Conéctate a nuestras redes
Billie Joe Armstrong Billie Joe Armstrong

En Vivo

Green Day: La gloria del rock

Publicado

en

El trío norteamericano regresó a la capital para realizar su tercer show por estas tierras, en el marco de la promoción de su duodécimo álbum de estudio, “Revolution Radio” (2016). Volviendo a hacer uso de las dependencias del Estadio Bicentenario de La Florida, la banda dirigida por Billie Joe Armstrong se mandó un show de proporciones épicas, sólo como Green Day sabe hacerlo, en uno de los eventos rockeros más impresionantes del año en nuestro país.

La música comenzó temprano en el estadio de Audax Italiano con el arribo al escenario de The Interrupters. La joven banda estadounidense, que ya tiene bajo el brazo dos placas discográficas, siendo “Say It Out Loud” (2016) la más reciente y foco de este tour, puso a bailar a todo el mundo con su ska punk. De la mano de canciones como “A Friend Like Me”, “This is The New Sound” y “Family”, The Interrupters logró conquistar a la audiencia, quienes tuvieron la oportunidad de disfrutar de un grupo con mucha actitud, siendo Aimee Interrupter la dueña del show con su tremendo vozarrón y presencia escénica.

Con el sol aún iluminando a La Florida y “Also Sprach Zarathustra” de Richard Strauss sonando por los altoparlantes, el aviso ya estaba hecho: se venía Green Day para despacharse dos horas y media de puro punk rock, en un espectáculo que siempre se mantuvo en la nota alta. Y es que durante las tres primeras canciones presentadas anoche, “Know Your Enemy”, “Bang Bang” y “Revolution Radio”, hubo máquinas que lanzaron racimos de largas cintas de papel, lanzallamas, un fanático cantando junto a la banda sobre el escenario, cánticos de estadio y mucho caos en la cancha. Parecía que el grupo había tirado toda la carne a la parrilla, pero el show apenas comenzaba. “Holiday” fue el primer gran clásico de la jornada, a los que más tarde se sumarían “Letterbomb” y “Boulevard Of Broken Dreams”, siendo esta última uno de los momentos más entrañables de la velada, con todo el público cantando al unísono el sencillo de “American Idiot” (2004).

La verdad es que todo el concierto fue un karaoke colectivo, siendo los fans, la gran masa de gente que llegó al estadio floridano, el factor definitivo que hizo del show de Green Day la tremenda experiencia que fue. Desde el proscenio, el trío y sus músicos de apoyo entregan todos los estímulos necesarios para animar a la audiencia: mangueras con agua para hidratar a los fans de las primeras filas, una especie de bazuca que lanza poleras a la muchedumbre, numerosas solicitudes a los asistentes para tomar el micrófono y cantar junto a ellos, incluso regalando una guitarra a un afortunado seguidor durante la interpretación del cover de Operation Ivy, “Knowledge”, hasta el uso de ridículos disfraces para hacer aún más hilarante la fiesta cuando tocó presentar “King For A Day” y el posterior medley compuesto por antiguos clásicos del rock y el pop, tales como “Careless Whisper” de George Michael o “Hey Jude” de The Beatles. A pesar de toda la parafernalia e hiperventilación de Amstrong, quien es el gran maestro de ceremonias durante toda la jornada, el show de Green Day no puede estar completo sin el fervor del respetable, en una sinergia de fuerzas que da vida a un acontecimiento único.

Claro que lo anterior no podría ser posible sin la música, y ahí no se dieron tregua sendas versiones de canciones como “Basket Case”, “Minority”, “Longview” y “2000 Light Years Away”. También se sumaron al set de Santiago cortes que no tocaban desde hace mucho tiempo, tales como “Stuck With Me” y “Geek Stink Breath”, transformándose en hitos dentro de un set completísimo, tanto para fanáticos de la antigua y la nueva escuela.

Para el final se guardaron los temas más épicos, siendo el primero “Forever Now”, marcando el primer encore de la noche, el que fue rematado con “American Idiot” y la maratónica “Jesus Of Suburbia”. Dejando la parafernalia de lado, Armstrong regresó a solas al escenario con su guitarra acústica para dar por terminado el espectáculo con “21 Guns” y “Good Riddance (Time Of Your Life)” en sus versiones desenchufadas, transformando al Bicentenario en un íntimo club donde su instrumento fue la base para que su voz, junto a la de miles de fanáticos chilenos, dieran el cierre a un show inigualable.

Green Day sabe cómo hacerla. En dos horas y media de show se las arreglan para entregar un verdadero espectáculo de rock para las masas: parafernalia, buenas canciones, gran presencia escénica e interacción con la fanaticada, son los elementos claves de su propuesta. En una época donde sólo los “dinosaurios” del rock son capaces de llenar grandes estadios y la figura del “rockstar” estás más que extinta, Green Day se erige como uno de los últimos bastiones de este movimiento, configurando un show fresco y lleno de energía. La satisfacción es completa para quienes disfrutamos de este tipo de espectáculos, porque Green Day nos entregó por unas horas el rock en su máxima gloria.

Setlist

  1. Know Your Enemy
  2. Bang Bang
  3. Revolution Radio
  4. Holiday
  5. Letterbomb
  6. Boulevard Of Broken Dreams
  7. Longview
  8. Youngblood
  9. 2000 Light Years Away
  10. Stuck With Me
  11. Geek Stink Breath
  12. Nice Guys Finish Last
  13. Hitchin’ A Ride
  14. Waiting
  15. When I Come Around
  16. She
  17. Minority
  18. Are We The Waiting
  19. St. Jimmy
  20. Knowledge (original de Operation Ivy)
  21. Basket Case
  22. King For A Day
  23. Careless Whisper / Shout / Always Look on the Bright Side Of Life / (I Can’t Get No) Satisfaction / Hey Jude
  24. Still Breathing
  25. Forever Now
  26. American Idiot
  27. Jesus Of Suburbia
  28. 21 Guns
  29. Good Riddance (Time Of Your Life)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Steven Wilson: ¿Quién necesita hits?

Publicado

en

Steven Wilson

Cuarto show del británico en el teatro de la calle San Diego y cuarta ocasión en que este logra llenar las más de tres mil butacas dispuestas en el recinto. Y es que, aunque el propio Steven Wilson al final de su maratónica presentación de anoche haya señalado que entre su holgado catálogo musical no se encuentra ningún hit, ninguna “Purple Rain” o una “Comfortably Numb”, pareciera que, por lo menos aquí en Chile, su nombre es sinónimo de éxito absoluto, ya que el público asistió en masa y disfrutó del espectáculo tal como si hubiese sido la primera vez en que el inglés tocaba suelo chileno.

Es realmente impresionante el efecto que provoca Wilson en la audiencia chilena y, a estas alturas, podemos decir que sin lugar a dudas el ex líder de Porcupine Tree es el músico de rock progresivo más popular entre la fanaticada local. Claro está que en su discografía no existe un sencillo que haya hecho furor en las radios, pero la gran fortaleza de su trabajo en vivo es que, cada vez que ha llegado al país, logra superar a la experiencia anterior. Y anoche Steven Wilson, increíblemente, logró superar con creces lo ofrecido en sus siete presentaciones previas en Santiago.

El comienzo del recital fue a las 21:00 horas puntual, y luego de la proyección del interesante cortometraje llamado “Truth”, la banda salió al escenario para dar inicio oficial a la función con “To The Bone”, canción que pone el nombre al último registro de Steven Wilson y que fue presentado casi íntegramente entre los 22 cortes que conformaron el set de la noche del miércoles en el Teatro Caupolicán. El álbum lanzado el año pasado fue protagonista de los primeros minutos de concierto, mostrando la faceta más “popera” del inglés, con canciones que escapan de la fórmula prog que lo hizo famoso durante sus primeros años.

Más tarde, la discotequera “Permanating” sería la manifestación más grande de la búsqueda musical que Wilson ha realizado durante este último tiempo, que quizás pueda no tener el mismo peso o relevancia que el material más “pesado” en su discografía, pero que claramente le da dinamismo a una presentación que mostró lo versátil que puede llegar a ser un hombre que, de una canción a otra, nos lleva desde la intimidad al baile, y desde ahí a una sinfonía de ritmos complejos y riffs electrizantes.

Para corroborar lo anterior, estuvieron presentes piezas como “Home Invasion”, “Ancestral” o “Vermillioncore”, cortes en donde la banda tuvo el protagonismo absoluto, jugando con las estructuras y haciendo gala del virtuosismo que los ha hecho acreedores de la devoción de millones de fanáticos alrededor del mundo, en momentos donde los aplausos y ovaciones eran unánimes ante cada intervención en solitario y colectiva del grupo. Pero los pasajes más álgidos de la velada ocurrieron cuando Wilson se dedicó a revisar material de su antiguo proyecto: Porcupine Tree.

Consciente de que por estos lados nunca tuvimos la oportunidad de presenciar un concierto de la extinta banda, el protagonista de la noche dio en el gusto a sus seguidores tocando seis canciones de Porcupine Tree, siendo la más aplaudida de todas “Arriving Somewhere But Not Here”, que llegó como el tema de apertura del segundo acto de la función luego del break de quince minutos a la mitad de esta, y que pilló por sorpresa a la muchedumbre que no hizo más que celebrar una de las composiciones más famosas de la desaparecida banda británica.

Hacia el final del show, también estuvo la oportunidad de revisitar otro proyecto paralelo, en este caso fue Blackfield con la canción del mismo nombre, que fue interpretada en formato acústico por Wilson junto a su tecladista. “The Sound Of Muzak”, otra muy solicitada de Porcupine Tree, y la conmovedora “Son Of Unborn”, dieron por finalizada una maratónica actuación, donde las potentes visuales, el carisma del maestro de ceremonias –sus intervenciones dan para otro review más– y, por sobre todo, el poder de la música, hicieron que la noche de miércoles en el Teatro Caupolicán, fuera un éxito rotundo. Bajo estos términos, ¿quién necesita hits?

Setlist

  1. To The Bone
  2. Nowhere Now
  3. Pariah
  4. Home Invasion
  5. Regret #9
  6. The Creator Has a Mastertape (original de Porcupine Tree)
  7. Refuge
  8. People Who Eat Darkness
  9. Ancestral
  10. Arriving Somewhere But Not Here (original de Porcupine Tree)
  11. Permanating
  12. Song Of I
  13. Lazarus (original de Porcupine Tree)
  14. Detonation
  15. The Same Asylum As Before
  16. Heartattack In A Layby (original de Porcupine Tree)
  17. Vermillioncore
  18. Sleep Together (original de Porcupine Tree)
  19. Blackfield (original de Blackfield)
  20. Postcard
  21. The Sound Of Muzak (original de Porcupine Tree)
  22. Song Of Unborn

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 3 días

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 4 días

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 2 semanas

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 3 semanas

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 3 semanas

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 1 mes

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 1 mes

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 mes

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 2 meses

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 2 meses

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Publicidad
Publicidad

Más vistas