Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Heaven and Hell: Un viernes negro junto al ‘Enano Maldito’ y sus secuaces

Publicado

en

Para algunos sigue siendo Black Sabbath, o lo mismo en su versión 2.0, para otros solo grandes nombres, juntos, en un escenario. Si bien, Ozzy Osbourne, se lleva prácticamente todos los honores por Black Sabbath, no podemos olvidar a Tommy Iommi, quién para muchos es considerado el gestor del primer riff metalero, tiene gran relevancia en el tema. Y un inmutable Geezer Butler que siempre ha sido factor fundamental de esta banda. Lo de Dio es tema aparte, y da para mucho. Por tanto respecto del concierto, no cabe más que decir que fue conciso, preciso y al callo. Redondo por donde se le mirase.

Para la cita, alrededor de diez mil personas colmaron los dos primeros niveles del Movistar Arena. El tercero, cerrado. Para la entrada, Kingdom of Hate apareció, gustó y se fue. Un buen cometido para los nacionales, que sin ser claros dominadores del escenario, cumplieron.

“E5150”, y la locura se desató. Un siempre correcto Iommi hacía posesión del escenario junto a Ronnie James Dio, Geezer Butler, y Vinnie Appice. El sonido no fue del todo pulcro en el principio, pero la emoción tapó cualquier pifia en un inicio memorable, para un concierto memorable, de una banda mucho más que memorable.

Situados en un escenario que sin ser parafernálico, nos trasladó a una celda en mitad del infierno, entre las tonalidades rojizas de las luces, las cadenas, las rejas y toda la escenografía. Heaven and Hell estaba en su hábitat, y tal cual, lograron desenvolverse con total entrega. “Mob rules”, fue la continuación, un inicio infartante para cualquier asiduo fanático del heavy metal.

Hasta ese momento, la jerarquía de la banda quedó clara, una manifiesta estructura vertical dentro del grupo. Bastó considerar los volúmenes, Iommi y Dio, en una disputa constante, que por cierto el magnífico guitarrista, siempre mantuvo a su favor. Por otro lado, el gigantesco bajista, parecía solamente hacer mímicas de su rol en el escenario. El bajo no se escuchaba correctamente. La batería, destelló a ratos, y solamente luego de 30 minutos de presentación, se afirmó. Pero claramente, el sonidista fue el culpable que nos privaría de degustar un sonido a la altura.

A pesar de sus casi siete décadas, Dio sigue vigente, y ¡de qué manera!. Iommi por su parte, con su gesticulación tan amable, y esa sonrisa que nunca se le despega. Entonces atacaron, con un clásico de clásicos: “Children of the sea”. Que por momentos bajo la intensidad del show, y por fin pudimos revelar la voz de Dio.

“I”, “Time machine”, del “Dehumanizer” (1992), más potentes, más desgarradoras que nunca. Geezer Butler, hizo de la suyas en esta última. No podía faltar en el inicio, algún material de su nuevo disco. “Bible Black” de su nueva placa “The devil you know”, precedía el primer solo de la noche. Vinny Appice, a pesar de sus cincuenta y un años, no ha perdido la vigencia. Con una demostración magnánima de destreza al estilo de la vieja escuela, deleitó a los más de diez mil fanáticos, con un solo que a ratos recordaba las míticas interveciones de John Bonham en Led Zeppelin.

Luego, “Falling of the edge of the world”, que sin ser tan limpia, pulcra y nítida como es en su versión de estudio, logró una máxima emotividad. Con “Fear” y “Follow the tears”, Dio y compañía finiquitaban la presentación de lo nuevo de “The devil you know”.

Entonces fue el turno del más grande los grandes, Iommi se tomó el escenario para deslumbrar al público con uno de sus solos, de esos que te dejan perplejos. No fue la excepción. Sin lugar a respiros, luego “Die young”, comenzó a sonar, y las luces del concierto empezaron a desvancerse. Pero sin antes, dar una estocada destructora, una versión ultra alargada de “Heaven and Hell”, casi el eslogan de la banda. Casi quince minutos de largas improvisaciones de Iommi, Butler y Appice. Lejos el momento del concierto, y quedaba claro toda teoría sobre la jerarquía de la banda. Iommi, lejos, en el primer puesto. El mandamás. Entonces la banda abandonó el escenario.

Tras volver a escena, un amague que partió con “Country girl”, se destapa en la canción que todos esperaban. “Neon Knights”, que al igual que “Heaven and hell”, fue extendida e interpretada magistralmente.

Fotos por Javier Valenzuela (rockNvivo)

Publicidad
9 Comentarios

9 Comments

Responder

En Vivo

Cómo Asesinar A Felipes: A toda máquina

Publicado

en

Cómo Asesinar A Felipes

Tuvieron que pasar largos meses para recuperar, en parte, la valiosa experiencia de ver música en vivo. Y es que, pese a que la pandemia aún no se acaba ni se controla y los cuidados deben seguir al pie de la letra, las libertades que permiten la realización de eventos –bien organizados– nos ha devuelto la posibilidad de retomar el curso sobre los escenarios. Buena noticia para el público y también para músicos, técnicos y trabajadores de la industria.

Ese es el caso del ciclo Cultura Re-activa, organizado por Santiago Fusión, que en su última fecha se anotó con el lanzamiento de “MMXX” de Cómo Asesinar A Felipes, quienes, puntuales sobre el escenario del Teatro Nescafé de las Artes, se conectaron entre teclas y cables para interpretar de manera íntegra su último trabajo, no sin antes dar paso a Cinema Tornamesa, el proyecto de DJ Spacio (acompañado de Milton Russell en el contrabajo) que mezcla imágenes de cine clásico, soundtracks, beats y samples, y se encargó de abrir el show.

Cómo Asesinar A Felipes ha sabido sintetizar de buena manera una etapa donde los sintes son clave en su propuesta, y así se preparó a la audiencia, con la fina selección de DJ Spacio y los interludios a cargo de Sebastián Vergara quien, a un costado del escenario y tras cada cierre de telón, dio vida a correctas melodías acompañado de un modular. El show precisó de aquellos interludios, ya que el desafío técnico era mayor.

La banda entró en escena con su nueva configuración cien por ciento electrónica y una buena presentación de “MMXX”, sin embargo, aquel formato –al menos en esta pasada– pareciera no apreciarse bien ni conectar con una audiencia más grande. Así, la idea de intimidad del quinteto, a solas con sus máquinas y artilugios, a ratos se perdía en dinamismo y por las dimensiones del teatro (que estaba a toda capacidad), pero sí se valió de un siempre buen juego de luces y gráficas que fortalecieron la presentación de los siete temas de “MMXX”. El oficio de Koala Contreras en la voz, y la habilidad de todos en este desafío, puede llenar cualquier vacío y sorprender de variadas formas en todos los niveles, especialmente en las irrupciones de “Debes Saberlo” o “Persiste/Cuestiona”, dos de los temas más inquietos del set.

Una vez más, y tras un nuevo cierre del telón, Sebastián Vergara tomó el modular para un nuevo interludio. CAF planteó en escena dos shows totalmente diferentes y completísimos, marcando las dos etapas de la banda, jugando con lo nuevo y lo clásico, e interpretando canciones de casi todos sus discos. El desafío técnico significó desmontar la cuadrada configuración electrónica y montar el formato tradicional, y la sorpresa y entusiasmo del público se hizo notar, quienes –más prendidos que en la primera parte– corearon en su totalidad el repertorio clásico.

Ya instalados para mostrar los hits, Koala dio el vamos con “Pájaros En Contra”, y qué bien se sintieron los primeros compases de la batería de Felipe Salas, que una vez más demostró su increíble destreza y calidad en “La Puerta No Se Abre Sola”, “Nunca Será Lo Mismo” y en todos los cambios de ritmo e intensidad de “Disparan” (Chino Moreno incluido en el sample).

Lamentablemente, la banda no contó en escena con su clásico Rhodes ni Marcos Meza, lo que podría haber sido una interesante sorpresa, sin embargo, las teclas sustituidas hace rato inteligentemente por el saxo de Cristian Gallardo dan claridad y dinámica a los arreglos en vivo, que es donde tiene la libertad de jugar e improvisar, demostrando por qué es un nombre fijo para los vientos. Luego de despedirse tras el grueso del repertorio, el público ansioso por una más coreó hasta el rápido regreso de la banda para terminar con el himno “Nada Más, Nada Menos”, coronando el regreso de CAF a un escenario grande junto a su gente.

Las dos versiones de CAF que se pudieron ver este miércoles en el Teatro Nescafé de las Artes, demuestran la interesante e inquieta evolución de una banda que siempre empujará sus límites, y sobre el escenario son un bloque en extremo cohesionado y que contagia a cualquier audiencia. El desplante mostrado –ahora y siempre– deja en claro que Cómo Asesinar A Felipes es probablemente, y hace rato, uno de los mejores shows para ver en vivo, y lo de anoche probablemente dejó a sus secuaces ansiosos por el próximo crimen.

Setlist

  1. MMXX
  2. Hemos Vuelto del Abismo
  3. Ahora es Cuando
  4. Debes Saberlo
  5. No Hay Cómo Frenarlo
  6. Persiste/Cuestiona
  7. Se Repite
  8. Pájaros en Contra
  9. Operación CAF
  10. La Puerta No Se Abre Sola
  11. Caen
  12. Nunca Será Lo Mismo
  13. III
  14. Disparan (Fill the Skies)
  15. Ha Vuelto a Pasar
  16. Nada Más, Nada Menos

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Bloodmoon: I Bloodmoon: I
DiscosHace 2 meses

Converge & Chelsea Wolfe – “Bloodmoon: I”

Hay veces en que las colaboraciones no terminan de cuajar, y otras en que suena a algo completamente diferente a...

Things Take Time, Take Time Things Take Time, Take Time
DiscosHace 2 meses

Courtney Barnett – “Things Take Time, Take Time”

Cuando Courtney Barnett irrumpió y su nombre ganó un espacio privilegiado en la exitosa y explosiva escena australiana, una de...

An Evening With Silk Sonic An Evening With Silk Sonic
DiscosHace 2 meses

Silk Sonic – “An Evening With Silk Sonic”

Los talentosos Anderson .Paak y Bruno Mars dejaron sensaciones más que positivas cuando dieron a conocer “Leave The Door Open”,...

The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows
DiscosHace 2 meses

Damon Albarn – “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows”

Inagotable y cada vez más camaleónico. Algo tiene el imaginario que está construyendo Damon Albarn que, con cada día que...

Comfort To Me Comfort To Me
DiscosHace 2 meses

Amyl And The Sniffers – “Comfort To Me”

Una de las piedras angulares del punk, como filosofía, consiste en abrazar las imperfecciones, reconocerse como seres desprolijos y enaltecer...

CRAWLER CRAWLER
DiscosHace 2 meses

IDLES – “CRAWLER”

Para todos fue una sorpresa el día en que IDLES publicó la melancólica “The Beachland Ballroom”, donde, a un ritmo...

Sympathy For Life Sympathy For Life
DiscosHace 2 meses

Parquet Courts – “Sympathy For Life”

El indie rock de Parquet Courts es bastante sui generis dentro de los márgenes difusos que la crítica le ha...

Engine Of Hell Engine Of Hell
DiscosHace 2 meses

Emma Ruth Rundle – “Engine Of Hell”

Mientras Emma Ruth Rundle se dedicaba a preparar lo que sería su quinto disco, la pandemia y las cuarentenas golpearon...

Valentine Valentine
DiscosHace 2 meses

Snail Mail – “Valentine”

En situaciones de crisis, es complicado alinear las emociones con lo que se piensa o analiza, pero ese acontecer no...

Twin Plagues Twin Plagues
DiscosHace 2 meses

Wednesday – “Twin Plagues”

La actitud con la que Karly Hartzman trata la guitarra en los primeros minutos de “Twin Plagues”, canción que abre...

Publicidad
Publicidad

Más vistas