Contáctanos

En Vivo

Cuarteto De Nos: Libres de celebrar

Publicado

en

Roberto Musso, el perspicaz vocalista y principal compositor de Cuarteto de Nos, siempre aboga por el poder de los procesos y el goce de la experiencia, más allá de los resultados. Aunque el éxito masivo de la banda uruguaya en la última década puede hacer creer que Musso y los suyos podrían exaltar los triunfos hasta el hartazgo, lo cierto es que no ha sido un camino corto. Veinte años para tener un disco que tuviera notoriedad fuera de Uruguay, o más, para recién en 2006, 22 años después del inicio, llegara el reconocimiento con “Raro”. Entonces, Musso, el baterista Álvaro Pintos y el resto de la banda, entienden que nada se da sin lucha, como pasa cuando hay problemas en la previa de un show en vivo.

Tres visitas anteriores entre 2011 y 2016 presagiaban que podría repetirse la fórmula de un público entusiasta junto a una banda que, aunque no goza de virtuosismo para rellenar y engalanar su prestancia, sí tiene las letras y las canciones para generar reacciones intensas. El problema es que nadie se esperaba que la cuarta visita partiera de forma tan dura. Los aviones se retrasan, y es parte del devenir en el tránsito internacional, pero no todos los días le pasa a Cuarteto de Nos, lo que derivó en un contratiempo general que movió los horarios, con la banda haciendo la prueba de sonido cuando se suponía que estarían tocando ante la gente. Aunque hubo cierto desorden en la entrada (algo que se repite mucho en el Club Chocolate), con el correr de los minutos la calma que antecede a la tormenta se pudo generar.

Recién a las 23:35 hrs. se subió al proscenio la banda uruguaya de mayor éxito en Iberoamérica, con máscaras de diferentes animales para interpretar “La Bestia”, uno de los cortes más intensos de “Apocalipsis Zombi” (2017), y de inmediato se notaron dos cosas: primero, la gente respondía de inmediato a las nuevas canciones con un entusiasmo como si ya fueran de antaño; y lo segundo es que la banda sintió el trajín de las dificultades, dado que se notaron a lo largo del show mucho más erráticos en lo técnico que en las anteriores visitas. Quizás al momento de ver la euforia del público pudieron relajarse, pero también es cierto que los diferentes pulsos y melodías que disponen en sus canciones no brillaron tanto como podría haber ocurrido, no por energía, sino que por lo técnico. Compases que se diluían, notas que no se alcanzaban, o Roberto errándole a la letra. Cosas que se repetían, pero que en nulas ocasiones mermaron el carácter del apoyo popular.

Santiago Tavella es otra historia dentro de los shows. Su locuacidad y la bestialidad que le imprime a sus movimientos hacen que las canciones que interpreta luzcan más que en sus versiones de estudio. “Enamorado Tuyo”, “Whisky en Uruguay” (con la línea improvisada “en los atrasos de los vuelos me cago / y me tomo un whisky en Santiago”) y “Pobre Papá” fue la triada de temas de Santi, que realmente es un personaje que la gente sigue. Sin embargo, el humano más observado es Roberto, cuyos pasos se miran y sus líricas se leen y corean. Por lo mismo, no es extraño que en el disco anterior le hayan dedicado un track a un “Roberto” que no deja de escuchar voces.

Es fácil el desagrado a la parte lírica del Cuarteto: usan refranes demasiado a menudo, el rapeo de Roberto es tosco y las historias que cuenta se alejan de lo poético, a veces teniendo pies forzados, pero es en medio de todos esos recursos que la inventiva del conjunto es lo suficientemente única como para evitar lo fácil. Mal que mal, son más de tres décadas de trayectoria, más de la mitad con sinsabores y dificultades. En ese sentido, un día complicado no podía ser tanto, en especial cuando el público podría tener una participación importante y, más aún, confirmar lo bien que aterrizó el nuevo material. “Gaucho Power” le puede competir a “El Hijo de Hernández” en decibeles en las gargantas de la gente, y esa es una consagración de un presente que no es meta, sino que continuidad en la carrera.

Como dice “El Rey y El As”, tema del último disco que culmina el álbum y que cerró el main set del show, “la suerte es desenlace / pero nunca explicación”, por lo que ellos mismos pueden sentir que deben celebrar y establecer que este final parcial podía ser muy bueno. Pero las razones no residen en lo bueno, sino que en lo malo, y es ese abrazo a esas falencias lo que los logra diferenciar de actos que pueden ser más pulcros, sin embargo, no alcanzan a rasguñar la visceralidad y honestidad con la que Roberto cantó al final esa maraña de frases improbablemente conexas que es “Yendo A La Casa de Damián”, cerrando definitivamente el show, y que sigue manteniendo activa la conexión entre Cuarteto de Nos y el público chileno, en una noche que desde los obstáculos definió su meta presente y la visión frente un porvenir de continuidades implacables.

Setlist

  1. La Bestia
  2. Apocalipsis Zombi
  3. El Hijo De Hernández
  4. Ya No Sé Qué Hacer Conmigo
  5. Enamorado Tuyo
  6. Invisible
  7. Lo Malo De Ser Bueno
  8. Mi Lista negra
  9. El Innombrable
  10. No Llora
  11. Whisky en Uruguay
  12. Calma Vladimir
  13. Buen Día Benito
  14. Hola Karma
  15. Roberto
  16. Pobre Papá
  17. Mírenme
  18. Me Amo
  19. Gaucho Power
  20. Invierno del 92
  21. El Rey y El As
  22. Miguel Gritar
  23. Yendo A La Casa de Damián

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

En Vivo

Toe: El elemento principal

Publicado

en

Toe

El esperado debut de la banda japonesa Toe en nuestro país puede ser considerado, sin duda alguna, como el primer gran evento musical de la temporada. Con un Teatro Nescafé de las Artes completamente agotado, Toe nos entregó poco más de hora y media de post rock con toques de math rock y algunas pizcas de noise. Los cuatro miembros originales, sumados a un tecladista, se tomaron el escenario del teatro de la calle Manuel Montt para dar cátedra y dejar más que satisfechos a los cientos de fans que ovacionaron cada uno de los cortes presentados por el conjunto asiático.

Para abrir la velada, la banda chilena de post rock, Tortuganónima, se presentó ante un recinto que ya tenía ocupados gran parte de sus asientos. Echando mano a sus tres lanzamientos de estudio, siendo el más reciente el EP “Asteral” (2016), los nacionales presentaron un show de treinta minutos que sacó los aplausos de propios y extraños, al mostrar buenas composiciones y apasionadas interpretaciones, en una presentación precisa y llena de energía, que dejó un muy buen sabor de boca y los ánimos por todo lo alto para recibir el plato fuerte de la jornada.

Un poco pasados en el cronograma, el cuarteto de Tokio salió al proscenio sin mayores aspavientos, para hacerse de sus instrumentos y dar inicio al concierto con los primeros acordes de “Premonition”, introducción que da pie a “A Desert Of Human”, ambas composiciones que abren “Hear You” (2015), el más reciente LP de Toe. Las guitarras acústicas subían en intensidad y el resto de los músicos se unían a la comparsa para comenzar a vivir de forma oficial el debut de los japoneses en escenarios locales. Luego llegaron “After Image” y “1/21”, esta última despertando las palmas del público, participación que duró poco, ya que la mayoría de la asistencia estaba concentrada en mantener silencio y escuchar a la banda en plenitud.

El sonido acompañó en todo momento al grupo, a pesar de que ellos estuvieron durante todo el espectáculo lidiando con los retornos, problema que no mermó su interpretación, que a ratos rayó la perfección. Además de las notables demostraciones de técnica, los nipones también hacen gala de una energía única en escena, pasión que también se transmite al público y es algo difícil de liberar en un asiento, por lo que la invitación de Yamazaki Hirokazu –guitarrista principal de Toe– a que el respetable se levantara de sus asientos y se apostara frente al escenario, fue inmediatamente aceptada por los fanáticos y llegó en el momento indicado, porque “Two Moons” seguía en el set y su atmósfera íntima se adecuó completamente al nuevo escenario, para luego rematar con “Run For Word”, cuya intensidad demandaba el estar de pie y poder moverse a gusto al ritmo de la frenética batería y las distorsiones de guitarra.

Sin teclados, los siguientes cortes se encargaron de mostrar lo mejor de la faceta eléctrica de los orientales. “I Dance Alone” antecedió a la celebrada “Kodoku No Hatsumei”, que incluso fue coreada por la muchedumbre. “Mukougishi Ga Miru Yume” volvió a instalar la calma momentánea, aunque esto era sólo en la superficie, ya que la batería de Kashikura Takashi no dejó de lanzar los redobles más complicados y técnicos de la noche. De ahí en adelante, el recital sólo subió de intensidad con la rockera “My Little Wish” y la hipnotizante “Because I Hear You”. La gran explosión se vivió con la impresionante “Esoterikku”, con el cuarteto dejándolo todo sobre el escenario y la posterior ovación de los presentes.

Después de esa verdadera catarsis sonora, el final del show llegó con los dos cortes cantados por Hirokazu, “Guddobai” y “Song Silly”, dejando a todo el mundo con ganas de más, por lo que en su regreso post bis la banda tocó uno de sus temas más famosos, “Path”, cerrando un concierto que nadie quería que acabara. A la espera de su segundo recital en la capital esta noche, el debut de Toe –tal como señalamos en un principio– será recordado como uno de los grandes eventos musicales de la temporada y, por qué no, del año. La fusión entre emoción, técnica y energía fue el elemento principal de un concierto memorable, y esperamos que no tengan que pasar muchos años para volver a vivirlo.

Setlist

  1. Premonition (Beginning Of A Desert Of Human)
  2. A Desert Of Human
  3. After Image
  4. 1/21
  5. Two Moons
  6. Run For Word
  7. I Dance Alone
  8. Kodoku No Hatsumei
  9. Mukougishi Ga Miru Yume
  10. My Little Wish
  11. Because I Hear You
  12. Esoterikku
  13. Guddobai
  14. Song Silly
  15. Path

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

The Dark Side Of The Moon The Dark Side Of The Moon
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “The Dark Side Of The Moon” de Pink Floyd

No hay que ser seguidor de Pink Floyd para reconocer que “The Dark Side Of The Moon” marca uno de...

Low In High School Low In High School
DiscosHace 2 meses

Morrissey – “Low In High School”

Hubo una época en que no teníamos el poder de juzgar instantáneamente a las personas en la plaza pública virtual...

Utopia Utopia
DiscosHace 2 meses

Björk – “Utopia”

El espejo es inclemente. El paso del tiempo es implacable. Los cambios forzosos desgastan, y eso se nota en las...

Who Built The Moon? Who Built The Moon?
DiscosHace 2 meses

Noel Gallagher’s High Flying Birds – “Who Built The Moon?”

Luego de haber recorrido todo el mundo presentando su “Chasing Yesterday” (2015), Noel Gallagher comenzó a cuajar el tercer larga...

Ununiform Ununiform
DiscosHace 2 meses

Tricky – “Ununiform”

Inglaterra ha sido tierra fértil para las reinvenciones musicales, las nuevas escenas e incluso nuevos estilos. Tal es el caso...

Pacific Daydream Pacific Daydream
DiscosHace 2 meses

Weezer – “Pacific Daydream”

Musicalmente los años noventa se presentaron como una década estruendosa, agitada, combativa y cambiante. De aquellos años, en la mayoría...

The Dusk In Us The Dusk In Us
DiscosHace 3 meses

Converge – “The Dusk In Us”

Este ha sido un año grandioso para los fanáticos de Converge. En marzo sorprendieron con “Jane Live”, registro en vivo...

Ex La Humanidad Ex La Humanidad
DiscosHace 3 meses

Electrodomésticos – “Ex La Humanidad”

El pavimento quema las retinas y el reflejo de un sol inclemente se potencia por el efecto de las fachadas...

Unknown Pleasures Unknown Pleasures
DiscosHace 3 meses

El Álbum Esencial: “Unknown Pleasures” de Joy Division

Hacia finales de la década del 70, el mundo del rock parecía transformarse con mayor premura de lo que lo...

Luciferian Towers Luciferian Towers
DiscosHace 3 meses

Godspeed You! Black Emperor – “Luciferian Towers”

Godspeed You! Black Emperor es de esas bandas que ha logrado construir una identidad reconocida. Cuando suenan, se sabe que...

Publicidad

Más vistas