Conéctate a nuestras redes
Cypress Hill Cypress Hill

En Vivo

Festival Cosquín Rock Chile, Día 2

Publicado

en

Luego de una exitosa primera jornada con Ska-P como el show principal, el festival Cosquín Rock Chile se disponía a realizar su segunda y última fecha, la que vería shows como el de Cypress Hill, Molotov, Ana Tijoux, y una gran variedad de músicos de trayectoria mostrando nuevos proyectos, como el caso de Ángel Parra y Rulo, por mencionar algunos.

En lo práctico, Ciro y Los Persas fue uno de los primeros grandes combos de la velada, destacando con canciones como “Banda de Garage” y “Ciudad Animal”, además de los infaltables covers a Los Piojos, la antigua agrupación de su líder, Andrés Ciro, quien con su inconfundible voz encendió el ambiente para la gente que ya se disponía a pasar todo el día dentro del Movistar Arena disfrutando de los artistas.

Cigarbox Man sería el primero de los grandes sets que se vivieron en La Casita del Blues, llenando de rock la tarde en el patio del Movistar Arena. El proyecto liderado por el músico Felipe Úbeda, quien posteriormente sumó a los ex Bunkers, Mauricio Basualto y Gonzalo López, expuso su sonido con tintes de un blues cantinero, propio de su cigarbox guitar, elemento primordial durante la presentación. Canciones como “Cool Times” demostraron que el rock nacional puede renovarse y buscar nuevos horizontes, incluso al tomar elementos vintage para su desarrollo. Es evidente que la misión aquí se cumplió, con el que seguramente terminó siendo uno de los descubrimientos más interesantes para los asistentes que no estaban familiarizados con la música de este proyecto.

Desde temprano, BBS Paranoicos repasó sus más de 25 años de carrera a punta de punk rock y energía escénica, prendiendo a los más entusiastas mientras la banda despachaba canciones provenientes de su sólida discografía, en la que “Hardcore Para Señoritas” (1997) asoma como el más destacado dentro de ella.

Con la misma actitud, pero en otra vereda sonora, Macha Asenjo volvió a subirse al escenario, esta vez con Chico Trujillo y su cumbia, armando la fiesta con “Conductor”, “Gran Pecador”, “Loca”, y todas esas otras canciones que siempre harán bailar al respetable sin importar el contexto. A pesar de que el marco de público no se asimilaba al de la jornada anterior, el entusiasmo seguía intacto; la gente no se cansaría de vivir la música.

Mientras tanto, la jornada en el patio continuaba con Rulo, integrante de Los Tetas, quien expuso las canciones de su álbum debut, “Vendaval”, lanzado en 2017, con el que se acercó a la vereda del pop, metiéndose de manera sutil en diversos estilos de la música latinoamericana, entregándoles un toque contemporáneo a sus composiciones mediante un show donde la fusión musical fue una pieza principal.

El escenario Temático, en tanto, recibió a un amplio marco de público para el turno de Ana Tijoux. La artista nacional ha pasado por un muy buen momento gracias a su llegada a los mercados internacionales, tanto en Norteamérica como en Europa, por lo que su arribo a Cosquín Rock prometía ser uno de los más destacados de la jornada. Infaltables como “Vengo”, “Mi Verdad” o “Antipatriarca” amenizaron la tarde mientras el sol comenzaba a desaparecer y la noche se tomaba lo que faltaba de festival.

Unos favoritos de la casa siempre serán los mexicanos de Molotov, quienes hicieron un alto en su gira de conciertos acústicos para traer todo su potente rock al escenario Banco de Chile. Así, partiendo con toda la energía de “Noko”, el cuarteto compuesto por Tito, Micky, Paco y Randy entregó un show que dejó con gusto a poco, pero que se sintió en un punto alto canción tras canción, equilibrando muy bien un setlist que pasó prácticamente por casi todos los álbumes del conjunto.

Desde el cover a Falco, “Amateur (Rock Me Amadeus)”, hasta la invitación a Ana Tijoux para “Hit Me”, los mexicanos arremetieron con un show de fórmula segura y canciones que ya están instaladas en la memoria colectiva del público local, quienes incluso demostraron acoger composiciones más recientes, como “Oleré y Oleré y Oleré El UHU” o “Lagunas Metales”. El cierre, como siempre, estuvo a cargo de “Puto” y la fiesta desatada en la cancha del Movistar, quienes disfrutaron otra vez de esas visitas fugaces y llenas de energía que entrega “La Molocha”.

La Casita del Blues vio pasar al último de los proyectos con Ángel Parra y Los Retornados, el nuevo proyecto del conocido guitarrista, quien alguna vez militara en Los Tres, el que se acompañó de destacados músicos, como el bajista Tomás Brumetti, el baterista Nicolás Pozo y José Miguel Carrasco en la guitarra y voz. Gracias a su estatus de referente de la guitarra, fue una considerable cantidad de público la que se interesó por lo que iba a ofrecer el músico, enfocándose principalmente en canciones que rondaron la línea del jazz, el rock y también tintes de folclore. Luego de unos sesenta minutos de presentación, el conjunto cerró de manera definitiva las actividades de ese escenario, al menos por esta edición, ya que su dinamismo generó muy buenos momentos como para considerar repetir la instancia en el futuro.

El cierre de jornada vino por Cypress Hill y un invitado muy especial: Mix Master Mike, emblemático DJ de los Beastie Boys, quien acompañaría a B-Real y compañía en esta nueva visita a Chile. Sin mayores rodeos, la banda fue despachando una selección de lo más destacado de su catálogo, destinando solamente el corte “Band Of Gypsies” para promocionar “Elephants On Acid”, su más reciente álbum, lanzado hace tan sólo dos semanas. Por supuesto, los clásicos no faltaron y la interpretación de “I Wanna Get High” y “Tequila Sunrise”, volvieron locos a toda la cancha, viviendo otra ceremonia más con una de las agrupaciones más insignes del hip hop, quienes reivindicaron el rol de la cultura latina en el racista Estados Unidos de la década de los 80. Con la misma acidez y rebeldía de siempre, B-Real y Sen Dog fueron escupiendo rimas en canciones como “Put Em In The Ground” y “Dr. Greenthumb”, con los ánimos a tope en cada segundo.

La fiesta comenzó a finalizar con infaltables dentro del set de Cypress Hill como “How I Could Just Kill A Man”, coreada a todo pulmón por los asistentes al mismo tiempo que la banda, muy entusiasta, regresaba en el tiempo a una de sus épocas doradas. Por supuesto, la única que podía continuar era “Insane In The Brain”, seguida de “(Rock) Superstar”, finiquitando una nueva presentación del conjunto en tierras chilenas, así como también la versión inaugural de Cosquín Rock Chile.

Luego de dos días de música, la gente abandonó el recinto feliz de haber presenciado tamaña calidad de shows en los tres escenarios con los que contó el festival, dejando la vara alta para un evento por el cual se tenían dudas, pero que gracias a su sólido cartel y gran mezcla de estilos se alzó como uno de los imperdibles para el futuro. Esperemos contar con una nueva versión para el año siguiente, ya que quedó en evidencia la importancia que el público local le brinda a la música latinoamericana.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Dark Funeral: Soundtrack para la destrucción

Publicado

en

Dark Funeral

En el contexto de una gira por Chile, Dark Funeral llegaba nuevamente a Santiago para presentarse en el Club Rock & Guitarras, mostrando lo mejor de su discografía en un show que, en el papel, debía promocionar su último disco, pero que se presentó como una instancia para recorrer la historia de un grupo que lleva 25 años profesando los sonidos oscuros y agresivos del black metal, alzándose como uno de los pioneros de un estilo que está pasando a dejar su carácter moderno, siendo formador también de otras ramas más recientes dentro del metal extremo.

La banda nacional Futhan fue la encargada de abrir la jornada, con un show que destacó lo mejor de su trabajo. El conjunto oriundo de Temuco entregó muestras de algo que ya se tiene conciencia, y esa es la gran influencia que el metal extremo genera en las bandas locales. Luego de su presentación, todos se prepararon para iniciar el ritual y darle la bienvenida a los invitados principales.

Unchain My Soul” dio inicio al ritual de los suecos, quienes comenzaron de manera “calma” una canción que, a medida que avanza, agarra la intensidad característica que predomina en el black metal, con riffs sencillos pero demoledores, y una batería que pareciera musicalizar el más horrible de los apocalipsis. Podrá sonar como cliché, pero la música de Dark Funeral evoca todos los sentimientos necesarios que profesa el género, manteniendo una densidad en el ambiente que enciende las pasiones de los más fanáticos, quienes no se hicieron de rogar para armar el correspondiente mosh pit en la pista del Club Rock & Guitarras. Como era de esperar, el satanismo primó como la tónica principal del show con canciones como “666 Voices Inside” o “My Dark Desires”, desatando la batalla campal entre los entusiastas asistentes.

Es evidente que “Where Shadows Forever Reigns” (2016) sería el disco que más influenciaría en el setlist, llevándose consigo seis cortes dentro de la lista. El sonido de la banda se mantiene intacto, no perecible al paso de los años, por lo que sería claro que “Nail Them To The Cross”, “As I Ascend” o “Where Shadows Forever Reigns” sonarían igual de crudas y violentas que en los mejores años del conjunto. El tiempo pasa y, a pesar de que las cosas no sigan igual, el espíritu oscuro de Dark Funeral se mantiene vigente, con un sonido que sobrepasa expectativas y demuestra por qué son uno de los precursores más destacados de un estilo que, si bien no tiene mucha ciencia musicalmente hablando, sabe auto beneficiarse de su simpleza para abordar de la mejor manera posible las temáticas que trata.

El encore vino acompañado de un favorito del público, “Open The Gates”, cuya letra invoca a Satanás en sus diferentes encarnaciones, sonando brutal y agresiva mediante sus riffs lúgubres y una batería que a toda marcha revienta con todo a su paso. El mosh pit parecía no cesar y el cierre con la canción que da título a su último trabajo dejó el entusiasmo de los fanáticos por las nubes, coronando una presentación que se mantuvo en ascenso en cada track que se interpretaba. Lo último demostró una cosa: independiente del legado que Dark Funeral posea, no hay necesidad de mirar atrás, por lo que la decisión de privilegiar un lanzamiento reciente por sobre su extenso catálogo no sólo es inteligente, sino también es un signo de que el conjunto desea avanzar y dejar su legado plasmado con mucho más que su historia pasada.

Ya es majadero hablar de la intensa devoción que el metal extremo genera en Chile, pero Dark Funeral es una muestra más de algo que ya se ha estudiado por años. Es evidente que Sudamérica fue uno de los sectores donde más recalaron los sonidos del black metal, generando una conexión especial entre dos puntos del planeta tan alejados entre sí. Lo cierto, es que esa oleada provocó todo un nacimiento para las bandas de metal extremo que surgieron en esta zona, algo que se comprueba al ver a Dark Funeral en el escenario, quienes, mediante un estilo crudo y directo, transportan la música a sus raíces profundas, donde las ideas se manifiestan de manera fluida y sin tanta orquestación. Este estilo –autentico en su esencia– es lo que lleva a la legión de seguidores a ovacionar la oscuridad, abrazándose de los sonidos más tenebrosos y violentos que se puedan imaginar.

Setlist

  1. Unchain My Soul
  2. 666 Voices Inside
  3. Temple Of Ahriman
  4. My Dark Desires
  5. The Arrival Of Satan’s Empire
  6. Ravenna Strigoi Mortii
  7. Atrum Regina
  8. The Secrets Of The Black Arts
  9. Goddess Of Sodomy
  10. Diabolis Interium
  11. My Funeral
  12. Vobiscum Satanas
  13. As I Ascend
  14. Nail Them To The Cross
  15. Open The Gates
  16. Where Shadows Forever Reign

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 4 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 4 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 5 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 5 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 5 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 5 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 5 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 5 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 5 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 5 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas