Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Courtney Barnett: En su mejor momento

Publicado

en

Con la música de Courtney Barnett pasa uno de esos extraños casos en que un artista puede girar a gran escala desde el primer trabajo de larga duración que sale a las calles. Barnett ya había estado presente en nuestro país en 2016, solo un año después de publicar “Sometimes I Sit And Think, And Sometimes I Just Sit” (2015), deleitando a un reducido número de fanáticos y llevándose de paso a los casuales y curiosos propios de un show festivalero, quienes seguramente se acercaron a su música luego de la gran presentación que tuvo durante aquella jornada. Pasó poco más de dos años desde esa versión del festival Fauna Primavera para que la australiana volviera a un escenario nacional, esta vez de la mano de su tremendo disco “Tell Me How You Really Feel” (2018), que la hizo aterrizar hasta Club Blondie para presentar no sólo las canciones de dicho LP, sino que también una selección del resto de su obra.

Primero, la cantante nacional Yaney sería la encargada de dar inicio a la jornada, con un considerable marco de público que llegó desde el primer momento para poder no sólo estar más cerca de Barnett, sino que también para aprovechar de ver la presentación de la artista nacional. Con un set que se extendió por poco más de treinta minutos, Yaney repasó principalmente algunos tracks seleccionados de su álbum “1992”, publicado el año pasado, frente a un público que escuchó atenta y respetuosamente durante toda la presentación.

Luego del tradicional recambio de equipos en el escenario, fue el turno para que la australiana por fin saliera a escena, dando inicio con la canción que parte su último disco, “Hopefullessness”, encendiendo de inmediato a la gente que venía totalmente dispuesta a pasarla bien. Sin ningún titubeo, la noche avanzó con “City Looks Pretty” y “Avant Gardener”. Los saltos en la pista ya habían tomado vuelo, y el sonido de la Blondie llegaba hasta cada rincón del lugar: Barnett ya tenía al respetable en la palma de su mano.

Si hay una palabra para describir el ambiente que se vivió en Club Blondie, esa sería la intensidad, una que se apoderó de cada cuerpo presente en la pista del reconocido recinto capitalino, y que permitió que el lugar se convirtiera en un concierto de lo más atrevido y enérgico, con un público totalmente entregado en las primeras filas con cada riff de la australiana, quien aprovecha cada instancia para demostrar su impecable carisma a la hora de mostrarse con las seis cuerdas.

Mediante favoritos de la audiencia, como “Small Talk”, “Need A Little Time” o la tan relevante “Nameless, Faceless”, Barnett fue entregando un estamento de todo lo que está mal en nuestra sociedad actual, con un mensaje claro y conciso, siempre desde una vereda que reivindica los vapuleados derechos de la mujer, lo que se ve reflejado en el considerable número de mujeres que se apostaron en las primeras filas para ver a la artista, admirada gracias a un mensaje valiente y sincero en tiempos donde cada vez abunda más el doble estándar.

Ese carisma, derrochado por montones, permite que Courtney se muestre segura de un escenario que domina a la perfección, apelando a un ruidoso minimalismo de solamente tres piezas, donde la batería y el bajo cimientan todo el trabajo que los riffs van edificando mediante tamañas composiciones como “Are You Looking After Yourself?”, “Lance Jr”, “Charity” o la potentísima “Pedestrian At Best”, sin duda uno de los momentos más importantes dentro de su set, y que fue interpretada con una destreza envidiable, desatando saltos, cantos y una euforia colectiva que quedará plasmada en la posteridad.

El encore no se hizo esperar, por lo que la audiencia tuvo la oportunidad de escuchar tres canciones más, con un pequeño repaso al álbum colaborativo junto a Kurt Vile, “Lotta Sea Lice” (2017), mediante la canción “Let It Go”, además de los favoritos del público, “Kim’s Caravan” y luego “History Eraser”, cierres perfectos para una noche donde el calor del ambiente llevó los ánimos hasta el infinito. Sonado el último acorde, las guitarras iban desvaneciendo su chicharreo, la cancha se apaciguaba y la banda dejaba el escenario, mientras Courtney Barnett terminaba de hacer historia con un show que se metió dentro de lo mejor que se ha visto en años.

Siempre que un artista triunfa en un festival, después viene la prueba de fuego con el esperado concierto en solitario, examen que Courtney superó con creces, ya que su show fue considerablemente más consistente al realizado en 2016, mostrándose como una artista que definitivamente no perdió el tiempo durante todo este período, creciendo y desarrollándose en la forma en que estructura su presentación, donde el ritmo de la guitarra le va dando las pulsaciones a un relato cuya intensidad va en constante ascenso, exigiendo un compromiso tanto de la banda como de la audiencia para mantener la energía a tope. Estamos frente a una artista que ya tiene un sitial ganado dentro de los imprescindibles del rock moderno, por lo que, en varios años más, esta visita será recordada como el show de Barnett en uno de sus mejores momentos, de esos que se escriben libros y se habla por mucho tiempo. Quien siga con la estupidez de que la música de hoy ya no es la de antes, simplemente no está prestando atención, menos cuando es el género femenino el que está tomando las riendas de un instrumento que se creía en retirada, pero que simplemente estuvo siendo mejor aprovechado por las mujeres, esas que a la crítica y a los oyentes tanto les cuesta poner atención, esas que están realizando cosas muchas más interesantes y que deben ser tomadas con la debida atención que merecen.

Setlist

  1. Hopefullessness
  2. City Looks Pretty
  3. Avant Gardener
  4. Small Talk
  5. Need A Little Time
  6. Nameless, Faceless
  7. Small Poppies
  8. Depreston
  9. Are You Looking After Yourself?
  10. Sunday Roast
  11. Lance Jr
  12. Charity
  13. Pedestrian At Best
  14. Let It Go (original de Courtney Barnett & Kurt Vile)
  15. Kim’s Caravan
  16. History Eraser

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Paul McCartney: La leyenda incombustible

Publicado

en

Paul McCartney

En su quinta presentación en la capital, Paul McCartney retornó al Estadio Nacional, el coliseo más grande del país, que este miércoles fue repletado por las decenas de miles de fanáticos que se hicieron parte de una jornada de lujo, protagonizada por una verdadera leyenda de la música contemporánea.

El ex Beatle se robó la película con un espectáculo de más de dos horas y media de duración, donde repasó gran parte de su historia musical, revisitando los éxitos de los “Fab Four”, Wings y su carrera solista, poniendo especial énfasis en su más reciente álbum, “Egypt Station” (2018), del cual incluso tocó algunas canciones por primera vez en vivo.

Un cuarto de hora pasadas las nueve de la noche, el inglés hizo ingreso al escenario para comenzar desde la primera nota en lo más alto. “A Hard Day’s Night”, el emblemático clásico de The Beatles, fue la encargada de abrir la velada, instalando de inmediato la atmósfera de fiesta y baile en el recinto ñuñoíno, uno que estaba ansioso por saber qué se traía McCartney entre manos.

Si bien, el set de canciones del tour ya era conocido de antemano por muchos, la gira por Sudamérica partía en nuestro país y no era descabellado pensar en que el maestro de ceremonias hubiera modificado en algo el repertorio. La verdad es que no hubo grandes sorpresas y, tal como señalamos antes, las mayores novedades las marcaron los cortes de la última placa, pero eso no fue un problema para disfrutar de un show de primera línea.

Los grandes hitos de la noche los marcaron, sin duda alguna, los clásicos de la desaparecida banda de Liverpool, con emocionantes versiones de “Can’t Buy Me Love”, “Love Me Do”, “Blackbird”, y “Ob-La-Di, Ob-La-Da”, cada una disfrutada de manera entrañable por el respetable, donde el cruce de generaciones era notorio, pero cualquier diferencia se suprimía por el poder de la música. Y no podemos dejar de mencionar la pifiadera que se llevó el presidente de la república, Sebastián Piñera, al ser mencionado por McCartney antes de interpretar “Queenie Eye“, en uno de los hitos más sorpresivos y controvertidos de la noche, dejando al músico con un toque de incomodidad (o confusión) durante un par de canciones debido al hecho que ingenuamente había detonado.

Y he aquí quizás la única crítica que se le podría hacer al impecable recital. Al desarrollarse en un escenario tan monumental, cuando los efectos especiales o la parafernalia no estaban funcionando como valor agregado, daba la impresión de que el concierto fue planeado exclusivamente para la parte delantera de la cancha. Teniendo en cuenta el impresionante concierto que Roger Waters ofreció en el mismo recinto el año pasado, donde absolutamente todo estaba pensado para que tanto la persona en primera fila como aquella que se encontraba en el último asiento de la galería se sintiera inmersa en el montaje, anoche fuimos testigos de una presentación que en numerosos pasajes abandonaba a los sectores más alejados del escenario. El sonido tampoco fue el mejor, por lo que, sobre todo en los momentos en que se tocaron composiciones del último álbum, tales como “Who Cares” o “Back In Brazil” –cortes no tan conocidos por la audiencia–, esa energía tan potente que se sentía en los mejores momentos del show se diluía en el espacio.

Lo anterior es sólo una pequeña mancha en un cuadro perfecto, y si queremos hablar de momentos grandilocuentes y épicos, ahí tenemos la sección final con la literalmente explosiva “Live And Let Die”, el coro multitudinario en “Hey Jude”, y el memorable cierre con “The End”, inmensos momentos para atesorar en la memoria y que justifican totalmente el valor de la entrada. Anoche fuimos parte de una fiesta maravillosa, un verdadero lujo que dejó a todo el mundo conforme, demostrando que la leyenda de McCartney es incombustible y tiene cuerda para rato.

Setlist

  1. A Hard Day’s Night (original de The Beatles)
  2. Junior’s Farm (original de Wings)
  3. Can’t Buy Me Love (original de The Beatles)
  4. Letting Go (original de Wings)
  5. Who Cares
  6. Got To Get You Into My Life (original de The Beatles)
  7. Come On To Me
  8. Let Me Roll It (original de Wings)
  9. I’ve Got A Feeling (original de The Beatles)
  10. Let ‘Em In (original de Wings)
  11. Maybe I’m Amazed
  12. My Valentine
  13. Nineteen Hundred And Eighty Five (original de Wings)
  14. I’ve Just Seen A Face (original de The Beatles)
  15. In Spite Of All The Danger (original de The Quarrymen)
  16. From Me To You (original de The Beatles)
  17. Dance Tonight
  18. Love Me Do (original de The Beatles)
  19. Blackbird (original de The Beatles)
  20. Here Today
  21. Queenie Eye
  22. Lady Madonna (original de The Beatles)
  23. Eleanor Rigby (original de The Beatles)
  24. Back In Brazil
  25. Fuh You
  26. Being For The Benefit Of Mr. Kite! (original de The Beatles)
  27. Something (original de The Beatles)
  28. Ob-La-Di, Ob-La-Da (original de The Beatles)
  29. Band On The Run (original de Wings)
  30. Back In The U.S.S.R. (original de The Beatles)
  31. Let It Be (original de The Beatles)
  32. Live And Let Die (original de Wings)
  33. Hey Jude (original de The Beatles)
  34. Birthday (original de The Beatles)
  35. Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band  (Reprise) (original de The Beatles)
  36. Helter Skelter (original de The Beatles)
  37. Golden Slumbers (original de The Beatles)
  38. Carry That Weight (original de The Beatles)
  39. The End (original de The Beatles)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 3 semanas

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 3 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 10 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 10 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 10 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 10 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 10 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 10 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 10 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 10 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

Publicidad
Publicidad

Más vistas