Conéctate a nuestras redes
Noel Gallagher Noel Gallagher

En Vivo

Colors Night Lights I 2018

Publicado

en

Este año marcó el regreso de Colors Night Lights, evento que, al parecer, llegó para quedarse con un cartel dividido en dos jornadas con grandes bandas internacionales. La primera de ellas, realizada en noche de Halloween, trajo consigo la vuelta de Foster The People y Noel Gallagher’s High Flying Birds, además de un cartel complementado por créditos nacionales, como Dulce y Agraz y Saiko, quienes dieron forma a este festival al aire libre dispuesto en las instalaciones del Velódromo del Estadio Nacional. Con actuaciones magistrales, cada banda entregó lo suyo en una jornada donde la buena música fue crucial en todas sus formas, desde el encendido show de Foster The People, hasta el repaso a una historia musical completa con Noel Gallagher y lo más destacado de todos sus trabajos. Ni siquiera el hecho de que, al comenzar temprano, el marco de público sería menor en un principio, acalló los ánimos de la gente que sólo fue para disfrutar de un día completo con bandas y otras actividades, sintiendo el ambiente muy encendido desde el minuto uno.

Dulce y Agraz

Desde muy temprano los asistentes comenzaron a llegar para disfrutar de la larga jornada musical, siendo recibidos con un pequeño set de DJ Jinco, encargado de abrir los fuegos. Acto seguido, el proyecto nacional Dulce y Agraz, a cargo de la interprete penquista Daniela González, encantó a los presentes con parte de su trabajo, invitando también a Javier Barría en un momento. Sin duda, un gran descubrimiento para quienes no habían oído mucho de esta joven artista, quien fue lo más destacado dentro del cartel, musicalmente hablando, previo a los dos platos fuertes de la noche.

Saiko

Saiko y sus canciones ya impregnadas en el cancionero nacional, sería el último show antes de que comenzara a caer la noche, y lo hicieron repasando una historia que los ha transformado en unos verdaderos referentes para la música chilena. Con Denisse Malebrán siempre a la cabeza, la banda se presentó ante un marco de público más considerable, ya que el ingreso fuerte comenzó a producirse posterior al término de la jornada laboral al tratarse de un día de semana. No obstante, lo anterior no fue impedimento para que ya se viviera un gran ambiente antes de que comenzaran los shows estelares, y cuando el sol comenzaba a esconderse, los gritos resonaban en la cancha esperando por ver a Foster The People presentar su último álbum de estudio, aunque nadie presagiaba que lo harían de una manera tan sólida y magistral como anoche.

Foster The People

Dicen que la mejor forma para evaluar el crecimiento de una banda es mediante sus conciertos en vivo, y lo mostrado por Foster The People claramente dejó expuesto el excelente presente que vive la agrupación comandada por Mark Foster, quienes, con un setlist escogido con pinzas para la ocasión, fueron desplegando su increíble potencial instrumental en el escenario.

Con “Houdini” como el primer gran golpe, la banda escogió una carta segura para ir deslizándose a través de toda su discografía, centrándose principalmente en sus álbumes “Torches” (2011) y “Sacred Hearts Club” (2017), en un show que rondó la hora y treinta minutos de presentación. Luces de neón, sintetizadores y mucho baile se tomaron la presentación del conjunto, que fue mostrándose maduro y decidido con cada canción. Tracks como “Helena Beat”, “Are You What You Want To Be?” o “Coming Of Age”, hicieron saltar y cantar a todos los presentes, absolutamente alucinados con los juegos de luces y el increíble potencial sonoro que mostró la sección rítmica a cargo de Mark Pontius en batería, en conjunto con Sean Cimino e Isom Innis, a quienes difícilmente se les puede etiquetar bajo un instrumento debido a su exorbitante despliegue en una gran variedad de ellos.

Por supuesto que “Pumped Up Kicks”, una de sus composiciones más populares, hizo bailar a todos los presentes antes del gran cierre, el que llegó acompañado de las canciones “Loyal Like Sid & Nancy” y “Sit Next To Me”, broches de oro para una presentación que superó cualquier prejuicio o incluso expectativa. Puede ser que, luego de tanto divagar, Foster y los suyos finalmente están encontrando el camino correcto para convertirse en una de las bandas más importantes de su generación, realizando uno de los conciertos más explosivos de los que se tenga memoria este año.

Noel Gallagher’s High Flying Birds

Luego del agradable sabor que dejó Foster The People, sería el turno para que “The Chief” tomara el mando de la situación, marcando la quinta presentación de Noel Gallagher como solista en nuestro país, luego de su debut en Teatro Caupolicán en 2012, su actuación en Lollapalooza Chile 2016, su instancia como invitado de U2 el año pasado, y su debut en Concepción materializado la noche anterior. Ahora el ex Oasis vendría en promoción de su álbum “Who Built The Moon?” de 2017, concentrándose principalmente en las canciones de su último LP de estudio, pero sin dejar de lado aquellos clásicos que marcaron su carrera con la banda de Manchester.

Una intro interpretada por la banda marcó el inicio con “Fort Knox”, con un amplio personal de músicos en el escenario, para dar paso a “Holy Mountain” y su sonido mucho más colorido que de costumbre, recibida por un público que partió tibio, pero que se fue animando a medida que avanzaba el concierto. A pesar de ser grandes composiciones, “Keep On Reaching” o “It’s A Beautiful World” no fueron tan bien recibidas como otras, pero aun así marcaron la línea principal que fue guiando el concierto, pasando a canciones de su primer trabajo, como “If I Had A Gun…” o “Dream On”, verdaderos clásicos a estas alturas. Por supuesto, todos esperaban por canciones de Oasis, y Gallagher cumplió con la primera dupla de la noche: “Little By Little” y “Whatever”, interpretadas en conjunto para recordar a su antigua banda, en un ejercicio que repetiría en dos ocasiones más.

La siguiente instancia fue el repaso a “Half The World Away” y “Wonderwall”, coreada por absolutamente todos los presentes en el Velódromo del Nacional, ya que es obvio que no había nadie que no se supiera el éxito más popular de los hermanos Gallagher. Es inevitable pensar en las dudas que genera el hecho de ver a tantos músicos en escena, los que muchas veces no se justifican. En ese sentido, Noel podría pecar de exceso, puesto que el constante desfile de personas en el escenario no permitió entender muy bien el orden de las canciones. Como ejemplo de ello, las dos intervenciones que realizó YSEÉ como corista –quien perfectamente podría haberse quedado todo el show– o la perfomance aparte que tiene Charlotte Marionneau con sus silbatos, tijeras, e incluso un teléfono, quien le entregó un aporte muy valioso al show, pero que también generaba un quiebre en el ambiente cada vez que se retiraba del escenario.

Luego de “The Right Stuff”, el cierre llegó junto a “Go Let It Out” y el clásico eterno de “Don’t Look Back In Anger”, dedicada a Alexis Sánchez, alguien “que no pudo estar aquí esta noche”, según palabras del propio Gallagher, quien le dedicó un cariñoso “Fuck That Guy!” antes de interpretar la canción. Cuando se creía todo terminado, una sorpresa en forma de cover con “All You Need Is Love” de The Beatles fue el cierre definitivo, con la banda marchándose rápidamente del escenario y agradeciendo a todos por haber estado presentes. Noel Gallagher y sus High Flying Birds emprendieron vuelo con la misión cumplida.

Si hubiese que analizar la primera jornada de este Colors Night Lights, el balance es absolutamente positivo, con un lugar bien acondicionado, tiempos distribuidos de manera acorde a las circunstancias y horarios que se cumplen a cabalidad entre una banda y otra. Los asistentes, por su parte, dieron forma al gran ambiente que se vivió durante toda la jornada, siendo el otro protagonista en cada show y presenciando el excelente presente que gozan todos los artistas que pasaron por el escenario. No hay necesidad de rebuscar detalles para sobre analizar en cualquiera de los dos shows centrales, ya que la música fue quien habló por sí sola. Evidentemente, la efervescencia puede variar de un artista a otro, algo determinado por factores de target en audiencia y otras cosas, pero el sentimiento es el mismo. Ahora sólo queda esperar la siguiente fecha encabezada por Blondie y The Vamps, la que hasta ahora contaría con un público más extenso que esta oportunidad, aunque habrá que ver si con las mismas ganas.

Setlist Foster The People 

  1. Houdini
  2. Call It What You Want
  3. Pay The Man
  4. Doing It For The Money
  5. Time To Get Closer
  6. Helena Beat
  7. Are You What You Want to Be?
  8. A Beginner’s Guide To Destroying The Moon
  9. Waste
  10. Pseudologia Fantastica
  11. Coming Of Age
  12. Lotus Eater
  13. Miss You
  14. Don’t Stop (Color On The Walls)
  15. Pumped Up Kicks
  16. Loyal Like Sid & Nancy
  17. Sit Next To Me

Setlist Noel Gallagher’s High Flying Birds 

  1. Fort Knox
  2. Holy Mountain
  3. Keep On Reaching
  4. It’s A Beautiful World
  5. In The Heat Of The Moment
  6. If I Had A Gun…
  7. Dream On
  8. Little By Little (original de Oasis)
  9. Whatever (original de Oasis)
  10. Black & White Sunshine
  11. She Taught Me How To Fly
  12. Half The World Away (original de Oasis)
  13. Wonderwall (original de Oasis)
  14. AKA… What A Life!
  15. The Right Stuff
  16. Go Let It Out (original de Oasis)
  17. Don’t Look Back In Anger (original de Oasis)
  18. All You Need Is Love (original de The Beatles)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

The Flower Kings: Esa belleza distraída

Publicado

en

The Flower Kings

Es extraño ver la dinámica del rock progresivo cuando el foco está un poco perdido, cuando algo falla en medio de la perfección y perfeccionismo que caracterizan al estilo, pero ese pequeño desajuste pudo quitarle un poco de brillo a la bellísima música que presentó The Flower Kings en su regreso a Chile, tras casi 18 años de su debut en el mismo escenario, en ese tiempo llamado Teatro Providencia, hoy un remozado Teatro Nescafé de las Artes.

El conjunto liderado por Roine Stolt, acompañado por Hasse Fröberg (guitarra y voces), Jonas Reingold (bajo), Zach Kamins (teclados) y Mirkko De Maio (batería), apareció en el escenario tras ciertos sonidos que abrieron los oídos de la gente, aunque no tuvieron continuación porque lo que vino fue una avalancha de canciones extensas, complejas y muy bien elegidas para mostrar la variedad de los recursos que el conjunto ha utilizado en su discografía. “Last Minute On Earth” pegada con “What If God Is Alone?” daban con el tono mesiánico, pero aterrizado de las letras de un grupo que nunca ha temido a sonar más grande que el planeta mismo con tal de ir adelante con su música, grandilocuente y pulcra a la vez.

Detrás de la brillantez poco a poco se iba gestando un rostro de preocupación en Roine, quien, en el tramo final de “There Is More To This World”, tuvo un primer problema en el área de sus pedales, redundando en un pitido horrendo que le quitó un porcentaje de capacidad auditiva a todos en el teatro. Pese a esto, la banda entregaba interpretaciones pulidas, y la voz de Fröberg relucía con una capacidad innegable, también con ese convencimiento que pocos tienen al cantar letras que, en las manos equivocadas, sonarían más a una prédica para salvar al planeta que a canciones complejas y dignas del mejor rock progresivo. Quizás es esto –además del sonido– lo que más permitía mantenerse pegado a la muestra de estas canciones, con sus quiebres, transiciones y múltiples partes, tal como pudimos ver en la tremenda “The Truth Will Set You Free”, de la que tocaron las cinco partes en más de veinte minutos de extravagancia, viajes y virtuosismo en su medida justa.

Roine Stolt realmente estaba siendo afectado por los problemas con su pedalera, y pidió cinco minutos de intermedio para arreglar algo que “se estaba calentando”, en sus palabras. Pasó el tiempo y la banda regresó, mientras Roine se disculpaba porque en verdad no pudieron arreglar mucho, y es esa distracción del líder de la banda la que generó una pequeña grieta en la montaña sonora de The Flower Kings, pero también, inevitablemente, mostró la humanidad que a veces le falta para captar empatía al género. Un par de pitos más “engalanaron” la rendición conjunta de “The Flower King” y “My Cosmic Lover”, canciones de discos diferentes que, sin embargo, logran una comunión como si fueran la continuación una de la otra, y eso habla también de la capacidad de la banda de conocer su material así de bien.

Los últimos dos temas de la jornada, al menos en su tramo principal, venían del disco “Stardust We Are” de 1997, cerrando con el corte que da nombre a ese material, pero antes entregando “In The Eyes Of The World” en una gran versión. Si Roine agarraba más ritmo y enganchaba más con el espectáculo, tenía mucho que ver con el gran Zach Kamins que, sin esfuerzo, montaba piruetas en los sintetizadores para que la banda ganara todos los colores necesarios, siendo cómplice perfecto para Stolt, y también una sonrisa que probablemente pudo haber necesitado en una noche complicada.

Canciones extensas que se sienten como brisa. Composiciones monumentales cuya belleza hacía que la gente no levantara teléfonos ni cámaras, sino que ojos llenos de estupor. Ese efecto continuó tras el receso con el encore que incluyó la primera mitad de “I Am The Sun, Pt. 1” pegada con la segunda mitad de “I Am The Sun, Pt. 2”, cierre perfecto para una jornada muchas veces al borde del abismo, pero jamás dejando de tener a la belleza de su parte. A veces, con tener una buena banda alcanza para sacar adelante la tarea con creces y, tras más de dos horas de rock progresivo a la vena, esto fue posible, sin distracciones.

Setlist

  1. Last Minute On Earth / What If God Is Alone?
  2. There Is More To This World
  3. The Truth Will Set You Free
  4. The Flower King / My Cosmic Lover
  5. In The Eyes Of The World
  6. Stardust We Are
  7. I Am The Sun, Pt. 1 / I Am The Sun, Pt. 2

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 6 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 6 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 6 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 6 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 6 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 6 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 6 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 6 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 7 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 7 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas