Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Hellish Rock: Gamma Ray y Helloween

Publicado

en

Hellish Rock

Lo vivido el 13 de abril pasará al igual que el concierto de Dylan, Osbourne y Maiden, como uno de los recitales históricos, las razones la reunión de dos de los personajes más importantes en el heavy metal contemporáneo, Kai Hansen de Gamma Ray y Michael Weikath de Helloween, los cuales después de años, se subieron juntos a un mismo escenario para desplegar lo más pesado del estilo inventado por ambos en los años 80, el power metal.

Hellish Rock Tour 2007-2008, fue la excusa perfecta para como mencionaba anteriormente, reunir a estos dos iconos del powermetal mundial, realizando una gira desde el año pasado hasta la fecha y que ha recorrido a más de un centenar de países, logrando un éxito en ventas y otorgando uno de los espectáculos más emocionantes por parte de ambas bandas.

En cada país hay invitadas bandas nacionales, en Chile los convidados al espectáculo fueron Human Factor y The Shrink -sólo podré referirme a la actuación de los primeros ya que a The Shrink no los pude ver, así que tendré que esperar hasta otra oportunidad-.

Human Factor sin duda logró calentar al público nacional el cual se entretuvo y rockeo gran parte del concierto de los nacionales, me gustaría destacar a Soledad Genua destacada guitarrista nacional, que dejó a todos atónitos por su agresiva forma de tocar la guitarra, sin duda una propuesta interesante de power metal criollo.

Hellish Rock

Fue el turno de los connotados Gamma Ray con Kai Hansen como frontman y plato estelar, los cuales realizaron su mejor actuación en Chile, no por los temas tocados sino por la comunicación fluida que tuvieron con el respetable el cual canto y disfruto de la hora y media que la banda pudo estar sobre escenario tocando sus temas clásicos y de su último disco “Land on the Free II”, es realmente impresionante la energía que emite la banda, se nota que son un grupo afiatado de amigos que lo pasan de lo mejor tocando sobre los escenarios, esta creo yo es la principal característica que los diferencian con otras bandas, no sólo las habilidades musicales de cada integrante, sino la calidad y felicidad con que interpretan cada nota, eso se valora y el público chileno se los hizo notar.

A pesar de que la presentación de Hansen y compañía se centró en sus últimas producciones, igual lograron rescatar temas representativos de la primera etapa de la banda como la gran “Heaven can wait”, sin duda uno de los clímax que logró la agrupación, también otro de los himnos de la banda fue “Heavy Metal Universe”, tema representativo de todos los rockeros y metaleros, ya que cuenta como nosotros me incluyo vivimos en nuestro propio mundo en donde nosotros somos los normales y el resto los freaks.

Le prosiguió la poderosa “Ride the sky”, una de las canciones emblemáticas de Helloween en su primer periodo con Hansen en las voces, este si que fue un clímax total, personas saltando de la galería hacia la cancha los guardias vueltos locos, el público saltando y coreando el tema en su totalidad, realmente espectacular grande Hansen, el último himno interpretado pos Gamma Ray fue “Send Me A Sign”, de su clamado disco “Powerplant”, una gran manera de terminar un sólido show que dejó a todos los fanáticos del metal muy contentos esperando el plato fuerte de la noche, Helloween.

Hellish Rock

La hora de la calabaza:
“Happy happy Helloween Helloween Helloween happy happy Helloween ohh ohhh ohhhhhhoooooo”, las tres mil almas comenzaron a corear el nombre de la banda apenas las luces se apagaron y comenzó el show de los alemanes, los cuales salieron e interpretaron una de las canciones más power metal que se han creado en la historia, claramente interpretada por la banda de forma maravillosa “Halloween” de su segundo disco de estudio el “Keepers I”, tema que sonó con todo su poder mostrándonos un Michael Weikath en su mejor momento, y un Andi Deris que desde que piso el escenario, se ganó al público capitalino.

Le prosiguió “Sole Survivor”, uno de los hits de Helloween en su segunda etapa con Deris en la voz, que hits, que tema y rapidez, que afiatados se encuentran los germanos sin duda en uno de sus mejores momentos, le continuo” March of Time”, otro de los clásicos del segundo álbum de los alemanes, grandiosa canción que por fin dejo contentos a los fans de Helloween hace tiempo queríamos escuchar temas antiguos, tocados magistralmente y en donde el público fue parte fundamental coreando cada segundo de canción.

A continuación fue el turno del último single de la banda “As long As i Iall”, tema que entusiasmo al estimable y que prosiguió como una excelente introducción para la balada que le siguió “A Tale That Wasn’t Right”, tema en donde su vocalista Andi Deris se lucio de manera sencillamente perfecta, llegando a todos los tonos. Ya habiendo un concierto memorable le prosiguió el power solo de batería de Dani Loble, sin duda una gran contratación por parte de la banda.
“The King for a 1000 Years”, de 14 minutos de duración creo otro de los clímax del concierto, y demostró que la última etapa de la calabaza esta en su mejor momento, que gran canción con tintes épicos, progresivos y elementos del metal, simplemente una gran obra de arte. fue el turno de “Eagle fly Free”, un clásico del powermetal que fue tocado de manera perfecta y autodidacta, un gran momento, continuando posteriormente con “The bells of she seven hells”, en donde Deris se dio el lujo de jugar e interactuar con el exigente público metalero.

Fue el turno de “If a Could Fly” tema del “The Dark Ride”, uno de los temas lentos de la banda que fue disfrutado sobre el escenario por manera muy visible por parte del bajista creador de Helloween, Markus Grossopf. “Dr. Stein” era la excusa perfecta para terminar la primera parte del show, gran canción. Los fans sin duda ya estaban en su mayoría por no decir en su totalidad satisfechos con el show.

La segunda parte del show contó con un extraordinario medley que incluyó, “I Can”, “Where the Rain Grows”, “Perfect Gentleman”, “Power” y “Keeper of the Seven Keys”, a esa altura la cara de los fans bordeaban de emoción y gratitud por el gran espectáculo que se estaba realizando en territorio criollo.

Hellish Rock

Vino el momento esperado por todos el momento en que Gamma Ray y Helloween comparten escenario en dos clásicos de Helloween, “Future word” y “I want out”, momento que será imposible de olvidar y que le dio sentido a todo el concierto, fue un sueño ver a Hansen y Weikath compartiendo unos riffs, era como ver a Ozzy con Iommi, es una emoción que no se puede explicar que realmente tienes que vivir para comprender.

Realmente un broche de oro con todos los integrantes de ambas bandas dando lo mejor de si, y entregándonos unos de los mejores show del 2008, esperamos que estos alemanes no se aburran de venir a chile donde tienen a sus calabaceros esperándolos de por vida.

Rodrigo Damiani
Fotos: Renato Zelada

Publicidad
16 Comentarios

16 Comments

  1. felipe bravo

    15-Abr-2008 en 11:06 pm

    increible concierto.

  2. kNIGHTMARE

    15-Abr-2008 en 11:38 pm

    Realmente un broche de “orto” con todos los integrantes de ambas bandas dando lo mejor de si…

    JAJAAJAJAJA NO ERA K HABIA ESTADO BUENA LA WEA?

  3. gustavo

    16-Abr-2008 en 4:56 pm

    increibleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee
    buen review
    saludos y arriba el power metal mierda!

  4. Motijuais

    16-Abr-2008 en 11:07 pm

    Increible!!!!!
    Sencillamente espectacular. Vivì lo de Maiden en Cancha termine agotadisimo. Ahora vi el Hellish desde la galucha al final arriba y era tan perfecto,tecnicamente el sonido he imagen ,que parecia el mejor Blue Ray en vivo del mundo. Como decia Hansen ” I feel the power!” . Falta ver a kiske cantando en Chile y muero feliz (veo improbable verlo en Gamma o en Helloween pero si vivirlo en proyectos como Avantasia de Sammet o Revolution Renaissance de Tolkki)
    Como nunca disfrutando del heavy en Chile y el mejor final para un I want Out con cuatro guitarras , dos bajistas y dos voces extraordinarias.

  5. bibidiablita

    17-Abr-2008 en 2:29 pm

    increibleeee…estuve ahi…en primera fila…recibí uñetas de ellos…y al final para coronar todo…en backstage con los integrantes de ambas bandas…fotos…autógrafos y souvenirs…k mas puede soñar un fanático?…ufffffff demasiado heavyyyyyy….buenisimo…

  6. daniel flores

    18-Abr-2008 en 4:03 pm

    Si eso fue maestro yo fui desde pPto.montt… y ademas los esperaba hace mas de 10 años y ahora veo a manowar y muero feliz

  7. sergio

    19-Abr-2008 en 2:00 am

    increible

    vi a maiden

    despues a ozzy

    y por ultimo a helloween y gammaray

    me puedo morir conchetumare!!!!

  8. nuclear

    21-Abr-2008 en 1:18 pm

    sergio y no pensay ver a megadeth yo viendo ese concierto me puedo morir e irme al infierno

  9. Hinux

    23-Abr-2008 en 10:25 pm

    Horrible el review jjajajajja… solo comentarios subjetivos, sin fundamentos, pero bueee… decir que Human factor prendio a la gente?? ajjajajajja

    Serapio!
    Grande Hansen! \m/

  10. claudio...

    25-Abr-2008 en 12:28 pm

    un sueño..compadre……fui y lo pase la raja….grande gammray..grande kai…pucha…que me gusto el encuentro…..
    pd.. si la bibdiablita..me conecta..para intercambiar fotos..jejej
    saludos

  11. Germen

    30-Abr-2008 en 9:01 pm

    Happy fest !!….que nombre mas honesto para un BODRIO de concierto. Viva la espada de fuego, viva la princesa y bla bla bla. Metaleros felices….deberian vestirse de blanco los chantas.

  12. felipe bravo

    01-May-2008 en 11:18 pm

    esa bien todas las opiniones pero por lo menos pongan sus nombre y no apodos weones, germen no seay imbecil aguante el power metal aleman

  13. parasocial

    02-May-2008 en 12:21 am

    veo que en brasil tuvieron casi los mismos temas, yo los espero para el 9 de mayo sin duda alguna lo disfrutare al maximo. que mal no veo la posibilidad que interpreten “heavy metal is the law” o “gorgar” que son de mis favoritas,
    sin embargo con ride the sky me vengo como 20 veces en esos 6.44 minutos seria un sueño escuchar el tema con grossopf y kai hansen.

  14. ROBERTO

    03-May-2008 en 9:50 pm

    a mi el dia jueves de esa semana me paso recien el cdolor de cabeza y cuello principalmente,con eso les digo todo,pork me lo cabecie completito…

  15. nato

    11-Jun-2008 en 12:09 am

    pa los que no les gusta estas bandas o el estilo y andan escribiendo weas: si no les gusta la wea, no escriban putiadas.

    Es wea de gustos nomas, las weas malas no existen, no pq algo no te guste significa q es malo

    y si weviai tanto has una banda y saca discos mejores q lo q hicieron estos 2 monstruos, a ver si con cuea llegai a grabar un demo

  16. Pingback: effexor drug

Responder

En Vivo

Christina Rosenvinge: Ouijas para la empatía y la revolución

Publicado

en

Christina Rosenvinge

La opresión de la lógica patriarcal que rige como titiritero invisible a las acciones sociales del mundo ataca a todas y todos. Aunque las movilizaciones multitudinarias hacen creer a varios que son las mujeres las que buscan cambios para ellas, lo cierto es que toda modificación a la norma imperante debe implicar algo más allá, afectando a hombres y mujeres. Por ello se hace vital entender todo el espectro. Esa es parte de las inquietudes de una de las creadoras más relevantes de Hispanoamérica, en especial cuando el análisis se cierne sobre su propia historia y la de los suyos.

Christina Rosenvinge es activista, pensadora, productora, mujer, pero por sobre todo es compositora, y en este ámbito es el que vierte complejidades claves de escudriñar. “Un Hombre Rubio”, uno de los mejores discos de 2018, ataca desde la empatía y la honestidad hacia las razones por las que existen exigencias para los hombres en pos de un patriarcado que busca su propia sanidad. Ella ve en su padre a una figura que tiene esas contradicciones e intenta explicarse una relación –cuando menos– conflictiva. Junto con una producción exquisita (de exclusivo crédito de la propia Christina) y sonidos precisos y bien desarrollados, el décimo álbum de la madrileña es un arma poderosa para hacer espiritismos propios en busca de respuestas, analizar esos diálogos pendientes y, por supuesto, para elucubraciones que deriven en esa revolución que permitiría la transversalidad fundamental, esa donde géneros no importen.

Un portal se abrió a pocos kilómetros del radio urbano del Gran Santiago, y en el parque de Las Majadas de Pirque, con edificaciones preciosas alrededor, se dio algo cercano a un día de campo, ocasión que vería a Rosenvinge volver luego de 14 meses a Chile, pero con un nuevo paradigma, de esos que usaría el propio David Bowie para corromper la normalidad y expresar todo lo que se pueda indicar.

Pero antes, la velada fue abierta por la solvente y delicada propuesta de Sabina Odone, quien, pese a indicar que existían ciertos desperfectos técnicos, siempre se escuchó con claridad y belleza. Lo primero que mostró en su presentación –que se extendería por 35 minutos– fue su trilogía de sencillos “Una Historia de Amor”, previa a su disco “Amore” que está trabajando para ser editado en 2019. Y se nota la consistencia de las tres canciones, tan diferentes en temática y sonoridades, pero tan ligadas una a la otra, desde “Algo de Ti” con el enamoramiento, hasta “Quise Ser Tu Amante” en la reflexión a posteriori, pasando por la decepción en “Ellos No Cambian”. Además, Sabina estrenó una canción y, cuando su piano eléctrico dejó de sonar, cantó una versión a capella de “Il Cielo In Una Stanza”, canción que refiere a los ancestros de Odone, quien, emocionada por la oportunidad, demostró que una buena voz no necesariamente viene asociada a la catarsis permanente, sino al control y la contención que da la experiencia en vivo y la convicción en las propias canciones.

Media hora después sería el turno de una Christina Rosenvinge que, a la usanza del arte de “Un Hombre Rubio”, llegó ataviada de una camisa blanca y pantalones negros sin talle ajustado. El afán de explicar una vestimenta va en que es este el personaje en el que podía sostenerse Christina a lo largo del show, en este hombre rubio, guapo, exitoso, dominante, que por 106 minutos sería el centro de la atención, con sorpresas, reflexiones y, al final del día, un rock que desde la sofisticación puede transformar un tranquilo prado en un concierto frenético y lleno de momentos.

Con “Niña Animal” y “El Pretendiente”, ambas del disco nuevo, Rosenvinge ponía sobre aviso a la gente del tono del sonido para el show, con una banda correcta mas no descollante, quizás dejando en claro que, más allá de virtuosismos o perfección, lo que podía hacer que el show fuera inolvidable eran las canciones, y por ello es que Christina también entendió que, para el espacio y ambiente, ella podía tomar el pasado para ir tanteando la trayectoria para enlazar el presente, formando un lindo nudo que cierre todo. Por ello irrumpieron como nunca las canciones que originalmente le pertenecían a Christina & Los Subterráneos. Incluso, la primera sería una del disco incomprendido de ese proyecto, “Mi Pequeño Animal” (1994). “Pálido” era la primera sorpresa nostálgica, para luego pasar a una nostalgia más personal de Christina en “Jorge y Yo”, dedicada a su hermano, y luego llegar a otra antigua, en ese caso de 1992, “Señorita”.

Rosenvinge volvía a su último registro con el dueto espiral de “Pesa La Palabra” y “Romance De La Plata”. En la primera canción, es el padre el que le habla a su prole, en tanto que en la segunda es la hija la que se da el espacio de hablarle a su progenitor, en un esfuerzo gimnástico de la interpretación, donde vemos cómo Christina está en otro nivel, siendo capaz de saltar desde su yo de hace más de 25 años hacia su padre, y luego hacia ella misma. Pareciera que estuviera dejando a los espíritus entrar, comunicarse y luego salir, todo en márgenes mínimos.

La Distancia Adecuada”, una sombría y elegante versión de “Tú Por Mi”, y luego “Ana y Los Pájaros” continuaban una jornada donde la verdadera Christina Rosenvinge quedaba a flote en todo momento, ya fuera con la repetición a modo de tantra de “Alguien Tendrá La Culpa” o con etapas más complicadas como las posteriores. Pasarán la puta, la tejedora, la flor entre las vías, pero nada será tan inesperado como “Mil Pedazos”, canción que la artista no tocaba desde su anterior visita en 2017, en una versión oscura, que hace sentir mucho más la división y el dolor de estos pedazos que no se sabe por dónde intentar volver a unir.

Aunque Rosenvinge y su banda abandonaron el escenario un poco, eso es parte de la dinámica tradicional de los conciertos, pero el retorno tuvo a Christina sola, con la guitarra ataviada y con intención de dar en el gusto a su gente, que logró que sonaran versiones solistas de “Las Suelas De Mis Botas” y “Sábado”, dos temas muy sorpresivos y que, sin querer, van dentro de la narrativa de comprender a otros y también generar cambios para modificar al ser.

En “La Piedra Angular”, canción que primero tiene a Christina acompañada solo por un piano para terminar con banda, se vivió uno de los momentos inolvidables de la jornada cuando ella se baja del escenario con intención de buscar una pareja para bailar el intermedio de ese track, que es casi un vals. Rosenvinge eligió a una mujer del público, con el arrojo arrogante de la vestimenta del hombre rubio que lleva puesta. Mientras bailan, mujer contra mujer, todo el público se pone a su alrededor generando una postal única, que se convertiría en incredulidad y risas cuando Christina falló espectacularmente en hacer un gesto galán y ella y su bailarina cayeron muy fuerte contra el suelo. Una manera única de relevar también el track que cierra “Un Hombre Rubio”, una balada preciosa que se pegó perfecta con otro track de Christina & Los Subterráneos, “Alguien Que Cuide De Mí”, y con el gran final con “Voy En Un Coche”, en una versión rockera pero madura, haciéndose cargo de la brecha de pensar que un auto es la libertad, algo muy lejano en 2019 a ese ideal de 1992, y por ello es que un tono más sombrío resultaba preciso.

Así culminaba un espectáculo donde no sólo hubo grandes canciones y momentos, sino también pudimos ver a una artista en el tope de sus capacidades, sean estas artísticas como personales. Christina Rosenvinge tiene en la cabeza como objetivo que se comunique qué es el feminismo, pero que se haga bien, sin caricaturas, y he allí su loable intención de buscar la empatía en figuras que también son consecuencias de un sistema opresor. En esta búsqueda, que va más allá de tumbas, dimensiones y fronteras, es que tenemos los cimientos de una revolución que no sabemos cuándo llegará, pero que sí tenemos certeza de que vendrá. Mientras tanto, como dice la canción que abrió el show, “aguanta”.

Setlist

  1. Niña Animal
  2. El Pretendiente
  3. Pálido (original de Christina & Los Subterráneos)
  4. Jorge y Yo
  5. Señorita (original de Christina & Los Subterráneos)
  6. Pesa La Palabra
  7. Romance De La Plata
  8. La Distancia Adecuada
  9. Tú Por Mi (original de Christina & Los Subterráneos)
  10. Ana y Los Pájaros
  11. Alguien Tendrá La Culpa
  12. La Flor Entre La Vía
  13. La Muy Puta
  14. La Tejedora
  15. Mil Pedazos (original de Christina & Los Subterráneos)
  16. Las Suelas De Mis Botas (original de Christina & Los Subterráneos)
  17. Sábado
  18. La Piedra Angular
  19. Alguien Que Cuide De Mi (original de Christina & Los Subterráneos)
  20. Voy En Un Coche (original de Christina & Los Subterráneos)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 7 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 8 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 8 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 8 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 8 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 8 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 8 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 8 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 8 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: