Contáctanos

En Vivo

Damon Albarn en Argentina

Publicado

en

La madurez definitivamente tocó la puerta de Damon Albarn. Luego de, durante años, dar elegantes rodeos a su primer disco solista, enmascarándose en diversos grupos y alias, representando diferentes estéticas sonoras y dando la vuelta al mundo de la música con su siempre irreverente cara de teenager terrible de la periferia urbana británica, el hombre, el ser ya crecido, da la cara y lanza “Everyday Robots” (2014). Ahora su carrera tiene otro sentido. Su personalidad se comienza a percibir de otro tamaño gracias a la responsabilidad que asume en esta etapa: está sólo timoneando el barco. Aquí no tiene un Graham Coxon con quien compartir tareas, ahora no lo ayudan a brillar Dan The Automator, ni Flea, ni Tony Allen, por nombrar algunas de las figuras con las que conformó una serie de súper grupos y colaboraciones que más de uno envidiaría. En ese estado de situación se planta en el escenario respaldado por los Heavy Seas, quienes de movida dan señales positivas: groove, escena y, sobre todo, amplísimos matices con los que versionar todos y cada uno de los temas que sonarán a lo largo de la noche.

DAMON ALBARN ARGENTINA 2014 01

Sentado en su teclado, comandando el escenario con su peculiar mezcla de desparpajo hooligan y talante de hijo de vecino devenido en crooner 100% orgánico, Albarn hace y deshace a su gusto. La primera sorpresa es la misma apertura: “Lonely Press Play” experimenta un gigantismo que la deja irreconocible hasta el momento en que el cantante pronuncia palabra. La base es sólida como un camión de caudales y dócil como una gacela. Luego de este comienzo de medio perfil, que más que a la estridencia apuesta a la emoción y la intimidad –el segundo tema fue el corte “Everyday Robots”, reconvertido en una suerte de power trip hop-, la fiesta sube de tono cuando aterrizan algunos de los hits que Albarn fue regalando antes de ser un solista de ley. “Slow Country” y “Kids With Guns” de Gorillaz lo sacan del teclado y, cubierto de su vestimenta de normcore absoluto, le da otro color a la noche cuando la influencia que The Clash dejó en él se deja ver.

DAMON ALBARN ARGENTINA 2014 02

Con un excelente trabajo del guitarrista Jeff Wootton, quien a esta altura ya había demostrado que su perfil es tan amplio como el de su jefe, llevando su guitarra desde la experimentación noise a los preciosos climas que las nuevas canciones piden, pasando por ese groove “hecho en Manchester”, las revoluciones volverían a bajar con las versiones de “Hostiles” (hermosa aún sin la sesión de cuerdas) y “Photographs (You Are Taking Now)”. Ya se podía ver a un público treintañero conmovido, jugando a ser sentimental y no morir en el intento; viviendo la “emoción Albarn” a tope. Porque ser fan de este hombre es algo sencillo, ya que no deja lugar a sentimientos de culpa por ser su seguidor: Albarn es –entre otras cosas- uno de esos baladistas que no tiene un milímetro de ordinario, parte de una raza milagrosa de la humanidad. No hay manera de sacarle un gesto chabacano en un show donde casi la mitad de las canciones son lentas y sentidas. Algo así como un mérito artístico.

DAMON ALBARN ARGENTINA 2014 03

Todo es elegante sobre las tablas, incluso los momentos de mayor adrenalina, en los que el de Essex salta desacatado y baña de agua a los seguidores de las primeras filas, pero los momentos donde las luces seguidoras se concentran en el líder y él saca lo mejor de su voz –que claramente no es la técnica-, el teatro directamente se derrite a sus pies. Canta con el peso de un bluesman de 80 años del Mississippi. Acompañado por el arreglo clásico de vientos, en este caso encarado sólo con una trompeta, “End Of The Century” suena tan pequeña e íntima al mismo tiempo, que se convierte en una noticia excelente para el seguidor de Blur: ahora se corea este tema con una sensación de euforia interior, profunda, muy distinta al estallido de pasión que puede ocasionar en manos de su banda creadora. Lo mismo ocurre con la emocionante versión de “Out Of Time”, que junto a “All Your Life” completaría el repaso a la discografía de los pilares del pop inglés. Entre tanto, el setlist nos recuerda que en 2005 Albarn formó un súper grupo (junto a Tony Allen, compañero de aventuras de Fela Kuti y Paul Simonon de The Clash) que quedó injustamente relegado en popularidad. “The Good, The Bad And The Queen” se hace presente con unas hipnóticas versiones de alto voltaje de “Kingdom Of Doom” y “Three Changes”.

DAMON ALBARN ARGENTINA 2014 05

La fiesta se desataba con “Clint Eastwood”, el primer súper hit de Gorillaz con el reconocido MC de Ghana, M.anifest, haciendo las partes de Del De Funky Homosapien. Y así, cuando el versátil y talentoso guitarrista/bajista/bailarín Seye se calza el ukelele y  un coro gospel de seis integrantes entran al escenario, todos saben que es hora de “Mr. Tembo”, que en vivo –también, por suerte- toma una dimensión extracurricular. “Heavy Seas Of Love” es la despedida en plan misa de Harlem. Sonidos espirituales jugando al pop y ganando por goleada.

DAMON ALBARN ARGENTINA 2014 04

Una ocasión de lujo terminaba. Damon Albarn finalmente mostraba lo más reservado de su personalidad musical en un evento destacable en cualquier agenda. Si se tiene en cuenta que estamos hablando de, posiblemente, el más importante y fructífero músico de pop inglés de las últimas dos décadas, esto claramente es un antes y un después.

Setlist

  1. Lonely Press Play
  2. Everyday Robots
  3. Tomorrow Comes Today (original de Gorillaz)
  4. Slow Country (original de Gorillaz)
  5. Kids With Guns (original de Gorillaz)
  6. Three Changes (original de The Good, The Bad & The Queen)
  7. Hostiles
  8. Photographs (You Are Taking Now)
  9. Kingdom Of Doom (original de The Good, The Bad & The Queen)
  10. You And Me
  11. Hollow Ponds
  12. El Mañana (original de Gorillaz)
  13. Don’t Get Lost In Heaven (original de Gorillaz)
  14. Out Of Time (original de Blur)
  15. All Your Life (original de Blur)
  16. End Of A Century (original de Blur)
  17. Clint Eastwood (original de Gorillaz)
  18. Mr. Tembo
  19. Heavy Seas Of Love

Por Adrián Mazzeo

Fotos por Tomás Correa Arce

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 3 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 4 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas