Conéctate a nuestras redes
Howard Jones Howard Jones

En Vivo

Howard Jones & Saiko: Masterizando legados

Publicado

en

El riesgo para un proyecto musical con trayectoria está en perder calidad, potencia o la capacidad de mantener a flote las ansias creativas, enfrentando los éxitos pretéritos sin ponerlos como tabla de salvación, sino como un recuerdo bello y conmemorable. Por ello es refrescante ver bandas o artistas con décadas de trayectoria que siguen sacando buen material nuevo, evitando mirar tan atrás como para llegar a chocar, y así no sólo dejar a su público feliz, sino también a nuevos entusiastas. Esto es lo que unía en la noche de celebración del Aniversario 26 de Club Blondie a Saiko y Howard Jones, con backgrounds muy distintos: mientras la banda nacional ha tocado muchísimo en ese recinto y ha hecho del espacio subterráneo parte importante de su historia, el músico británico debutaba en Chile en ese, probablemente el lugar donde más ha sonado su música y que parecía perfecto para abordar tal debut.

Saiko salió primero a escena, pasadas las 21:15 hrs., con dos novedades: la más evidente era el debut en la batería de Mauricio Clavería, histórico baterista de La Ley y también de Diacero, donde comparte créditos con el bajista Luciano Rojas, nexo que ayudó a su integración a Saiko, marcando el primer momento con una intro tipo remix de “La Fábula”, donde Clavería mostró de inmediato esa potencia y urgencia, llena de recursos estéticos, que calzan con el perfil de Saiko. La segunda novedad fue la integración como guitarrista del productor y arreglista Martín D’Alesio, quien, tal vez no tan evidente, también es otro salto de calidad para una banda que en Rojas y Denisse Malebrán ya tiene un tótem absoluto. Y, además, están las canciones.

El inicio era arrollador con “Las Horas”, cuya letra tan poética como clara calza perfecto en una semana de recogimiento, como ocurre cada 11 de septiembre. La propia Denisse decía al final “nadie está olvidado”, quizás ante la gente que no agarra esa referencia como algo absolutamente coherente a la canción y su triste historia contada. Amados y amantes que también se encuentran en “Amor Que No Es” o en “Happy Hour”, tracks clásicos de los primeros discos del conjunto, que la gente coreó y disfrutó, con un sonido que no parece querer envejecer, pese a que van casi veinte años desde la salida de esos singles. He ahí la importancia de “remasterizar” la propia pega, no hacerla siempre igual, porque el diablo está en los detalles y el infierno puede estar al alcance de la mano cuando el piloto automático se enciende.

Una vibrante versión de “Estrechez De Corazón” y “Azar” terminaban con un tren de canciones más antiguas para dar espacio a otras que no por no ser longevas tienen menos arrastre. “Es Tan Lógico”, “Fluvial”, “Arder El Cielo” y “Viaje Estelar” hablan de una época de apariencia más calma en lo musical, pero de intensidad en lo emocional; de un pop potente, de excelencia, como siempre lo intentan generar, y en el escenario esto gana en credibilidad, aunque da la impresión de que con los nuevos integrantes y este énfasis, Saiko perfectamente puede elevar su sonido a los umbrales de un arena rock, porque la capacidad está, y con Clavería y Rojas como la base rítmica, y Malebrán con D’Alesio en lo melódico, perfectamente eso es posible.

Cuando Miro En Tus Ojos” iniciaba el trecho final, con puros golazos, que continuarían con “Limito Con El Sol”, luego con la upbeat “Debilidad”, y finalizando con un bis en “Lo Que Mereces”, en una hora de calidad y de conexión con su propia historia, esa que Saiko se ha encargado de tener bien a salvo, evitando la nostalgia excesiva. Esto mismo es lo que ha hecho Howard Jones, quien desde ser un maestro de los sintetizadores en los 80, ha comprendido cómo la música muta. A las 22:48 se subió al escenario de la Blondie, que estaba casi llena, para demostrarlo.

Tímidamente en el piano, Jones hizo una versión calma de “Hide And Seek” para luego sumar a Robbie Bronnimann, productor electrónico con el que Howard logró configurar el sonido que le quitaba el sueño y que se convirtió en el muy buen disco “Transform” (2018), una evolución lógica, pero llena de arrojo del pionero del synth-pop. Algo notorio en la canción que le da nombre al álbum o en “Take Us Higher”, pero también en el track del recuerdo, como la excelente “Equality” que, con un Howard colgándose la keytar, ganaba en potencia no sólo por la canción o los sintetizadores, sino en la re-producción esbozada por Bronnimann, que transformaba una canción de 1984 en el discazo “Human’s Lib” en algo que 35 años después puede sonar como si hubiera salido ayer.

Luego de otro momento en el piano de Howard con “No One Is To Blame”, seguía el frenesí electro-pop con “Beating Mr. Neg” o la excelente versión de “Everlasting Love”, que incluso se permitía entrecruzar con la línea melódica de “Twist And Shout” de The Beatles como si fueran canciones hermanas. Esa es la maestría de Howard Jones, quien, pese a no alcanzar una potencia vocal gigante, igualmente puede llegar a notas precisas, algo que no perdía de vista su micrófono a lo Chayanne, lo que también hizo que su gestualidad fuera muy particular, con atisbos de lo que había hecho hace un par de años David Byrne, por ejemplo.

El momento más bailable (y que también recordó un tanto al “Blue Monday” de New Order) fue “The Human Touch”, una vibrante construcción sonora que también tenía en las pantallas atisbos de Pet Shop Boys o de The Chemical Brothers, pero acercado de una forma única por la capacidad gestual de Howard Jones, quien a sus 64 años es capaz de entregar intensidad corporal cuando las canciones lo requieren. Esa canción donde se critica la posibilidad de reemplazar el “toque humano” por reacciones y acciones automatizadas, casi de máquinas, era a la vez algo completamente vital. En la máquina se ve el catalizador de un orgullo de ser humanos, de vivir los momentos con plena consciencia y querer hacerlos parte de un todo. Es eso que pone a la gente a bailar, pero además a darse cuenta del momento que se vive. Por ello, calzaba perfecto que luego Howard se sentara en el piano nuevamente para (cambiándole la letra un poco) hacer una versión 2.0 de “Life In One Day”, comprendiendo cómo ahora los días son más rápidos, urgentes, precisos, erróneos e inabarcables, como también lo expresa “Tin Man Song”.

El tramo final, que partía con “The One To Love You”, era de mayor repercusión con clásicos como “What Is Love?”, canción implacable y atemporal, para luego dar con el karaoke colectivo de “New Song”, justo para un pequeño bis que culminaría todo en “Things Can Only Get Better”. Y sí, es cierto, todo podrá estar mejor, en especial cuando vemos en figuras como Howard Jones las respuestas o, al menos, los ejemplos a seguir. En vez de caer en la espiral de la nostalgia vacía, una pequeña reinvención de lo propio es buena y no sólo hace lucir mejor todo, sino que también entrega más armas para la creatividad y, así, extender los legados mucho más allá, como se pudo ver en una noche brillante de artistas que siguen avanzando, hacia adelante, en una Blondie donde sonidos así no perecen, sino que se iluminan entre bolas disco y pasos de baile eternos.

Setlist Saiko

  1. Intro La Fábula
  2. Las Horas
  3. Amor Que No Es
  4. Happy Hour
  5. Estrechez De Corazón (original de Los Prisioneros)
  6. Azar
  7. Es Tan Lógico
  8. Fluvial
  9. Arder El Cielo
  10. Viaje Estelar
  11. Cuando Miro En Tus Ojos
  12. Limito Con El Sol
  13. Debilidad
  14. Lo Que Mereces

Setlist Howard Jones

  1. Hide And Seek
  2. Transform
  3. Take Us Higher
  4. Equality
  5. No One Is To Blame
  6. Beating Mr. Neg
  7. Everlasting Love
  8. Hero In Your Eyes
  9. The Human Touch
  10. Life In One Day 2.0
  11. Like To Get To Know You Well
  12. Tin Man Song
  13. The One To Love You
  14. What Is Love?
  15. New Song
  16. Things Can Only Get Better

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Carajo: En pie de lucha

Publicado

en

Carajo

Mientras en el punto cero del movimiento social se vivía una nueva jornada multitudinaria, en Club Subterráneo se concretó un encuentro más de Carajo con sus fanáticos locales. A diferencia del ánimo de impasibilidad que se vivía en los pubs de Providencia, el subsuelo del club retumbó con la fuerza de los argentinos, cuyas canciones suenan bastante pertinentes en el noveno viernes de estallido social.

Enmarcados en la presentación de su último álbum, “Basado En Hechos Reales” (2019), Carajo fue recibido entre aplausos de un público fiel. Corvata abrió el show dedicando unas palabras al contexto que vive el país y haciendo un llamado a la resistencia. El bajista del trío aseguró que, en el futuro, la gente hablará de aquellos que salieron a dar el aguante.

Siguiendo el hilo a las palabras de su líder, la banda comenzó con “Haciendo Historia”, dedicados en pleno a mostrar sus composiciones recientes. “Advertencia” y “¿Quién Vendrá Detrás?” repitieron al pie de la letra el orden del álbum, dando cuenta de un sonido macizo y cuyas letras no están ajenas al panorama actual. Junto a la fuerza de su nuevo repertorio, los distintos matices que se aprecian en canciones como “Denso”, “O.D.I.O.” y “La Locura De Los Genios” dan cuenta de un sello que se ha nutrido con el tiempo y el público asimila rápidamente. Así fue con “Cenizas”, que despertó las voces y la celebración entre los fanáticos.

Luego de interpretar “Fin Al Dolor”, Marcelo Corvalán advertía al público que aún quedaban muchas canciones por repasar, dedicándole una porción importante a los temas más reconocidos de la banda. “El Manual De Las Derrotas”, cantada por Tery, junto al potente riff de “Perfecto Regalo”, marcaron el cierre de lo nuevo, mientras que “Ácido” fue la primera canción escogida para dedicarse de lleno a los clásicos. La visión distópica de “Chico Granada” y el ritmo pesado de “Histeria, TV, Canción de Moda” subieron la energía de los asistentes y la interacción con la banda en uno de los momentos más intensos del show.

Dedicando una pausa para dialogar y agradecer la energía, Carajo retomó una carga ininterrumpida de canciones interpretadas en conjunto a los fanáticos. “La Venganza De Los Perdedores” y “Tracción A Sangre” recogían tracks de su álbum doble, “Frente A Frente” (2013), para luego levantar el vitoreo de los asistentes con “Triste”, una de las composiciones más reconocidas de los argentinos, que incluso tuvo cierta repercusión en cadenas de videoclips.

Antes de cerrar el show, la banda agradeció la intensidad de los asistentes a esta última fecha de su gira, agregando que se despedían de este año de una manera hermosa y llena de buenos recuerdos. La agresividad de “Joder” ayudó a catalizar las últimas fuerzas de los fanáticos, mientras que la letra de “Sácate La Mierda” –uno de sus temas más antiguos– estuvo dedicada al pueblo chileno. Sin soltar la contingencia, los argentinos continuaron con “Libres”, en homenajes a quienes luchan en las calles. Para complacer al público y cerrar con buen humor, el conjunto interpretó su clásico medley con una serie de reconocidos riffs de Pantera, generando un final apoteósico. Una vez que terminó la presentación, Carajo se quedó un momento en el escenario para saludar al público, en una sincera muestra de afecto entre músicos y fanáticos.

Luego de múltiples presentaciones de la banda en escenarios locales, es valioso evidenciar la fuerza de un trío que no requiere más músicos para ofrecer un show pesado y lleno de energía. Si a eso se le suma el contenido actual de sus canciones, las que hablan de una sociedad ponderada por su valor productivo y un fuerte control tecnológico, dan como resultado final una propuesta de calidad, que, sacando lo mejor de cada etapa, va mejorando con los años.

Setlist

  1. Haciendo Historia
  2. Advertencia
  3. ¿Quién Vendrá Detrás?
  4. Denso
  5. O.D.I.O.
  6. La Locura De Los Genios
  7. Fin Al Dolor
  8. Cenizas
  9. El Manual De Las Derrotas
  10. Perfecto Regalo
  11. Ácido
  12. Chico Granada
  13. Histeria, TV, Canción De Moda
  14. La Venganza De Los Perdedores
  15. Tracción A Sangre
  16. Triste
  17. Luna Herida
  18. Joder
  19. Sácate La Mierda
  20. Libres

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 semanas

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 semanas

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 4 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 4 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 4 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 4 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas