Contáctanos

En Vivo

Devo: Sueño cumplido

Publicado

en

Cuando en 2007 se canceló la presentación que Devo realizaría en el Centro Cultural Estación Mapocho, un gran número de fanáticos creyó que con ese episodio se diluía cualquier posibilidad de tener a los oriundos de Akron por primera vez en nuestro territorio. Una espera de más de tres décadas desde el lanzamiento de su álbum debut, “Q: Are We Not Men? A: We Are Devo!” (1978), hacía que la idea de recibir la visita de Mark Mothersbaugh y compañía tomara cada vez más tintes de quimera, lo que se potenció aún más con la lamentable noticia del fallecimiento de Bob Casale, guitarrista y miembro fundador de la banda, a principios de este año. Sin embargo, la vida suele dar segundas oportunidades, una de las cuales se materializó con el anuncio de la participación de Devo en la primera versión de RockOut Fest, desatando la euforia y entusiasmo de los fanáticos más recalcitrantes del new wave y el pop electrónico de los ochenta.

DEVO CHILE 2014 01

Como si la oportunidad de tener por primera vez en Chile a Devo no hubiese sido por sí sola una noticia digna de ser aplaudida y festejada, la productora a cargo del evento subió la apuesta agendando un íntimo sideshow en las instalaciones del remozado Teatro Cariola, para un limitado aforo de poco más de mil espectadores. Tal como se podía presumir, los tickets disponibles se vendieron rápidamente y, a escasos minutos del inicio del show, el recinto de San Diego reunía a un gran contingente de fieles seguidores, impresionante marco de público que se condice con la importancia de uno de los debuts más esperados por los fanáticos chilenos. A las 21:00 hrs. se apagan las luces y se proyectan videos de la banda sobre la pantalla ubicada al fondo del escenario, desatando de inmediato una euforia generalizada que se extiende por toda la cancha. Hacen su aparición los cinco músicos, vestidos con sus clásicos trajes amarillos, y de inmediato lanzan un certero golpe con la característica melodía de “That’s Good”, que pone a todos a bailar, y donde el acompañamiento de palmas surge de manera espontánea.

DEVO CHILE 2014 02

Una de las cosas que llama la atención desde un primer momento es la exquisita mezcla generacional que se dio cita en el Teatro Cariola, un indicador inequívoco que la música de Devo ha sido capaz de trascender en el tiempo, atrayendo a un heterogéneo séquito de fanáticos, muchos de los cuales aún ni nacían cuando salió al mercado “Freedom Of Choice” (1980), la placa más exitosa de toda su carrera, pero cuyo sonido los ha acompañado desde que tienen uso de razón. Las revoluciones siguen en ascenso con otro de los grandes éxitos de los norteamericanos, “Girl U Want”, donde la guitarra de Bob Mothersbaugh marca una certera introducción, inyectando una buena dosis de energía y vitalidad. Uno de los puntos altos hace su irrupción a través del particular sonido del látigo en “Whip It”, uno de los temas más icónicos de la historia del new wave, y que casi en un acto reflejo hace estallar a toda la audiencia, contagiándose rápidamente de la intensidad de este clásico de principios de los ochenta. Mark Mothersbaugh lanza algunos energy dome al público, verdaderos trofeos que se disputan a punta de empujones.

DEVO CHILE 2014 03

En “(I Can’t Get No) Satisfaction”, original de The Rolling Stones, aparecen las secuencias de cuerdas en toda su magnitud, con el bajo de Gerald Casale marcando el riff de la melodía y las guitarras de Josh Hager y los hermanos Mothersbaugh no escatimando en potencia. A esta altura del show la emoción se palpita en el ambiente; probablemente puede sonar un tanto exagerado e incluso rayar en el cliché, pero estar en presencia de Devo es hacer realidad un sueño para toda una generación de fanáticos que vivieron el despertar artístico de la irreverente propuesta musical de los nativos de Ohio, un sonido que rompió con todos los estereotipos reinantes hasta ese momento y que forjó los cimientos sobre los cuales se sustenta su gran legado. La fuerza de “Uncontrollable Urge” arremete sin previo aviso, mientras Mark se encarga de rasgar los trajes de sus compañeros, y una ensayada coreografía en base a saltitos se roba todas las miradas. La dinámica y entretenida “Mongoloid” es la encargada de continuar con la fiesta, donde el frontman asume el mando de los sintetizadores y se entretiene con unos pompones colorados.

DEVO CHILE 2014 04

Gerald Casale establece un diálogo cómplice con el público, donde en una perfecta sincronización y como si hubiese sido previamente ensayado, la pregunta “Are we not men?” es respondida al unísono con un certero: “We are Devo!”, marcando de esta forma el comienzo de “Jocko Homo”, y donde los músicos se desprenden completamente de su vestimenta amarilla, la cual arrojan a la cancha como valiosos recuerdos de este histórico momento. Devo sabe mezclar de manera excepcional lo visual con lo musical, una combinación que encaja perfecto con el íntimo ambiente que entrega el Teatro Cariola, ofreciendo una experiencia única e inmersiva, permitiendo así a los fanáticos sentirse parte fundamental de la presentación, en una suerte de comunión de energías que se potencia con cada golpe sonoro que azota al recinto. En “Smart Patrol/Mr. DNA” se proyecta una nutrida variedad de imágenes psicodélicas, haciendo aun más excitante el momento. La sólida percusión de Jeff Friedl marca el pulso de “Gates Of Steel”, siendo complementada a la perfección por el preciso sonido del teclado; una pieza muy bien ejecutada, que despide a los músicos que se retiran del escenario en medio de una lluvia de silbidos y vítores.

DEVO CHILE 2014 05

Regresan al escenario siendo recibidos por una estridente ovación, la que es premiada con “Freedom Of Choice”, otro de los grandes éxitos de la banda, y que es acompañada por miles de palmas que resuenan en armonía y una voz generalizada que se alimenta de la energía de todos los fanáticos. Por un tema lógico, esta veterana agrupación ya no exhibe la misma chispa y vitalidad de hace tres décadas –aunque sí la igualan casi al cien por ciento-, pero eso poco y nada importa cuando se cuenta con un repertorio plagado de éxitos, que uno a uno se van ofreciendo a un público devoto, completamente entregado a la propuesta, y que no duda en acompañar cada uno de los coros en un aluvión de voces que suenan al unísono. En “Gut Feeling” la voz de Mark Mothersbaugh empieza a evidenciar cierto agotamiento, no sonando nítida ni cristalina, pero cuyos ripios son suplidos por la exquisita instrumentación, que combina los sonidos sintetizados con precisas secuencias de cuerdas.

DEVO CHILE 2014 06

El cierre de la presentación llega con toda la emoción de “Beautiful World”, canción que Gerald Casale dedica a su fallecido hermano Bob. Mientras Mark aparece disfrazado y con la máscara del icónico personaje Booji Boy, dando otra muestra más de su versatilidad y excentricismo. El vocalista arroja al público cientos de pelotitas de colores, que saltan por toda la cancha mientras los fanáticos intentan capturarlas para llevarlas de recuerdo. La banda se despide de sus seguidores y se retiran rápidamente del escenario, mientras miles de almas sedientas de más música y de más Devo comienzan a exigir el retorno de sus ídolos, en una infructífera cruzada que se extiende por más de 20 minutos.

DEVO CHILE 2014 07

Esta noche fuimos testigos de un show especial, envuelto en el manto de emotividad y misticismo que sólo es capaz de generar un debut esperado por más de tres décadas. El quinteto no decepcionó, y en una hora hicieron un repaso por lo más selecto de su discografía, con sus grandes clásicos como plato principal y un sonido que poco tiene que envidiarle a sus años de mayor éxito comercial. Mark Mothersbaugh y compañía, dejaron en claro que la figura de Devo no se extingue, por el contrario, se sobrepone al paso de los años y se potencia en base a su etiqueta de leyenda, y la creciente “devo-ción” que sus fanáticos le transmiten.

Setlist

  1. That’s Good
  2. Girl U Want
  3. Whip It
  4. (I Can’t Get No) Satisfaction (original de The Rolling Stones)
  5. Uncontrollable Urge
  6. Mongoloid
  7.  Jocko Homo
  8. Smart Patrol/Mr. DNA
  9. Gates Of Steel
  10. Freedom Of Choice
  11. Gut Feeling
  12. Beautiful World

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Luis Marchant

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 3 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas