Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Eric Clapton: Yer Blues Eric, Yer Blues

Publicado

en

Eric Clapton visitaba el país en un momento en donde nos cubre una nebulosa, fin de semana agitado, ídolos pop desatando euforia en jovencitas, actos reprochables de clasismo en el sector oriente, protestas varias; un escenario no muy acogedor, pero la decisión de cambiar el show a un recinto que queda en uno de los pulmones de Santiago, fue de lo más acertado. Así, y con todas las expectativas que había por ver a esta leyenda del Blues/Rock, eran enormes.

El show partió a eso de las 19:00 hrs. con la presencia de los nacionales de La Rata Blusera y su invitado argentino Miguel Vilanova (ex Botafogo y actual Don Vilanova), que venían a presentar su colaboración más reciente. Patas Negras (Autoedición, 2011) Una correcta presentación con un buen sonido, con un Arena a medio llenar, pero siempre apoyado por la gente en las gradas, y con una interesante adaptación al español de un tema de Robert Johnson. Cerraron su show que se extendió por sobre la media hora.

Pasada las 7:50, la gente seguía llegando en masa, pero el desorden y el caos en la entrada  a los sectores Vip fue un punto negro en la organización, y de paso, el público de entradas poco accesibles, se daba el lujo de llegar sobre la hora, entorpeciendo la visibilidad de los que llegaban puntualmente.

Pasada las 20:00 hrs, Clapton salió a escena y sin pronunciar palabra alguna, se lanzó -al igual que en su anterior visita- a interpretar esa joyita de Charles Segar y Big Bill Broonzy llamada “Key To The Highway”, en donde su tecladista Tim Carmon, partió robándose los aplausos con su tremenda ejecución en el primer momento alto de la noche. Luego vendría otro clásico, “Tell The Truth”, de su época con Derek and the Dominos, en donde el denominado mano lenta, hace gala de toda su maestría al mando de su apastelada Stratocaster. A esas alturas, y con un Movistar Arena repleto, continuaría con otro clásico, “Hoochie Coochie Man”, escrita por el influyente Willie Dixon, esta se transformó en otro momento cumbre, en donde nuevamente destacó la ejecución de Carmon y su otro compañero en teclados, Chris Stainton -otro formidable actor secundario del rock-, dejando al público deleitado con lo que observaban hasta ese momento. Con un Clapton parco, pero relajado sobre el escenario, empieza la cuarta de su repertorio, “Old Love”, extraída de su disco “Journeyman” (1989), con una intro monumental y con un Clapton perfecto en su ejecución, hicieron de esta canción unos de los momentos emocionantes del show.  Luego pasaría para sorpresa de algunos la correcta y muy ochentera “Tearing Us Apart”, para luego dar paso al momento acústico de la jornada, acá el británico se saca el sombrero ante sus referentes musicales, desfila la sobrecogedora versión que hace de Driftin’ Blues y la mejor de su show para muchos “Nobody Knows You When You’re Down and Out”, tema de Jimmy Cox y popularizada por la leyenda del blues Bessie Smith. En ese momento, Clapton y su banda habían creado una atmósfera entrañable y el público respondía ovacionando a destajo cualquier destello de maestría del ex miembro de Blind Faith. Luego vendrían una tras otra, la coreada “Lay Down Sally”, de su aplaudido disco “Slowhand” (1977), y “When Somebody Thinks You’re Wonderful”, original de Harry M. Woods, incluída en su disco más reciente de estudio, “Clapton” (2010). Tras eso, ejecuta una bella versión reposada de “Layla”, similar a la de su disco unplugged, para continuar con otro momento memorable del show, su interpretación del clásico de Cream, “Badge”, compuesta con su amigo George Harrison, sonó mucho más potente y distorsionada que la original, con una excelente base rítmica a cargo del baterista, Steve Gadd  -otro que brilla con luces propias y que esta semana hará una clínica de batería en Santiago- y el bajista Willie Weeks (ex miembro de la banda de Harrison), un lujo para los fanáticos y los no tanto. Volviendo nuevamente al relajo, Clapton se manda uno de sus hits, la madura y coreada “Wonderful Tonight”, seguida de otra perla de su mencionado disco “Slowhand”, “Before You Accuse Me”, original del compositor y músico estadounidense Bo Diddley. La sorpresa de la noche fue “Little Queen of Spades”, en donde Clapton se pone en los zapatos del satánico y venerado Robert Johnson, con una interpretación épica y con su banda en estado de gracia. El final estuvo a cargo de la correcta y poco inspirada versión de “Cocaine”, para cerrar con otra de Johnson, “Crossroad”, otra que pasó sin pena ni gloria, pero que no terminaron de afectar en lo absoluto lo implacable del resto de su show. Un espectáculo sencillo en presentación, pero efectivo en emoción, un deleite para esas ratas bluseras subterráneas, que vieron a uno de sus mejores exponentes.

Al final, el desconcierto por no ver al Clapton de “Bad Love” e “It’s Probable Me”, fue de pocos, pero la satisfacción de haber presenciado al socio de Allman, Lennon, Harrison, Ray Vaughan, Bruce, Baker, Winwood, King, entre tantos otros, fue de la mayoría, tanto así que hasta los murciélagos que nos esperaban a la salida del Arena, nos parecían buena compañía.

Por Missael Godoy
Fotos por Sebastian Rojas Muñoz

Setlist:

  1. Key To The Highway
  2. Tell The Truth
  3. Hoochie Coochie Man
  4. Old Love
  5. Tearing Us Apart
  6. Driftin’ Blues
  7. Nobody Knows You When You’re Down and Out
  8. Lay Down Sally
  9. When Somebody Thinks You’re Wonderful
  10. Layla
  11. Badge
  12. Wonderful Tonight
  13. Before You Accuse Me
  14. Little Queen of Spades
  15. Cocaine
    ————————–
  16. Crossroads

Publicidad
2 Comentarios

2 Comments

  1. Eduardo Callejas P.

    17-Oct-2011 en 4:11 pm

    Para mi el punto alto fue Old Love, y luego Badge + Wonderful Tonight… impecable Clapton!!

  2. Valentina

    17-Oct-2011 en 4:19 pm

    excelente Clapton, cumplió todas mis expectativas. Me hubiese gustado escuchar Motherless Children.Muy buena la nota.

Responder

En Vivo

Dark Funeral: Soundtrack para la destrucción

Publicado

en

Dark Funeral

En el contexto de una gira por Chile, Dark Funeral llegaba nuevamente a Santiago para presentarse en el Club Rock & Guitarras, mostrando lo mejor de su discografía en un show que, en el papel, debía promocionar su último disco, pero que se presentó como una instancia para recorrer la historia de un grupo que lleva 25 años profesando los sonidos oscuros y agresivos del black metal, alzándose como uno de los pioneros de un estilo que está pasando a dejar su carácter moderno, siendo formador también de otras ramas más recientes dentro del metal extremo.

La banda nacional Futhan fue la encargada de abrir la jornada, con un show que destacó lo mejor de su trabajo. El conjunto oriundo de Temuco entregó muestras de algo que ya se tiene conciencia, y esa es la gran influencia que el metal extremo genera en las bandas locales. Luego de su presentación, todos se prepararon para iniciar el ritual y darle la bienvenida a los invitados principales.

Unchain My Soul” dio inicio al ritual de los suecos, quienes comenzaron de manera “calma” una canción que, a medida que avanza, agarra la intensidad característica que predomina en el black metal, con riffs sencillos pero demoledores, y una batería que pareciera musicalizar el más horrible de los apocalipsis. Podrá sonar como cliché, pero la música de Dark Funeral evoca todos los sentimientos necesarios que profesa el género, manteniendo una densidad en el ambiente que enciende las pasiones de los más fanáticos, quienes no se hicieron de rogar para armar el correspondiente mosh pit en la pista del Club Rock & Guitarras. Como era de esperar, el satanismo primó como la tónica principal del show con canciones como “666 Voices Inside” o “My Dark Desires”, desatando la batalla campal entre los entusiastas asistentes.

Es evidente que “Where Shadows Forever Reigns” (2016) sería el disco que más influenciaría en el setlist, llevándose consigo seis cortes dentro de la lista. El sonido de la banda se mantiene intacto, no perecible al paso de los años, por lo que sería claro que “Nail Them To The Cross”, “As I Ascend” o “Where Shadows Forever Reigns” sonarían igual de crudas y violentas que en los mejores años del conjunto. El tiempo pasa y, a pesar de que las cosas no sigan igual, el espíritu oscuro de Dark Funeral se mantiene vigente, con un sonido que sobrepasa expectativas y demuestra por qué son uno de los precursores más destacados de un estilo que, si bien no tiene mucha ciencia musicalmente hablando, sabe auto beneficiarse de su simpleza para abordar de la mejor manera posible las temáticas que trata.

El encore vino acompañado de un favorito del público, “Open The Gates”, cuya letra invoca a Satanás en sus diferentes encarnaciones, sonando brutal y agresiva mediante sus riffs lúgubres y una batería que a toda marcha revienta con todo a su paso. El mosh pit parecía no cesar y el cierre con la canción que da título a su último trabajo dejó el entusiasmo de los fanáticos por las nubes, coronando una presentación que se mantuvo en ascenso en cada track que se interpretaba. Lo último demostró una cosa: independiente del legado que Dark Funeral posea, no hay necesidad de mirar atrás, por lo que la decisión de privilegiar un lanzamiento reciente por sobre su extenso catálogo no sólo es inteligente, sino también es un signo de que el conjunto desea avanzar y dejar su legado plasmado con mucho más que su historia pasada.

Ya es majadero hablar de la intensa devoción que el metal extremo genera en Chile, pero Dark Funeral es una muestra más de algo que ya se ha estudiado por años. Es evidente que Sudamérica fue uno de los sectores donde más recalaron los sonidos del black metal, generando una conexión especial entre dos puntos del planeta tan alejados entre sí. Lo cierto, es que esa oleada provocó todo un nacimiento para las bandas de metal extremo que surgieron en esta zona, algo que se comprueba al ver a Dark Funeral en el escenario, quienes, mediante un estilo crudo y directo, transportan la música a sus raíces profundas, donde las ideas se manifiestan de manera fluida y sin tanta orquestación. Este estilo –autentico en su esencia– es lo que lleva a la legión de seguidores a ovacionar la oscuridad, abrazándose de los sonidos más tenebrosos y violentos que se puedan imaginar.

Setlist

  1. Unchain My Soul
  2. 666 Voices Inside
  3. Temple Of Ahriman
  4. My Dark Desires
  5. The Arrival Of Satan’s Empire
  6. Ravenna Strigoi Mortii
  7. Atrum Regina
  8. The Secrets Of The Black Arts
  9. Goddess Of Sodomy
  10. Diabolis Interium
  11. My Funeral
  12. Vobiscum Satanas
  13. As I Ascend
  14. Nail Them To The Cross
  15. Open The Gates
  16. Where Shadows Forever Reign

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 5 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 5 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 5 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 5 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 5 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 5 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 5 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 5 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 6 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 6 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: