Conéctate a nuestras redes
Dropkick Murphys Dropkick Murphys

En Vivo

Dropkick Murphys: Los principios en acción

Publicado

en

Aunque pareciera que existe un afán de diversión y despreocupación en la música de Dropkick Murphys, el trabajo que hacen detrás del velo es amplio y significativo, por los sindicatos y los trabajadores, por la justicia y la equidad. Entonces, cuando la banda está en frente, en un evento, algo de eso subyace y se presenta con fuerza. No sólo se trata de música, sino que de una comunión que va más allá, con una coordinación en los movimientos y en la fuerza, como la que se ve en una marcha. Aunque las consignas no son ondeadas con banderas o de forma demasiado directa, cuando se ve a una banda unida de la forma en la que trabajan los de Quincy, Massachussets, está claro que hay principios en acción.

Pasadas las 21:00 horas se subieron al escenario los exponentes de un punk céltico que, a ratos, llega a trasladar a un bar irlandés con buena onda y cánticos dignos de barra brava. Luego de la instrumental “The Lonesome Boatman”, el coro con “The Boys Are Back” o “Rebels With A Cause” no se hacía esperar, y la banda, casi sin pausas, despachaba un tema tras otro, teniendo la capacidad de hacer que un banjo, una flauta o una gaita sonaran como lo más punk del mundo, mientras tanto las voces de Ken Casey y Al Barr hilaban líricas sobre lucha, resistencia, camaradería y amistad.

Aunque a veces la claridad de las voces se extrañaba porque quedaba una masa sonora, las capas instrumentales de la banda funcionaban muy bien, algo que se notó en canciones como “The Warrior’s Code” o “Blood”, y más aún en clásicos como “Prisoner’s Song” o en la sorpresiva (porque no había sido incluida en el periplo sudamericano) “Fields Of Athenry”, demostrando cómo Dropkick Murphys, pese a mantener un pulso que no varía en demasía en la fórmula, sí consigue evitar el tedio y así demostrar varias facetas, que van desde la comunión a paso firme en “You’ll Never Walk Alone” hasta el frenesí de “I Had A Hat”.

Incluso los covers fueron bien elegidos, reluciendo las particularidades del conjunto, con “If The Kids Are United” de Sham 69 como potente espacio para el pogo, al igual que “I Wanna Be Sedated” de Ramones, que vino justo antes de un medley de canciones de los inicios del conjunto, que también sirve para comparar las raíces con lo más nuevo y darse cuenta de que el camino ha complejizado algo que pareciera ser dado por sentado como algo fiestero: toda banda tiene nuevas historias que contar mientras más experiencia tiene, y Dropkick Murphys ha encontrado en las facetas de la sensibilidad un caldo de cultivo fructífero para imprimirle más intensidad a su ya potente propuesta.

11 Short Stories Of Pain & Glory” es el disco lanzado este año que sirvió de excusa para su retorno, y sin duda que sirve de brújula para saber cómo operan los Dropkicks de hoy, reflexivos, pero sin parecer tibios, más sabios sin restregar los años por los rostros, y más acogedores para que todos se sumen a su sonido. No es casual que en medio de este disco y del concierto pareciera que se viaja a una grada en un estadio inglés cuando suena “You’ll Never Walk Alone”, canción con más de medio siglo de historia y que es usada también como cántico por el Liverpool. Un tema que aplica como recordatorio de que nadie está solo, que si se vive de forma correcta y con los ideales claros y en orden de la comunidad, sin duda que ninguna persona caminará sola. Y esa es la sensación en un show de Dropkick Murphys, de unión, comunión, convergencia, incluso de amistad y fiesta, mucha fiesta.

Es interesante también la reacción ante los sones más célticos, como en la explosión al final del set principal con “I’m Shipping Up To Boston”, conocida por musicalizar “The Departed” de Martin Scorsese, y que termina siendo el momento de mayor catarsis de un show que ya había liberado muchísima energía, algo que se replicaría con la triada final con “The State Of Massachussets”, cuando subieron al escenario a una cuarto de la gente que había en el Cariola para bailar y saltar con ellos, y luego con “Until The Next Time” y “Halloween”, que son clásicos de cierre en sus shows. Dropkick Murphys, una banda que, desde uno de los puntos de encuentro más grandes de la gente, la fiesta, consigue no sólo que el público se entretenga, sino que comparta valores tan perdidos de la vida moderna como el compañerismo y el espíritu de la amistad, y con eso la poco más de hora y media de intenso show consigue aún más significado del que ya puede poseer la dicha de ver música en vivo tan convocante y empática como la de los de Quincy, que de seguro volverán, caminando nunca solos, siempre con todas y todos.

Setlist

  1. The Lonesome Boatman
  2. The Boys Are Back
  3. I Had A Hat
  4. Rebels With A Cause
  5. Sunshine Highway
  6. The Warrior’s Code
  7. Johnny, I Hardly Knew Ya
  8. Blood
  9. Prisoner’s Song
  10. Fields Of Athenry
  11. Famous For Nothing
  12. Paying My Way
  13. If The Kids Are United (original de Sham 69)
  14. First Class Loser
  15. Citizen C.I.A.
  16. God Willing
  17. I Wanna Be Sedated (original de The Ramones)
  18. Barroom Hero / Do Or Die / Never Alone / Boys On The Docks
  19. You’ll Never Walk Alone (original de Rodgers & Hammerstein)
  20. Out Of Our Heads
  21. Rose Tattoo
  22. I Fought The Law (original de The Crickets)
  23. Going Out In Style
  24. I’m Shipping Up To Boston
  25. The State Of Massachusetts
  26. Until The Next Time
  27. Halloween

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Alcest: El territorio de lo imaginario

Publicado

en

Alcest

En un cotidiano tan moldeado por lo concreto, encontrarse con experiencias que dialogan con lo imaginario resulta un acontecimiento casi surreal. Bajo esa óptica, el concepto artístico de los franceses Alcest va en estrecha relación con aquellos episodios inusuales que retoman la fantasía. A cuatro años de su debut, la presentación del disco “Kodama” (2016) fue la coyuntura para esta segunda cita en Club Blondie, una velada etérea, que invitó a viajar a través de mundos que trascienden lo cotidiano.

Como antesala para este segundo encuentro, Bauda tomó la responsabilidad de abrir la jornada. Seleccionados por los mismos anfitriones, los teloneros contaron con una cantidad de público satisfactoriamente alta, quienes incluso participaron activamente en algunas canciones, como el caso de “Tectonic Cells”, mientras sonaban sus primeros arpegios. Las capas sonoras reverberantes proporcionadas por los locales permitieron crear una atmósfera familiarizada al sonido de los franceses, entregando una primera invitación a visitar los estados imaginarios que se profundizaron con los anfitriones.

Ya que el contexto de esta segunda visita se enmarca en la gira de “Kodama”, la presentación de los franceses se dividió en dos partes, dedicando la primera a interpretar íntegramente este trabajo, el cual carga con una importante inspiración de la cultura japonesa y, principalmente, en la obra de Hayao Miyazaki. Siguiendo el mismo orden que su versión de estudio, “Kodama” y “Eclosion” situaron a los presentes en este mundo donde la naturaleza cobra espiritualidad y se enfrenta a la inclemencia de la tecnología. Luego de estas dos canciones, Neige se tomó el tiempo para saludar al público, o más bien recibir los aplausos apabullantes en agradecimiento por una jornada que recién estaba comenzando. Luego de la evidente muestra de afecto, el alma creadora de Alcest se limitó a agradecer y continuar la carga.

La música de Alcest despierta emociones intensas. Los distintos matices por los que atraviesan las canciones entregan un ir y venir de contrapuntos sonoros, haciendo de cada canción un pequeño viaje en sí mismo, donde incluso el silencio es parte de la experiencia. Canciones como “Je Suis D’Ailleurs” pusieron a prueba la euforia del fanático en favor de disfrutar cada elemento de la canción. Por otro lado, “Untouched” y “Oiseaux De Proie” presentaron esta energía vertiginosa y emotiva que también es parte de la identidad del proyecto, la cuál mezcla de un modo sutil y equilibrado sonoridades tan disímiles como el black metal con el shoegaze. Ya presentada la obra en su totalidad, la banda visitó sus primeras composiciones con “Souvenirs D’Un Autre Monde”, trasladando el imaginario con influencia oriental a este otro terreno fantástico. Lamentablemente, parte de este ensueño fue interrumpido por una falla técnica que se extendió por más de lo esperado. Luego que Neige ofreciera las disculpas pertinentes, la banda interpretó “Percées De Lumière” y “Autre Temps”, recogidos de su segunda y tercera placa, respectivamente, generando en esta última un coro espontáneo del público.

Uno de los momentos más potentes de la noche estuvo marcado al cierre con la interpretación de “Sur L’Océam Couleur De Fer”, donde la quietud de la pieza mantuvo absorto a todo el Club Blondie en un instante legítimamente hermoso. Luego de que la banda se retirara tras interpretar “Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles”, el público no se movió en absoluto esperando su retorno. En una tónica netamente reverberante, “Délivrance” marcó un cierre sutil, mientras cada miembro de la banda se retiraba y dejaba a Neige solo, envuelto en estas capas atmosféricas, retornando con el mismo temple que caracteriza tanto a la obra como al autor.

Hacer lo que logra Alcest no es un ejercicio fácil. Si bien los franceses son  influencia del metal contemporáneo que busca explorar horizontes sonoros, no hay duda que son pocas las bandas que logran hacerlo con tanta naturalidad como ellos. El aura que rodea las canciones detrás del genio de Neige funciona como un intermediario entre lo mundano y lo ilusorio, que rara vez se logra traspasar a lo concreto. En tiempos tan privados de sentimientos, presenciar un show como Alcest otorga la escasa oportunidad de visitar estos territorios de fantasía que alguna vez solimos recorrer durante la infancia.

Setlist

  1. Kodama
  2. Eclosion
  3. Je Suis D’Ailleurs
  4. Untouched
  5. Oiseaux De Proie
  6. Onyx
  7. Souvenirs D’Un Autre Monde
  8. Percées De Lumière
  9. Autre Temps
  10. Sur L’Océan Couleur De Fer
  11. Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles
  12. Delivrance

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 1 mes

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 2 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 2 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 2 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 2 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 2 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 2 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 2 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 3 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas