Contáctanos
Helloween Helloween

En Vivo

Helloween: Larga vida a las calabazas

Publicado

en

La reunión de Helloween con el vocalista Michael Kiske y el guitarrista Kai Hansen debe ser uno de los acontecimientos más importantes para el metal en esta década. Y es que no se trata sólo del regreso de un par de figuras clave en la historia de la legendaria banda germana, sino que de la unión de los integrantes más emblemáticos de Helloween, del presente y del pasado, quienes decidieron crear un súper combo compuesto por dos vocalistas, tres guitarras, bajo y batería, en una jugada que en el escenario funciona a la perfección, conformando la alineación definitiva de la agrupación. Porque después de lo vivido anoche en el Teatro Caupolicán, después de escuchar la última nota de “I Want Out” interpretada por esta nueva encarnación de las calabazas, es difícil imaginarse en un futuro a un Helloween sin Kiske y Hansen sobre el proscenio.

Comenzando unos minutos pasadas las ocho de la noche, el show, que se extendió por tres horas, hizo un completo repaso por la discografía del grupo, poniendo énfasis obviamente en los clásicos que llevan la voz de Kiske, quien, sin restar mérito al resto de sus compañeros, era la gran estrella de la noche. El calvo cantante, que llegó a la banda con el disco “Keeper Of The Seven Keys: Part I” (1987) y puso su voz a los álbumes más importantes de Helloween, no tendrá el carisma de grandes del estilo como Bruce Dickinson o Rob Halford, pero su voz es una de las más emblemáticas en la historia del heavy metal. Su timbre particular y capacidad de dar con notas altísimas hicieron de su nombre uno de los más admirados por los fanáticos, existiendo incluso un buen número de seguidores que sostienen hasta la fecha que Kiske es –y siempre será– la voz de Helloween, a pesar de que su salida del conjunto ocurrió hace un cuarto de siglo.

Y el alemán hizo honor a su leyenda con sendas versiones de clásicos como “I’m Alive”, “Dr. Stein”, “How Many Tears” y la emocionante “Eagle Fly Free”, en una performance impecable y que echó por la borda las críticas que recibió durante el comienzo del tour, cuando se le acusó del uso de un supuesto playback. Entre las especulaciones, algunos señalaban que sólo eran pistas de apoyo durante los pasajes más complicados, pero la verdad es que anoche, si hubo doblaje, este no se notó para nada e incluso pudimos escuchar algunos “gallitos” por parte del vocalista, como garantía de que el hombre sí estaba haciendo la pega. Su entrega fue total y dejó conformes a todos aquellos fans que soñaban con ver a Helloween comandado por Michael Kiske.

Sin embargo, como señalamos en un principio, en esta gira bautizada como “Pumpkins United” la gran virtud de esta reunión es la suma de sus integrantes, y es ahí donde la presencia de Andi Deris, vocalista del grupo desde el año 1994, se hace imprescindible para conducir el show. Si Kiske es la voz de Helloween, Deris es el frontman, y esta afirmación no busca denostar las capacidades vocales de Deris, quien también es un cantante fenomenal, pero su histrionismo y capacidad de manejo de la audiencia, lo convierten en el gran animador de la velada. La química con Kiske, cuya relación fácilmente podría ser catalogada de “bromance”, es uno de los grandes aciertos de este encuentro, sumada a la dinámica con el resto de sus colegas y con el respetable, confieren a Deris el foco principal del espectáculo.

Tampoco podemos dejar de lado su notable desempeño cuando los éxitos de su legado, tales como “Perfect Gentleman”, “Power” o la poderosa “Sole Survivor”, hicieron acto de presencia en un setlist que dio en el gusto a todo el mundo. Porque incluso Kai Hansen, miembro fundador de Helloween, guitarrista y vocalista en el primer disco de la banda, “Walls Of Jericho” (1985), tuvo la oportunidad de tomarse el Caupolicán con un medley que rescató lo mejor del álbum debut de los alemanes, marcando el pasaje más violento de la velada, con mosh pits furibundos iluminados por la siempre mal ponderada bengala. Lo de Helloween fue una fiesta imparable.

Momentos para el recuerdo hubo por montones, como por ejemplo la interpretación a dos voces de “Forever And One (Neverland)”, la gran apertura con “Halloween”, la apoteósica odisea de “Keeper Of The Seven Keys”, o el entrañable tributo que se hizo al fallecido baterista Ingo Schwichtenberg, músico que formó parte de la primera etapa de Helloween, quien apareció en pantalla realizando un solo de batería para después batirse en un duelo con el actual baterista del grupo, Daniel Löble, en un momento tan surreal como emocionante.

En definitiva, esta nueva visita de Helloween a la capital fue una celebración a su historia, un regalo a sus fanáticos ideado con extremo detalle y cariño. “Pumpkins United” no es una mera reunión para sacar dinero, no: es una verdadera experiencia para quienes han seguido la trayectoria de una banda que ya lleva 33 años de vida. Ojalá todas las reuniones fueran como esta.

Future World” y “I Want Out” bajaron el telón de uno de los mejores shows que este redactor ha visto durante este 2017. Si el sábado pasado King Diamond nos voló la cabeza con su teatro heavy metal, en esta noche de viernes Helloween nos demostró que a veces los sueños se hacen realidad, entregándonos un evento de primera categoría que hizo justicia a todos sus años sobre el camino. Ojalá que esta no sea una reunión pasajera, pero por ahora podemos sacarnos el sombrero y exclamar con orgullo: ¡Larga vida a las calabazas!

Setlist

  1. Halloween
  2. Dr. Stein
  3. I’m Alive
  4. If I Could Fly
  5. Are You Metal?
  6. Kids Of The Century
  7. Waiting For The Thunder
  8. Perfect Gentleman
  9. Starlight / Ride The Sky / Judas / Heavy Metal (Is The Law)
  10. Forever And One (Neverland)
  11. A Tale That Wasn’t Right
  12. I Can
  13. Solo de batería
  14. Ingo Tribute
  15. Livin’ Ain’t No Crime / A Little Time
  16. Why?
  17. Sole Survivor
  18. Power
  19. How Many Tears
  20. Eagle Fly Free
  21. Keeper Of The Seven Keys
  22. Future World
  23. I Want Out

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

En Vivo

Magma: De vuelta a Kobaïa

Publicado

en

Magma

En uno de los eventos más esperados de este segundo semestre, Magma retornó al país a cuatro años de su grandioso debut en Chile, ocasión en que realizaron dos shows que quedaron grabados en la retina de los miles de seguidores que esperaron durante décadas el arribo de los franceses a un escenario nacional. El sueño se cumplió y ahora quedaba esperar por el regreso de la agrupación, el cual se concretó anoche en el Teatro Nescafé de las Artes, donde recibimos la tercera parte del llamado “The Endless Tour”, en otra jornada de finísimo rock progresivo que quedará para la posteridad.

Desde que los ocho músicos se instalaron sobre el proscenio, una atmósfera mágica se apoderó del recinto, confirmando que estábamos de vuelta en las tierras de Kobaïa, el planeta ficticio creado por Christian Vander, donde se desarrolla temáticamente la totalidad de la discografía del conjunto. “Ëmëhntëhtt-Ré” dio inicio al concierto, en más de cuarenta minutos de odisea musical imparable. Como si fuésemos parte de un mantra colectivo, la composición dejó ver grandes muestras de virtuosismo de parte de los músicos, hipnotizantes pasajes que iban en un constante in crescendo para luego detonar y pasar a una sección totalmente distinta, sin perder el hilo del relato ni romper la atmósfera. Lo de Magma en vivo es una experiencia inmersiva, donde el espectador debe estar totalmente dispuesto a dejarse llevar por la música. Lo positivo es que no es nada complicado entrar en su universo, cortesía de un show en que el espíritu prima por sobre la intelectualidad.

Sobre lo anterior, “Theusz Hamtaahk” fue quizás el corte más cautivador de la jornada. Poniendo gran énfasis en el juego de voces y en las bases rítmicas que se extendían durante largos minutos, en lo que parecía un péndulo para los sentidos. En una sensación bastante parecida a la que logran los norteamericanos Swans en sus catárticas presentaciones, Magma se despachó una performance extraordinaria cuando el cronómetro ya marcaba una hora de música, que, más que música, es un verdadero ritual mágico.

Los franceses no tardaron en regresar y, ante la ovación general del respetable, lanzaron uno de sus clásicos más celebrados de su discografía: “Kobaia”, y el concierto se transformó en un show de rock setentero y sicodélico, donde hubo espacio para solos de guitarra y teclados, e incluso para que aromas de hierbas de dudosa procedencia comenzarán a circular por el aire del lugar.

Luego de una nueva salida del grupo, el público demandaba más porque, incluso si las composiciones de Magma pueden parecer verdaderas maratones, la sensación que dejan es revitalizante y sólo quedan ganas de más. Stella Vander, la vocalista más longeva del conjunto y esposa de Christian Vander, salió a escena para presentar la bella balada “Ehn Deiss”, tema original de Offering, proyecto que también fue fundado por el baterista, bajando el telón en una nota emotiva que dejó a todo el mundo conforme, independiente de que las ansias por seguir recorriendo los parajes de Kobaïa persistieran.

Retirándonos del teatro con el espíritu lleno de energía, el retorno de Magma a la capital estuvo a la altura de su leyenda; nos entregó dos horas de música que trasciende a los sentidos y es capaz de hacernos partes de un viaje único. Con la esperanza de poder volver a verlos lo antes posible, el recuerdo de este nuevo recorrido por Kobaïa quedará atesorado como uno de los grandes acontecimientos musicales de este 2017.

Setlist

  1. Ëmëhntëhtt-Ré
  2. Theusz Hamtaahk
  3. Kobaia
  4. Ehn Deiss (original de Offering)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Different Days Different Days
DiscosHace 6 horas

The Charlatans – “Different Days”

Para ser una banda que ha enfrentado el fallecimiento de dos integrantes, primero el tecladista Rob Collins en 1996 y...

Relatives In Descent Relatives In Descent
DiscosHace 3 días

Protomartyr – “Relatives In Descent”

¿Cómo va a sonar el apocalipsis cuando llegue e impacte a la humanidad? ¿Será un rugido del núcleo de la...

Carry Fire Carry Fire
DiscosHace 3 días

Robert Plant – “Carry Fire”

Cuando hablamos de músicos fundacionales del rock que aún mantienen vivas sus carreras, especialmente los que formaron parte de las...

Ogilala Ogilala
DiscosHace 5 días

William Patrick Corgan – “Ogilala”

Cuando estaba en medio del proceso de creación del sucesor de “Monuments To An Elegy” (2014), la mente maestra de...

A Night At The Opera A Night At The Opera
DiscosHace 1 semana

El Álbum Esencial: “A Night At The Opera” de Queen

Al abrir la versión en vinilo de “A Night At The Opera” (1975) uno se encuentra con una imagen reveladora...

The Sin And The Sentence The Sin And The Sentence
DiscosHace 1 semana

Trivium – “The Sin And The Sentence”

Beethoven señaló que el genio se compone de un dos por ciento de talento y de un noventa y ocho...

The Desaturating Seven The Desaturating Seven
DiscosHace 2 semanas

Primus – “The Desaturating Seven”

Cuando alguien decide adentrarse en el extraño mundo de Primus, acepta el riesgo de visitar un terreno en el que...

Hiss Spun Hiss Spun
DiscosHace 2 semanas

Chelsea Wolfe – “Hiss Spun”

La carrera artística de Chelsea Wolfe ha sido un recorrido gradual por las múltiples variantes que orbitan alrededor de lo...

Cendrars Cendrars
DiscosHace 2 semanas

Cendrars – “Cendrars”

El álbum debut siempre es un fenómeno interesante. Suele combinar en distintas medidas la imagen que el artista quiere proyectar...

Visions Of A Life Visions Of A Life
DiscosHace 2 semanas

Wolf Alice – “Visions Of A Life”

Cuando Wolf Alice lanzó su primer disco, “My Love Is Cool” en 2015, la prensa especializada los catalogó como la...

Publicidad

Más vistas