Conéctate a nuestras redes
Cómo Asesinar A Felipes Cómo Asesinar A Felipes

En Vivo

Cómo Asesinar A Felipes: Operación en tres pasos

Publicado

en

En tiempos de streaming y de la fugacidad máxima en la atención a la escucha de la música, no apostar por los singles es una derrota segura en los papeles para muchos, pero cuando se conocen las capacidades, esto no importa. Estamos en un año bisagra, de final de década, y luego de ver el lanzamiento de “Naturaleza Muerta”, el séptimo capítulo discográfico de Cómo Asesinar A Felipes, se puede observar cómo es que, en el balance, CAF es probablemente la mejor banda chilena de la década. La capacidad de evolucionar, de sobreponerse a la adversidad, de seguir adelante, aunque la música no tenga vocación de masividad porque el arte no se corrompe para llegar a más gente. Tienen una de las trayectorias más potentes en la música chilena como un todo, más allá de cuánta gente llevan a los conciertos o de cuánto se hable de ellos. Lo indefinible de su propuesta es una bendición y una maldición a la vez, pero nada de eso afecta a cómo su discografía y arrojo en vivo se hace más y más fuerte.

Sala Metrónomo recibió a cientos de personas que esperaban a CAF mientras colgaban las palabras “Cómo Asesinar A Felipes”, dándole un marco gigante a todo, mientras un espacio similar a una mesa de sonido estaba cubierto en el medio de la cancha. A las 22:40 hrs. la acción inició con bailarines casi a oscuras, mientras bases (que perfectamente podrían ser demos de CAF) sonaban para marcar los espacios de iluminación, manejada como un misterio, mientras la operación se ponía en marcha, en tres actos claros y llenos de significancia para comprender todos los momentos en los que la banda está a la vez.

Minutos después, DJ Spacio, SebaBala, Metraca y Cristián Gallardo iban a ese espacio cubierto que escondía la propuesta “CAF Entre Máquinas”, que, con sintetizadores, tornamesa y un controlador MIDI, podía armar el sonido CAF mientras Koala Contreras comenzaba con las líricas de “Formo Parte De Un Engaño”. Aunque CAF tiene una raíz orgánica, con su sonido teniendo como piedra angular la desafiante base rítmica que ponen Felipe Salas y Sebastián Muñoz, las máquinas le sientan bien al conjunto y extiende la profundidad sonora en tracks que en su mayoría vienen de los primeros discos, como “Ya Llegó” o “Alerta Roja”. Koala Contreras rapea a la distancia, mientras la gente se concentra –a lo Boiler Room– en lo que hace el cuarteto en el medio de todo, con todo el mundo disfrutando en este primer acto que incluso tuvo la dificultad de ciertos contratiempos en el Macbook usado por DJ Spacio, pero que no representó una amenaza inmovilizadora para el conjunto. Koala Contreras apareció en momentos esporádicos para acercarse piola a sus compañeros, mientras sonreía al ver la escena, al convertirse en narrador omnisciente y observar al público maravillado.

Tras el cierre de este acto, bailarines estuvieron entre la gente, siendo una transición precisa para lo que sería la aparición en el escenario de CAF, que, luego de la intro de “Naturaleza Muerta”, “La Verdad Fundamental”, tocarían “Días Oscuros” acompañados al igual que en el disco por Camila Moreno y Raimundo Santander. Esta canción tiene la misma sensación que en el álbum, donde primero su dinámica desconcierta, pero luego es el fraseo de Camila el que hace que todo aterrice, entre trazos de trip hop y jazz, mientras la flauta de Cristián y la guitarra de Raimundo operan como mecanismos de ternura en medio de atmósferas cargadas, y así es cómo se desarrolla el disco completo en este segundo acto. Adaptarse, cambiar o desaparecer. Lo dice claramente el intermedio del mismo nombre que suena antes de “Disparan (Fill The Skies)”, donde una voz grabada de Chino Moreno golpea duro, mientras Koala Contreras mira al lado como si el fantasma del vocalista de Deftones estuviera ahí, sonando como si la física no existiera y la teletransportación fuera posible.

Luego de “Los Misterios De La Naturaleza”, un cello y un violín se introducen mediante el talento de dos músicos mujeres que suman épica a “Busca La Paz”, mientras que, luego de “Nada Existe Aisladamente”, el grupo Avalancha y David Añiñir, poeta mapurbe, se hacen presentes en el cierre del segundo capítulo de esta noche con “Ha Vuelto A Pasar”. La intensidad de esta canción se acrecienta con los versos urgentes del poeta, con su entrega nerviosa, enfática y compleja, buscando los recovecos del ritmo para no conflictuar a la canción, y así enriquecerla. Luego toma la trutruka para formar parte del sonido, porque sí, nada existe aisladamente y el mensaje de Añiñir es uno en el que la conexión entre la gente es fundamental, algo que CAF aplicó con maestría en una noche de lanzamiento llena de generosidad.

Parecía que luego de esto el show se acabaría o contaría con un encore simple, pero con la sucesión de las canciones se vería que este era un tercer acto donde la banda quería dar una pincelada a través de su catálogo, desde “Pájaros En Contra” en adelante. This is not about an álbum. Y es cierto, se trata de una carrera, coronada por un disco que referencia a la naturaleza humana, a la naturaleza muerta, y también a la naturaleza de las máquinas disponibles. “Ya Perdimos La Paciencia” dice que “tenemos un propósito en común: aprender a crecer”, y esta canción es premonitoria de lo que sería CAF. Eso se nota con la composición inmediatamente consecutiva, “Exterior (Parte I)”, de “Elipse” (2017), disco sin canciones, sino que con movimientos y partes, desde la obsesión con el número 3 que quizás un show en tres actos sigue recogiendo, con maestría, por “la necesidad de compartir un mensaje” que todavía tiene mucho por resonar.

Síguela” y “III” prendiendo la mecha cerrarían un show implacable en sus ambiciones y sus posibilidades, valorando cada remoto rincón de esa exploración que, como pocos, logra Cómo Asesinar A Felipes. “Nada Más, Nada Menos” sería el verdadero encore para cerrar con broche de oro, como se merece esta trayectoria como pocas. “Lengua de doble filo en contra rebota, te habla el corazón y te quema la boca”, dice otra gran composición de CAF, y es que es difícil mantener este nivel y hacer lucir como si fuera fácil.

Podría parecer que los parabienes hacia Cómo Asesinar A Felipes son repetidos y casi por añadidura, pero lo cierto es que, como pocos, el quinteto consigue mantenerse en alza, en una operación compleja aunque exitosa en cada paso que dan, y tras la hora y cuarenta y cinco minutos de experiencia en Sala Metrónomo, lo cierto es que, si ellos son como tú, el peor ejemplo, entonces que así sea, tal como dice la banda chilena de la década.

Setlist 

  1. Formo Parte De Un Engaño
  2. Ya Llegó
  3. Caen
  4. Alerta Roja
  5. Influencia
  6. La Verdad Fundamental
  7. Días Oscuros
  8. Adaptarse, Cambiar O Desaparecer
  9. Disparan (Fill The Skies)
  10. Los Misterios De La Naturaleza
  11. Busca La Paz
  12. Nada Existe Aisladamente
  13. Ha Vuelto A Pasar
  14. Pájaros En Contra
  15. Ya Perdimos La Paciencia
  16. Exterior (Parte I)
  17. Síguela
  18. III
  19. Nada Más, Nada Menos

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Amenra: Estridencia sanadora

Publicado

en

A veces un concierto se puede transformar en una experiencia extrasensorial que trasciende cualquier factor ligado a la música, el repertorio, o alguno de esos elementos típicos de un show en vivo. Por su trasfondo, el hecho de que Amenra debutara en nuestro país indicaba que se trataría precisamente de una de esas ocasiones, ya que el conjunto belga ha sabido desarrollar una carrera en base a estridentes atmósferas centradas en el doom, el hardcore y el post-rock, las que a su vez inundan cada escenario donde se presenten con su oscura y ruidosa propuesta. Por si lo anterior no fuera suficiente, la presencia de las bandas nacionales A Sad Bada y Sangría harían que la velada en el Club Rock & Guitarras fuera ideal para aquellos amantes de las melodías más profundas y caóticas.

A Sad Bada sería la primera banda en tomar el escenario, y lo cierto es que el conjunto santiaguino fue la partida ideal para ir familiarizando a los presentes con sonidos oscuros y directos, con un repertorio que fue escuchado discretamente por los más entusiastas que llegaron temprano y que aprovecharon de presenciar uno de los nombres más interesantes en el doom y post metal que se está viendo por estos días en nuestro país. En la misma vereda, Sangría fue la segunda agrupación en posicionarse sobre el escenario, esta vez con una propuesta más convencional en términos de sonido, pero que genera una interesante amalgama entre doom, sludge, e incluso algo de death metal para definir un combo certero, directo y perfectamente equilibrado. El conjunto, que ya hemos destacado en ocasiones anteriores como, por ejemplo, su participación en el show de Eyehategod, donde tal como en esta pasada, conectaron de inmediato con la audiencia.

Con los ánimos ya preparados, llegaría el momento que todos esperaban: Amenra debutaba en nuestro país con la misma intensidad y furia que los caracteriza. Y es que al momento de describir al conjunto, esas palabras se quedan particularmente cortas cuando se presencia lo que es capaz de lograr el vocalista Colin H. van Eeckhout con su sola presencia, gestando todo el espíritu de la música a través de su interpretación y sus movimientos. Casi como si se tratara de un trance, el frontman va adentrándose en las densas melodías que calan hondo en el pecho, y cuya vibración nos recuerda ese deseo casi intrínseco en la música de querer mover y afectar de una u otra forma al auditor. Amenra desafía en todo momento y exige compromiso, un ritmo que a través de pasajes más relajados va concentrando toda la potencia que desata en sus secciones más sucias y directas.

Tratar de encasillar a la banda en un solo estilo es prácticamente una tarea imposible, debido a que la soltura en que son capaces de pasar desde el black metal al post-rock es algo que se desarrolla tan fluidamente como sus cambios de estructuras, y desde tracks como “Boden” o “Plus Près De Toi (Closer To You)”, permiten evidenciar la forma en que la agrupación opera y saca provecho de cada una de sus virtudes, siempre estableciendo el juego entre las guitarras como el condimento que le da todo el aura a su sonido. Desde la batería, los golpes marcan la pauta en una explosion controlada que no se detiene, y ahí está, entre medio de todo el caos, el frontman al pie del cañon dirigiendo la operación solamente a través de movimientos y una interpretación tan desgarradora como intensa. Cada uno lo entrega todo durante la performance, como piezas de una maquinaria controlada con una precision ruidosa y desenfrenada.

El metal de un carácter tan poco convencional como el de Amenra es un estilo que cada vez se abre paso en la escena nacional, permitiendo no solo contar con exponentes locales de primera categoría, sino que también con la oportunidad de que bandas de este tipo puedan realizar sus shows en las mismas configuraciones que lo realizarían originalmente en otro lugar. No faltó más que la proyección de fondo que se fundiera con la propia presencia de la banda para establecer los parámetros de la ceremonia, la denominada “Iglesia de Ra” generó una verdadera experiencia que elevó las almas de cada asistente hasta encontrarse con las vibraciones que surgían desde las oscuras, densas y lúgubres melodías del conjunto. El hecho de que sea estridente no significa que no pueda generar un espacio de introspección o reflexión, por lo que Amenra solamente necesitó de los orquestados guitarrazos para generar todas esas sensaciones.

Setlist

  1. Boden
  2. Plus Près De Toi (Closer To You)
  3. Razoreater
  4. Thurifer
  5. A Solitary Reign
  6. Nowera I 9.10
  7. Am Kreuz
  8. Diaken

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

I Disagree I Disagree
DiscosHace 4 días

Poppy – “I Disagree”

YouTube ha entregado algunos de los videos virales más singulares de internet. La popularidad de la plataforma le ha permitido...

On Circles On Circles
DiscosHace 5 días

Caspian – “On Circles”

Cada vez más pantanoso, el territorio del post rock busca permanentemente desmarcarse de los clichés y estar en constante evolución....

Hotspot Hotspot
DiscosHace 2 semanas

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a...

Marigold Marigold
DiscosHace 3 semanas

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 4 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 1 mes

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Publicidad
Publicidad

Más vistas