Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Dream Theater: Una pesadilla placentera

Publicado

en

El quinteto “neoyorquino” pisó nuestro país por tercera vez en 4 años y 4 meses, en el marco de la gira mundial de su nuevo álbum “Black Clouds & Silver Linings” editado el año pasado. El punto de encuentro era nuevamente el Movistar Arena, recinto que con cada concierto reafirma que es el único recinto “decente” que tenemos para espectáculos masivos.

Mucho se había especulado respecto a la realización de este concierto debido a las catástrofes que ya hemos vivido y ya conocemos. Yo opino que de igual forma esta bien que se realicen estos eventos ya que sirven de distracción y de vía de escape en estos momentos.

Yo personalmente, no sabía que mucho esperar de este concierto, ya que como bien saben, el Sr. Mike Portnoy es quien hace los setlist de cada país, y no le gusta repetir canciones que ya han tocado en “x” países en ocasiones anteriores.

Los ya mas conocidos “Bigelf” fueron los encargados de dar el vamos a este festín. 19:20 y la banda liderada por el carismático Damon Fox saltó a escena. Sobre Bigelf, puedo decir que su propuesta media psicodelica/progresiva no dejó indiferente a nadie. Por algo Dream Theater los trajo al culo del mundo y también los tuvo por Europa y E.E.U.U. en el marco de la “Progressive Nation”.

Bigelf se presentó por 40 minutos aproximadamente, siendo el punto mas alto de la noche cuando Mike Portnoy subió al escenario para interpretar “Blackball”, 2do tema de su última producción “Cheat The Gallows”. Bigelf cumplió, con creces, el cartel no menor de ser los que abren a los gigantes de Dream Theater, sería bueno verlos a ellos no como teloneros, sino como plato de fondo en un futuro no muy lejano. Ahora, vamos a lo que vinimos…

20:33 hrs, después de escuchar covers acústicos de “Erotomania”, “As I Am” y “Pull Me Under” por los parlantes, comienza una pieza clásica que no tengo idea de quien era, bastante a lo “Wagner” ya que era oscura y diabólica, se apagan las luces, y comienza la tormenta y el piano del maestro Jordan Rudess. Cae el telón y la panacea fue instantánea. “A Nightmare To Remember” de su última producción fue el punto de partida, temón para empezar, metalero, progresivo, incluso con su sección Thrash con Portnoy cantando casi guturales, 16 minutos de pura calidad.

Las 3 pantallas usadas en escena, una en el escenario y cada una a cada costado, a parte de mostrarnos animaciones, nos daban una toma de cada interprete para poder observar y disfrutar como tocan estos monstruos, ya que a diferencia de otras bandas uno cuando va a ver a Dream Theater uno va a ver como tocan y a escucharlos, no solo a escucharlos.

La banda funciona como un reloj suizo, Mike Portnoy desde atrás como siempre llevando la batuta de esta orquesta, repartiendo golpes para todos lados, incluso tocando de pie y alentando al público. John Myung ahí como siempre, callado, pero derrochando calidad en su interpretación. Jordan Rudess y sus manos de araña… sin comentarios, las palabras sobran. John Petrucci demostrando porqué, a mi parecer,es el guitarrista mas hábil y con mas dominio en su instrumento que nadie más, y un James Labrie que para sorpresa de muchos, no destiño en los mas mínimo.

Siguió “A Rite Of Passage”, primer single de su última placa, que incluso cuenta con un video clip. Rudess dejo a todos estáticos con su solo y su “bebot” que al parecer era una aplicación de iPhone, con la cual terminó su solo. El público enganchó, coreó y saltó durante toda la canción, que pese a no generar el mismo desorden que con la canción anterior, sirvió para descansar lo que fue el comienzo de este concierto. Posteriormente, John Petrucci improvisa un solo apoyado en unas bases ambientales para adentrarnos en “Hollow Years”, lejos uno de los momentos altos de la noche. Esta versión fue bastante parecida a la del DVD “Live At Budokan”.

Jordan Rudess se las mandó con un solo bastante creativo, un duelo junto a su versión animada en las pantallas, ganándose los aplausos y gritos del respetable. Aunque su solo con el teclado portatil no fue muy largo, hizo chillar ese teclado tal cuál Dimebag Darrell hacía chillar su guitarra, simplemente notable.

Una vez terminando el solo llegó la interpretación de una canción que jamás imaginé que podrían tocar en vivo, ya que tienen mil que son mejores. “Prophets Of War” de “Systematic Chaos”, la cuál fue seguida por el público, creo que podría haber sido reemplazada con su “6:00” o “Scarred” o “Lines In The Sand” por decir algunas. En todo caso, la fanaticada acompañó y coreó igual. Recién después de casi una hora de concierto, James LaBrie dedicó unas palabras al público, agradeció por estar de nuevo en nuestro país y continuaron con el nuevo single del nuevo álbum, la comercial “Wither”.

Después de bajar las revoluciones, vino a mi parecer, el punto alto de la noche. “The Dance Of Eternity”, James Labrie dió un paso al costado, para que estos 4 instrumentistas dieran gala de todo su destreza y dominio de cada instrumento, conectados de una forma realmente mística, haciendo que la totalidad de los asistentes se quedaran callados y con la boca abierta viendo como tocaban. Prosiguío “One Last Time” y “The Spirit Carries On”, que ya fué tocada en su primera visita a nuestro país en diciembre de 2005, pero que esta vez, James LaBrie dedicó a nuestro país, contándonos que estaban al tanto de esta catástrofe, que lo sentían mucho y que esta canción era un mensaje de unidad para todo el pueblo chileno, fue un momento realmente emocionante, todos más blandos que la cresta cantando este himno, otro de los puntos altos de la noche, dado su grado de emotividad.

“In The Name Of God” del álbum del 2003 “Train Of Thought” fue la penúltima canción de la noche. Punto aparte merece la “guerra” entre Petrucci y Rudess, que como en toda la noche nos dejaron con la boca abierta una vez más. Esta canción estuvo incluida en el medley “Schmedley Wilcox” hace 2 años, pero un fragmento corto de unos 3 minutos o menos, esta vez tocaron los 14 minutos completos.

El lamentable cierre que uno nunca quiere que llegue, fue con la increíble “The Count Of Tuscany”. A mi parecer, esta es una de las mejores composiciones de Dream Theater por lo menos en los últimos 10 años, tiene de todo, partes metaleras, tranquilas y muy melódicas, virtuosismo, una sección muy a lo Pink Floyd, y la última sección es muy fogatera, realmente una composición notable.

Lamentablemente este concierto, fue mas corto que los dos anteriores. Se puede entender la situación por el terremoto y sus réplicas. Mucha gente tiene miedo de ir a espectáculos en recintos cerrados, incluso el mismo Mike Portnoy dijo que después de las réplicas del día jueves y viernes lo único que quería hacer era tocar y irse, ya que estaban aterrorizados. Quizás muchos quedamos con la sensación de que faltaba algo más, pero hay que entender la actual situación que estamos viviendo como país. Pese a todo, vimos unos gigantes por tercera vez en nuestro país, lo que es un privilegio. Les aseguro que en 20 años más, se va a hablar de Dream Theater como hoy se habla de Rush, Yes, Emerson Lake & Palmer, Genesis, etc… y en ese momento nosotros vamos a poder decir, “los ví como 5 veces”. PAZ.

[nggallery id=17]

Fotos por Felipe Ramírez Amigo

Publicidad
16 Comentarios

16 Comments

  1. toño

    15-Mar-2010 en 12:41 am

    uf que privilegio haber estado de ahí
    totalmente de acuerdo
    son unos gigantes

    thumbs up!

  2. tu hermana

    15-Mar-2010 en 1:23 am

    fuuuuuuuuuuuUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU

  3. .El Andrés

    15-Mar-2010 en 1:36 am

    si dream hubiese tocado solo en chile menos y por el terremoto y el apuro por tener que tomar el vuelo pa argentina se hubiese entendido, pero vienen tocando igual de poco en todos los conciertos. osea, les llego el viejazo.

  4. Mauro

    15-Mar-2010 en 3:16 am

    Me hubiese encantado estar ahí,pero dream theater los que les sobra de virtuoso,les sobra de espectaculo,ya que se dedican a tocar eh visto sus shown en dvd,videos,youtube,etc,no creo que sólo en chile hagan escepción,pero no presentan un show,digo ondano se mueven de sus escritoros,obviamente lo de ellos es el virtuosismo y la calidada musical,pero si entregaran más show,espectaculo,lo cualno tiene para que venderse y no se mal interprete,seria una de las bandas o seria la banda más pulentosa del mundo.

  5. Mauro

    15-Mar-2010 en 3:17 am

    Me hubiese encantado estar ahí,pero dream theater los que les sobra de virtuoso,les falta de espectaculo,ya que se dedican a tocar eh visto sus shown en dvd,videos,youtube,etc,no creo que sólo en chile hagan escepción,pero no presentan un show,digo ondano se mueven de sus escritoros,obviamente lo de ellos es el virtuosismo y la calidada musical,pero si entregaran más show,espectaculo,lo cualno tiene para que venderse y no se mal interprete,seria una de las bandas o seria la banda más pulentosa del mundo.
    Responder./Versión corregida!

  6. Pipex

    15-Mar-2010 en 7:28 am

    Mauro, con todo respeto,
    callate y no hablí weas
    el espectáculo es el dominio de sus instrumentos
    y entre ver sus shows en youtube no es lo mismo que verlos en vivo
    y anda al colegio, aprende a escribir

  7. DreamNiCkY

    15-Mar-2010 en 9:47 am

    Pipex, concuerdo contigo, el espectaculo es ver la manera en que dominan sus instrumentos, muy pocos grupos lo hacen de la manera que lo hace Dream Theater.
    Yo lo pase excelente, a pesar que tambien lo encontre un poco corto, Dream Theater viene haciendo setlist mas cortos hace bastante tiempo y era de esperarse que esta oportunidad fuera asi.
    Para mi lo mejor de la noche fue Hollow Years con ese solo de Petrucci, que muchos soñabamos con escuchar en vivo cuando veiamos el DVD Live at Budokan y la tripleta del SFAM con The Dance of Eternity, One Last Time y The Spirit Carries On….Disco con el cual me hice fan de grupo.
    Me hubiera gustado escuchar otros clasicos infaltables, pero me fui contenta y satisfecha igual.
    Saludos!

  8. Nata

    15-Mar-2010 en 11:46 am

    Primera vez que los veía en vivo, y eso que los escucho desde el Awake, gracias al ausipicio de Rudess (mostro).
    Fui con mi hijo de 3 años, y el enano estaba embobado con Dance of Eternity, y los solos de Petrucci y Rudess.
    Claro que faltaron muchos temas, pero con haber tenido esos de Metropolis part II, me doy por pagada.

  9. MetalBere

    15-Mar-2010 en 3:28 pm

    Primera vez que los puedo ver y aun estoy alucinada!!! Soy fan desde el awake de ellos. Y quede impresionada con su calidad y su maestria como musicos, especialmente me encanta ver a John Myung, que casi ni se veia, y es super piola, pero es sequisimo. Yo ya sabia que todos eran unos maestros, pero verlos en vivo es otra cosa. Me encanto sobretodo cuando tocaron “Hollow Years”, pk pense que no la tocaban. Pero el momento máximo fue con la del Scenes from a memory, mi disco favorito, sobretodo “the spirit carries on”, se me llegaron a caer unas lagrimas, es muy lindo ese tema. Mi sueño seria ver todo este disco entero, seria lo maximo. Claro que faltaron caleta de temas como “Pull me under”, “lines in the sand”, “6:00”, etc, pero igual quede feliz, y ojala que vengan de nuevo.

    Tb me encanto el monito virtual de Jordan Rudess jeje, mas encima super entrete el recital 😉

  10. q'la'mamen

    16-Mar-2010 en 2:03 pm

    yo los vi la primera vez que vinieron, en la pista atletica, ese concierto duro 3 horas con un descanso de 15 minutos entremedio, antes era mi banda favorita, pero al final te termina aburriendo sobre todo los fans que creen que el virtuosismo y los solos interminables en una banda lo es todo, tipicos pendejos que dicen “lo que yo escucho es mejor que lo que tu escuchas”, yo he ido a muchos recitales en vivo y no todo es el virtuosismo, Dream es una excelente banda pero los pendejos fans que la MAMEN!!!!, esta critica va dedicado a los amigos de pippin que no saben nada de musica, metaleros de carton.
    Al final la personalidad de los virtuosos es una mierda porque se dedican a hacer weas complejas y no a transmitir emociones, como steve vai y satriani, etc. antes reconozco que me gustaban pero yo creo que la musica es para transmitir emocioines no para que alaben tu EGO. egolatras idolatrando a egolatras jejejejejeje

    • malv

      16-Mar-2010 en 2:39 pm

      bastante critico tu punto de vista, y en cierta medida lo comparto. No me gusta DT pero lei el review a ver q onda… e igual encuentro fome q no toquen los temas q todos quieren oir, si no lo que ellos les de la gana tocar.

      Sobre los estilos de música, es wea de uno, a mi me carga todo el virtuosismo. Y respecto a los pendejos “metaleros”, abundan y pueden llegar a hartar, pero son pendejos, ya crecerán.

  11. El Hombre que Ríe

    16-Mar-2010 en 3:55 pm

    Qué mal comentario. Creo que es muy valorable que el comentario lo haga alguien que sabe de la banda, es lo mínimo que uno pide ante tantos “expertos” que escriben sin conocer nada de los grupos que van a ver, pero este review está relatado muy descuidadamanete, mezcla tiempos verbales, errores ortográficos “a parte”, por ejemplo, repite demasiadas veces los mismos clichés: “funcionan como reloj suizo”, “el punto alto” (que repite varias veces) “nos dejó con la boca abierta”, “a mi parecer” (sabemos que es tu parecer, si tú estás escribiendo el comentario); además de utilizar conceptos de forma errónea: “la panacea fue instantánea”, ¿La panacea? y frases como “comienza una pieza clásica que no tengo idea de quien era…”… impresentable.

  12. Mario Sawers

    17-Mar-2010 en 9:37 am

    señor “q´la mamen”, eres muy critico, y pienso que medio al peo…si te dices q igual te gustaba dream theater no puedes decir que no transmiten emocion…es cosa de ver a portnoy llorando en el bootleg del disco de pink floyd El Lado oscuro de la luna…o las caras de myung al tocar el bajo….obviamente no es jazz ni blues, es progresivo, musica tecnica, donde es dificil ver la emocion, pero quien puede decir que si lo es??..¿quien puede atacharse el mote de ser el mas apasionado en la musica???….encuentro q es una soberana wea comparar a dream theater con elvis presley por ejemplo, o satriani con kurt cobain…cada uno en lo suyo, sin competencias weonas y sumando mas musica a tu vida, q es lo mejor que hay en la galaxia…..dream es un sueño hecho realidad…los vi el 2005 y ahora y queday como si hubieses follado con la mina mas rica del mundo…….saludos

    • q'la'mamen

      17-Mar-2010 en 10:09 am

      lee bien el comentario, en ningun momento dije que Dream no transmitiera emociones, me referia a vai y satriani solo para dar un ejemplo de que a veces el virtuosismo no lo es todo, yo fui tambien el 2005 y quede alucinado, ademas creo que Dream liricamente tambien es excelente y eso hace el complemento, como dije antes era mi banda preferida, pero eso no quiere decir que ahora no me gusten, solo que ahora no tengo bandas favoritas. SALUDOS

  13. Andrea

    17-Mar-2010 en 1:16 pm

    Para mi DReam es demasiado alucinante, creo que transmiten mas emociones que todos los grupos que conozco por lo que creo que debería ser bien clara la gente que postea ya que es cosa de gusto, a mi Vai no me mueve nada, aunque lo encuentro maestro.
    He asistido a los 3 recitales de DReam y solo tengo elogios para su virtuosismo y entrega, siempre se critica a Labrie o se compara frente a sus compañeros de banda , pero no he visto a nunca un vocalista tan entregado a su publico, no es un lolo y corre y te motiva como loco, ademas de dar los pases con un respeto a sus compañeros que solo me queda alabarlo.
    El resto ufff solo elogios y admiración, con dance of eternity pagaron eso que los que los seguimos hace tantos años esperábamos, una vez mas “the spirit carries on”, me saco lagrimas y “the count of Tuscany ” tb.
    Solo me queda agradecerles por su música.

  14. Klaudia

    21-Mar-2010 en 6:09 pm

    Que lata querer escribir un comentario y encontrarse con otros tan superfluos. Dejen de hacer notar tanta diferencia y sólo mantengamos en alto, bien en alto la bandera del rock !!! No hay expertos, ni tampoco mal entendidos …nadie nace sabiendo y hay que tener tolerancia respecto de opiniones que no sean de nuestro ideal , hay distintas pieles, miradas y porqué no puede suceder con la música? Respecto a ello Dream es uno de mis favoritos, y la verdad que son muchos por nombrar y de variadas raíces rockeras, no se po’ onda Ureah heep, black sabbath, heaven & hell, manfredman,tumulto,Piel de Pueblo,Manal, Vox Dei,Pescado Rabioso, ac/dc,iron maiden, hielo negro , elf , bigelf y un laaargo etc… Al igual que Dream transmiten sentimiento y eso lo sientes cuando hierve tu sangre al escuchar y sientes un orgasmo musical , por eso creo que hay diversidad … hay quienes querían ver puesta en escena (quizás buscando algo más comercial , qué se yo) y quienes queríamos tener ese orgasmo en vivo … la dura que mi porte entorpeció bastante la vista jaja , pero hasta mis lagrimones cayeron y eso que no soy fan desde el awake … de ahí la tolerancia compadres … nadie nace sabiendo… pero obvio que no es lo mismo verlos en youtube que en vivo, son unos maestros… Demás existirán quienes compartan o no mi opinión… Ahora, contradiciendo un poco lo que dije al principio, la libre expresión es válida…bienvenidos quienes quieran agarrarme a xuxadas jajajaaa
    Larga vida a Dream y al Rock & Roll !!!

Responder

En Vivo

The Offspring, Eterna Inocencia y BBS Paranoicos: Final de fiesta

Publicado

en

The Offspring

Es imposible no pensar en el contexto antes de plantearse cómo hablar de un show realizado en medio del avance del SARS-CoV-2, coronavirus que deriva en la enfermedad COVID-19, hoy una pandemia global. Es difícil no pensar en la ineptitud de las autoridades que, pese a la tardanza del virus en llegar a Chile, aún no toman las decisiones que podrían evitar un contagio a niveles terribles. Así, no es extraño que el show de The Offspring en nuestro país sí pudiera realizarse, aunque en la previa hubo múltiples cuestionamientos. La industria del entretenimiento está sufriendo en todo el mundo y, al final, este fue el último concierto quizás hasta cuánto tiempo más. Y eso está bien, y es lo correcto, por culpa de un virus que no ataca con fuerza a quienes van a eventos así, sino a los adultos mayores.

Sin embargo, este cierre de fiestas, pese a tener tanto en contra y tanto que analizar fuera del escenario, en el lugar donde la gente pone sus oídos, ojos, cuerpos y corazones, lo cierto es que presentó tres bandas que exploraron los lados más brillantes del punk, de todo lo que significa, ya sea el compromiso social –como hizo Eterna Inocencia–, con la rabia del pleno acto de vivir como hace BBS Paranoicos, o desde el lado de disfrutar el sonido como The Offspring. En una extraña burbuja con forma de cúpula como es el Movistar Arena, pudimos ver una comunidad unida, sin temores a una pandemia mundial. Y es que la fiesta fue completa para quienes asistieron, pese a la postal de personas con mascarillas (que se supone no sirven para enfrentar un posible contagio) o también las noticias que llegaban de la suspensión de múltiples eventos y actividades productivas del país, anticipándose a las autoridades, las grandes perdedoras de cualquier jornada en los últimos meses.

BBS Paranoicos abrió con puntualidad los sonidos a las 17:45 hrs., y lo hizo con “Sin Salida”, “Mis Demonios” y “La Rabia”, una triada que en poco más de cinco minutos dejó en claro el espíritu que inundaría la siguiente hora de música, que de forma exacta iba hilvanando canciones de furia, desesperanza o reafirmación del ser, como “Sanatorio”, “Mentira” o el hit “Ruidos”. En medio de eso, la gente saltaba al son de “el que no salta es paco” o de los gritos de “Piñera conchetumare, asesino, igual que Pinochet”. La banda respondía diciendo que era clave ir a votar, mientras lucían sus poleras negras con la leyenda “#APRUEBO” por delante, dejando su tradicional logo por la espalda.

Aunque el micrófono de Omar Acosta no tenía mucha claridad –algo que hacía que se perdieran parte de las letras–, la interpretación en todo sentido funcionaba perfecto. “Como Una Sombra” o “Calla y Espera” retumbaban mientras ya se pasaba de un millar a varios miles de personas en Movistar Arena. La parte de adelante fue siempre la más entusiasta y, aprovechando el espacio, incluso hubo un circle pit que probablemente contravino cualquier recomendación de distanciamiento social por el coronavirus, pero que a quienes estuvieron ahí no les importó. Igualmente, se hacía rara esa sensación de ver un show con tal nivel de compromiso social y, a la vez, notar que las ganas de formar parte del momento podían ser contraproducentes respecto a la salud pública. De todas formas, una hora después, tras el doblete entre “Irreparable” y “No Lo Veo Como Tú”, se cerró no sólo un show tremendo de BBS Paranoicos, sino también el inicio de esta extraña, pero potente jornada de punk.

La continuación no iba a ser menos fuerte con Eterna Inocencia. La banda argentina, que hace de la consigna social parte de las historias que cuentan, se atrasó cinco minutos de lo que supuestamente debía ser el inicio del show, aunque eso no mermó en la vibra de la gente o de los músicos. Nuevamente sería el micrófono del vocalista principal el que generaría problemas, esta vez dejando en un nivel más bajo del necesario a Guillermo Mármol, cuya labia es importantísima en cada track que se despachó, desde “Viejas Esperanzas” o desde “A Los Que Se Han Apagado…”. Lo más impactante de lo que hace el quinteto es cómo logran el sonido que tienen, que los acerca más a Bad Religion en la pulcritud que a conjuntos más desprolijos que ven en lo instrumental algo secundario. Sí, las letras y las convicciones de Eterna Inocencia son algo que los acerca al público y a una sociedad completa, con “La Risa De Los Necios” –dedicada al “cura obrero”, Mariano Puga– o “El Guardián” como ejemplos de ello. Pero también hay espacios como el instrumental después de “Le Pertenezco A Tus Ojos…” que dejan en claro cómo EI es muchísimo más en vivo que en estudio.

Episodio aparte fue el freno que la banda le dio al show por más de cinco minutos con el fin de que la gente amontonada dejara espacio para que atendieran a un chico que estaba con problemas de salud en la multitud. Cerrando con “Weichafe Catrileo”, canción inequívocamente destinada a la lucha en la que, pese al desvío lamentable que presenta la pandemia del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, sin duda que continúa, y que tras más de una hora de fuerza escénica también se pudo compartir con las grandes letras e interpretación de una banda de punk que es mucho más que eso a estas alturas para sus fans en nuestro país.

Cuando el reloj marcaba las 21:00 horas en punto, el recinto bajaba sus luces y las trompetas características de “Pretty Fly (Reprise)” –canción que cierra el icónico “Americana” (1998)– daban inicio al número estelar de la jornada. Y es que, luego de la enérgica rendición de los clásicos “Americana”, “All I Want” y “Come Out And Play”, no cabía duda de que los fanáticos de The Offspring ansiaban un baño de nostalgia tras casi cuatro años de espera y del reagendamiento dado por la contingencia en el territorio nacional. El triplete, ovacionado y disfrutado por los presentes hasta con bengala incluida, dejó en evidencia el excelente estado de la banda gracias a una perfecta ecualización que reverberó sin problemas en el globo. Tras dicho inicio, Dexter bromeó que este sería “probablemente el último concierto en el hemisferio occidental” y que, a pesar de todo, no podían cancelar tan especial reencuentro. El vocalista finalizó su humorística intervención no sin antes recomendar evitar el contacto físico para prevenir cualquier contagio relacionado a la pandemia que acecha al mundo por estos días.

Pausando el repertorio típico por algunos momentos, el cuarteto estadounidense presentó “It Won’t Get Better”, una de sus más recientes creaciones, ante una respetuosa audiencia que apoyó con palmas cuando la canción y los músicos lo requirieron. Luego, volvieron al ruedo con “Want You Bad”, “Session”, “Original Prankster” y “Staring At The Sun”, hitazos que encendieron al público y lo llevaron a iniciar diversos –y poco recomendados– mosh pits a lo largo de la sección. La voz de Dexter merece mención aparte, pues, a pesar de los años, llega a los tonos requeridos por la selección y es capaz de interpretar con la fuerza que una agrupación de este estilo demanda. Al finalizar un diálogo que sólo The Offspring puede llevar a cabo a la perfección, haciendo chistes sobre cómo Dexter, aparte de ser el liricista principal de la banda, también tenía un doctorado en virología, llegando a la hora de los covers. Y es que, tal y como lo reconocieron en el escenario, no habría grupo sin Ramones o sin la influencia de los hermanos Young.

Una vez terminado el homenaje, los norteamericanos versionaron sus tradicionales “Bad Habit”, “Gotta Get Away” y una emotiva “Gone Away” en piano, la que demostró el correcto estado vocal de Holland y constituyó una mezcla perfecta entre aterciopelados tonos de sensibilidad y el estruendo característico de la banda hacia el ocaso del tema. Luego, los éxitos insignes de la banda “Why Don’t You Get A Job?”, que incluyó unas pelotas plásticas de colores para interactuar con los fans, “(Can’t Get My) Head Around You”, “Pretty Fly” y “The Kids Aren’t Alright” sentaron precedente de que la potencia del grupo sigue incólume tras 34 años de carrera. Hacia el epitafio del periplo, y a modo de encore luego de un par de minutos de reposo, retornaron al escenario para finalizar con dos clásicos y un inesperado tributo a Pennywise, quienes tuvieron que restarse del evento a última hora dada la alerta de salud mundial. Cerrando con “You’re Gonna Go Far, Kid”, “Bro Hymn” y “Self Esteem”, The Offspring le puso broche de oro a una icónica noche en Movistar Arena, lugar que marca un hito de masividad en la historia del grupo en cuanto a conciertos en nuestro país.

Tomando las palabras de Holland en los últimos minutos del show, es menester mencionar que este fue, probablemente, el bastión final en un largo tiempo de eventos masivos en la industria de la música en Chile y en occidente. Sin embargo, eso no fue impedimento para el disfrute de miles de asistentes que llegaron y lo dieron todo en un espectáculo que logró llevarse a cabo de manera perfecta, pese a todos los contratiempos y dificultades que surgieron. Ciertamente, resulta muy importante tomar las recomendaciones del vocalista antes de despedirse: “Cuídense, por favor. Hasta la próxima”. Un incierto cierre temporal para el showbiz musical que promete un “hasta luego”, pero que desconoce qué tan pronto se reactivará el flujo normal y necesario de adrenalina y fervor que solamente las melodías pueden proveer a los habitantes de esta tierra.

Setlist BBS Paranoicos

  1. Sin Salida
  2. Mis Demonios
  3. La Rabia
  4. No Siento Culpa
  5. Eterno Retorno
  6. Sanatorio
  7. Mentira
  8. Ruidos
  9. Corazón Al barro
  10. Tanto Insistir
  11. Daño Permanente
  12. Recuerdos
  13. Como Una Sombra
  14. Cristales
  15. Calla y Espera
  16. El Regreso
  17. Ausencia
  18. Irreparable
  19. No Lo Veo Como Tú

Setlist Eterna Inocencia

  1. Viejas Esperanzas
  2. Encuentro Mi Descanso Aquí, En Este Estuario
  3. A Los Que Se Han Apagado…
  4. Trizas De Vos
  5. Abrazo
  6. A Elsa y Juan
  7. La Risa De Los Necios
  8. El Guardián
  9. La Mentira Sin Fin
  10. Cuando Pasan Las Madrugadas…
  11. Hazlo Tú Mismo
  12. Cartago
  13. Sin Quererlo (Mi Alma Se Desangra)
  14. Cassiopeia
  15. Le Pertenezco A Tus Ojos…
  16. Puente De Piedra
  17. Nuestras Fronteras
  18. Weichafe Catrileo

Setlist The Offspring

  1. Americana
  2. All I Want
  3. Come Out and Play
  4. It Won’t Get Better
  5. Want You Bad
  6. Session
  7. Original Prankster
  8. Staring At The Sun
  9. Blitzkrieg Bop (original de The Ramones)
  10. Whole Lotta Rosie (original de AC/DC)
  11. Bad Habit
  12. Gotta Get Away
  13. Gone Away
  14. Why Don’t Get You Get A Job?
  15. (Can’t Get My) Head Around You
  16. Pretty Fly
  17. The Kids Aren’t Alright
  18. You’re Gonna Go Far, Kid
  19. Bro Hymn (original de Pennywise)
  20. Self Esteem

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ohms Ohms
DiscosHace 18 horas

Deftones – “Ohms”

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado...

Ultra Mono Ultra Mono
DiscosHace 1 día

IDLES – “Ultra Mono”

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer...

Down In The Weeds Where The World Once Was Down In The Weeds Where The World Once Was
DiscosHace 4 días

Bright Eyes – “Down In The Weeds, Where The World Once Was”

Tras un receso de nueve años y con una serie de proyectos bajo el brazo, Conor Oberst ha reunido a...

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 5 días

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 6 días

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 7 días

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 3 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 3 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 3 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 3 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: