Contáctanos

En Vivo

Glenn Hughes + Doug Aldrich: Una luz perpetua

Publicado

en

Desde que este redactor pasara por Providencia, a eso de las 20:00 horas, se notaba que el ambiente previo al show debut de Glenn Hughes como tal en nuestra capital (antes hubo una visita acompañando a los vecinos de Rata Blanca) sería algo especial. Sesenta minutos antes de que comenzará el espectáculo, tanto la entrada al recinto como el salón principal mismo estaban colmadas de personas que comentaban distintas apreciaciones acerca de la historia del legendario músico, anécdotas y, por supuesto, se hablaba de las expectativas que generó la presentación de esta auténtica leyenda viviente del antiguo mundo del rock.

13 Glenn Hughes y Doug Aldrich @ Nescafé de las Artes 2015

Y claro que se entiende tal nivel de efervescencia, porque es toda una experiencia en sí misma apreciar el trabajo de Hughes y la banda que lo acompaña en esta gira bajo su nombre (Pontus Endborg en batería y el ex Whitesnake y Dio, Doug Aldrich), considerando la longevidad de la carrera del bajista y lo que implica, más el repertorio mismo, que incluye parte de su historia con cada una de las agrupaciones o artistas con los que ha colaborado, destacando de manera natural lo que hizo durante su estadía en los comienzos de los seminales Deep Purple. Por todo eso, es posible hablar de que anoche fue todo un privilegio para quienes asistimos al Teatro Nescafé de las Artes.

Puntuales, a las 21:00 horas, se dio inicio a esta genuina celebración, y la primera estocada del show estuvo a cargo de una ejecución que rozó la perfección, en uno los puntos altos de la actuación como lo fue “Stormbringer” de DP, porque la gente acompañó a lo largo de todo el tema y cantó con tanto entusiasmo, que de inmediato Hughes se mostró conmovido por la recepción y manifestó, como en toda la velada, cuán agradecido estaba de tocar acá y cuánto amaba a esta audiencia que repletó las dependencias del reducto. La acústica de este espacio favorece el desarrollo de conciertos con estas características, y esta ocasión no fue la excepción, donde en toda la jornada cada uno de los instrumentos tuvo lo necesario para obtener su dosis de protagonismo.

02 Glenn Hughes y Doug Aldrich @ Nescafé de las Artes 2015

Luego es el turno de mostrar una de las tres canciones que figuran en el listado de temas y que pertenecen a su catálogo como solista. Así llegó “Orión” que se sale un poco del espectro del rock de corte más clásico e introduce algunos elementos diferentes, como una vibra más cercana al funk. Way Back To The Bone”, de su período con Trapeze, al contrario de la anterior, sonó muy dinámica y fresca, por lo tanto mantuvo la energía y la pasión que los presentes demostraron hasta ese punto, sentimientos que se vieron acrecentados con una nueva entrega de su trabajo con DP; así “Sail Away”, al igual que las otras piezas de su paso por esa banda, fueron las más coreadas y vitoreadas.

La única muestra del “supergrupo” en el que participó desde 2010, Black Country Communion, fue “One Last Soul” y resulta maravillosa la forma en que la música que desarrollaron en ese álbum debut, del cual se extrae esta pista, exige a Hughes ampliar su registro vocal hacia un horizonte un poco más melódico, levemente alejado del hard rock o del heavy metal que pareciera le acomodan más, dejando en evidencia la calidad y vigencia de las capacidades del inglés, que no destiñó en ninguna nota, por el contrario, hizo gala de su técnica y experticia, cantando como si recién estuviera empezando su carrera. Fue comentario obligado, una vez terminada la función, lo bien que aún canta y la fuerza que utiliza en su performance, evidenciando por qué lo bautizaron como la “voz del rock”.

14 Glenn Hughes y Doug Aldrich @ Nescafé de las Artes 2015

A continuación fue el turno de Aldrich de demostrar la magnitud de sus habilidades, a través de un extenso solo de guitarra que preparó a los presentes para lo que fue otro de los instantes álgidos de esta incursión de Hughes y compañía por suelo nacional: la interpretación más “moderna” de “Mistreated” (DP), situación que se alzó como una de las más emocionantes de esta poco más de hora y media de presentación.

Good To Be Bad” de Whitesnake y “Can’t Stop The Flood” del disco del año 2001 que Hughes editó en solitario (“Building The Machine”), a punta de hard rock matizado con elementos del blues, pavimentaron el camino hacia la parte final de un viaje que nos llevó por lo más selecto de la trayectoria del bajista y vocalista europeo. Pero antes quedaba espacio para que Endborg demostrara lo que es capaz de hacer en la percusión. Esta sección funcionó como introducción al encore, que tuvo como protagonistas a una fresca “Soul Mover”, extraída del trabajo con el mismo nombre lanzado en 2005, donde se nota el paso del tiempo y su influencia en las composiciones de Hughes, ya que cuenta con un sonido muy actual, muy renovado, que se sustenta en la creatividad y la consiguiente evolución de todas las corrientes que convergen en el inglés. Como broche de oro, nada menos que un clásico inconmensurable de la historia del rock mundial como “Burn” de Deep Purple. Parecía que el teatro retumbaba al son del canto unísono que se generó y fue claramente el clímax de una jornada imborrable, que además sirvió para festejar un nuevo cumpleaños de la Radio Futuro.

10 Glenn Hughes y Doug Aldrich @ Nescafé de las Artes 2015

Durante todo el concierto, Hughes se mostró conmovido y emocionado por la recepción de la fanaticada chilena, que esperó muchos años para disfrutar del talento indestructible de una leyenda viviente, y la comunión con la gente fue total. Todos quedamos con la sensación de haber presenciado un hecho histórico, y así lo reafirmó la ovación que duró varios minutos después de culminada esta magnífica exhibición de un género con vida propia, que está lejos de decaer o morir. Artistas como Glenn Hughes logran que la flama que algún día  encendieron él y otros colegas de aquellos días, siga ardiendo con una luz abrumadora que encanta y estimula a las nuevas generaciones. Sin duda alguna lo de ayer fue perfecto y tiene carácter de perpetuo.

Por Hans Oyarzún

Fotos por Luis Marchant

Setlist

  1. Stormbringer (Deep Purple)
  2. Orion
  3. Way Back To The Bone (Trapeze)
  4. Sail Away (Deep Purple)
  5. Touch My Life (Trapeze)
  6. One Last Soul (Black Country Communion)
  7. Solo de Doug Aldrich
  8. Mistreated (Deep Purple)
  9. Good To Be Bad (Whitesnake)
  10. Can’t Stop The Flood
  11. Solo de Pontus Endborg
  12. Soul Mover
  13. Burn (Deep Purple)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Gran glande

    26-Ago-2015 en 3:07 pm

    Impresionante, puta q la pase bien, a Glenn le gusto mi polera de Soundgarden y me choco el puño al terminar el concierto. Me dieron ganas de subir al escenario pero no corresponde, de hecho la banda arranco rápido porque otros weas se subieron. Un lujo ver a este monstruo del rock, agradecido de esta oportunidad. La raja el teatro.

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 3 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 4 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: