Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Happy Mondays: El pecado del formato

Publicado

en

Nunca es suficiente, pero cuando una banda que comenzó a sonar hace más de dos décadas llega a Chile, es una deuda la que se salda, pese a que el concierto no sea realizado en la época de apogeo en popularidad y respeto de esta.

Happy Mondays, grupo clave en la escena brit, y que le legó el nombre “Madchester” a toda la escena de Manchester, se presentó en un Teatro Caupolicán lleno en su explanada de cancha y palco –no estaban disponibles las plateas- y saldó dicha deuda con el público chileno.

No obstante, hay varias reflexiones por realizar. La primera, es si la mala fama que tienen de “carreteros” e “irresponsables” se aplica en verdad cuando el show está en escena, y la verdad es que no es así en absoluto, al menos no en la coherencia del espectáculo mismo. El segundo punto sí es más digno de análisis y es cuánto afecta el formato de las canciones al show en vivo. Esto, porque la mayoría de las entregas fue bastante correcta, haciendo que la gente bailara como loca, pero la energía, el arrojo y lo divertido que el show pueda ser, no alcanza para sostener un concierto y eso, más que por prolijidades técnicas, pasa por las canciones.

Si no te gusta Happy Mondays, es muy sencillo que un show como este te aburra, dado que la mayoría de las composiciones de la agrupación comparten el mismo tipo de beat, de fraseo por parte del enfocado Shaun Ryder, y de espíritu. Aquí es donde el relato del show falla, pese a grandes aciertos en material instrumental por parte de Happy Mondays, quienes venían con su formación original, lo que otorgó a esta presentación sin dudas el rótulo de “histórica”.

Todo partió con “Loose Fit”, que fue una intro perfecta para la impresionante versión de “Kinky Afro”, con la participación especial de Mark “Bez” Berry, quien animó al público que siguió prendido en “Dennis & Lois” y la rockera “Donovan”.

La guitarra de Mark Day sonó con un peso y una intensidad rockera que no se notaba en las versiones de estudio de las canciones. El bajo de Paul Ryder tenía una inédita relevancia. La voz del propio Shaun Ryder lucía muy bien –y aún mejor la de la carismática cantante Rowetta-, no obstante, estos rendimientos individuales a ratos se vieron perjudicados por problemas de sonido que más de una vez afectaron el show, como por ejemplo, fallas en los efectos de la guitarra o un acople molesto.

Hablando de riff y guitarras, “God’s Cop” destacó por su fuerza antes de la intensa “Judge Fudge”. Antesala ideal para “24 Hour Party People”, que fue el primer momento de plenitud en la relación entre el público y la banda.

Sí, se atrasaron UNA hora en iniciar el show, dado que la citación era a las 21 horas y la presentación partió exactamente a las 22, pero al final eso le daba lo mismo a la gente que sólo quería bailar y corear las canciones del septeto inglés y ahí se notó con más fuerza. Luego el manifiesto “Rave On” sonó fuerte, seguido del primer gran matiz de la noche, “Cowboy Dave”, algo que refrescó el sonido en general del show, esto porque el repertorio usado estuvo claramente marcado por el disco más exitoso de la banda, “Pills ‘N’ Thrills And Bellyaches” (1990), del que se desprendieron la mitad de las canciones en el setlist. Esto hizo un poco tedioso el inicio del show, dado que hubo pocos matices sonoros. Todo era parte de un sonido rave madchesteriano unívoco, pero inocuo.

El décimo tema en sonar, fue el hit de 1989 “Hallelujah”, una plegaria en clave rave donde ya se iba a consolidar otra tendencia: Rowetta se robó la película a ratos, y de gran forma. Esto se notó especialmente en “Bob’s Yer Uncle”.

Luego, una tremenda versión para “Holiday”, sería el pase perfecto para “Mad Cyril” y el cierre de esa parte del show con el mega éxito “Step On”, donde Bez de nuevo se apersonó y movió a las masas.

El bis sería con “Jellybean” y “Wrote For Luck”, cerrando un buen show, muy bien ejecutado, pese a los graves problemas de sonido que hubo a ratos. También no hay que olvidar que el sonido de Happy Mondays es uno solo y esto debe ser lo que más le juega en contra: la falta de matices. En ese sentido, la falta de una narrativa más coherente hace que más que un show, el concierto ofrecido por la agrupación, sea una colección de instantes y canciones en vivo que estaban juntas más por derecho que por vocación.

Setlist:

  1. Loose Fit
  2. Kinky Afro
  3. Dennis & Lois
  4. Donovan
  5. God’s Cop
  6. Judge Fudge
  7. 24 Hour Party People
  8. Rave On
  9. Cowboy Dave
  10. Hallelujah
  11. Bob’s Yer Uncle
  12. Holiday
  13. Mad Cyril
  14. Step On
  15. Jellybean
  16. Wrote For  Luck

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Danny Rayman

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Alcest: El territorio de lo imaginario

Publicado

en

Alcest

En un cotidiano tan moldeado por lo concreto, encontrarse con experiencias que dialogan con lo imaginario resulta un acontecimiento casi surreal. Bajo esa óptica, el concepto artístico de los franceses Alcest va en estrecha relación con aquellos episodios inusuales que retoman la fantasía. A cuatro años de su debut, la presentación del disco “Kodama” (2016) fue la coyuntura para esta segunda cita en Club Blondie, una velada etérea, que invitó a viajar a través de mundos que trascienden lo cotidiano.

Como antesala para este segundo encuentro, Bauda tomó la responsabilidad de abrir la jornada. Seleccionados por los mismos anfitriones, los teloneros contaron con una cantidad de público satisfactoriamente alta, quienes incluso participaron activamente en algunas canciones, como el caso de “Tectonic Cells”, mientras sonaban sus primeros arpegios. Las capas sonoras reverberantes proporcionadas por los locales permitieron crear una atmósfera familiarizada al sonido de los franceses, entregando una primera invitación a visitar los estados imaginarios que se profundizaron con los anfitriones.

Ya que el contexto de esta segunda visita se enmarca en la gira de “Kodama”, la presentación de los franceses se dividió en dos partes, dedicando la primera a interpretar íntegramente este trabajo, el cual carga con una importante inspiración de la cultura japonesa y, principalmente, en la obra de Hayao Miyazaki. Siguiendo el mismo orden que su versión de estudio, “Kodama” y “Eclosion” situaron a los presentes en este mundo donde la naturaleza cobra espiritualidad y se enfrenta a la inclemencia de la tecnología. Luego de estas dos canciones, Neige se tomó el tiempo para saludar al público, o más bien recibir los aplausos apabullantes en agradecimiento por una jornada que recién estaba comenzando. Luego de la evidente muestra de afecto, el alma creadora de Alcest se limitó a agradecer y continuar la carga.

La música de Alcest despierta emociones intensas. Los distintos matices por los que atraviesan las canciones entregan un ir y venir de contrapuntos sonoros, haciendo de cada canción un pequeño viaje en sí mismo, donde incluso el silencio es parte de la experiencia. Canciones como “Je Suis D’Ailleurs” pusieron a prueba la euforia del fanático en favor de disfrutar cada elemento de la canción. Por otro lado, “Untouched” y “Oiseaux De Proie” presentaron esta energía vertiginosa y emotiva que también es parte de la identidad del proyecto, la cuál mezcla de un modo sutil y equilibrado sonoridades tan disímiles como el black metal con el shoegaze. Ya presentada la obra en su totalidad, la banda visitó sus primeras composiciones con “Souvenirs D’Un Autre Monde”, trasladando el imaginario con influencia oriental a este otro terreno fantástico. Lamentablemente, parte de este ensueño fue interrumpido por una falla técnica que se extendió por más de lo esperado. Luego que Neige ofreciera las disculpas pertinentes, la banda interpretó “Percées De Lumière” y “Autre Temps”, recogidos de su segunda y tercera placa, respectivamente, generando en esta última un coro espontáneo del público.

Uno de los momentos más potentes de la noche estuvo marcado al cierre con la interpretación de “Sur L’Océam Couleur De Fer”, donde la quietud de la pieza mantuvo absorto a todo el Club Blondie en un instante legítimamente hermoso. Luego de que la banda se retirara tras interpretar “Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles”, el público no se movió en absoluto esperando su retorno. En una tónica netamente reverberante, “Délivrance” marcó un cierre sutil, mientras cada miembro de la banda se retiraba y dejaba a Neige solo, envuelto en estas capas atmosféricas, retornando con el mismo temple que caracteriza tanto a la obra como al autor.

Hacer lo que logra Alcest no es un ejercicio fácil. Si bien los franceses son  influencia del metal contemporáneo que busca explorar horizontes sonoros, no hay duda que son pocas las bandas que logran hacerlo con tanta naturalidad como ellos. El aura que rodea las canciones detrás del genio de Neige funciona como un intermediario entre lo mundano y lo ilusorio, que rara vez se logra traspasar a lo concreto. En tiempos tan privados de sentimientos, presenciar un show como Alcest otorga la escasa oportunidad de visitar estos territorios de fantasía que alguna vez solimos recorrer durante la infancia.

Setlist

  1. Kodama
  2. Eclosion
  3. Je Suis D’Ailleurs
  4. Untouched
  5. Oiseaux De Proie
  6. Onyx
  7. Souvenirs D’Un Autre Monde
  8. Percées De Lumière
  9. Autre Temps
  10. Sur L’Océan Couleur De Fer
  11. Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles
  12. Delivrance

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 3 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 3 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 3 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 3 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 3 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 3 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 3 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 3 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 4 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 4 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas