Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Evergrey: Explosión escandinava

Publicado

en

Luego del despertar de la nación en octubre pasado, muchos conciertos quedaron en la incertidumbre esperando cancelación, confirmación o recalendarización. Sin embargo, el debut de Evergrey, banda sueca con más de 24 años de trayectoria, fue uno de pocos que se mantuvo firme durante toda la época de incertidumbre. Con firmeza, el quinteto jamás dejó de confirmar su realización en Sala Metrónomo vía redes sociales, con publicaciones adornadas por comentarios de una fanaticada expectante para ver el desplante de la banda por primera vez en suelo nacional.

La bienvenida a los suecos tomó lugar entre barricadas y lacrimógenas lanzadas para intentar acallar la furia de un pueblo descontento y especialmente herido luego de que se confirmara la mutilación de Gustavo Gatica, quien perdió ambos ojos a manos de la policía. A pesar de los posibles contratiempos que dichos percances pudiesen haber originado, el puntapié inicial se dio a las 22:01 horas, donde las sirenas de “A Silent Arc” –primer tema de su último disco “The Atlantic” (2019)– sentaron las bases para un estruendoso y pulcro inicio, perpetuado por la impecable interpretación vocal de Englund. La ejecución perfecta de la primera piedra de la noche fue seguida por “Weightless”, coreada y seguida por el público en todo momento y especialmente celebrada tras el pesado y deslumbrante solo de guitarra, mientras Englund y Danhage se perdían entre el tupido humo y las luces.

En medio de una audiencia que vitoreaba el nombre con fuerza, el otrora líder se erigió con fuerza para dedicarle unas palabras a quienes lograron llegar a la convocatoria en Recoleta. Recordando la espera de 24 largos años para haber llegado a Chile, también se dio el espacio para agradecer a todos quienes estaban ahí “a pesar de toda la mierda que ha estado pasando acá en Chile”, provocando el apoyo irrestricto de los espectadores. Con aplausos como cortina, el doblete “Distance” y “Passing Through”, ambas de 2016, vino con un toque de nostalgia y vigor, fundiéndose en azules tonos que iluminaron el escenario mientras sus letras reverberaban con el sentir de todo un pueblo herido.

Luego, “The Fire” y sus tonos revolucionarios con coros de niños coronó un intenso pasaje en el repertorio, el cual ameritó una pausa por parte de los escandinavos para una justa hidratación en medio de la ovación de la audiencia y así recargar baterías para continuar con una frenética “Leave It Behind Us”. Posterior a eso, el vocalista interpeló al público para que demostrara sus capacidades vocales. “¿Ustedes, muchachos, saben cantar?”, fue la interrogante que encendió la llama para calentar las cuerdas vocales y preparar la caja de voz para “As I Lie Here Bleeding”, una de las más aclamadas y esperadas por los presentes. La euforia se perpetuó hacia “Black Undertow”, donde el apoyo de Jonas Ekdahl y su bombo sirvió como gasolina para los fans que coreaban el nombre del grupo.

Sin estar exento de anécdotas, un presente le extendió una conmovedora e icónica propuesta al líder de la agrupación: una roja lata de cerveza. Bromeando, Englund consultó si acaso era cocaína en lata para después destaparla, hacer un salud y beberla ante la aclamación de quienes observaban, para rematar con un “te quiero mucho” que sacó aplausos y vítores. Dicho momento fue perfecto para dar inicio a un ciclo que mezcló intensidad y melancolía con la aguda “Monday Morning Apocalypse” y las pausadas y sentidas “Words Mean Nothing” y “I’m Sorry”, cover de Dilba incluido en “Recreation Day” (2003).

El triplete de oro para el headbanging se cristalizó con las vehementes “My Allied Ocean”, “All I Have” y “The Grand Collapse”. El momento fue aprovechado por el paladín para grabar la postal en su dispositivo móvil e inmortalizar la génesis de ese segmento, el que culminó con la primera parte de la sesión con una sala rendida ante el virtuosismo y pulcra ejecución de los peninsulares. Lo anterior se plasmó en decenas de puños y cuernos al aire fundidos con el clamor de satisfechos auditores.

El epílogo de la jornada abrió con “When The Walls Go Down”, caracterizada por tener un dramático tono e intervención de batería, dejando entrever toda la agudeza y capacidad de Ekdahl en percusión. En seguida, “Recreation Day” trajo de vuelta un tono más contestatario y apesadumbrado, logrando así poner a los asistentes de cabeza y probando el poder que tiene el quinteto sobre sus fans. Hacia el final, la consagración con “A Touch Of Blessing” y “King Of Errors” vino a sellar una noche que fue un despliegue de talento y experiencia, siendo investida por una invitación de Englund a los concurrentes: divulgar el buen momento pasado y difundir la mística de la noche.

Si bien, la espera fue larga, sin lugar a dudas será recordada como un debut sólido y redondo ante los ojos de todo fanático de la etiqueta del metal progresivo. En esta pasada, y luego de 24 años, Evergrey demostró con creces que da cancha, tiro y lado tanto en capacidades como en carisma, montando un espectáculo impoluto que quedará grabado a fuego en la memoria de asistente y testigo de un acto que, simplemente, les hizo justicia.

Setlist

  1. A Silent Arc
  2. Weightless
  3. Distance
  4. Passing Through
  5. The Fire
  6. Leave It Behind Us
  7. As I Lie Here Bleeding
  8. Black Undertow
  9. Monday Morning Apocalypse
  10. Words Mean Nothing
  11. I’m Sorry (original de Dilba)
  12. My Allied Ocean
  13. All I Have
  14. The Grand Collapse
  15. When The Walls Go Down
  16. Recreation Day
  17. A Touch of Blessing
  18. King Of Errors

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Behemoth: La estética de lo profano

Publicado

en

Behemoth

Como suele ocurrir últimamente, se hace difícil asimilar los espectáculos fuera del álgido contexto social que se desarrolla en el país. El cuestionamiento a las figuras de poder es un fenómeno profundo y transversal, así lo demuestran los múltiples ataques a símbolos religiosos como consecuencias de la deslegitimación de la Iglesia Católica. En este punto, Behemoth se relaciona con la contingencia. La iconografía del sacrilegio forma parte elemental de la propuesta de los polacos, quienes provocan continuamente a los elementos de la cultura cristiana en sus composiciones. A cinco años de su último show en Santiago, el conjunto liderado Nergal se reafirma como uno de los proyectos de metal más completos del panorama actual, mediados por una rigurosa estética de lo profano.

Enmarcados en la gira sudamericana que presenta su último álbum, “I Loved You At Your Darkest” (2018), Coliseo Santiago contenía a una multitud de fanáticos que vitoreaban impacientes una nueva visita de la banda. Cubiertos por un telón negro, “Solve” introdujo a los asistentes al imaginario de demonios y herejías dibujado por Behemoth. “Wolves Ov Siberia” puso al descubierto a la banda, mientras el ritmo incesante de Inferno comenzaba a mover a los fanáticos. Los primeros aplausos se apagaron de súbito con “Daimonos”, continuando una carga incesante.

Cabe destacar los detalles de escenografía e iluminación, que, si bien no son demasiado ambiciosos, sí aportan a generar una mayor puesta en escena y crear un ambiente ritualístico propio de bandas afines al black metal. La fuerza de “Ora Pro Nobis Lucifer” contribuyó a este escenario ocultista con una interpretación impecable, mientras que “Bartzabel” presentaba a Nergal portando una mitra en evidente declaración de desacato. Fue en esta ocasión cuando Behemoth mostró con fuerza las razones que los posicionan como una banda de categoría del circuito metalero, denotando preocupación por el aspecto visual y la versatilidad en los pasajes menos intensos, características que no son tan fáciles de encontrar dentro del nicho al cual pertenecen.

El ímpetu de “Ov Fire And The Void” retomó el camino por los territorios más brutales de la banda. Luego de un coro eclesiástico, Nergal se dirigía por primera vez al público, agradeciendo la entrega con un show despampanante e intenso. Luego de unas breves palabras, el conjunto continuó con su repertorio más reciente interpretando “God = Dog” y avivando los ánimos de los fanáticos. A medio tramo de la jornada, “Conquer All” y “Sabath Matter” aportaron en crear una ornamentación oscura, ejecutando un sonido impecable y extremo.

La agrupación polaca aprovechó la energía para continuar con uno de sus temas más reconocidos. “Blow Your Trumpets Gabriel” hizo cantar a los fanáticos que observaban con atención cada pasaje de la canción que vaticina un escenario apocalíptico. Con la energía a tope, “Slave Shall Serve” avivaba el mosh, mientras que “Chant For Eschaton 2000” despedía a la banda del escenario, no sin que antes Nergal disparara una alabanza a satanás.

Como era de esperarse, la última parte del repertorio se cargó a la teatralidad con la oda infernal de “Lucifer”, la caótica “We Are The Next 1000 Years” y el cierre definitivo marcado por “Coagvla”, que fue interpretado por percusiones a banda completa, despidiéndose así de manera definitiva de una fanaticada que aún estaba en condiciones de escuchar más.

Pese a que Behemoth es un proyecto que remite sus bases a elementos del black metal, es valorable el modo en que se las ha ingeniado para crear un sonido más depurado. Sin perder cuotas de agresividad, gana en sofisticación, versatilidad y una propuesta estética que también muestra preocupación por lo visual. Con la ausencia de este elemento iconográfico, es imposible asimilar el concepto del conjunto polaco en su totalidad. El buen estado creativo de Behemoth da buenos auspicios para un metal que no teme en ser pretencioso y mostrarse como una expresión legítima de arte a lo oscuro.

Setlist

  1. Solve
  2. Wolves Ov Siberia
  3. Daimonos
  4. Ora Pro Nobis Lucifer
  5. Bartzabel
  6. Ov Fire And The Void
  7. God=Dog
  8. Conquer All
  9. Sabbath Mater
  10. Decade Ov Therion
  11. Blow Your Trumpets Gabriel
  12. Slaves Shall Serve
  13. Chant For Eschaton 2000
  14. Lucifer
  15. We Are The Next 1000 Years
  16. Coagvla

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 4 días

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 4 días

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas