Contáctanos

En Vivo

Dinosaur Jr.: Bestias auténticas

Publicado

en

Dentro del holgado cartel de Primavera Fauna, Dinosaur Jr. era para muchos el número que más se despegaba de la línea del festival. Es cierto, son una banda de rock alternativo, pero a vista de lo ocurrido la noche anterior en el sideshow que ofrecieron en la ex Oz y su breve –pero muy intensa- intervención en Espacio Broadway, se puede concluir con justa razón que el trío de Massachusetts se transformó en la agrupación que vino a desordenar y llenar de rock a un evento que, hasta el momento y sin la intención de ofender a nadie, se caracterizaba por un cierto aire “posero” y pretencioso.

Bomba Estereo ponía fin a su pachanga sofisticada y en el escenario internacional el público se congregaba en gran número para recibir a Dinosaur Jr., quienes aparecieron en escena sin avisarle a nadie, afinando sus instrumentos, o más bien distorsionándolos hasta encontrar el eléctrico sonido que inspiró a personajes como Kurt Cobain y que se dejaba caer con todo de la mano de “Watch The Corners”, sencillo de su último disco “I Bet On Sky” (2012), canción que sirvió de aperitivo para la presentación más intensa de la jornada.

Lou Barlow en el bajo, daba unos inmensos gritos para prender a la audiencia y “Rude”, otra del nuevo disco, fue testigo de cómo unos cuantos “alborotadores” buscaban generar el desorden, sin conseguir su cometido hasta la llegada de “Little Fury Things”, donde por fin se pudo crear el mosh pit en el centro de la muchedumbre y frases del estilo “¡Me cago en Pulp!”, se hacían espacio entre los empujones y patadas.

De ahí en adelante el público fue el protagonista. No es que la banda haya pasado a un mero segundo plano, pero la interacción con los fanáticos no es la principal baza de Dinosaur Jr. J Mascis vive cada nota de su distorsionada guitarra como una catarsis personal, sin tener que recurrir a frases cliché para encantar a un recinto completo. Murph se muestra algo más receptivo, pero su trabajo está en las baquetas y su concentración se mantiene en los tarros. Barlow es el más empático, pero está claro que la banda no viene a ser complaciente con su público señalándolos como la mejor fanaticada del mundo, pero sí con los entrañables clásicos que seguían llegando, como fue el caso de “Out There” y “Feel The Pain”, ambas coreadas y mosheadas por fanáticos de todas las edades. La vieja y la nueva escuela batallaban en comunión.

“¡Dinosaurito!” exclamaba Barlow antes de comenzar con “Start Choppin’”, corte que bajó un poco las revoluciones, aunque muchos en el público no se enteraron y continuaron la fiesta entre saltos y tierra. Desde el clásico disco “Bug” (1988) era interpretada “Budge”, para pasar a “The Wagon”, uno de los cortes más coreados por la audiencia. Jugando a ser banda de estadio, Barlow marcaba la pauta con sus gritos, los cuales eran replicados por los fans, siendo interrumpido abruptamente por las cuerdas de Mascis, quien marcaba los primeros riffs de “Freak Scene”.

Ante la confusión de Barlow por el significado de los típicos cánticos de recitales, como el conocido “Oooh-ooh-oh-oh”, comenzaba la sección de covers. El primero corresponde a “Just Like Heaven”, original de The Cure, para seguir con el que quizás fue el momento más violento de la jornada con “Training Ground”, reversión del tema perteneciente a la primera banda en que militaron Mascis y Barlow. Hardcore a la vena en un minuto y algo más de agresión sin concesiones.

Comenzaba a anochecer y extrañamente ninguna luz se encendía sobre el escenario, dejando sólo visibles a las siluetas de los músicos, quienes comenzaban a interpretar “Forget The Swan” del primer disco del grupo, “Dinosaur” (1985). Puede tomarse como una grave falta de respeto, tanto como para el público como para la banda, pero sin querer sonar complaciente, el hecho de que no existiera iluminación y todo quedará como “una tocata entre amigos”, potenciaba el sentimiento que se vivía frente al escenario. Definitivamente estábamos en otro lugar, viviendo la música lejos de las pool parties y las bebidas energéticas con vodka.

Una suerte de bis ocurrió cuando los músicos realizaron un receso sobre el escenario, para terminar la velada con la contundente versión de “Kracked”, pegada a “Sludgefeast”, en una catártica versión extendida, donde los eléctricos solos de Mascis, alentaron a dar los últimos combos en el concierto que despertó más pasiones durante la jornada, con el permiso de la performance del señor Jarvis, y por qué no, la emoción que transmitió Jorge González y sus corazones rojos.

Dinosaur Jr. llegó a Primavera Fauna para despertar a los verdaderos animales de la función. La cancha se plagó de bestias prehistóricas, que en poco menos de una hora, se dieron un festín de distorsiones y rock alternativo con alma adolescente. Efectivamente, Dinosaur Jr. fue el número que se salió del contexto del festival, logrando una conexión que hasta esa hora ninguna banda había logrado. Entrañable y autentico, eso fue Dinosaur Jr. en Primavera Fauna 2012.

Setlist

  1. Watch the Corners
  2. Rude
  3. Little Fury Things
  4. Out There
  5. Feel the Pain
  6. Start Choppin’
  7. Budge
  8. The Wagon
  9. Freak Scene
  10. Just Like Heaven (Cover de The Cure)
  11. Training Ground (Cover de Deep Wound)
  12. Forget the Swan
  13. Kracked
  14. Sludgefeast

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Julio Ortúzar

Publicidad
6 Comentarios

6 Comentarios

  1. Bastian Pinochet

    25-Nov-2012 en 7:09 pm

    Que resentido el reportaje, demasiado resentido y malo a la vez.

    • Germán Záhtula

      25-Nov-2012 en 7:47 pm

      ¿Cómo te quedo el bronceado zorrón? ¿Fuiste al after en Murano? Estuvo bazooka.

      • Diego

        25-Nov-2012 en 10:57 pm

        “Ay, demasiado resentido”. Malo eres tú, cuico ignorante. Demás que saliste arrancando cuando empezaron. Quédate en el Amanda no más, perrito. Grande DINO JR.

  2. Diego Bascuñan

    26-Nov-2012 en 1:40 am

    Lo mejor lejos de todo el festival, eso que disfrute a concho a cada una de las bandas que se presentaron, pero Dinosaur Jr. fue otra cosa, esa euforia que solamente se viven en los conciertos de estadio, con la muchedumbre, en cancha se pudo revivir acá, esa sensación que te llevan a los conciertos, no solamente a escuchar música, sino a sentirla, cantarla, expresarla y vivir cada nota como la última.
    Genial Dinosaur Jr., un lujo haberlos visto en vivo!

  3. Jackson Aceituno

    26-Nov-2012 en 3:56 am

    Igual estuvo mejor el de la Ex Oz. Y tb no mire tan a huevo a pulp compañero, mire que lo hicieron bonito los cabros.
    Chao Pescado

  4. Carola

    29-Nov-2012 en 4:12 pm

    Yo los vi porque esperaba a Pulp. Los comentarios de ambiente posero estan super bien puestos. Estaba LLENO de posers. Mi hermano también iba por Pulp y por Dino Jr, así que estaba en la gloria. Estuvieron LA RAJA! Y confieso que no los conocía. No me golpeen!

Responder

En Vivo

Rod Stewart: Directo al ángulo

Publicado

en

Rod Stewart

Muchas veces se critica a los artistas que, teniendo una trayectoria grandiosa y extensa, no viven un presente que les permita preservar adecuadamente su legado. Salvo casos paradigmáticos como el de Chuck Berry en sus últimos años, en general esa crítica tiene que ver con una cosa muy chilena: ver en los artistas que alcanzan (o están cerca de) la tercera edad a seres inútiles cuyo tiempo ya pasó. Hay una situación estructural que sustenta la limitada visión de Chile hacia los mayores de 60 años, desde lo organizacional hasta el trato diario, entonces de antemano hay prejuicios ante una persona en cualquier ámbito. Más aún cuando se para en un escenario.

Por eso hace bien ver cuando alguien “viejo” –según el pasaporte– denota más frescura que muchos actos que se ven copiándose mutuamente en festivales y proscenios varios. Rod Stewart no es un niño, pero intenta (y muchas veces logra) moverse como tal. No es un dotado vocalmente, pero cuando necesita dejar en claro que tiene garganta y cuerdas, lo hace. Rod no es un gran creador, pero sí es un tremendo intérprete, y eso queda en claro cuando se revisa cómo estuvo su retorno a Chile, en una fresca noche de 18 de febrero en un Movistar Arena a un 90 por ciento de su capacidad, que pudo ver la puntualidad excesiva de este londinense, quien partió su show poco antes de la hora convenida.

A las 20:56 ingresó la banda, compuesta por una docena de intérpretes, a tocar “Soul Finger”, original de The Bar-Kays, para luego dar paso a Rod, la algarabía de la gente (en especial al frente) y una versión de ajuste vocal para Stewart de “Infatuation”. Luego de sortear ese escollo con éxito, la mesa estaba servida para la fiesta, y así prosiguió con clásicos de su repertorio como “Having a Party” y “Tonight’s The Night”, además de covers a hits como “Have You Ever See The Rain?” de Creedence Clearwater Revival. Las pantallas, los movimientos y cambios entre los músicos y las coristas, los propios movimientos de Stewart, todo era hecho para dar cuenta de un sentido de espectáculo, sin perder una sensación de urgencia juvenil que rara vez se ve en un concierto de temas que, en su gran mayoría, tienen más de un cuarto de siglo de vida. Los cambios de tempo son muy ligeros y los arreglos son prístinos, lo que se escapa del esquema de la nostalgia como mina de oro cuando las canciones se vuelven lentas y cansinas, perdiendo una chispa que Rod sí puede seguir prendiendo a su antojo.

Los movimientos de Rod siguen siendo los del muchacho que tocara con Jeff Beck o que formara Faces, entreteniéndose y, a la vez, generando reacciones de un público que, desde un respeto por el espectáculo, mostró fervor en varios pasajes del show. Stewart entiende que no por haber vendido centenares de millones de discos va a tener la tarea hecha con sólo pararse en el piso pintado como tablero de ajedrez en el proscenio, sino que debe hacer algo relevante para seguir ahí, con la adrenalina y la satisfacción de sentirse vivo en vivo. Por eso maneja a la gente, la hace cantar, aplaudir, sentarse, pararse, y también le entrega un show con momentos diferentes, como cuando tras un doblete lleno de sentimiento con una versión renovada entre el country y el alt rock de “Forever Young” y la belleza del cover de Tom Waits de “Downtown Train”, pidió atención, sentó a casi toda su banda, e incluso a su dinámico e inquieto cuerpo, en taburetes plásticos para una sesión acústica.

Lo futbolero no se le irá jamás a Rod, quien en “You’re In My Heart (The Final Acclaim)” no sólo mostró goles del Celtic a su archirrival Glasgow Rangers, sino que también instó a corear como en el estadio, mientras un sector de fans ataviados de camisetas albiverdes respondían entusiastas al llamado. Tampoco más adelante, cuando en “Hot Legs” patearía más de una decena de pelotas autografiadas al público. Además, incluyó temas tan clásicos como “The First Cut Is The Deepest” de Cat Stevens, o “Have I Told You Later” de Van Morrison, un “bastardo” según Rod, quien sonreía al presentar la canción.

La confianza que Stewart tiene en su banda es tal, que, más allá de trucos que usan algunos para cambiarse de ropa como hacer veinte solos y cuarenta juegos con el público, con toda tranquilidad fue tras bambalinas, sus coristas tomaron la voz e hicieron una vibrante versión de “Proud Mary”, que luego –como todo buen blanco criado con música negra en los 60– tendría un necesario homenaje a Muddy Waters con “Rollin’ And Tumblin’”. Con esta inyección de fuerza llegó la sección final del show, con “Hot Legs”, la omnipresente “Da Ya Think I’m Sexy?” sonando a estos tiempos, y “Baby Jane” cerrando la parte central del show.

Dos minutos después, Stewart volvía a comandar el karaoke masivo con “Sailing”, y con el coro convertido en una especie de mantra se cerró el telón tras 103 minutos de espectáculo pensado, ensayado y ejecutado con respeto al público y los artistas. El mayor gol de un show así es el entendimiento cabal de las limitaciones de Rod Stewart, y de esa forma poder aprovechar sus puntos fuertes, dejando en claro que se puede confiar en su capacidad en el escenario, esa área donde el olfato de un artista no se extingue.

Setlist

  1. Soul Finger (original de The Bar-Kays)
  2. Infatuation
  3. Having A Party (original de Sam Cooke)
  4. Have You Ever See The Rain? (original de Creedence Clearwater Revival)
  5. Rhythm Of My Heart (original de Marc Jordan y John Capek)
  6. Some Guys Have All The Luck (original de Jeff Fortgang)
  7. Tonight’s The Night (It’s Gonna Be Alright)
  8. Forever Young
  9. Downtown Train (original de Tom Waits)
  10. You’re In My Heart (The Final Acclaim)
  11. People Get Ready (original de The Impressions)
  12. The First Cut Is The Deepest (original de Cat Stevens)
  13. I Don’t Wanna Talk About It (original de Crazy Horse)
  14. Have I Told You Later (original de Van Morrison)
  15. Proud Mary (original de Creedence Clearwater Revival)
  16. Rollin’ And Tumblin’ (original de Hambone Willie Newbern)
  17. Hot Legs
  18. Da Ya Think I’m Sexy?
  19. Baby Jane
  20. Sailing (original de Sutherland Brothers)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

The Dark Side Of The Moon The Dark Side Of The Moon
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “The Dark Side Of The Moon” de Pink Floyd

No hay que ser seguidor de Pink Floyd para reconocer que “The Dark Side Of The Moon” marca uno de...

Low In High School Low In High School
DiscosHace 2 meses

Morrissey – “Low In High School”

Hubo una época en que no teníamos el poder de juzgar instantáneamente a las personas en la plaza pública virtual...

Utopia Utopia
DiscosHace 2 meses

Björk – “Utopia”

El espejo es inclemente. El paso del tiempo es implacable. Los cambios forzosos desgastan, y eso se nota en las...

Who Built The Moon? Who Built The Moon?
DiscosHace 2 meses

Noel Gallagher’s High Flying Birds – “Who Built The Moon?”

Luego de haber recorrido todo el mundo presentando su “Chasing Yesterday” (2015), Noel Gallagher comenzó a cuajar el tercer larga...

Ununiform Ununiform
DiscosHace 3 meses

Tricky – “Ununiform”

Inglaterra ha sido tierra fértil para las reinvenciones musicales, las nuevas escenas e incluso nuevos estilos. Tal es el caso...

Pacific Daydream Pacific Daydream
DiscosHace 3 meses

Weezer – “Pacific Daydream”

Musicalmente los años noventa se presentaron como una década estruendosa, agitada, combativa y cambiante. De aquellos años, en la mayoría...

The Dusk In Us The Dusk In Us
DiscosHace 3 meses

Converge – “The Dusk In Us”

Este ha sido un año grandioso para los fanáticos de Converge. En marzo sorprendieron con “Jane Live”, registro en vivo...

Ex La Humanidad Ex La Humanidad
DiscosHace 3 meses

Electrodomésticos – “Ex La Humanidad”

El pavimento quema las retinas y el reflejo de un sol inclemente se potencia por el efecto de las fachadas...

Unknown Pleasures Unknown Pleasures
DiscosHace 3 meses

El Álbum Esencial: “Unknown Pleasures” de Joy Division

Hacia finales de la década del 70, el mundo del rock parecía transformarse con mayor premura de lo que lo...

Luciferian Towers Luciferian Towers
DiscosHace 3 meses

Godspeed You! Black Emperor – “Luciferian Towers”

Godspeed You! Black Emperor es de esas bandas que ha logrado construir una identidad reconocida. Cuando suenan, se sabe que...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: