Conéctate a nuestras redes
Cuarteto De Nos Cuarteto De Nos

En Vivo

Cuarteto De Nos: Reflejan temperamentos

Publicado

en

Y cada mañana siempre me pregunto ¿por qué el despertador quiere gritarme? ‘¡Dale! ¡Marioneta! ¡Son las siete! ¡Levantate!’”, versa el coro de “Mario Neta”, el track que abre “Jueves” (2019), el 16º disco de Cuarteto de Nos, banda uruguaya que sigue entregando parte de las letras más reflexivas de la canción en español. Con 35 años de trayectoria, pero cuya valorización sólo se manifestó a nivel masivo desde hace sólo 15 con “Raro” (2006), la banda entiende como nadie la porquería de la rutina, el tedio de poner el hombro y seguir adelante y, en el acto de reflejar frustraciones, alegrías, realidades y algunas fantasías, ha logrado identificar a un amplio abanico de público, lo que es notorio en cada ocasión que se han presentado en Chile, nueva costumbre que los devuelve en distintos escenarios.

Esta vez fue partida doble en el Teatro Nescafé de las Artes, irónicamente un martes y un miércoles para lanzar “Jueves”, en jornadas que se caracterizaron por la efervescencia de un público devoto, algo que ayudó mucho el recinto y las butacas en vez de instancias como festivales, donde el fanatismo se diluye en medio de espacios grandes. Desde el inicio, con “Punta Cana”, la gente se levantó de sus asientos para bailar, saltar, cantar cada tema como si fuera el último, incluso esos que no son singles, pero que marcan a las personas por diferentes tramos de las letras de Roberto Musso, ese ingeniero que encabeza a Cuarteto De Nos y lo lleva a cantarle a la identidad (“El Hijo De Hernández”), la falta de respuestas (“Ya No Sé Qué Hacer Conmigo”) o a la tolerancia (“Lo Malo De Ser Bueno”).

Pero las letras no lo son todo, porque el sonido también es demoledor. Mezclando rock con pop y diferentes raíces, todo ayudado por los fraseos al borde del rap de Musso, pero no olvidando la eficiente y potente batería que imprime Álvaro “Alvin” Pintos, la capacidad de dar solos consistentes en espacios reducidos de Gustavo “Topo” Antuña o el manejo de los teclados de Santiago Marrero. Incluso, la noche del miércoles 9 de octubre era especial por ser justamente el décimo aniversario de Topo y Santiago con la banda, con cumpleaños feliz incluido.

Tras ver a Cuarteto de Nos en diferentes espacios, países, públicos, lo que queda claro es la transversalidad de su propuesta, que puede tocar el espíritu de gente muy diferente entre sí, vibrando con canciones que se van sucediendo de forma incansable, como “Anónimo”, “Mi Lista Negra” y la propia “Mario Neta”, a lo largo de ritmos que se han pulido en el tiempo y cuya vibra pop es innegable. Algo que no afecta las raíces de una banda que hacía de los juegos de palabras algo más burdo en sus inicios, pero que tuvo siempre una capacidad cálida de contar historias y sensaciones, reflejando también los temperamentos de diferentes personajes que se podían encontrar en cualquier esquina. Por ejemplo, la figura del “papá” es alguien que se ve problematizado desde perspectivas distintas: si en “Pobre Papá” hay una burla a quienes no quieren hacerse cargo de quienes debieran, de forma floja, en “Llegó Papá” hay una sátira sobre aquellos que se creen más que el resto del mundo.

La sátira es fundamental para Cuarteto De Nos, o las figuras literarias. Cuando tocaron “Tiburones En El Bosque” u “Hombre Con Alas” (ambas del disco nuevo) nadie se las tomaba literal, sino que operaban de acuerdo a las figuras oníricas que cada cual eligiera, pese a lo gráfico de las letras. Sin embargo, hay otro agregado que caracterizó al show: sea cual sea el verso cantado, este tuvo el eco del público siempre, y además no se realizaban cavilaciones en ritmos oscuros y bajados, sino que utilizando las armas de la música más movida para calar hondo, como un caballo de Troya que se mostraba ameno y divertido, pero que en su interior tenía esas reflexiones necesarias para tantas y tantos.

Tras “Me Amo” y “Pobre Papá” venía el primer break de la noche para sacar a la banda del escenario y luego dejar a Roberto haciendo una reentrada triunfal. Era necesario, y era justo. Lo que se avecinaba era un duelo entre el hombre y la computadora, entre inteligencia individual y artificial, ese “Contrapunto Para Humano y Computadora” que, en su genialidad de mezclar la copla con la crítica a la máquina que el Cuarteto viene esbozando desde “Apocalipsis Zombi” (2017), logró involucrar a la gente. Era un duelo, y cada exponente tuvo aplausos y vítores del público antes del colapso cuando desde las décimas se movieron a los mutuos insultos elaborados. Luego el EDM rock de “Nombres”, la emoción de “No Llora” o el rapeo de Marrero con Roberto en “Mírenme” seguían sumando energía y explosiones, y todo aquello que se podía esperar, y que ocurrió en dos noches mágicas donde se consolidó la conexión entre un público chileno y una “banda rara” como tantas veces se les ha llamado.

No se puede dejar de destacar la personalidad de Santiago Tavella, otro de los miembros fundadores de la agrupación, bajista insigne con una presencia única y que se desarrolló en versiones excelentes de “Enamorado Tuyo”, y esa vibra más calma pero igual de devastadora en “Pobre Papá”. También Tavella fue el más calmado al volver al escenario tras la bulla demoledora que hizo el público para que la banda volviera a escena después de “Gaucho Power” y del “Invierno Del 92”, para hacer “Llegó Papá” y cerrar la fiesta con “Yendo A La Casa De Damián”, esa canción que versa “¿Por qué me cuesta tanto llegar?”, casi como una pregunta que no tiene respuesta, dado que en este tema, tanto como a lo largo del show entregado por casi dos horas por el quinteto llamado Cuarteto, lo importante es el camino y no el punto al que se debe arribar.

Prácticamente ninguno de los personajes y hablantes líricos de las 23 canciones que sonaron en el show tendría una respuesta, porque nadie se pregunta por la dificultad, sino que se sigue adelante sin pensar tanto porque, de lo contrario, todo se entrampa, como dirían en “Nombres”: “esto me pasa cuando pienso demasiado”. Entonces, es esa trayectoria, es ese camino sin final y con preguntas retóricas el que dejó a su paso el brillante retorno de Cuarteto de Nos a suelo chileno, quizás en su show más sólido y con la gente más fan que valoró cada instante, como pocas veces ocurre. Un deleite para cada temperamento y cada emoción que se vio al espejo en el escenario del Teatro Nescafé de las Artes, un martes y miércoles para lanzar el “Jueves”.

Setlist

  1. Punta Cana
  2. El Hijo De Hernández
  3. Ya No Sé Qué Hacer Conmigo
  4. Lo Malo De Ser Bueno
  5. Invisible
  6. Enamorado Tuyo
  7. Anónimo
  8. Mi Lista Negra
  9. Mario Neta
  10. Roberto
  11. Tiburones En El Bosque
  12. Me Amo
  13. Pobre Papá
  14. Contrapunto Para Humano Y Computadora
  15. Nombres
  16. No Llora
  17. Hombre Con Alas
  18. Apocalipsis Zombi
  19. Mírenme
  20. Gaucho Power
  21. Invierno Del 92
  22. Llegó Papá
  23. Yendo A La Casa De Damián

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Amenra: Estridencia sanadora

Publicado

en

A veces un concierto se puede transformar en una experiencia extrasensorial que trasciende cualquier factor ligado a la música, el repertorio, o alguno de esos elementos típicos de un show en vivo. Por su trasfondo, el hecho de que Amenra debutara en nuestro país indicaba que se trataría precisamente de una de esas ocasiones, ya que el conjunto belga ha sabido desarrollar una carrera en base a estridentes atmósferas centradas en el doom, el hardcore y el post-rock, las que a su vez inundan cada escenario donde se presenten con su oscura y ruidosa propuesta. Por si lo anterior no fuera suficiente, la presencia de las bandas nacionales A Sad Bada y Sangría harían que la velada en el Club Rock & Guitarras fuera ideal para aquellos amantes de las melodías más profundas y caóticas.

A Sad Bada sería la primera banda en tomar el escenario, y lo cierto es que el conjunto santiaguino fue la partida ideal para ir familiarizando a los presentes con sonidos oscuros y directos, con un repertorio que fue escuchado discretamente por los más entusiastas que llegaron temprano y que aprovecharon de presenciar uno de los nombres más interesantes en el doom y post metal que se está viendo por estos días en nuestro país. En la misma vereda, Sangría fue la segunda agrupación en posicionarse sobre el escenario, esta vez con una propuesta más convencional en términos de sonido, pero que genera una interesante amalgama entre doom, sludge, e incluso algo de death metal para definir un combo certero, directo y perfectamente equilibrado. El conjunto, que ya hemos destacado en ocasiones anteriores como, por ejemplo, su participación en el show de Eyehategod, donde tal como en esta pasada, conectaron de inmediato con la audiencia.

Con los ánimos ya preparados, llegaría el momento que todos esperaban: Amenra debutaba en nuestro país con la misma intensidad y furia que los caracteriza. Y es que al momento de describir al conjunto, esas palabras se quedan particularmente cortas cuando se presencia lo que es capaz de lograr el vocalista Colin H. van Eeckhout con su sola presencia, gestando todo el espíritu de la música a través de su interpretación y sus movimientos. Casi como si se tratara de un trance, el frontman va adentrándose en las densas melodías que calan hondo en el pecho, y cuya vibración nos recuerda ese deseo casi intrínseco en la música de querer mover y afectar de una u otra forma al auditor. Amenra desafía en todo momento y exige compromiso, un ritmo que a través de pasajes más relajados va concentrando toda la potencia que desata en sus secciones más sucias y directas.

Tratar de encasillar a la banda en un solo estilo es prácticamente una tarea imposible, debido a que la soltura en que son capaces de pasar desde el black metal al post-rock es algo que se desarrolla tan fluidamente como sus cambios de estructuras, y desde tracks como “Boden” o “Plus Près De Toi (Closer To You)”, permiten evidenciar la forma en que la agrupación opera y saca provecho de cada una de sus virtudes, siempre estableciendo el juego entre las guitarras como el condimento que le da todo el aura a su sonido. Desde la batería, los golpes marcan la pauta en una explosion controlada que no se detiene, y ahí está, entre medio de todo el caos, el frontman al pie del cañon dirigiendo la operación solamente a través de movimientos y una interpretación tan desgarradora como intensa. Cada uno lo entrega todo durante la performance, como piezas de una maquinaria controlada con una precision ruidosa y desenfrenada.

El metal de un carácter tan poco convencional como el de Amenra es un estilo que cada vez se abre paso en la escena nacional, permitiendo no solo contar con exponentes locales de primera categoría, sino que también con la oportunidad de que bandas de este tipo puedan realizar sus shows en las mismas configuraciones que lo realizarían originalmente en otro lugar. No faltó más que la proyección de fondo que se fundiera con la propia presencia de la banda para establecer los parámetros de la ceremonia, la denominada “Iglesia de Ra” generó una verdadera experiencia que elevó las almas de cada asistente hasta encontrarse con las vibraciones que surgían desde las oscuras, densas y lúgubres melodías del conjunto. El hecho de que sea estridente no significa que no pueda generar un espacio de introspección o reflexión, por lo que Amenra solamente necesitó de los orquestados guitarrazos para generar todas esas sensaciones.

Setlist

  1. Boden
  2. Plus Près De Toi (Closer To You)
  3. Razoreater
  4. Thurifer
  5. A Solitary Reign
  6. Nowera I 9.10
  7. Am Kreuz
  8. Diaken

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

I Disagree I Disagree
DiscosHace 4 días

Poppy – “I Disagree”

YouTube ha entregado algunos de los videos virales más singulares de internet. La popularidad de la plataforma le ha permitido...

On Circles On Circles
DiscosHace 4 días

Caspian – “On Circles”

Cada vez más pantanoso, el territorio del post rock busca permanentemente desmarcarse de los clichés y estar en constante evolución....

Hotspot Hotspot
DiscosHace 2 semanas

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a...

Marigold Marigold
DiscosHace 3 semanas

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 4 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 1 mes

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Publicidad
Publicidad

Más vistas