Contáctanos

En Vivo

Empire Of The Sun: En un futuro rococó

Publicado

en

Wikipedia da una definición interesante para el arte rococó:

“El Rococó es definido como un arte individualista, antiformalista y cortesano, por el artista Ronald Rizzo. Se caracteriza por el gusto por los colores luminosos, suaves y claros. Predominan las formas inspiradas en la naturaleza, la mitología, la representación de los cuerpos desnudos, el arte oriental y especialmente los temas galantes y amorosos”.

Si nos fijamos en los matices de la definición, también daremos con que esto es todo lo que recorrió en su hora y media de show Empire Of The Sun en su segunda vez en nuestro país, y podríamos ir tachando prácticamente cada elemento mencionado, agregándole una fijación con lo tecnológico y espacial. Es que el dúo conformado por Nick Littlemore y el vocalista y guitarrista Luke Steele (el único de los dos que está presente en su actual gira latinoamericana) tiene una fijación con la conceptualización extrema de su propuesta. Como el video de “Luz de Piedra de Luna” de Javiera Mena, su espectáculo se basa en la generación compulsiva de cuadros diferentes y en movimiento, que no necesariamente tienen significado importante por sí mismos, sino que dentro del contexto.

23 Empire Of The Sun @ Teatro la Cúpula 2015

Pero lo de EOTS es también abrumador. Ponen tres pantallas, una batería iluminada especialmente, tres plataformas, una plataforma con una escalera a modo de pasarela, un podio para Steele, sin contar los atuendos de cada uno de los artistas, o los múltiples cambios de ropa que exhiben las cuatro bailarinas que complementan todo esto con movimientos rudos, sin demasiada fluidez más allá de la exigible, en medio de luces parpadeantes, angulosas, y efectos de humo a cada momento. En medio de todo ello, está la música, que en este espectáculo es el motivo para estar ahí y aunar todo, pero no se muestra como un aspecto fundamental. Ciertamente es imposible imaginarse el setlist de diecinueve canciones en un formato diferente, tanto por la poca complejidad de los trazos melódicos de EOTS, como por la dependencia en los elementos electrónicos.

14 Empire Of The Sun @ Teatro la Cúpula 2015

Incluso con tantos elementos en escena, sin embargo, es posible discernir las inquietudes de Luke y sus dos acompañantes en los instrumentos. Pese a las bases grabadas, que muchas veces son más dominantes que aquellos sonidos generados en vivo, existe una intención de que las canciones no sean livianas, que tengan más peso –a veces mediante el recurso vano de hacer que la guitarra sea más ruidosa- y en otros momentos con una batería que adquiere un poco más de protagonismo, aunque no hay que engañarse, porque la estrella es y tiene que ser Luke Steele, y así lo demostraba la iluminación y también su interacción con ciertos instantes de las proyecciones, dialogando con un personaje acerca del destino del universo, o corriendo lejos del lugar en una proyección tan caricaturesca como adecuada.

“El Rococó es definido como un arte individualista, antiformalista y cortesano”

Luke Steele era el líder en esta historia y, pese a que pudiera advertirse a siete personas en el escenario, todo era acerca de sí mismo, con las extravagancias corriendo por su cuenta, encarnando distintos personajes, como el “embajador” en “Tiger By My Side”, o el “emperador” en gran parte del show.

02 Empire Of The Sun @ Teatro la Cúpula 2015

Vale decir que el sonido fue impecable, como siempre en el Teatro La Cúpula, y que llegó un público que repletó en un 80% el espacio dentro del Parque O’Higgins. También que la banda salió puntualísima al escenario, y que todo partió con una intro extraída de “Sound Scape” para pasar a “Old Flavours”, de su “Ice On The Dune” (2013), disco que siguen girando por el mundo. Fuera de “We Are The People” y “Celebrate”, pocos momentos lograron en el público explosiones de energía importantes, porque el tono de las canciones, si bien era animoso y electrónicamente bailable, resultaba un tanto chato al correr de los minutos.

Vale destacar que hayan existido elementos dentro de la música que fueron tocados en vivo, en especial las guitarras, que entregaban matices importantes y que cambiaban el carácter de ciertas canciones, como “Ice On The Dune”. También que la poca dicción de Luke Steele –bien australiano para sus cosas aunque se crea del espacio exterior- dificultaba entenderle, pero también hacía concentrarse en cómo su voz era tratada. Mal que mal, Luke cantó el 90% del tiempo con dos micrófonos y se notaba que había modificaciones a esta.

“Predominan las formas inspiradas en la naturaleza, la mitología, la representación de los cuerpos desnudos…”

El cuerpo de baile y las proyecciones eran caso aparte, con un misticismo de aires futuristas, pero con algunos momentos de misoginia molestos, donde la mujer es un objeto al servicio del “emperador”. Sí, es una muestra del poder de este “ser de luz” que representa Steele, pero no por ello se hacen necesarios gestos sexuales por parte de una bailarina. Lo bueno es que estos momentos son los menos, los mínimos en medio de una totalidad bastante más integrada que esos flashazos particulares.

15 Empire Of The Sun @ Teatro la Cúpula 2015

La mitología de EOTS es plástica, colorida, llena de luces y, sin embargo, existe la predominancia por elementos de la naturaleza más genérica, como el cielo o los glaciares, lo que también se mezcla con lo onírico. Claro, hace sentido que todo lo planteado por Empire Of The Sun se ponga desde el terreno de los sueños, lo hace todo un poco más cuerdo, en medio de la locura imperante, y la locura puede ser muy dispersa, pero cerca del final de la fiesta llega el enfoque con “Standing On The Shore”, para que la fiesta explote con ribetes mucho más épicos (en serio) con “Alive”, el más grande de los hits de la banda. Y, ya sea en un lugar para mil o para diez mil personas, asegura una postal que quiere cualquier evento, con gente comprometida en pasarlo bien, y con una banda que tiene genuinamente lo que desea.

Quizás el problema más notorio con esta banda es que existen instantes del show donde la explosión es completa y el compromiso es total, pero en medio de la duración languidece mucho y eso genera conflictos, lo que también es avistable cuando notamos que recién tienen dos discos. Como el video de “Luz de Piedra de Luna” que ya referenciamos, Empire Of The Sun se proyecta con miles de flashes en su espectáculo, pero, al igual que en ese clip, los temas de fondo quedan en entredicho. En un video de cuatro minutos esto es bueno, y da agilidad, pero en un show de hora y media, esto puede generar lastres que es necesario superar. Y aquello es un ítem pendiente para una agrupación que tiene buenas intenciones, pero que en su afición a lo rococó olvida que a veces hay que administrar los recursos para que todo tenga un relato con mayor significado.

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Luis Marchant

Setlist

  1. Intro con Sound Scape
  2. Old Flavours
  3. DNA
  4. Half Mast
  5. Breakdown
  6. We Are The People
  7. Timmy
  8. Awakening
  9. Digital Life
  10. Concert Pitch
  11. Celebrate
  12. Ice On The Dune
  13. Swordfish Hotkiss Night
  14. Surround Sound
  15. I’ll Be Around
  16. Walking On A Dream
  17. Tiger By My Side
  18. Standing On The Shore
  19. Alive

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Anto

    15-Nov-2015 en 12:47 pm

    Buen review, lo único, es que yo creo que estaba al 100% de su capacidad.
    Dato aparte es cuando destroza su guitarra.

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 3 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 4 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: