Contáctanos

En Vivo

Echo & The Bunnymen: La esencia ante todo

Publicado

en

Echo & The Bunnymen era de las pocas bandas que seguían sin pisar suelo nacional, y aunque hoy por hoy todo es posible, recién en 2014 se aventuraron con un show sin grandes pretensiones, pero aun así, muy lejos de estar jubilados y sin nada nuevo que mostrar, porque a pesar de los años, cumplieron con cientos de fans que los esperaron por mucho tiempo. Y aunque varios de los componentes de este show fueron demasiado austeros, Ian McCulloch y compañía no venían a presentarse como el último suspiro de una banda revisitada, bajo ningún punto de vista.

ECHO & THE BUNNYMEN CHILE 2014 01

Los Bunnymen subieron al escenario casi una hora más tarde de lo anunciado, en el renovado Teatro Cariola, para presentar su más reciente disco, “Meteorites” (2014), ante el fervor de una fanaticada que sobrepasaba los treinta años en su mayoría, junto a varios personajes de la escena local deambulando. Tras partir con “Meteorites”, los acordes de “Rescue” llevaron de un respiro a la asistencia a los primeros pasos de la banda de “Crocodiles” y ese fraseo peligrosamente cercano a David Byrne, pero que hoy huye de todo parecido con un McCulloch maduro, con la voz más gastada de lo habitual, aunque con la misma actitud de divinidad que lo ha caracterizado a lo largo de su carrera.

ECHO & THE BUNNYMEN CHILE 2014 02

La noche siguió con la multi timbristica “Villiers Terrace” y “Never Stop”, que por primera vez en la noche nos dio tiempo para analizar el entorno, ya que los Bunnymen vinieron casi con lo puesto, abasteciéndose de técnicos nacionales para el tema de la luz y el audio, y ni hablar de algún músico extra más allá del sexteto que son sobre el escenario, ya que, sin desmerecer el trabajo de los teclados, hubiese sido gran aporte tener un cellista para varias canciones del repertorio, porque a muchas versiones en vivo, a pesar de que sonaron bien, les faltó un toque acústico para sentirse plenas y completas. Con “People Are Strange” de The Doors llegaría el primer gran momento de la audiencia, que se elevó en gritos y coros para inevitablemente recordar a “The Lost Boys” (1987), y que decantó en la pureza de “Seven Seas”, que avanza con un bajo que se apoya en Joy Division, mientras McCulloch continúa hacia la última etapa ochentera de la banda con “Bedbugs And Ballyhoo”, y que se detiene con violencia para entrar a “All My Colours (Zimbo)”, la cual mantiene esa sensación onírica en todo momento.

ECHO & THE BUNNYMEN CHILE 2014 03

El Teatro Cariola, con un poco de acondicionamiento acústico, pinta perfecto como un muy buen lugar para la música en vivo, ya que tiene esa cercanía con el escenario que tanto nos gusta, además de una buena arquitectura en términos sonoros. El resultado de anoche fue placentero en cuanto al sonido y es un buen aliciente para los conciertos que ahí se esperan (SOJA, Protistas, Devo, Fantômas y Melvins serán los próximos). El punto negro, que no tuvo que ver con el recinto como tal, fue la iluminación, la cual no contó con ningún tipo de armonía o propósito alguno, y se convirtió en un mero acompañamiento.

ECHO & THE BUNNYMEN CHILE 2014 04

La noche seguiría con el post punk de “Over The Wall” y  “Constantinople”, otro repaso de “Meteorites”, creando algo muy poco frecuente para una banda que está girando a propósito de un nuevo disco, pero si nos atenemos a que Echo & The Bunnymen tardó doce discos en venir a Chile, entonces no es raro pensar en el poco tiempo que le dedicó a lo nuevo, ya que rápidamente retrocedió a 1981 con “All That Jazz” y la hermosa “Bring On The Dancing Horses”, que prepararía a la audiencia para momentos sublimes como el de “The Killing Moon” que (probablemente esté en el soundtrack estable de la vida de muchos de los asistentes), con una impecable interpretación, cerraría la primera parte junto a “The Cutter” con un grueso y emotivo final.

ECHO & THE BUNNYMEN CHILE 2014 05

La banda abandonaría el escenario por algunos momentos, para regresar con el bloque más emotivo de la noche: “Nothing Lasts Forever” y su mezcla con “Walk To The Wildside” de Lou Reed combinaron perfectamente y con absoluta lucidez, mientras varios secaban sus humedecidos ojos para luego entrar con todo el ánimo y los riffs de “Lips Like Sugar”, que sin duda fue otra de las favoritas de la audiencia, con un Will Sergeant sacando aplausos por sus solos de guitarra y desapareciendo entre la euforia de una avanzada que pasó años bailando estas canciones en las pistas de Blondie y Bal-Le-Duc, quienes, si esperaron treinta y seis años para verlos en Chile, esperarían un par de minutos para  ver el cierre definitivo de la noche con “Ocean Rain”, que si bien en términos de popularidad está más abajo que alguna de sus antecesoras, en cuanto a sonoridad fue de las mejores logradas de la noche, con esa explosión de ruido que va desde la timidez de la quebradiza voz de McCulloch a un crescendo mucho más poderoso que su versión editada, y que dejaría a la audiencia bajo gritos y aplausos, mientras la banda desaparecería del escenario.

ECHO & THE BUNNYMEN CHILE 2014 06

Echo & The Bunnymen podría haber tocado horas, gracias a su extenso repertorio, pero en vez de eso eligieron un show acotado, con sus puntos altos muy definidos y apenas tocando material nuevo, probablemente porque sabían que venían a regalar sus sonidos por primera vez a esta audiencia, y aunque hoy la banda sea un parche de sus primeros tiempos y la voz de McCulloch necesite más y más efectos para sonar prolijo, siguen trabajando y siguen avanzando sin perder lo fundamental: la esencia.

Setlist

  1. Meteorites
  2. Rescue
  3. Villiers Terrace / Roadhouse Blues
  4. Never Stop
  5. People Are Strange (original de The Doors)
  6. Seven Seas
  7. Holy Moses
  8. Bedbugs And Ballyhoo
  9. All My Colours (Zimbo)
  10. Over The Wall
  11. Constantinople
  12. All The Jazz
  13. Bring On The Dancing Horses
  14. The Killing Moon
  15. The Cutte
  16. Nothing Lasts Forever / Take A Walk To The Wild Side (original de Lou Reed) / Don’t Let Me Down / In The Midnight Hour
  17. Lips Like Sugar
  18. Ocean Rain

Por Pamela Cortés

Fotos por Julio Ortúzar

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Melvin Pointdexter

    13-Nov-2014 en 3:05 pm

    Buen review del memorable y maravilloso concierto de anoche. Sólo quisiera corregir una cosa: Constantinople no fue el único tema que tocaron de su nuevo disco, también interpretaron el tema que le da el nombre al álbum, Meteorites (de hecho partieron con este), y Holy Moses, que creo que lo tocaron más o menos por la mitad de la noche.
    Eso, señores!
    Un saludo!

Responder

En Vivo

Venom: De regreso al infierno

Publicado

en

Venom

En una jornada donde el metal más pesado se tomó la capital, los ingleses de Venom retornaron al país a ocho años de su debut en vivo por estas tierras –omitiendo el show de Venom Inc. el año 2015, que técnicamente no cuenta, al tratarse de otra versión del grupo–. Cronos y compañía volvieron para seguir presentando su más reciente LP, “From The Very Depths” (2015), en un espectáculo que cumplió con lo justo para dejar satisfechos a los miles de fanáticos que se hicieron presentes en el Teatro Teletón. Pero Venom no llegó solo, y antes de su arribo al proscenio, dos bandas sudamericanas tuvieron la misión de avivar las llamas en el recinto de la calle Mario Kreutzberger.

Los primeros en salir al escenario fueron los chilenos de Dekapited. Los capitalinos dieron rienda a los primeros mosh pits que se desataron en la “cancha” del teatro. Amparados en la fórmula más clásica del thrash ochentero, los nacionales lograron animar al público, a pesar de adolecer de un sonido demasiado saturado que, en ocasiones, sólo era una gran masa estridente. “Condenado A Muerte” fue el grito final del cuarteto, que se despidió de la fanaticada entre aplausos.

Siguieron en el cartel las brasileñas de Nervosa, power trio que en sus siete años de carrera ha lanzado dos discos, y que ha sabido combinar en su música el sonido del thrash clásico y el moderno. Pero, a pesar de que el show de Nervosa se estaba desarrollando de manera impecable, con canciones como “Intolerance Means War” y “Victim Of Yourself“, su actuación debió ser cortada de forma abrupta por temas de horario.

Dekapited realizó su show completo y Nervosa partió más tarde de lo establecido, por lo que no pudo presentar los últimos quince minutos de su repertorio para cumplir con el horario de salida de Venom. La molestia de la banda fue evidente, y también la del público, que pifió y coreó el nombre de Nervosa pidiendo una canción más, pero los técnicos ya estaban sobre el escenario preparando todo para el plato de fondo. Sin saber finalmente quiénes fueron los responsables del asunto, de todas formas se sintió como una falta de respeto hacia las brasileñas, con el público que fue para disfrutarlas a ellas exclusivamente y a todos aquellos que se encontraron por primera vez con su música y estaban disfrutando de un gran espectáculo. Esperamos que puedan volver a Chile para realizar su presentación completa, porque lo de Nervosa es un show que vale la pena disfrutar en plenitud.

Pasado el mal rato, Venom salió puntual a devorarse al Teatro Teletón. Haciendo gala de un sonido sólido, Cronos y sus músicos hicieron de las suyas durante las quince canciones que presentaron en este nuevo paso por Santiago, tres menos de las que posee el setlist de rutina de esta gira, pero aquí no sabemos si lo acortaron por temas de tiempo o porque simplemente quisieron brindar un concierto más breve. Como sea, el trío terminó de alzar las llamas del infierno de la mano de “Long Haired Punks” y “The Death Of Rock ‘N’ Roll”, sumergiendo al teatro en las profundidades del averno. El público se mantuvo entusiasta durante toda la velada y canciones como “Grinding Teeth” y “Buried Alive” fueron grandes hitos dentro de la jornada, donde Venom sacó todas sus credenciales de “clásicos del metal”. A pesar de que su carrera nunca logró alcanzar los estándares de grandes del estilo, Venom es una banda de culto y merece su puesto en los anales del metal.

La triada compuesta por “Pandemonium”, “The Evil One” y “Hammerhead” llegó como una especie de medley, donde no hubo espacio para descansos ni pausas. Para rematar siguió “Welcome To Hell”, corte extraído del debut discográfico homónimo del trío que fue lanzado el año 1981, cuando muchos de los que estábamos presentes en el teatro todavía no nacíamos. En tierra derecha al final del recital, destacaron la demoledora “Warhead” y la coreada “Countess Bathory”.

Rise” dio paso a la obligada salida falsa, cuya pausa ni se notó cuando Cronos regresó a escena para dar inicio a la canción más solicitada por la muchedumbre de metaleros: “Black Metal”. Luego de la batahola, “Witching Hour” finalizó nuestro paso por el infierno, que, en su hora casi exacta, nos entregó lo mejor de una banda que sigue dando lo suyo, a pesar de las casi cuatro décadas que llevan sobre la carretera.

Imposible dejar de lado el mal sabor que nos dejó la interrupción del show de Nervosa, pero si hablamos de la actuación principal de la noche, incluso si tocaron una versión acortada del set original, Venom cumplió. Prometiendo volver pronto a nuestro país, Cronos y sus colegas dejaron conformes a sus fanáticos, en una noche donde nos trajeron de vuelta al mismísimo infierno.

Setlist

  1. Long Haired Punks
  2. The Death Of Rock ‘N’ Roll
  3. Bloodlust
  4. Pedal To The Metal
  5. Grinding Teeth
  6. Buried Alive
  7. Pandemonium
  8. The Evil One
  9. Hammerhead
  10. Welcome To Hell
  11. Countess Bathory
  12. Warhead
  13. Rise
  14. Black Metal
  15. Witching Hour

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 4 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 5 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 2 semanas

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 4 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: