Conéctate a nuestras redes
Hermanos Cavalera Hermanos Cavalera

En Vivo

Hermanos Cavalera: Todo sigue igual

Publicado

en

Fue tan sólo en noviembre de 2018 cuando los hermanos Max e Iggor Cavalera llegaron a nuestro país repasando dos importantes álbumes del metal brasileño, “Beneath The Remains” (1989) y “Arise” (1991), entregando un demoledor show en un Teatro Cariola a toda su capacidad, el que se transformó en un verdadero campo de batalla al son de toda esa cantidad de clásicos para el metal que Sepultura entregó durante sus años de gloria. Tal fue el éxito de esa fecha, que pasó menos de un año para que los hermanos regresaran con una versión extendida de ese mismo show, repasando piezas fundamentales de aquellos trabajos, además de algunos cortes significativos para la carrera del conjunto brasileño. Sin importar el breve intervalo de tiempo entre un concierto y otro, la cita fue un verdadero éxito en términos de convocatoria, ya que un Caupolicán al ochenta por ciento de su capacidad recibió nuevamente a los ex integrantes de una banda que se forjó en lo más profundo del Brasil post dictadura, quienes venían decididos a rememorar todas esas canciones que fueron sinónimo de una rabia reprimida en tiempos en que la hostilidad era una sensación constante en el ambiente.

Primero, la banda nacional Soulinpain arribó con un breve, pero intenso show. Con poco más de veinte minutos en escena entregaron un repaso de lo más destacado de su catálogo, con una propuesta potente y llena de riffs con claras influencias del death metal. Una gran muestra de esto fueron las canciones del álbum “Adversary” de 2018, su última placa de estudio registrada a la fecha.

Posterior a ellos, los brasileños Project46 echaron abajo el Teatro Caupolicán con lo que fue el sonido más estruendoso y demoledor que se haya escuchado en mucho tiempo. Con dedicatoria al fallecido Andre Matos, la banda entregó un repaso por lo mejor de sus discos, específicamente del álbum “Tr3s” (2018), en la que, curiosamente, era su tercera presentación en nuestro país. Canciones como “Violência Gratuita“, “Rédeas” o la destructora “Acorda Pra Vida” dejaron los ánimos caldeados, el entusiasmo en plena ebullición y el ambiente listo para el caos que se viviría posteriormente con los hermanos Cavalera.

La hostilidad se sentía en el aire y una tensión permanente se apoderaba del ambiente, mientras gran parte de los asistentes se preparaban para introducirse en el verdadero vórtice que había en medio de la cancha. Los Cavalera salieron a escena y el primer golpe fue “Beneath The Remains“, que, seguida de los mazazos a la cabeza que fueron “Inner Self“, “Stronger Than Hate” y “Mass Hypnosis“, generaron un mosh permanente, dando paso incluso a algunas peleas en distintos puntos de la cancha. Y es que, claro, la sobreexcitación y el alcohol hacían de lo suyo en un show que se centra precisamente en el sentimiento de rabia, en el deseo de liberar cualquier represión a la hora de enfrentarse a una música que tiene sus principales componentes en base a estos elementos. El metal de Sepultura es algo honesto, que nace desde el corazón y alma de una sociedad marginada y reprimida por la autoridad, tal como en el Brasil que los vio nacer, y Chile encontró esa conexión en aquellos años, ya que, pese a estar a kilómetros de distancia, los contextos sociales y políticos de cada país no eran muy diferentes.

En ese sentido, las canciones interpretadas por los Cavalera cobran una importancia aún mayor cuando han pasado tres décadas y todo sigue igual, con la preocupante avanzada del fascismo en Brasil y la represión policial siendo cada vez más fuerte en distintos contextos. Nuestro país no se queda atrás, por lo que toda esa expresión de odio y desorden que se sintió en canciones como “Desperate Cry” o “Altered State” son sentimientos que provienen del alma, y que no van de la mano con el cliché añejo y ridículo de esta música denominada como satánica por muchos, sino que se enfoca en representar y situar muy bien el escenario donde cada riff, palabra y ritmo fueron compuestos por un grupo de jóvenes que no aguantaba la falta de oportunidades, ni la desalentadora vida que se vivía en las calles de su país. Puede que el repertorio haya sido similar a la vez anterior, salvo por unas adiciones como “Dirty Deeds Done Dirt Cheap” de AC/DC, pero en el fondo las representantes de los dos álbumes en cuestión nuevamente fueron las mismas canciones.

 

La técnica de los hermanos es una apuesta segura, así como también el repertorio y el ambiente que se genera en un show como este. Pese a todo eso, la noche del domingo cobró un sentido especial precisamente por el constante deterioro del mundo como sociedad, y lo más sorprendente es que eso suceda tan solo siete meses después desde la última vez que pisaron tierra chilena. Nuestra sociedad no es la misma que en 2018, y ciertamente en 2020 tampoco será la misma de hoy; nada de eso debiese ser un problema si se mira de manera amplia, pero lo preocupante es que se esté retrocediendo en vez de avanzar, que sociedades como las brasileñas o chilenas no se conviertan en lo que fueron durante la década del 80. Ciertamente todo eso podrá sonar descabellado, pero al escuchar todas las canciones interpretadas anoche no lo es tanto.

La técnica sigue, la rabia sigue, las canciones de Sepultura son un verdadero estandarte no sólo para el metal sudamericano, sino que mundial. El punto está en los sentimientos que motivan a expresar esa rabia mediante la música, y si lo analizamos bien profundidad, nos daremos cuenta de una cosa muy preocupante para la sociedad: todo sigue igual.

Setlist

  1. Beneath The Remains (original de Sepultura)
  2. Inner Self (original de Sepultura)
  3. Stronger Than Hate (original de Sepultura)
  4. Mass Hypnosis (original de Sepultura)
  5. Slaves Of Pain (original de Sepultura)
  6. Primitive Future (original de Sepultura)
  7. Arise (original de Sepultura)
  8. Dead Embryonic Cells (original de Sepultura)
  9. Desperate Cry (original de Sepultura)
  10. Altered State (original de Sepultura)
  11. Infected Voice (original de Sepultura)
  12. Orgasmatron (original de Motörhead)
  13. Dirty Deeds Done Dirt Cheap (original de AC/DC)
  14. Troops Of Doom (original de Sepultura)
  15. Refuse/Resist (original de Sepultura)
  16. Roots Bloody Roots (original de Sepultura)
  17. Polícia (original de Titãs)
  18. Beneath The Remains / Arise / Dead Embryonic Cells (original de Sepultura)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Dream Theater: El sueño sigue vivo

Publicado

en

Dream Theater

En la que podría ser considerada como la gira más importante que ha realizado el quinteto estadounidense en los últimos años, Dream Theater aterrizó nuevamente en nuestro país para presentarse en un Movistar Arena a tablero vuelto. La promesa de la interpretación íntegra del disco “Metropolis Pt. 2: Scenes From A Memory” (1999), por lejos la placa más popular de su carrera, responsable de lanzarlos a la fama mundial y que se encuentra celebrando veinte años de vida, fue suficiente para atraer a los miles de fanáticos chilenos que estuvieron a punto de agotar todas las entradas disponibles en el recinto del Parque O’Higgins, formando una postal que recordó a la masiva convocatoria que lograron en su debut en la Pista Atlética el año 2005. Teniendo en cuenta la situación en la que se encuentra Santiago, lo de Petrucci y compañía fue todo un logro. Y, para fortuna del respetable, el espectáculo estuvo a la altura.

Aunque el gran gancho del recital era la ejecución de su clásico álbum, el tour lleva el nombre del último trabajo de estudio del conjunto, “Distance Over Time”, lanzamiento que ocurrió este año y mantiene a los músicos vigentes, pese a no causar el mismo entusiasmo de épocas anteriores entre sus seguidores. Fue así como la primera parte de la maratónica jornada estuvo dedicada a repasar los mejores cortes del nuevo disco, ante la respuesta entusiasta del público, que, sin saber todas las letras, transmitía toda su energía al grupo. “Untethered Angel”, “Fall Into The Light”, “Barstool Warrior” y, para cerrar este tramo, la potentísima “Pale Blue Dot”, mostraron lo mejor de este Dream Theater 2019, además de rescatar dos canciones más antiguas: “In The Presence Of Enemies, Part I” y la celebrada “A Nightmare To Remember”. El escenario estaba listo para el momento más esperado de la noche.

Finalizado el interludio de quince minutos, las luces se volvieron a apagar y un video animado a modo de película nos introdujo a los personajes que protagonizan la odisea contada en “Metropolis Pt. 2: Scenes From A Memory”. La historia de un hombre atormentado por el alma en pena de una mujer asesinada en busca de justicia fue revisitada de manera apoteósica por los norteamericanos. Tocado de principio a fin y sin grandes interrupciones, el clásico de fines de los noventa llevó al éxtasis total al Movistar Arena. “Overture 1928” y “Strange Déjà Vu” dieron el potente inicio al viaje, con gente saltando e incluso mosheando al ritmo de los complicados patrones rítmicos de Dream Theater.

A veinte años de su nacimiento, cada una de las canciones de la placa siguen sonando tan frescas y creativas como antaño, y es un gusto comprobar que la banda no ha perdido un ápice en su poder de ejecución, realizando una más que destacable reproducción de las versiones de estudio. Incluso James LaBrie, quien en un momento de diálogo con el público pidió disculpas –se encontraba enfermo y no estaba en su mejor estado– cumplió con su tarea de forma impecable.

Petrucci, Myung, Rudess y Mangini, son unas verdaderas máquinas en sus instrumentos, aunque aquí se debe hacer una acotación: la ausencia de Mike Portnoy es un fantasma que todavía pena entre los fanáticos de la banda. El histriónico baterista no sólo era un as en los tarros, sino que tenía carisma e inyectaba de espíritu rockero a la performance del grupo, cualidad que Mangini simplemente no tiene. El tipo es lo más cercano a la perfección en su instrumento, al punto de llegar a parecer un robot. Es cierto que de vez en cuando interactúa con la fanaticada, pero durante gran parte de la noche sólo se limita a hacer su trabajo. Se echa de menos una “chasconeada” entre tanta técnica y seriedad, sobre todo cuando su batería es una de las más vistosas en el mundo del rock y el metal. Tampoco ayudó que anoche la mezcla dejara prácticamente silenciados los platillos del músico, problema que opacó en muchos pasajes la emoción de un show que exige perfección.

Superando el bache con la batería, todo funcionó perfecto y canciones como “Home”, “The Dance Of Eternity” y las emotivas “Through Her Eyes” y “The Spirit Carries On”, fueron grandes hitos de la velada, que bajó el telón con “Finally Free”, dando por cumplido el sueño de los fans acérrimos de Dream Theater. Pero todavía quedaba más, y finalmente “At Wit’s End” disparó el tiro de gracia, sellando tres horas de música que no dejó a nadie insatisfecho.

Los oriundos de Boston dieron una última gran reverencia al respetable y se retiraron despedidos por una ovación unánime. Al final de la noche los comentarios eran bastante similares entre sí, concordando que esta ha sido una de las presentaciones más espectaculares que ha dado la banda en Chile, y no están equivocados. En un año de grandes conciertos, el de Dream Theater se encumbra como uno de los más emocionantes, confirmando que el sueño sigue más que vivo.

Setlist

  1. Untethered Angel
  2. A Nightmare To Remember
  3. Fall Into The Light
  4. Barstool Warrior
  5. In The Presence Of Enemies, Part I
  6. Pale Blue Dot
  7. Regression
  8. Overture 1928
  9. Strange Déjà Vu
  10. Through My Words
  11. Fatal Tragedy
  12. Beyond This Life
  13. Through Her Eyes
  14. Home
  15. The Dance Of Eternity
  16. One Last Time
  17. The Spirit Carries On
  18. Finally Free
  19. At Wit’s End

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 2 meses

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 2 meses

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 2 meses

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 2 meses

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas