Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Cut Copy: Luces y música (y mucho más)

Publicado

en

Cuando una banda viene a Chile varias veces en pocos años, está el riesgo de que su espectáculo se vaya haciendo añejo para sus fans y que exista la suspicacia –muchas veces injustificada- de aquellos no tan cercanos. Por ello, cada disco nuevo es una oportunidad para que la gente que cuestiona lo incuestionable se quede en silencio o, por lo menos, con un argumento menos. Y si hace falta, un set sólido en vivo hace este trabajo con aún más eficacia. Aquello es lo que hicieron los, a estas alturas, viejos conocidos Cut Copy en el Teatro La Cúpula, en una nueva cita de Club Fauna. Con un recinto lleno en aproximadamente un 80 por ciento, los australianos dieron en una hora y media un show lleno de energía, y mucho más que las luces y música que se podían apreciar a lo lejos del escenario.

CUT COPY CHILE 2013 01

Todo partió con más de media hora de retraso, lo que poca gente resintió hasta el momento en el que el DJ que calentó el ambiente salió del escenario. En esos instantes de silencio aparecieron chiflidos y aplausos de impaciencia, donde las personas en cancha procuraban tener un poco de espacio para bailar, en medio del tumulto, que no se repetía en las gradas, excepto en aquellos lugares donde se vendían tragos que tenían largas filas, las que se disiparon tras el inicio del show. La intro mostró voces de ultratumba que se cernían sobre una cúpula ardiente, y poco a poco mutó hasta ser la “Intro” de “Free Your Mind”, cuarto disco de la banda que salió hace un par de semanas y que muestra a Cut Copy mucho más cercano a sus pasajes más bailables y accesibles. Por ello, era un poco obvio que la primera canción del set sería “Free Your Mind”, donde Dan Whitford hizo gala de su impecable voz, que se mantuvo inmutable en el vaivén de registros más agudos que graves en todo el show, aunque es cierto que la voz se perdía en los tonos más agudos, haciendo que se escuchara la de Dan por detrás del resto de los instrumentos, cosa mucho más notoria para la gente que estaba en cancha.

CUT COPY CHILE 2013 02

Desde el comienzo el show era baile, luces y música, y poco más. No había proyecciones, pese a que detrás de la banda había una senda pantalla que podría haber sido mucho más utilizada, pero ese no fue impedimento para el disfrute de los asistentes con el desplante y baile incansable de Whitford, el que se calmó en “Where I’m Going”, track de “Zonoscope” (2011), disco del que sólo tocaron tres canciones, demostrando que esa placa tiene su principal brillo fuera de la pista de baile que en ella. Así, el retorno a tradicionales sonidos bailables en el clásico “Feel The Love” deja de inmediato postales para el recuerdo, con un público enfervorizado, donde la banda deja intermedios musicales levemente más amplios por el mero placer de ver a la gente bailando. Luego viene “In Memory Capsule”, llena de guiños a la música disco, con loops perfectos y una interpretación donde las capas funcionan de gran manera, conformando junto a “Feel The Love” un combo potente, que tuvo en “So Haunted” y su sonido más noise un momento de calma antes de la explosión que fue “Hearts On Fire”, que dejó realmente “en llamas” al público, con una performance que tiene en Dan Whitford a un animador constante, con sus bailes, gestos, voz y que lo muestra como un frontman mucho más allá de lo efectivo, aunque los otros miembros de la banda también generan mucha energía y ninguno se queda en el ostracismo de concentrarse sólo en tocar. Todos disfrutan lo que hacen, las canciones y el show, y eso permea en un público que, tras más de media hora de espectáculo, no escatima esfuerzos en seguirle el paso a los oriundos de Melbourne.

CUT COPY CHILE 2013 03

Luego volvieron a sus inicios con “That Was Just A Dream”, canción que aparece en su primer álbum, “Bright Like Neon Love” (2004), la que tiene una vibra muy Daft Punk y que mezcla el funk y un sonido más “espacial” con grandes cuotas de locura en escena, las mismas que hacían imperceptible los trozos de “Zap Zap”, track siguiente en ese disco, que se esparcían en el aire con prestancia y frenesí. Con tal antecedente, “Nobody Lost. Nobody Found” se sintió como una bocanada de aire fresco, la que se vio potenciada con “Strangers In The Wind”, mucho más lenta y paulatina que el urgente ritmo de la mayoría de las canciones en el set de Cut Copy.

CUT COPY CHILE 2013 04

Como dicen, la calma que antecede a la tormenta, porque luego la banda tocó “Take Me Over”, donde el bajo se tomó el sonido, y el baile se tomó todo lo demás, con “Out The On The Ice” a la vorágine máxima, donde Tim Hoey y su bajo hicieron que nadie pudiera permanecer indiferente. De hecho, esa gente que conversaba incansablemente también se detuvo a escuchar a ratos, y los que no se detuvieron, probablemente lo hicieron con las ensordecedoras sirenas de alarma que antecedieron a “Let Me Show You Love”, gran canción de “Free Your Mind”, que fue acompañada por un juego de luces tan epiléptico como su video.

CUT COPY CHILE 2013 05

El final fue una fiesta completa. “We Are Explorers”, probablemente el sencillo más sólido y accesible del último disco de Cut Copy, tuvo una rendición al borde de la perfección, dejando el terreno allanado para el cierre del set con “Need You Now” que, extrañamente, parece ser la única canción que pierde mucho terreno con respecto a su versión de estudio, lo que deriva en que el público no prenda como podría haber sido con una canción de tal estampa. Tampoco la gente pidió tanto el regreso de la banda, y muchos de plano se fueron tras el cierre del set oficial del show, pero Whitford y los suyos volvieron tras algunos minutos. Con una Cúpula en dos tercios de su capacidad, aunque con la cancha repleta, la misma que disfrutó un doblete endemoniado con “Meet Me In The House Of Love” y “Lights And Music”, que cerraron una fiesta a la que le faltaron algunos detalles para conformarse en una cita inolvidable, pero que de todas formas dejó un show de gran nivel basado en lo que pasaba arriba del escenario, y no en la parafernalia extrema en la que otros deben recurrir. Así, hubo luces y música, pero también energía, alma, carne y baile dispuestos para generar varias postales con una banda que, no cabe dudas, volverá con algo nuevo bajo el brazo, sin necesidad de hurgar en la nostalgia para sonar tan frescamente como unos viejos conocidos.

Setlist

  1. Intro
  2. Free Your Mind
  3. Where I’m Going
  4. Feel The Love
  5. In Memory Capsule
  6. So Haunted
  7. Hearts On Fire
  8. That Was Just A Dream (con outro de Zap Zap)
  9. Nobody Lost, Nobody Found
  10. Strangers In The Wind
  11. Take Me Over
  12. Out There On The Ice
  13. Let Me Show You Love
  14. We Are Explorers
  15. Need You Now
  16. Meet Me In The House Of Love
  17. Lights And Music

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Julio Ortúzar

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

The Rasmus: La burbuja feliz del Edén

Publicado

en

The Rasmus

Es inevitable que se mezclen las cosas cuando un día es tan intenso. No podemos mencionar algo respecto del muy buen show que dio The Rasmus, en su reencuentro con Chile en la noche del 15 de noviembre en un Club Chocolate repleto, sin que hagamos referencia a cómo afuera se encendían barricadas y las fuerzas policiales operaban impunemente usando sus medios para infundir temor. Es inevitable pensar en eso, porque incluso en las puertas del recinto del barrio Bellavista se sentían los efectos de los gases lacrimógenos lanzados por Carabineros. Es en días así donde se nota más la burbuja feliz en la que muchas veces se desarrolla el arte, en general, y más aún una manifestación cultural masiva como son los conciertos.

Mientras la ciudad ardía, había un trocito de Finlandia en el escenario intentando acallar este contexto lamentable y triste de represión y dolor. De hecho, las sensaciones ante un show como el de The Rasmus ni siquiera caben en la nostalgia, pese a que su mayor éxito haya sido con singles de un disco de 2003 (“Dead Letters”), sino que la más sencilla felicidad, esa de ver a fans contentos, fervientes, apasionados, con lienzos de diferentes fan clubs, como una convención en torno a las canciones. Además, el cuarteto no pareciera ver que el tiempo pase, porque su sonido y la energía parece la misma que hace 15 años.

Una jornada muy pulcra que, aún con sabor a lacrimógena en ciertas partes del Club Chocolate, inició con un par de tracks ganadores de “Dead Letters”, “First Day Of My Life” y “Guilty”, que de inmediato subieron la temperatura y los globos transparentes que llevaba el público, dándole más colores y texturas a un marco lleno de amor. Al igual que con Zoé hace un par de noches, la voz de Lauri Ylönen sonaba tan bien, que podía parecer que estuviera haciendo playback, pero no. Incluso se daba maña de hacer cantar a la gente en canciones tan coreadas como “No Fear” o “Time To Burn”.

No es que sólo Lauri estaba haciendo su labor y generando reacciones en la gente, sino que la banda completa. Por ejemplo, Aki Hakala desde la batería sacaba a cada rato gritos de “¡mijito rico!” y otros cánticos cosificadores, mientras era clínico en su forma de hacer las percusiones, sin excesos ni carencias, lo mismo que el guitarrista Pauli Rantasalmi, en tanto que el bajista Eero Heinonen era el más preocupado de que la gente aplaudiera, vibrara y también se comunicó varias veces para expresar lo similares que eran Finlandia y Chile en sus geografías y la pasión por la música que se ve de la gente. Quizás por eso es que podría criogenizarse este amor por The Rasmus y así viva para siempre, porque son momentos como los vividos en este show los que permiten pensar de que la incondicionalidad del fan es algo real.

Aunque vinieron a promocionar “Dark Matters”, ese disco que lanzaron en 2017, sólo tocaron tres temas de aquel material y el show se basó principalmente en el disco que los lanzó a la fama, del que tocaron 8 de sus 10 canciones. Lo que llama la atención es cómo todo suena casi igual a sus momentos de lanzamiento respectivos y, aun así, todo logra parecer recién salido del horno. Es un testamento a la efervescencia de un público que no hace que la jornada parezca como un recuerdo de canciones de 2003, sino como el apogeo y el mejor momento de una banda que pareciera estar recién al alza. Esto, incluso con canciones nuevas como “Holy Grail”, que al menos un tercio de las personas en el público se sabía, siendo una canción no lanzada oficialmente y habiendo salido hace recién un par de meses. Detalles como éstos son los que hacen a una banda lucir brillante.

El show es bien pensado, desde el diseño de iluminación hasta su estructura, con una parte de canciones pegadas y bien tocadas, moviendo al público y luego darles una mini sesión acústica con “Not Like The Other Girls” y “Still Standing”, para después equilibrar con “Funeral Song”, con Lauri solo con la pista con cuerdas y el bajo de Eero, dejando en claro la potencia de su voz y también la de los pulmones de los fanáticos y fanáticas, enrielando el show hacia su clímax con el mega éxito de los de Helsinki, “In The Shadows”, siendo innegablemente tremendo. Ejecución y energía perfecta, con el lugar preciso para que se luzca, todo para dejar a un público ávido de más y más de The Rasmus, algo que un par de minutos después se arreglaría.

Eero se subió solo al escenario, habló de lo linda que es la cordillera y lo mucho que le recuerda a las montañas de Finlandia y Escandinavia, para luego, con guitarra electroacústica en mano, hacer una versión de “Bésame Mucho”, sin saberse mucho la letra, pero sí la melodía. Aunque esta canción sea original de la artista Consuelito Velázquez y se popularizara en algunas partes por Pedro Infante, lo cierto es que el mundo la asocia mucho más al recientemente fallecido Lucho Gatica, el rey del bolero, y se nota como un detalle muy bello que, en Chile, eligiera una canción tan distinta al cliché para honrar al país y sus artistas.

Tras ello, una potente versión de “Wonderman” y el karaoke colectivo de “Sail Away” cerraban un show al borde de la perfección, que en poco menos de una hora y media sirvió como protección frente al dolor exterior y como burbuja de amor ante tanta injusticia. A veces, la música se necesita para tener felicidad en momentos duros, y este contraste se hizo evidente en un show que superó toda expectativa a punta de profesionalismo y conexión con una audiencia incondicional y bella.

Setlist

  1. First Day Of My Life
  2. Guilty
  3. No Fear
  4. Paradise
  5. Time To Burn
  6. Immortal
  7. Justify
  8. Nothing
  9. Holy Grail
  10. Not Like The Other Girls
  11. Still Standing
  12. Funeral Song
  13. F-F-F-Falling
  14. In My Life
  15. Livin’ In A World Without You
  16. In The Shadows
  17. Bésame Mucho (original de Consuelito Velázquez)
  18. Wonderman
  19. Sail Away

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 5 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 6 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 6 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 6 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 6 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 6 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 6 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 6 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 6 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 7 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas