark notable, emocionante, con el típico “OOOOOOOH OOOOOOH OOOOOH OOOOH OH”, encendedores y celulares iluminaron el Club Hípico. Comentario aparte merece Hallowed Be Thy Name, clásico de clásicos, ejecutada a la perfección, las avalanchas de notas en los solos de Murray y Gers, un McBrain que jamás flaqueó y el Jefe tomando las riendas como siempre, marcando el galopeo.

Iron Maiden marcaba el “cierre”. El himno de la banda vino acompañado de un Eddie momificado de 1 y tanto toneladas que escupía fuego por los ojos, que se movía para los lados y los brazos arriba y abajo, realmente emocionante. No recuerdo haber visto un eddie tan grande desde el 2001 en adelante.

Después de una breve pausa se escuchó “Woe to you oh earth and sea…”, el diablo iluminado de rojo en el sector izquierdo del escenario, mientras todos recitaban esas palabras que eran el preambulo de The Number Of The Beast. Las gargantes no daban mas, pero en situaciones así, teniendo al frente al grupo mas grande de Metal de todos los tiempos, salía la voz de los cojones. El 666 se escuchó hasta en el vaticano, me alegro…

The Evil That Men Do, tema que aca no tocaban desde el 15 de Enero del 2001, prosiguió con la masacre. Que buena canción mierda, Dickinson cantandola igual que el ’88, el dueto de guitarras en el solo hizo que sonara mas potente que la bomba en Hiroshima, notable, y Cyborg Eddie caminando con su pistola para variar dandole cara a Janick Gers.

El cierre estuvo a cargo de Sanctuary, tema del album debut, bastante canchero y rockero el riff, simple pero directo, a la vena. En la mitad, la banda dejó de tocar para despedirse. Prometieron disco de estudio para el próximo año y visita para el 2011, Eddie va a invadir el Estadio Nacional, se los aseguro.

Mucha gente ajena a la fanaticada de la banda, me comentaban que encontraban fome ir a ver a una banda que toquen bastantes canciones repetidas en comparación a ocasiones anteriores. Por mucho que repitan varias canciones en sus presentaciones, da realmente lo mismo. Son temas que ya son considerados clásicos, y por más que uno los escuche, siempre va a querer escuchar los clásicos de nuevo, por algo son llamados así.

ironmaiden12

Lo que provocan estos tipos cada vez que vienen a Chile, o a cualquier parte del mundo es impactante. Esto va sobre el fanatismo o la admiración, es una religión para unos y un estilo de vida para otros. Jamas he visto fanaticos de otras bandas que sean tan devotos a ella como lo son los fans de la doncella. Han trascendido generaciones, y seguro que lo van a seguir haciendo.

Los asistentes de anoche fueron parte de la historia. El show mas grande de Rock en Chile y sudamerica (para una sola banda, no festivales). La gente que no fue seguro se arrepentirá después de los comentarios de todos, y los que fueron van a recordar esta noche por siempre. Lo especial de Maiden… no se que cresta es, para los fanaticos seguro fue el mejor día y concierto de sus vidas, como lo fue para mí, pero los no fanaticos que conozco, tambien me dijeron que fue el mejor concierto de sus vidas. Uno no sabe lo que es Iron Maiden hasa que los vé en vivo, y puta que es verdad.

UP THE IRONS!

PAZ!

Fotos por María Loreto Correa Barra
Ciudad Metal

Setlist:

  1. Churchill’s Speech/Aces High
  2. Wrathchild
  3. 2 Minutes to Midnight
  4. Children Of The Damned
  5. Phantom Of The Opera
  6. The Trooper
  7. Wasted Years
  8. The Rime Of The Ancient Mariner
  9. Powerslave
  10. 10. Run To The Hills
  11. Fear Of The Dark
  12. Hallowed Be Thy Name
  13. Iron Maiden
  14. The Number Of The Beast
  15. The Evil That Men Do
  16. Sanctuary

Publicidad
9 Comentarios

9 Comments

  1. Eduardo

    01-Abr-2009 en 11:47 am

    Que buen análisis, no existe exageración alguna en tus palabras fue sencillamente la raja el recital, lleno de magia.

    Grande Iron Maiden!!!

    • rodrigo

      12-May-2009 en 4:27 pm

      si exagero, metallica el 99 llevo 100.000 personas en colombia

      el mas grande de chile ……..si
      de sudamerica ….no

      • EzzoJ

        04-Jun-2009 en 1:09 am

        El recital mas grande de Iron Maiden en sudamerica, de eso se está hablando, reviza el tema children of the damnend en youtube, ahi el mismo bruce se encarga de decirlo.

        eso de metallica no te lo compro mucho..

  2. ICARUS

    06-Abr-2009 en 3:03 pm

    Escribiste con el alma…excelente comentario.

  3. hugo

    20-Abr-2009 en 6:24 pm

    puta compadre yo tube ahi wn y fue la zorra wn lo mejor maiden wn la caga
    UPS THE IRONS

  4. EzzoJ

    04-Jun-2009 en 1:13 am

    http://www.youtube.com/watch?v=D5M8vCUWkGA

    ahi esta el video children of the damned

  5. Eduardo

    11-Jun-2009 en 11:55 am

    Yo estuve adelante en la barrera de contención y la verdad faltaba poco para que me pasaran caminando por enima los demas fanáticos que tenía detrás, y siendo objetivo este fue el mejor recital que he presenciado en mi vida, valió la pena las horas de viaje desde el Sur (Valdivia) y el re-encuentro con viejos amigos hermanos del metal, todo lo que subyace a una visita de Maiden es algo indescriptible, el llanto contenido por la emoción de ver a estos concuentones dandolo todo en el escenario. Ayer vi la película y la verdad la piel se me erizó, en fin, me gustó mucho tu comentario, se nota que eres sincero y profesional, te felicito, Saludos a todos!!!

  6. barney petrozza

    17-Sep-2009 en 9:26 pm

    el mejor recital de todos los tiempos no hay duda de ello, ahora mi pregunta es quien es metallica ??
    dejaron de existir hace varias decadas jajajaja
    con todo respeto creo q maiden supero a cualquier banda en vivo aqui en chilito
    no por nada los premiaron como el mejor show en vivo
    sin mas q decir me despido

    UP THE IRON’S !!!

    grande maiden !!!!!

  7. ruben

    06-Mar-2010 en 6:07 pm

    yo me ire acasar ala iglesia de iron maiden en brazil jajajajja

Responder

En Vivo

The Offspring, Eterna Inocencia y BBS Paranoicos: Final de fiesta

Publicado

en

The Offspring

Es imposible no pensar en el contexto antes de plantearse cómo hablar de un show realizado en medio del avance del SARS-CoV-2, coronavirus que deriva en la enfermedad COVID-19, hoy una pandemia global. Es difícil no pensar en la ineptitud de las autoridades que, pese a la tardanza del virus en llegar a Chile, aún no toman las decisiones que podrían evitar un contagio a niveles terribles. Así, no es extraño que el show de The Offspring en nuestro país sí pudiera realizarse, aunque en la previa hubo múltiples cuestionamientos. La industria del entretenimiento está sufriendo en todo el mundo y, al final, este fue el último concierto quizás hasta cuánto tiempo más. Y eso está bien, y es lo correcto, por culpa de un virus que no ataca con fuerza a quienes van a eventos así, sino a los adultos mayores.

Sin embargo, este cierre de fiestas, pese a tener tanto en contra y tanto que analizar fuera del escenario, en el lugar donde la gente pone sus oídos, ojos, cuerpos y corazones, lo cierto es que presentó tres bandas que exploraron los lados más brillantes del punk, de todo lo que significa, ya sea el compromiso social –como hizo Eterna Inocencia–, con la rabia del pleno acto de vivir como hace BBS Paranoicos, o desde el lado de disfrutar el sonido como The Offspring. En una extraña burbuja con forma de cúpula como es el Movistar Arena, pudimos ver una comunidad unida, sin temores a una pandemia mundial. Y es que la fiesta fue completa para quienes asistieron, pese a la postal de personas con mascarillas (que se supone no sirven para enfrentar un posible contagio) o también las noticias que llegaban de la suspensión de múltiples eventos y actividades productivas del país, anticipándose a las autoridades, las grandes perdedoras de cualquier jornada en los últimos meses.

BBS Paranoicos abrió con puntualidad los sonidos a las 17:45 hrs., y lo hizo con “Sin Salida”, “Mis Demonios” y “La Rabia”, una triada que en poco más de cinco minutos dejó en claro el espíritu que inundaría la siguiente hora de música, que de forma exacta iba hilvanando canciones de furia, desesperanza o reafirmación del ser, como “Sanatorio”, “Mentira” o el hit “Ruidos”. En medio de eso, la gente saltaba al son de “el que no salta es paco” o de los gritos de “Piñera conchetumare, asesino, igual que Pinochet”. La banda respondía diciendo que era clave ir a votar, mientras lucían sus poleras negras con la leyenda “#APRUEBO” por delante, dejando su tradicional logo por la espalda.

Aunque el micrófono de Omar Acosta no tenía mucha claridad –algo que hacía que se perdieran parte de las letras–, la interpretación en todo sentido funcionaba perfecto. “Como Una Sombra” o “Calla y Espera” retumbaban mientras ya se pasaba de un millar a varios miles de personas en Movistar Arena. La parte de adelante fue siempre la más entusiasta y, aprovechando el espacio, incluso hubo un circle pit que probablemente contravino cualquier recomendación de distanciamiento social por el coronavirus, pero que a quienes estuvieron ahí no les importó. Igualmente, se hacía rara esa sensación de ver un show con tal nivel de compromiso social y, a la vez, notar que las ganas de formar parte del momento podían ser contraproducentes respecto a la salud pública. De todas formas, una hora después, tras el doblete entre “Irreparable” y “No Lo Veo Como Tú”, se cerró no sólo un show tremendo de BBS Paranoicos, sino también el inicio de esta extraña, pero potente jornada de punk.

La continuación no iba a ser menos fuerte con Eterna Inocencia. La banda argentina, que hace de la consigna social parte de las historias que cuentan, se atrasó cinco minutos de lo que supuestamente debía ser el inicio del show, aunque eso no mermó en la vibra de la gente o de los músicos. Nuevamente sería el micrófono del vocalista principal el que generaría problemas, esta vez dejando en un nivel más bajo del necesario a Guillermo Mármol, cuya labia es importantísima en cada track que se despachó, desde “Viejas Esperanzas” o desde “A Los Que Se Han Apagado…”. Lo más impactante de lo que hace el quinteto es cómo logran el sonido que tienen, que los acerca más a Bad Religion en la pulcritud que a conjuntos más desprolijos que ven en lo instrumental algo secundario. Sí, las letras y las convicciones de Eterna Inocencia son algo que los acerca al público y a una sociedad completa, con “La Risa De Los Necios” –dedicada al “cura obrero”, Mariano Puga– o “El Guardián” como ejemplos de ello. Pero también hay espacios como el instrumental después de “Le Pertenezco A Tus Ojos…” que dejan en claro cómo EI es muchísimo más en vivo que en estudio.

Episodio aparte fue el freno que la banda le dio al show por más de cinco minutos con el fin de que la gente amontonada dejara espacio para que atendieran a un chico que estaba con problemas de salud en la multitud. Cerrando con “Weichafe Catrileo”, canción inequívocamente destinada a la lucha en la que, pese al desvío lamentable que presenta la pandemia del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, sin duda que continúa, y que tras más de una hora de fuerza escénica también se pudo compartir con las grandes letras e interpretación de una banda de punk que es mucho más que eso a estas alturas para sus fans en nuestro país.

Cuando el reloj marcaba las 21:00 horas en punto, el recinto bajaba sus luces y las trompetas características de “Pretty Fly (Reprise)” –canción que cierra el icónico “Americana” (1998)– daban inicio al número estelar de la jornada. Y es que, luego de la enérgica rendición de los clásicos “Americana”, “All I Want” y “Come Out And Play”, no cabía duda de que los fanáticos de The Offspring ansiaban un baño de nostalgia tras casi cuatro años de espera y del reagendamiento dado por la contingencia en el territorio nacional. El triplete, ovacionado y disfrutado por los presentes hasta con bengala incluida, dejó en evidencia el excelente estado de la banda gracias a una perfecta ecualización que reverberó sin problemas en el globo. Tras dicho inicio, Dexter bromeó que este sería “probablemente el último concierto en el hemisferio occidental” y que, a pesar de todo, no podían cancelar tan especial reencuentro. El vocalista finalizó su humorística intervención no sin antes recomendar evitar el contacto físico para prevenir cualquier contagio relacionado a la pandemia que acecha al mundo por estos días.

Pausando el repertorio típico por algunos momentos, el cuarteto estadounidense presentó “It Won’t Get Better”, una de sus más recientes creaciones, ante una respetuosa audiencia que apoyó con palmas cuando la canción y los músicos lo requirieron. Luego, volvieron al ruedo con “Want You Bad”, “Session”, “Original Prankster” y “Staring At The Sun”, hitazos que encendieron al público y lo llevaron a iniciar diversos –y poco recomendados– mosh pits a lo largo de la sección. La voz de Dexter merece mención aparte, pues, a pesar de los años, llega a los tonos requeridos por la selección y es capaz de interpretar con la fuerza que una agrupación de este estilo demanda. Al finalizar un diálogo que sólo The Offspring puede llevar a cabo a la perfección, haciendo chistes sobre cómo Dexter, aparte de ser el liricista principal de la banda, también tenía un doctorado en virología, llegando a la hora de los covers. Y es que, tal y como lo reconocieron en el escenario, no habría grupo sin Ramones o sin la influencia de los hermanos Young.

Una vez terminado el homenaje, los norteamericanos versionaron sus tradicionales “Bad Habit”, “Gotta Get Away” y una emotiva “Gone Away” en piano, la que demostró el correcto estado vocal de Holland y constituyó una mezcla perfecta entre aterciopelados tonos de sensibilidad y el estruendo característico de la banda hacia el ocaso del tema. Luego, los éxitos insignes de la banda “Why Don’t You Get A Job?”, que incluyó unas pelotas plásticas de colores para interactuar con los fans, “(Can’t Get My) Head Around You”, “Pretty Fly” y “The Kids Aren’t Alright” sentaron precedente de que la potencia del grupo sigue incólume tras 34 años de carrera. Hacia el epitafio del periplo, y a modo de encore luego de un par de minutos de reposo, retornaron al escenario para finalizar con dos clásicos y un inesperado tributo a Pennywise, quienes tuvieron que restarse del evento a última hora dada la alerta de salud mundial. Cerrando con “You’re Gonna Go Far, Kid”, “Bro Hymn” y “Self Esteem”, The Offspring le puso broche de oro a una icónica noche en Movistar Arena, lugar que marca un hito de masividad en la historia del grupo en cuanto a conciertos en nuestro país.

Tomando las palabras de Holland en los últimos minutos del show, es menester mencionar que este fue, probablemente, el bastión final en un largo tiempo de eventos masivos en la industria de la música en Chile y en occidente. Sin embargo, eso no fue impedimento para el disfrute de miles de asistentes que llegaron y lo dieron todo en un espectáculo que logró llevarse a cabo de manera perfecta, pese a todos los contratiempos y dificultades que surgieron. Ciertamente, resulta muy importante tomar las recomendaciones del vocalista antes de despedirse: “Cuídense, por favor. Hasta la próxima”. Un incierto cierre temporal para el showbiz musical que promete un “hasta luego”, pero que desconoce qué tan pronto se reactivará el flujo normal y necesario de adrenalina y fervor que solamente las melodías pueden proveer a los habitantes de esta tierra.

Setlist BBS Paranoicos

  1. Sin Salida
  2. Mis Demonios
  3. La Rabia
  4. No Siento Culpa
  5. Eterno Retorno
  6. Sanatorio
  7. Mentira
  8. Ruidos
  9. Corazón Al barro
  10. Tanto Insistir
  11. Daño Permanente
  12. Recuerdos
  13. Como Una Sombra
  14. Cristales
  15. Calla y Espera
  16. El Regreso
  17. Ausencia
  18. Irreparable
  19. No Lo Veo Como Tú

Setlist Eterna Inocencia

  1. Viejas Esperanzas
  2. Encuentro Mi Descanso Aquí, En Este Estuario
  3. A Los Que Se Han Apagado…
  4. Trizas De Vos
  5. Abrazo
  6. A Elsa y Juan
  7. La Risa De Los Necios
  8. El Guardián
  9. La Mentira Sin Fin
  10. Cuando Pasan Las Madrugadas…
  11. Hazlo Tú Mismo
  12. Cartago
  13. Sin Quererlo (Mi Alma Se Desangra)
  14. Cassiopeia
  15. Le Pertenezco A Tus Ojos…
  16. Puente De Piedra
  17. Nuestras Fronteras
  18. Weichafe Catrileo

Setlist The Offspring

  1. Americana
  2. All I Want
  3. Come Out and Play
  4. It Won’t Get Better
  5. Want You Bad
  6. Session
  7. Original Prankster
  8. Staring At The Sun
  9. Blitzkrieg Bop (original de The Ramones)
  10. Whole Lotta Rosie (original de AC/DC)
  11. Bad Habit
  12. Gotta Get Away
  13. Gone Away
  14. Why Don’t Get You Get A Job?
  15. (Can’t Get My) Head Around You
  16. Pretty Fly
  17. The Kids Aren’t Alright
  18. You’re Gonna Go Far, Kid
  19. Bro Hymn (original de Pennywise)
  20. Self Esteem

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Endless Twilight Of Codependent Love Endless Twilight Of Codependent Love
DiscosHace 1 día

Sólstafir – “Endless Twilight Of Codependent Love”

Últimamente, la casa discográfica francesa Season Of Mist ha estado pendiente de lo que ocurre en Islandia en términos musicales....

Post Human: Survival Horror Post Human: Survival Horror
DiscosHace 2 días

Bring Me The Horizon – “Post Human: Survival Horror”

La emergencia sanitaria por el Covid-19 ha sido uno de los sucesos que más ha afectado al ambiente artístico. Lo...

Song Machine, Season One: Strange Timez Song Machine, Season One: Strange Timez
DiscosHace 3 días

Gorillaz – “Song Machine, Season One: Strange Timez”

Lo de Gorillaz siempre ha tenido que ver con dar vida a un espacio donde las cosas pueden ser llevadas...

Vökudraumsins Fangi Vökudraumsins Fangi
DiscosHace 1 semana

Auðn – “Vökudraumsins Fangi”

Islandia es tierra mágica en cuanto a creación artística. Con una población que bordea los 400 mil habitantes y paisajes...

Lament Lament
DiscosHace 1 semana

Touché Amoré – “Lament”

Después de su emocionalmente devastador cuarto larga duración, “Stage Four” (2016), Touché Amoré vuelve a remover fibras profundas con “Lament”,...

MMXX MMXX
DiscosHace 1 semana

Cómo Asesinar A Felipes – “MMXX”

A estas alturas, es un hecho que Cómo Asesinar A Felipes va más allá de la idea tradicional de banda....

Fake It Flowers Fake It Flowers
DiscosHace 2 semanas

Beabadoobee –”Fake It Flowers”

Cada vez es más aparente el estado cíclico de la música. Las generaciones nuevas ven como novedoso cosas que las...

10 Songs 10 Songs
DiscosHace 2 semanas

Travis – “10 Songs”

En sus casi 30 años de trayectoria, Travis acumula una serie de buenas –y lindas– canciones, que han servido para...

Phanerozoic II: Mesozoic | Cenozoic Phanerozoic II: Mesozoic | Cenozoic
DiscosHace 2 semanas

The Ocean – “Phanerozoic II: Mesozoic | Cenozoic”

La vida después de “la gran muerte”, como históricamente se le ha llamado a la más grande extinción masiva de...

Róisín Machine Róisín Machine
DiscosHace 3 semanas

Róisín Murphy – “Róisín Machine”

Ya sea como parte del extinto dúo musical Moloko, o bien en su carrera como solista, Róisín Murphy ha destacado...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: