Conéctate a nuestras redes
Interpol Interpol

En Vivo

Interpol: Energía silenciosa

Publicado

en

Mientras la calle sigue en su lucha exigiendo dignidad, los shows internacionales han ido poco a poco tomando medidas para continuar existiendo, con cada evento ya pactado para estos meses manteniéndose en un halo constante de incertidumbre. Dicho caso fue el de Interpol, quienes tenían pactado su regreso a nuestro país para presentarse por segunda vez este año, llegando hasta el Teatro Caupolicán como un bonus a su show en la reciente edición de Lollapalooza Chile en marzo pasado. Con el inicio del show adelantado al horario habitual, la banda salió a escena a eso de las 20:16 hrs, sumergiéndose en una brillante luz roja que teñía el escenario, mientras tomaban posiciones y dejaban fluir su música a través de una noche fugaz, pero intensa.

La experiencia a la que invita Interpol es una que se centra en una propuesta más tenue, árida y con una vibra constante que viste de elegancia el rock más alternativo que la banda ejecuta en escena, bastando solo con abrir el show junto a “Untitled“, una de sus canciones más melancólicas, para dar cuenta de que Paul Banks y compañía entienden que el contexto en vivo es un terreno que primero deben preparar, para luego ir abriendo paso a más y más emociones.

Aunque sólo hayan pasado algunos meses desde la última vez que la banda estuvo en suelos chilenos, el repertorio escogido para esta nueva visita supo cómo entregarle novedad a un show fresco en la memoria local, aunque tampoco sin perder el foco de lo que es “Marauder” (2018), su más reciente LP, con tracks como “If You Really Love Nothing” o “The Rover“, dos de los cortes más destacados de dicha obra.

Es difícil no sonar de manera categórica al hacer afirmaciones de este tipo, pero es muy probable que la velada que la banda entregó en el Caupolicán sea la mejor de todas sus visitas a la capital, armando el show preciso para los fans acérrimos y concentrando su material mayoritariamente en sus dos álbumes más importantes.

Por un lado, “Turn On The Bright Lights” (2002) se vio representado en canciones como “The New“, “NYC” y “PDA“, entre otras, mientras que el sucesor “Antics” (2004) lo hizo con “Evil“, “C’mere” o la clásica “Slow Hands“, prácticamente infaltable en cada uno de los shows del conjunto. Sin duda que Interpol supo encontrar vida nueva tras la partida de Carlos Dengler en 2010, lo que se ve reflejado en la complicidad que la banda alcanza. Daniel Kessler ejecuta armonías impecables que le dan forma a su sonido característico, mientras que el implacable Sam Fogarino hace de las baterías unos sendos golpes que desestabilizan la calma, entregando la cuota de caos que la sección instrumental atraviesa regularmente.

Es probable que Interpol haya encontrado en este escenario el contexto preciso para desarrollar su show a cabalidad, ya que fueron muchos quienes se decepcionaron este año con su desempeño en Lollapalooza Chile, aunque eso pudo pasar más por motivos de compromiso y entrega por parte del público. Siempre la conexión entre banda y artista será fundamental, y los más de cuatro mil fanáticos que estuvieron presentes en el recinto de calle San Diego anoche se mostraron muy conectados con Banks y los suyos durante todo el show. Es por eso que, luego de que luces rojas se apagaran por unos minutos tras interpretar su última canción, el conjunto regresó al escenario con dos sorpresas bajo la manga: “Leif Eirkson” y “Stella Was A Driver And She Was Always Down“, una de las canciones que más pidió la gente durante la noche y que finalmente fue concebida como el gran cierre de una cita solemne, un poco fría en términos de comunicación, pero aun así muy intensa.

No se trata de sonar repetitivo cuando existe detrás un contexto particular para la música. A Interpol se le ha acusado de eso en algunas ocasiones, pero finalmente lo que la banda hace es empujar un sonido a través de distintas formas, manteniendo siempre la balanza prácticamente en un paralelo entre oscuridad y luminosidad. A través de poco más de una hora de concierto, Interpol brindó un verdadero regalo a sus fanáticos con el show más centrado en grandes éxitos que haya dado en el país, con una energía que se transmite derechamente a través de la música y no tanto desde una comunicación verbal por parte de los integrantes, tal como si una energía silenciosa fuera la que va fluyendo entre las miles de almas que se hicieron presentes en esta calurosa noche en la capital.

Setlist

  1. Untitled
  2. C’mere
  3. If You Really Love Nothing
  4. The Heinrich Maneuver
  5. NYC
  6. PDA
  7. Stay In Touch
  8. Evil
  9. Take You On A Cruise
  10. The Rover
  11. Rest My Chemistry
  12. Narc
  13. The New
  14. Slow Hands
  15. Obstacle 1
  16. Leif Erikson
  17. Stella Was A Diver And She Was Always Down

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Behemoth: La estética de lo profano

Publicado

en

Behemoth

Como suele ocurrir últimamente, se hace difícil asimilar los espectáculos fuera del álgido contexto social que se desarrolla en el país. El cuestionamiento a las figuras de poder es un fenómeno profundo y transversal, así lo demuestran los múltiples ataques a símbolos religiosos como consecuencias de la deslegitimación de la Iglesia Católica. En este punto, Behemoth se relaciona con la contingencia. La iconografía del sacrilegio forma parte elemental de la propuesta de los polacos, quienes provocan continuamente a los elementos de la cultura cristiana en sus composiciones. A cinco años de su último show en Santiago, el conjunto liderado Nergal se reafirma como uno de los proyectos de metal más completos del panorama actual, mediados por una rigurosa estética de lo profano.

Enmarcados en la gira sudamericana que presenta su último álbum, “I Loved You At Your Darkest” (2018), Coliseo Santiago contenía a una multitud de fanáticos que vitoreaban impacientes una nueva visita de la banda. Cubiertos por un telón negro, “Solve” introdujo a los asistentes al imaginario de demonios y herejías dibujado por Behemoth. “Wolves Ov Siberia” puso al descubierto a la banda, mientras el ritmo incesante de Inferno comenzaba a mover a los fanáticos. Los primeros aplausos se apagaron de súbito con “Daimonos”, continuando una carga incesante.

Cabe destacar los detalles de escenografía e iluminación, que, si bien no son demasiado ambiciosos, sí aportan a generar una mayor puesta en escena y crear un ambiente ritualístico propio de bandas afines al black metal. La fuerza de “Ora Pro Nobis Lucifer” contribuyó a este escenario ocultista con una interpretación impecable, mientras que “Bartzabel” presentaba a Nergal portando una mitra en evidente declaración de desacato. Fue en esta ocasión cuando Behemoth mostró con fuerza las razones que los posicionan como una banda de categoría del circuito metalero, denotando preocupación por el aspecto visual y la versatilidad en los pasajes menos intensos, características que no son tan fáciles de encontrar dentro del nicho al cual pertenecen.

El ímpetu de “Ov Fire And The Void” retomó el camino por los territorios más brutales de la banda. Luego de un coro eclesiástico, Nergal se dirigía por primera vez al público, agradeciendo la entrega con un show despampanante e intenso. Luego de unas breves palabras, el conjunto continuó con su repertorio más reciente interpretando “God = Dog” y avivando los ánimos de los fanáticos. A medio tramo de la jornada, “Conquer All” y “Sabath Matter” aportaron en crear una ornamentación oscura, ejecutando un sonido impecable y extremo.

La agrupación polaca aprovechó la energía para continuar con uno de sus temas más reconocidos. “Blow Your Trumpets Gabriel” hizo cantar a los fanáticos que observaban con atención cada pasaje de la canción que vaticina un escenario apocalíptico. Con la energía a tope, “Slave Shall Serve” avivaba el mosh, mientras que “Chant For Eschaton 2000” despedía a la banda del escenario, no sin que antes Nergal disparara una alabanza a satanás.

Como era de esperarse, la última parte del repertorio se cargó a la teatralidad con la oda infernal de “Lucifer”, la caótica “We Are The Next 1000 Years” y el cierre definitivo marcado por “Coagvla”, que fue interpretado por percusiones a banda completa, despidiéndose así de manera definitiva de una fanaticada que aún estaba en condiciones de escuchar más.

Pese a que Behemoth es un proyecto que remite sus bases a elementos del black metal, es valorable el modo en que se las ha ingeniado para crear un sonido más depurado. Sin perder cuotas de agresividad, gana en sofisticación, versatilidad y una propuesta estética que también muestra preocupación por lo visual. Con la ausencia de este elemento iconográfico, es imposible asimilar el concepto del conjunto polaco en su totalidad. El buen estado creativo de Behemoth da buenos auspicios para un metal que no teme en ser pretencioso y mostrarse como una expresión legítima de arte a lo oscuro.

Setlist

  1. Solve
  2. Wolves Ov Siberia
  3. Daimonos
  4. Ora Pro Nobis Lucifer
  5. Bartzabel
  6. Ov Fire And The Void
  7. God=Dog
  8. Conquer All
  9. Sabbath Mater
  10. Decade Ov Therion
  11. Blow Your Trumpets Gabriel
  12. Slaves Shall Serve
  13. Chant For Eschaton 2000
  14. Lucifer
  15. We Are The Next 1000 Years
  16. Coagvla

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 4 días

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 4 días

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas