Conéctate a nuestras redes
Ensiferum Ensiferum

En Vivo

Ensiferum: Noche en un parque de diversiones

Publicado

en

Hay veces que la música es evaluada por criterios rígidos, necesarios, que distinguen un esfuerzo profesional de algo espontáneo, aunque con menos intención. Se intenta objetividad y se clama por neutralidad, pero a veces en ese terreno se olvida la relevancia de la devoción que puede generar una banda, y también cuán divertido puede ser observar esa conexión en acción. No se trata sólo de sonreír y pasar un buen rato, sino que de ponderar eso también y tomarle el peso a aquella camaradería que se arma. Cuando hay pulcritud que funciona con la versatilidad, mucho mejor.

La noche de viernes 17 de noviembre, el Club Blondie recibió una nueva edición del Paganfest, que partió antes de la hora anunciada con Underneath (por eso no podemos extendernos), y luego continuó con Lapsus Dei que, con un sonido pesado pero melódico y con buenos recursos, además pasando de una voz más interna hacia otra más catártica, se ganó la atención. Muy cercanos al black metal, pero con un componente más heavy que les hace ganar una emoción que no es explosiva, mas sí permite conectarse, el público respondió con copiosos aplausos sin que parecieran un mero compromiso, en un set de una media hora.

Sin embargo, lo que un Cllub Blondie a un setenta por ciento de su capacidad esperaba era otra cosa, el plato fuerte: Ensiferum, banda finlandesa que se inscribe dentro del folk metal, aunque en vivo no se encasillan en aquel cliché. A las 21:08 hrs. comenzó a sonar “Ajattomasta Unesta”, la intro de “Two Paths”, el último disco de la agrupación y excusa para visitar Sudamérica. Luego de esa introducción, nuevamente siguieron el camino del disco y se despacharon “For Those About To Fight For Metal”, y de inmediato quedó en claro que el público sería un gran factor del concierto, respondiendo con vehemencia ante los riffs de la banda, algo que más adelante traería momentos memorables.

Ensiferum tuvo un cambio de paradigma hace no mucho tiempo. En 2016, el tecladista Emmi Silvennoinen decidió dejar la banda de forma temporal, y ahí, en vez de mantener los teclados como el sonido que terminaba de cuajar la ecuación, vino Netta Skog, acordeonista que la gran parte del tiempo se robó las miradas, primero por su capacidad en el instrumento y cuánto aporta para la intensidad de las canciones, y segundo por los gestos y presencia en el escenario, capaz de llamar la atención e incluso entregar un tema con ella en el centro, como “Feast Of Valkyries” más adelante.

Pero la banda no sólo reposaba en un integrante. Sólo Janne Parviainen estaba tranquilo concentrado en su batería, mantenida a pulso claro y fuerte, pero el resto se notaba, instaba al público a seguir con la energía, y se evitaba la rutina. “Two Paths” y “Two Of Spades” (con una sección disco en medio, demostrando que Ensiferum no cae en prejuicios de géneros) terminaron de hacer explotar al público, que cada vez más seguido hizo del mosh pit una forma brutal de complementar la experiencia de Ensiferum, también marcada por el contraste entre la gutural voz de Petri Lindroos y la profundidad de Sami Hinkka, quienes además encarnaban la dualidad entre lo rudo y lo loco, lo rítmico con lo melódico, siendo motores de la diversión en una especie de montaña rusa del metal.

Además de mosh pits y gestos, hubo momentos de grandes coros, como en “In My Sword I Trust” o “Token Of Time”, aparte de los coreos a los riffs en la mayoría de las canciones porque, aunque las guitarras tuvieron poca definición al comienzo –algo que se arregló con el correr del show–, lo cierto es que lo de Ensiferum fue bueno para puristas y perfeccionistas, para quienes quieren vivir el mosh pit y quienes quieren ir a cabecear. Una potente muestra de que, con buenas canciones y la energía correcta, es posible no sólo generar un evento musical de alto disfrute, sino también dibujar sonrisas como si se estuviera en las “tacitas” o el carrusel de un parque de diversiones. Cien minutos después del inicio la bola disco de la Blondie seguía girando, pero ahora con la gente dejando el lugar con la cara llena de risa y, al final, eso es lo que importa.

Setlist

  1. For Those About To Fight For Metal
  2. Heathen Horde
  3. Two Paths
  4. Two Of Spades
  5. King Of Storms
  6. Treacherous Gods
  7. In My Sword I Trust
  8. Warrior Without A War
  9. The Longest Journey (Heathen Throne, Part II)
  10. Way Of The Warrior
  11. Feast Of Valkyries
  12. Token Of Time
  13. Victory Song
  14. From Afar
  15. LAI LAI HEI

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Corrosion Of Conformity: Los astros alineados

Publicado

en

Corrosion Of Conformity

Fue hace cinco años, dentro del contexto de The Metal Fest, la última ocasión en que Corrosion Of Conformity se presentaba en Santiago. Para esa oportunidad las circunstancias eran diferentes: el conjunto se articulaba en formato de power trio, en el que anecdóticamente presentó un par de temas junto a uno de sus miembros más célebres; Pepper Keenan, incansable guitarrista de la escena metal de ritmo espeso y colaborador de otro importante proyecto afín, Down. Lo que en ese entonces sólo fue una pizca, ayer se presentó como un plato completo. Es por lo mismo que ver a la banda en su formación más sólida –en términos de trabajos de estudio– resultaba tan atractivo. Si bien, la gira se enmarca bajo la presentación de “No Cross No Crown” (2018), urgía la necesidad de sacarle provecho a la coyuntura, desempolvar lo mejor de su repertorio y entregar un show marcado por la consistencia arrolladora que ofrecen como cuarteto.

Como precalentamiento para la velada, el Club Blondie recibió a un número indiscutido de la escena stoner local. Yajaira subía al escenario de la mano del mítico “Comegato” Montenegro, entusiasmado por estar “nuevamente representando al rock pesado que se hace por estos lados”. Luego de un agradecimiento al público, la banda presentó durante un poco más de 45 minutos una potente carga de riffs y frecuencias bajas que hicieron vibrar cada rincón del subterráneo, despidiéndose con el respeto y cariño por tantos años de trabajo con un amplio aplauso.

Entre el ruido del murmullo, los anfitriones abrieron su show mediante un breve solo del bajista Mike Dean, el cual se anexó con gracia y apoyo del público al riff repetitivo de “Bottom Feeder (El Que Come Abajo)”, para esta ocasión a un ritmo ralentizado que acentuaba una atmósfera cargada al doom. Fue cosa que sonaran las primeras notas para que los fanáticos siguieran a coro la melodía instrumental. Ya introducidos en este imaginario denso y sicodélico, la muestra de lo más nuevo no se dejó esperar con “The Luddite”, que curiosamente fue lo único del repertorio reciente junto a “Wolf Named Crow”, quizás debido a una decisión a conciencia por aprovechar la ocasión y ponderar los clásicos por sobre lo nuevo. Y así fue con creces.

La dupleta “Broken Man” y “Señor Limpio” introdujo a lo que sería una seguidilla de clásicos de sus años dorados, repasando en reiteradas ocasiones el álbum “Deliverance” (1994). Luego de “Long Whip/Big America”, la banda recibió una ovación, y aprovechando el impulso, Pepper Keenan agradeció al público, confesando el agrado que significa realizar giras por Sudamérica. El júbilo se inmortalizó cuando Keenan no aguantó su ansiedad e hizo subir al escenario a un fotógrafo para registrar la emoción del momento.

Concentrados en retomar la marcha, el potente riff de “Seven Days” se encaminó nuevamente hacia un repertorio clásico. El ritmo espeso de la canción se conjugó con la enérgica abertura de “Paranoid Opioid”, retornando a las melodías hipnóticas en la porción final y ofreciendo un quiebre fresco. El altibajo de emociones concluyó de manera sublime con la exquisita aura sicodélica de “13 Angels”, en lo que fue uno de los pasajes más implacables de la jornada.

Demostrado ya el grueso calibre de Corrosion Of Conformity, no quedó más que rectificar su categoría con la pesada pieza “Vote With A Bullet” y la envolvente frecuencia de “Albatross”, todo con el cierre magistral de “Clean My Wounds” luego del encore, otra infaltable de la banda que se extendió en un colaborativo jamming, dándole un cierre redondo a una jornada ejecutada con precisión y consistencia.

Dos elementos estaban claros al evaluar la coyuntura de este show: podríamos escuchar parte del material de “No Cross No Crown”, como es lógico, junto con la nostalgia de revisitar composiciones de la formación que convocaba. Sorpresivamente, la banda se fue en contra de la obviedad, cargando la balanza casi en su totalidad hacia lo clásico, ofreciendo un show que no sólo dejó en claro el valor de su repertorio más conocido, sino también demostró la solidez que tiene la banda en vivo, entregando un catálogo que le concedió un cariño a los fanáticos. Una oportunidad diferente a la anterior, donde los astros que giran alrededor de esta banda volvieron a reunirse en un desplante arrollador que jugó a desempolvar clásicos.

Setlist

  1. Bottom Feeder (El Que Come Abajo)
  2. The Luddite
  3. Broken Man
  4. Señor Limpio
  5. Long Whip/Big America
  6. Wiseblood
  7. Who’s Got The Fire
  8. Seven Days
  9. Paranoid Opioid
  10. 13 Angels
  11. Vote With A Bullet
  12. Wolf Named Crow
  13. Albatross
  14. Clean My Wounds

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 5 horas

Shame – “Songs Of Price”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 7 días

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 semanas

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 semanas

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 4 semanas

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 mes

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 1 mes

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 2 meses

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Time Will Die And Love Will Bury It Time Will Die And Love Will Bury It
DiscosHace 2 meses

Rolo Tomassi – “Time Will Die And Love Will Bury It”

Pensar en la música inglesa, o británica en general, para muchos puede estar relacionado con un sencillo pero sofisticado sentido...

Publicidad
Publicidad

Más vistas