Conéctate a nuestras redes
Cypress Hill Cypress Hill

En Vivo

Festival Cosquín Rock Chile, Día 2

Publicado

en

Luego de una exitosa primera jornada con Ska-P como el show principal, el festival Cosquín Rock Chile se disponía a realizar su segunda y última fecha, la que vería shows como el de Cypress Hill, Molotov, Ana Tijoux, y una gran variedad de músicos de trayectoria mostrando nuevos proyectos, como el caso de Ángel Parra y Rulo, por mencionar algunos.

En lo práctico, Ciro y Los Persas fue uno de los primeros grandes combos de la velada, destacando con canciones como “Banda de Garage” y “Ciudad Animal”, además de los infaltables covers a Los Piojos, la antigua agrupación de su líder, Andrés Ciro, quien con su inconfundible voz encendió el ambiente para la gente que ya se disponía a pasar todo el día dentro del Movistar Arena disfrutando de los artistas.

Cigarbox Man sería el primero de los grandes sets que se vivieron en La Casita del Blues, llenando de rock la tarde en el patio del Movistar Arena. El proyecto liderado por el músico Felipe Úbeda, quien posteriormente sumó a los ex Bunkers, Mauricio Basualto y Gonzalo López, expuso su sonido con tintes de un blues cantinero, propio de su cigarbox guitar, elemento primordial durante la presentación. Canciones como “Cool Times” demostraron que el rock nacional puede renovarse y buscar nuevos horizontes, incluso al tomar elementos vintage para su desarrollo. Es evidente que la misión aquí se cumplió, con el que seguramente terminó siendo uno de los descubrimientos más interesantes para los asistentes que no estaban familiarizados con la música de este proyecto.

Desde temprano, BBS Paranoicos repasó sus más de 25 años de carrera a punta de punk rock y energía escénica, prendiendo a los más entusiastas mientras la banda despachaba canciones provenientes de su sólida discografía, en la que “Hardcore Para Señoritas” (1997) asoma como el más destacado dentro de ella.

Con la misma actitud, pero en otra vereda sonora, Macha Asenjo volvió a subirse al escenario, esta vez con Chico Trujillo y su cumbia, armando la fiesta con “Conductor”, “Gran Pecador”, “Loca”, y todas esas otras canciones que siempre harán bailar al respetable sin importar el contexto. A pesar de que el marco de público no se asimilaba al de la jornada anterior, el entusiasmo seguía intacto; la gente no se cansaría de vivir la música.

Mientras tanto, la jornada en el patio continuaba con Rulo, integrante de Los Tetas, quien expuso las canciones de su álbum debut, “Vendaval”, lanzado en 2017, con el que se acercó a la vereda del pop, metiéndose de manera sutil en diversos estilos de la música latinoamericana, entregándoles un toque contemporáneo a sus composiciones mediante un show donde la fusión musical fue una pieza principal.

El escenario Temático, en tanto, recibió a un amplio marco de público para el turno de Ana Tijoux. La artista nacional ha pasado por un muy buen momento gracias a su llegada a los mercados internacionales, tanto en Norteamérica como en Europa, por lo que su arribo a Cosquín Rock prometía ser uno de los más destacados de la jornada. Infaltables como “Vengo”, “Mi Verdad” o “Antipatriarca” amenizaron la tarde mientras el sol comenzaba a desaparecer y la noche se tomaba lo que faltaba de festival.

Unos favoritos de la casa siempre serán los mexicanos de Molotov, quienes hicieron un alto en su gira de conciertos acústicos para traer todo su potente rock al escenario Banco de Chile. Así, partiendo con toda la energía de “Noko”, el cuarteto compuesto por Tito, Micky, Paco y Randy entregó un show que dejó con gusto a poco, pero que se sintió en un punto alto canción tras canción, equilibrando muy bien un setlist que pasó prácticamente por casi todos los álbumes del conjunto.

Desde el cover a Falco, “Amateur (Rock Me Amadeus)”, hasta la invitación a Ana Tijoux para “Hit Me”, los mexicanos arremetieron con un show de fórmula segura y canciones que ya están instaladas en la memoria colectiva del público local, quienes incluso demostraron acoger composiciones más recientes, como “Oleré y Oleré y Oleré El UHU” o “Lagunas Metales”. El cierre, como siempre, estuvo a cargo de “Puto” y la fiesta desatada en la cancha del Movistar, quienes disfrutaron otra vez de esas visitas fugaces y llenas de energía que entrega “La Molocha”.

La Casita del Blues vio pasar al último de los proyectos con Ángel Parra y Los Retornados, el nuevo proyecto del conocido guitarrista, quien alguna vez militara en Los Tres, el que se acompañó de destacados músicos, como el bajista Tomás Brumetti, el baterista Nicolás Pozo y José Miguel Carrasco en la guitarra y voz. Gracias a su estatus de referente de la guitarra, fue una considerable cantidad de público la que se interesó por lo que iba a ofrecer el músico, enfocándose principalmente en canciones que rondaron la línea del jazz, el rock y también tintes de folclore. Luego de unos sesenta minutos de presentación, el conjunto cerró de manera definitiva las actividades de ese escenario, al menos por esta edición, ya que su dinamismo generó muy buenos momentos como para considerar repetir la instancia en el futuro.

El cierre de jornada vino por Cypress Hill y un invitado muy especial: Mix Master Mike, emblemático DJ de los Beastie Boys, quien acompañaría a B-Real y compañía en esta nueva visita a Chile. Sin mayores rodeos, la banda fue despachando una selección de lo más destacado de su catálogo, destinando solamente el corte “Band Of Gypsies” para promocionar “Elephants On Acid”, su más reciente álbum, lanzado hace tan sólo dos semanas. Por supuesto, los clásicos no faltaron y la interpretación de “I Wanna Get High” y “Tequila Sunrise”, volvieron locos a toda la cancha, viviendo otra ceremonia más con una de las agrupaciones más insignes del hip hop, quienes reivindicaron el rol de la cultura latina en el racista Estados Unidos de la década de los 80. Con la misma acidez y rebeldía de siempre, B-Real y Sen Dog fueron escupiendo rimas en canciones como “Put Em In The Ground” y “Dr. Greenthumb”, con los ánimos a tope en cada segundo.

La fiesta comenzó a finalizar con infaltables dentro del set de Cypress Hill como “How I Could Just Kill A Man”, coreada a todo pulmón por los asistentes al mismo tiempo que la banda, muy entusiasta, regresaba en el tiempo a una de sus épocas doradas. Por supuesto, la única que podía continuar era “Insane In The Brain”, seguida de “(Rock) Superstar”, finiquitando una nueva presentación del conjunto en tierras chilenas, así como también la versión inaugural de Cosquín Rock Chile.

Luego de dos días de música, la gente abandonó el recinto feliz de haber presenciado tamaña calidad de shows en los tres escenarios con los que contó el festival, dejando la vara alta para un evento por el cual se tenían dudas, pero que gracias a su sólido cartel y gran mezcla de estilos se alzó como uno de los imperdibles para el futuro. Esperemos contar con una nueva versión para el año siguiente, ya que quedó en evidencia la importancia que el público local le brinda a la música latinoamericana.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

AniPower: Un gran homenaje a las emociones

Publicado

en

AniPower

Con el recuerdo aún fresco del tremendo show que fue Dragon Ball Rock Sinfónico en la Cúpula Multiespacio, ayer pudimos vivir el evento bautizado como AniPower, concierto ideado por la Power Up, orquesta argentina que se dedica a interpretar música de animé y videojuegos, donde repasaron un montón de series de origen asiático de la década de los 90, 2000 y también actuales, en el recital definitivo para cualquier fanático de la animación japonesa. Si bien, la concurrencia no fue en masa como ocurrió en el concierto dedicado a los Guerreros Z, los asistentes disfrutaron de un espectáculo completísimo, tanto musical como audiovisualmente, que no se sostuvo solamente en la nostalgia, sino que también en la celebración de un arte que nos ha entregado –y sigue entregándonos– un montón de grandes y épicas historias.

La orquesta comenzó a la segura con dos sandías caladas: el opening de Dragon Ball Z correspondiente a la saga de Majin Boo y el memorable opening de Digimon, este último despertando de inmediato las emociones del respetable, dejando el terreno preparado para la oleada de himnos que se vendrían en los próximos minutos. One Piece, Detetive Conan, Slam Dunk y Evangelion fueron alguna de las joyitas que despertaron la ovación del respetable.

El sonido era perfecto y la orquesta Power Up chilena que acompañó al proyecto en esta oportunidad ejecutó de maravilla cada uno de los cortes. El maestro de ceremonias, Mariano Cazorla, quien ha sido el responsable de transcribir todas las composiciones y convocar a los músicos de la orquesta, anunciaba cada composición con un comentario previo, muchas veces en tono de broma, como cuando estaban a punto de tocar el opening de Pokémon y declaró que la serie de los monstruos de bolsillo nos había enseñado que podemos capturar a nuestras mascotas y ponerlas a pelear con las de otros, sacando las risas del público. Qué duda cabe que la canción principal de las aventuras de Ash y Pikachu fue uno de los momentos álgidos de la jornada, y así también lo fueron cortes como el de Slam Dunk, Sailor Moon y Ranma.

Pero no sólo de canciones de apertura se sostenía el recital, sino que también tuvimos la oportunidad de escuchar extractos de la música incidental más recordada de las series, tales como el tema del Equipo Rocket en Pokémon, la música que acompañaba las intervenciones de Tuxedo Mask en Sailor Moon y una serie de endings de la saga Dragon Ball, Caballeros del Zodiaco o Digimon.

Los mejores momentos fueron aquellos donde escuchamos canciones de series clásicas que no son frecuentemente revisadas por este tipo de proyectos al no ser las más “populares”, como lo fueron Sakura Card Captor, Arale, Beyblade, Zenki, Mazinger Z o Los Súper Campeones. También hay que destacar la revisión de series más contemporáneas, como lo son Shingeki No Kyojin, u otras que provocaron los gritos de emoción de la fanaticada, como lo fue el opening de Fullmetal Alchemist.

Estas novedades son las que hicieron de este concierto un mar de emociones y recuerdos, algo que, lamentablemente, se pierde un poco al dedicar la última parte del show a repasar la música de Dragon Ball. Es cierto que la serie de Son Goku y compañía es considerada el anime más grande y popular de todos los tiempos, pero dedicar los últimos treinta minutos del set exclusivamente a ella hace perder esa magia y dinamismo que contiene el show en su primera parte. Sobre todo cuando todavía quedaban grandes nombres en el tintero como Yu-Gi-Oh!, Cowboy Bebop, o el más solicitado por la muchedumbre, Naruto.

Así y todo, con “Cha-La Head-Cha-La” y la repetición del opening de Slam Dunk solicitado por el público, Power Up dio por terminada su primera presentación en la capital, dejando a todo el mundo con una sonrisa de oreja a oreja y con la promesa de regresar con alguno de sus shows temáticos. Esperamos que la respuesta de la gente sea mayor en su retorno, ya que el espectáculo de los argentinos se lo merece. Evocando memorias y amor por aquellos dibujos animados que nos hicieron y nos siguen haciendo soñar, AniPower fue un gran homenaje a nuestras emociones.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 6 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 6 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 7 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 7 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 7 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 7 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 7 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 7 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 7 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Publicidad
Publicidad

Más vistas