Contáctanos
Helloween Helloween

En Vivo

Helloween: Larga vida a las calabazas

Publicado

en

La reunión de Helloween con el vocalista Michael Kiske y el guitarrista Kai Hansen debe ser uno de los acontecimientos más importantes para el metal en esta década. Y es que no se trata sólo del regreso de un par de figuras clave en la historia de la legendaria banda germana, sino que de la unión de los integrantes más emblemáticos de Helloween, del presente y del pasado, quienes decidieron crear un súper combo compuesto por dos vocalistas, tres guitarras, bajo y batería, en una jugada que en el escenario funciona a la perfección, conformando la alineación definitiva de la agrupación. Porque después de lo vivido anoche en el Teatro Caupolicán, después de escuchar la última nota de “I Want Out” interpretada por esta nueva encarnación de las calabazas, es difícil imaginarse en un futuro a un Helloween sin Kiske y Hansen sobre el proscenio.

Comenzando unos minutos pasadas las ocho de la noche, el show, que se extendió por tres horas, hizo un completo repaso por la discografía del grupo, poniendo énfasis obviamente en los clásicos que llevan la voz de Kiske, quien, sin restar mérito al resto de sus compañeros, era la gran estrella de la noche. El calvo cantante, que llegó a la banda con el disco “Keeper Of The Seven Keys: Part I” (1987) y puso su voz a los álbumes más importantes de Helloween, no tendrá el carisma de grandes del estilo como Bruce Dickinson o Rob Halford, pero su voz es una de las más emblemáticas en la historia del heavy metal. Su timbre particular y capacidad de dar con notas altísimas hicieron de su nombre uno de los más admirados por los fanáticos, existiendo incluso un buen número de seguidores que sostienen hasta la fecha que Kiske es –y siempre será– la voz de Helloween, a pesar de que su salida del conjunto ocurrió hace un cuarto de siglo.

Y el alemán hizo honor a su leyenda con sendas versiones de clásicos como “I’m Alive”, “Dr. Stein”, “How Many Tears” y la emocionante “Eagle Fly Free”, en una performance impecable y que echó por la borda las críticas que recibió durante el comienzo del tour, cuando se le acusó del uso de un supuesto playback. Entre las especulaciones, algunos señalaban que sólo eran pistas de apoyo durante los pasajes más complicados, pero la verdad es que anoche, si hubo doblaje, este no se notó para nada e incluso pudimos escuchar algunos “gallitos” por parte del vocalista, como garantía de que el hombre sí estaba haciendo la pega. Su entrega fue total y dejó conformes a todos aquellos fans que soñaban con ver a Helloween comandado por Michael Kiske.

Sin embargo, como señalamos en un principio, en esta gira bautizada como “Pumpkins United” la gran virtud de esta reunión es la suma de sus integrantes, y es ahí donde la presencia de Andi Deris, vocalista del grupo desde el año 1994, se hace imprescindible para conducir el show. Si Kiske es la voz de Helloween, Deris es el frontman, y esta afirmación no busca denostar las capacidades vocales de Deris, quien también es un cantante fenomenal, pero su histrionismo y capacidad de manejo de la audiencia, lo convierten en el gran animador de la velada. La química con Kiske, cuya relación fácilmente podría ser catalogada de “bromance”, es uno de los grandes aciertos de este encuentro, sumada a la dinámica con el resto de sus colegas y con el respetable, confieren a Deris el foco principal del espectáculo.

Tampoco podemos dejar de lado su notable desempeño cuando los éxitos de su legado, tales como “Perfect Gentleman”, “Power” o la poderosa “Sole Survivor”, hicieron acto de presencia en un setlist que dio en el gusto a todo el mundo. Porque incluso Kai Hansen, miembro fundador de Helloween, guitarrista y vocalista en el primer disco de la banda, “Walls Of Jericho” (1985), tuvo la oportunidad de tomarse el Caupolicán con un medley que rescató lo mejor del álbum debut de los alemanes, marcando el pasaje más violento de la velada, con mosh pits furibundos iluminados por la siempre mal ponderada bengala. Lo de Helloween fue una fiesta imparable.

Momentos para el recuerdo hubo por montones, como por ejemplo la interpretación a dos voces de “Forever And One (Neverland)”, la gran apertura con “Halloween”, la apoteósica odisea de “Keeper Of The Seven Keys”, o el entrañable tributo que se hizo al fallecido baterista Ingo Schwichtenberg, músico que formó parte de la primera etapa de Helloween, quien apareció en pantalla realizando un solo de batería para después batirse en un duelo con el actual baterista del grupo, Daniel Löble, en un momento tan surreal como emocionante.

En definitiva, esta nueva visita de Helloween a la capital fue una celebración a su historia, un regalo a sus fanáticos ideado con extremo detalle y cariño. “Pumpkins United” no es una mera reunión para sacar dinero, no: es una verdadera experiencia para quienes han seguido la trayectoria de una banda que ya lleva 33 años de vida. Ojalá todas las reuniones fueran como esta.

Future World” y “I Want Out” bajaron el telón de uno de los mejores shows que este redactor ha visto durante este 2017. Si el sábado pasado King Diamond nos voló la cabeza con su teatro heavy metal, en esta noche de viernes Helloween nos demostró que a veces los sueños se hacen realidad, entregándonos un evento de primera categoría que hizo justicia a todos sus años sobre el camino. Ojalá que esta no sea una reunión pasajera, pero por ahora podemos sacarnos el sombrero y exclamar con orgullo: ¡Larga vida a las calabazas!

Setlist

  1. Halloween
  2. Dr. Stein
  3. I’m Alive
  4. If I Could Fly
  5. Are You Metal?
  6. Kids Of The Century
  7. Waiting For The Thunder
  8. Perfect Gentleman
  9. Starlight / Ride The Sky / Judas / Heavy Metal (Is The Law)
  10. Forever And One (Neverland)
  11. A Tale That Wasn’t Right
  12. I Can
  13. Solo de batería
  14. Ingo Tribute
  15. Livin’ Ain’t No Crime / A Little Time
  16. Why?
  17. Sole Survivor
  18. Power
  19. How Many Tears
  20. Eagle Fly Free
  21. Keeper Of The Seven Keys
  22. Future World
  23. I Want Out

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

En Vivo

Queens Of The Stone Age: Como un reloj

Publicado

en

Queens Of The Stone Age

Siempre es complicado para una banda el hecho de salir a girar presentando un álbum nuevo, y aunque el aclamado “Villains” (2017) de Queens Of The Stone Age supuso un giro en el sonido de los oriundos de Palm Desert, también significó un avance en la capacidad interpretativa de la banda, ampliando sus horizontes sonoros a una gama mucho más dinámica, sobre todo en vivo. Lo anterior da a entender que presentar composiciones nuevas no sería una complicación para el quinteto, ya que la destacable calidad de sus trabajos les ha permitido una muy buena recepción con cada disco que publican. Luego de memorables visitas en 2010, 2013 y 2014, QOTSA concretaba su anhelado regreso en Movistar Arena, ante una fiel fanaticada que sólo quería disfrutar lo que Josh Homme y compañía tenían para ofrecer. Obviamente, la banda cumplió a cabalidad con las expectativas, por ende, lo vivido en el recinto del Parque O’Higgins fue una verdadera celebración, de principio a fin.

Manteniendo la tónica de su última visita, el chileno Alain Johannes nuevamente fue el encargado de amenizar la espera al show de la banda, presentándose esta vez en su formato trío, junto a los hermanos Foncea acompañándolo en batería y sintetizadores. Con un sonido fuerte y claro, Johannes deleitó a los presentes en una presentación que bordeó los 40 minutos de duración, entregando composiciones como “Endless Eyes”, un recuerdo a Eleven con “Reach Out”, o la favorita “Making A Cross”, extraída del proyecto The Desert Sessions, animando a los fans que de a poco fueron llenando el Movistar Arena a la espera de QOTSA. Una vez más, Alain demostró su estatus de culto para el movimiento stoner, comprobándolo gracias a su desplante y entrega sobre el escenario por qué es uno de los artistas más solicitados entre los miles de proyectos que Homme y otros músicos de similar estilo llevan a cuestas.

Pero toda tranquilidad previa se vio interrumpida a eso de las 21:30 horas con la canción “Walk The Night” de The Skatt Brothers, que es utilizada regularmente como la introducción al show de QOTSA. Los integrantes fueron entrando de a uno al escenario, con Troy Van Leeuwen y Josh Homme llevándose la mayoría de las ovaciones, y con una banda sonando inspirada y decidida desde el primer minuto. Sólo bastó que el combo inicial con “If I Had A Tail”, “Head Like A Haunted House” y “Monsters In The Parasol” golpeara las cabezas de los presentes para entender que esto sería una locura, ratificando desde el primer momento que la velada sería de todo menos tranquila. Avalados bajo el lanzamiento de un nuevo álbum de estudio, tener un setlist fresco y variado parecía una tarea sencilla, más aún considerando el hecho de que se trataba de la cuarta visita de la banda a nuestro país, pero tal parece que QOTSA mira siempre adelante, y eso fue evidenciado por el claro énfasis que el repertorio ejerció sobre sus últimas dos placas, “…Like Clockwork” (2013) y el ya mencionado “Villains”.

Lo anterior habla de una madurez muy consistente que la banda forjó en el alero de sus últimas producciones, constituyéndose como una maquinaria con cada pieza haciendo su trabajo, en la más pura sincronización con el resto. El trabajo rítmico de Michael Shuman y Jon Theodore en el bajo y la batería, respectivamente, los mostró implacables y sólidos en cada canción que sostenían sobre sus cimientos instrumentales, mientras que Van Leeuwen tomó un protagonismo más notorio en cuanto a la ejecución de riffs, aportando la cuota de energía y furia necesaria a la particular voz de Homme. Por último, si bien no menos importante, quien dirige todo el buque, Dean Fertita y su silencioso trabajo instrumental, desfilando por la guitarra, los teclados, sintetizadores y la percusión, y generando el contexto e hilo conductor sonoro de toda la presentación. Momentos de brillo que iban y venían, con invitación incluida a Alain Johannes, que se unió a la banda para una agresiva interpretación de “Hangin’ Tree”, uno de los puntos altos en esta intensa noche.

Una intensidad presente cada minuto, que posiblemente se vio mermada por algunos problemas de saturación en ciertas partes del recinto, algo que fue comentario obligado a la salida del show por los asistentes, al punto de que en “Go With The Flow” el sonido (salvo el de retorno) se fue por unos fugaces tres segundos, imperceptibles dentro de la vorágine instrumental que la banda estaba viviendo sobre el escenario. Más allá de todo eso, la figura de QOTSA ahora ya se acerca hacia el estatus de culto, especialmente luego de haber sobrepasado el mainstream hace algún tiempo.

Fuera de toda discusión de cuál visita de la banda ha sido mejor, todas tienen algo que las hace únicas e incomparables y, en este caso particular, es la habilidad de poder desarticular y reinterpretar canciones acordes con los conocimientos adquiridos gracias al paso de los años. El quinteto lo dio todo en escena, con Theodore incluso lesionándose una mano (según lo comentado por Homme previo al encore), lo que toma sentido luego de que el setlist de la banda mostrara tres canciones que no fueron incluidas en la presentación. Queens Of The Stone Age destacó, se lució y sorteó cualquier inconveniente que se pudiese presentar, dejando en claro dos cosas: primero, que todavía queda mucho por hacer de cara al futuro, y segundo, que esta no será la última vez que sabremos de ellos en nuestro país.

Setlist

  1. If I Had A Tail
  2. Head Like A Haunted House
  3. Monsters In The Parasol
  4. My God Is The Sun
  5. Feet Don’t Fail Me
  6. The Way You Used To Do
  7. You Can’t Quit Me Baby
  8. No One Knows
  9. The Evil Has Landed
  10. I Sat By The Ocean
  11. Hangin’ Tree
  12. Domesticated Animals
  13. Make It Wit Chu
  14. Smooth Sailing
  15. I Appear Missing
  16. Villains Of Circumstance
  17. Little Sister
  18. Go With The Flow
  19. Regular John
  20. A Song For The Dead

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

The Dark Side Of The Moon The Dark Side Of The Moon
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “The Dark Side Of The Moon” de Pink Floyd

No hay que ser seguidor de Pink Floyd para reconocer que “The Dark Side Of The Moon” marca uno de...

Low In High School Low In High School
DiscosHace 2 meses

Morrissey – “Low In High School”

Hubo una época en que no teníamos el poder de juzgar instantáneamente a las personas en la plaza pública virtual...

Utopia Utopia
DiscosHace 2 meses

Björk – “Utopia”

El espejo es inclemente. El paso del tiempo es implacable. Los cambios forzosos desgastan, y eso se nota en las...

Who Built The Moon? Who Built The Moon?
DiscosHace 2 meses

Noel Gallagher’s High Flying Birds – “Who Built The Moon?”

Luego de haber recorrido todo el mundo presentando su “Chasing Yesterday” (2015), Noel Gallagher comenzó a cuajar el tercer larga...

Ununiform Ununiform
DiscosHace 3 meses

Tricky – “Ununiform”

Inglaterra ha sido tierra fértil para las reinvenciones musicales, las nuevas escenas e incluso nuevos estilos. Tal es el caso...

Pacific Daydream Pacific Daydream
DiscosHace 3 meses

Weezer – “Pacific Daydream”

Musicalmente los años noventa se presentaron como una década estruendosa, agitada, combativa y cambiante. De aquellos años, en la mayoría...

The Dusk In Us The Dusk In Us
DiscosHace 3 meses

Converge – “The Dusk In Us”

Este ha sido un año grandioso para los fanáticos de Converge. En marzo sorprendieron con “Jane Live”, registro en vivo...

Ex La Humanidad Ex La Humanidad
DiscosHace 3 meses

Electrodomésticos – “Ex La Humanidad”

El pavimento quema las retinas y el reflejo de un sol inclemente se potencia por el efecto de las fachadas...

Unknown Pleasures Unknown Pleasures
DiscosHace 3 meses

El Álbum Esencial: “Unknown Pleasures” de Joy Division

Hacia finales de la década del 70, el mundo del rock parecía transformarse con mayor premura de lo que lo...

Luciferian Towers Luciferian Towers
DiscosHace 3 meses

Godspeed You! Black Emperor – “Luciferian Towers”

Godspeed You! Black Emperor es de esas bandas que ha logrado construir una identidad reconocida. Cuando suenan, se sabe que...

Publicidad

Más vistas