Conéctate a nuestras redes
Europe Europe

En Vivo

Europe: Transformando la nostalgia

Publicado

en

Tras su contundente paso por la Quinta Vergara, cerrando la tercera noche del Festival de Viña 2018 a altas horas de la madrugada, Europe pisó la tarima del Gran Arena Monticello en horario prime para reencontrarse cara a cara con sus acérrimos seguidores nacionales. Un público que osciló entre los fanáticos cautivados en los años ochenta, amantes del rock clásico de todas las edades y devotos del metal estilo Helloween o Rhapsody, que vinieron a buscar atmósferas cargadas de dramatismo y parajes épicos, aspecto que la banda ha sabido desarrollar con gracia desde su regreso en 2003. Es que hace rato que los pelos escarmenados, la laca y el spandex son cosa del pasado para Joey Tempest y los suyos, ya que giraron drásticamente la tuerca de su estilo y se acercaron más a actos como Rainbow, Deep Purple y Led Zeppelin, como se puede apreciar en trabajos más recientes como “War Of Kings” (2015) o “Walk The Earth” (2017), precisamente la excusa para tenerlos de vuelta en nuestro país en un concierto que, de no haber sido por los infames problemas de sonido que vivió, hubiese sido redondo.

Y es que, con la contundencia del disco que trajeron bajo el brazo, se esperaba que los suecos brindaran un concierto lleno de potencia, concepto que hace carne cuando las luces del recinto de Mostazal se apagaron para dar paso a la zeppelianaWalk The Earth”, cuya introducción en tono grandilocuente ya había establecido el clima para que asaltaran el escenario con una soltura impresionante. Los ojos de los presentes se posaron inmediatamente en Tempest, quién abarcó todo con su impronta, mientras el riff atronador de “The Siege” se dejó caer sin dar previo aviso, lo que incitó al headbanging urgente en los más cercanos a la música de guitarras.

En ese sentido, la banda salió jugando para convencer también al público que vino a escuchar su repertorio de hits, por lo que la decisión de arremeter con “Rock The Night” fue totalmente acertada para desatar la euforia del respetable en todos los sectores del arena, alzando las manos para corear a viva voz el pegajoso éxito de la banda y participar en todas las instancias que esta permitó. Con el público totalmente en el bolsillo, la banda despachó la dramática “Look At The Eden”, cuyo misticismo se vio realzado en lo instrumental, lo que da cuenta del buen momento que viven actualmente, viéndose cómodos en escenarios compactos que resaltan su poder como músicos.

La banda se mostró amigable con sus fanáticos, siendo obviamente Tempest quién ofició de maestro de ceremonias en total conocimiento del culto que hay en Chile hacia ellos y destacando que sus leales seguidores los hayan acompañado en la noche que llamó “el viaje a Monticello”. Las luces en tonos azules confabuladas con la intrigante carátula del disco “Walk The Earth”, en la que se ve a un personaje adentrándose en lo desconocido con un gran triángulo enmarcándolo todo, sirvió como telón de fondo para “GTO”, que envolvió con su aura a Deep Purple.

Justo en medio de esta interpretación se evidenciaron los primeros problemas de sonido, que fueron la tónica del show desde ese momento en adelante, el audio se fue completamente, lo que desató la furia de los presentes, quienes hicieron todas las señales posibles para alertar lo que estaba pasando. Los inconvenientes técnicos no impidieron que el teclado de Mic Michaeli irrumpiera con la sólida “Turn To Dust” para luego dar paso a la incombustible “Superstitious”, cuya descomunal versión encantó desde el primer momento, y donde John Norum se lució con las seis cuerdas. Todo un batatazo que, sumado a “Carrie”, construyó el punto más alto de la presentación, desatando el karaoke colectivo.

Y es aquí cuando la banda se distancia de ser un número meramente nostálgico, puesto que la constante actividad y creatividad que plasman en sus nuevas creaciones no hacen otra cosa que revitalizar el catálogo que los catapultó al estrellato y que, gracias a la poderosa base rítmica constituida por Michelli, Leven desde el bajo e Ian Haugland desde la batería –quién se adueñó del escenario con un espectacular solo–, lograron ejecutar musculosas versiones de “Scream Of Anger”  y “Sign Of Times”, cuyo sonido se amoldó perfectamente al presente de los suecos representado en el instrumental “Vasastan”, donde Norum resaltó como absoluto protagonista,  y en la oscura “War Of Kings”.

Tristemente, la espectacular “Hole In My Pocket” volvió a sufrir la extinción del audio, problema que la banda sorteó con profesionalismo y que empañó también el momento clave en el que Tempest se colgó la guitarra acústica en “Open Your Heart”, dejando con un amargo sabor de boca justamente al tramo final del concierto, en el que el clásico de 1984 se sumaba al tridente constituido por “Ready Or Not”, “Cherokee” y “The Final Countdown”, y donde finalmente la banda continuó la fiesta de la mejor manera. Afortunadamente las tres catedrales sónicas resultaron ilesas en versiones pesadas debido a la afinación más baja que ocupa la agrupación, dotándolas de elegancia incluso en los momentos de mayor júbilo en los que Tempest tomó el micrófono para hacer cantar al público.

Ciertamente, nadie podría acusar a Europe de dormir en los laureles de la nostalgia tras el cierre de su presentación a 28 años de debutar por primera vez en el país en su paso por la Quinta Vergara en 1990. Eran otros tiempos y ellos también eran una banda distinta, y hoy en día exhiben la honestidad como su credencial más loable. Cuando las luces se prenden y abandonan agradecidos el escenario, queda la sensación de un grupo que lo dejó todo en los momentos buenos y malos, sorteando las dificultades con total profesionalismo en medio de fallas que empañaron una jornada que en lo general se desarrolló con un nivel de espectacularidad superlativo. Armados con una actitud refrescante y echando por tierra el odioso rótulo de banda nostálgica, Europe camina por la tierra como un campeón abriendo el corazón de cada uno de sus fanáticos.

Setlist

  1. Walk The Earth
  2. The Siege
  3. Rock The Night
  4. Look At The Eden
  5. GTO
  6. Turn To Dust
  7. Superstitious
  8. Carrie
  9. Solo de batería
  10. Scream Of Anger
  11. Sign Of The Times
  12. Vasastan
  13. War Of Kings
  14. Hole In My Poket
  15. Open Your Heart
  16. Ready Or Not
  17. Cherokee
  18. The Final Countdown

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

AniPower: Un gran homenaje a las emociones

Publicado

en

AniPower

Con el recuerdo aún fresco del tremendo show que fue Dragon Ball Rock Sinfónico en la Cúpula Multiespacio, ayer pudimos vivir el evento bautizado como AniPower, concierto ideado por la Power Up, orquesta argentina que se dedica a interpretar música de animé y videojuegos, donde repasaron un montón de series de origen asiático de la década de los 90, 2000 y también actuales, en el recital definitivo para cualquier fanático de la animación japonesa. Si bien, la concurrencia no fue en masa como ocurrió en el concierto dedicado a los Guerreros Z, los asistentes disfrutaron de un espectáculo completísimo, tanto musical como audiovisualmente, que no se sostuvo solamente en la nostalgia, sino que también en la celebración de un arte que nos ha entregado –y sigue entregándonos– un montón de grandes y épicas historias.

La orquesta comenzó a la segura con dos sandías caladas: el opening de Dragon Ball Z correspondiente a la saga de Majin Boo y el memorable opening de Digimon, este último despertando de inmediato las emociones del respetable, dejando el terreno preparado para la oleada de himnos que se vendrían en los próximos minutos. One Piece, Detetive Conan, Slam Dunk y Evangelion fueron alguna de las joyitas que despertaron la ovación del respetable.

El sonido era perfecto y la orquesta Power Up chilena que acompañó al proyecto en esta oportunidad ejecutó de maravilla cada uno de los cortes. El maestro de ceremonias, Mariano Cazorla, quien ha sido el responsable de transcribir todas las composiciones y convocar a los músicos de la orquesta, anunciaba cada composición con un comentario previo, muchas veces en tono de broma, como cuando estaban a punto de tocar el opening de Pokémon y declaró que la serie de los monstruos de bolsillo nos había enseñado que podemos capturar a nuestras mascotas y ponerlas a pelear con las de otros, sacando las risas del público. Qué duda cabe que la canción principal de las aventuras de Ash y Pikachu fue uno de los momentos álgidos de la jornada, y así también lo fueron cortes como el de Slam Dunk, Sailor Moon y Ranma.

Pero no sólo de canciones de apertura se sostenía el recital, sino que también tuvimos la oportunidad de escuchar extractos de la música incidental más recordada de las series, tales como el tema del Equipo Rocket en Pokémon, la música que acompañaba las intervenciones de Tuxedo Mask en Sailor Moon y una serie de endings de la saga Dragon Ball, Caballeros del Zodiaco o Digimon.

Los mejores momentos fueron aquellos donde escuchamos canciones de series clásicas que no son frecuentemente revisadas por este tipo de proyectos al no ser las más “populares”, como lo fueron Sakura Card Captor, Arale, Beyblade, Zenki, Mazinger Z o Los Súper Campeones. También hay que destacar la revisión de series más contemporáneas, como lo son Shingeki No Kyojin, u otras que provocaron los gritos de emoción de la fanaticada, como lo fue el opening de Fullmetal Alchemist.

Estas novedades son las que hicieron de este concierto un mar de emociones y recuerdos, algo que, lamentablemente, se pierde un poco al dedicar la última parte del show a repasar la música de Dragon Ball. Es cierto que la serie de Son Goku y compañía es considerada el anime más grande y popular de todos los tiempos, pero dedicar los últimos treinta minutos del set exclusivamente a ella hace perder esa magia y dinamismo que contiene el show en su primera parte. Sobre todo cuando todavía quedaban grandes nombres en el tintero como Yu-Gi-Oh!, Cowboy Bebop, o el más solicitado por la muchedumbre, Naruto.

Así y todo, con “Cha-La Head-Cha-La” y la repetición del opening de Slam Dunk solicitado por el público, Power Up dio por terminada su primera presentación en la capital, dejando a todo el mundo con una sonrisa de oreja a oreja y con la promesa de regresar con alguno de sus shows temáticos. Esperamos que la respuesta de la gente sea mayor en su retorno, ya que el espectáculo de los argentinos se lo merece. Evocando memorias y amor por aquellos dibujos animados que nos hicieron y nos siguen haciendo soñar, AniPower fue un gran homenaje a nuestras emociones.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 6 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 6 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 7 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 7 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 7 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 7 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 7 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 7 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 7 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 7 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas