Contáctanos

En Vivo

Coheed and Cambria: Ignorancia de muchos, privilegio de pocos

Publicado

en

Poco más de setecientas personas fueron las privilegiadas de presenciar el debut de la banda neoyorquina Coheed and Cambria en Chile, y no es menor. Esa reservada elite de fanáticos del cuarteto, se adentraron en el complejo mundo sonoro de Claudio Sánchez y compañía para salir con la mejor y más amplia de las sonrisas.

Es cierto que esta banda, que debutara en un lejano año 1999 y saliera a la luz con su primer LP “The Second Stage Turbine Blade” en 2002, no forma parte del inventario colectivo de la audiencia chilena. Una lástima. Pero no empaña el tremendo trabajo que han hecho desde entonces.

¿El lugar? El Teatro Oriente, que a decir verdad es una locación a la altura y, a pesar del hecho que tuviera asientos, no mermó el accionar del público con la banda. El escueto espacio, fue lugar perfecto para instaurar un ambiente grato, casi familiar. En donde dio gusto que la audiencia chilena supiera comportarse en un entorno prácticamente sin seguridad y que permitía admirar el oficio del cuarteto neoyorquino en primerísimo primer plano.

Coheed and Cambria, presentó un setlist preciso y muy equilibrado entre sus cinco placas de estudio, aunque levemente se inclinó hacia su segundo disco “In Keeping Secrets of Silent Earth: 3” (2003). Se dieron el lujo de repasar algunos de sus grandes éxitos como ‘Devil in Jersey city’ o ‘The Crowing’, de sus dos primeros álbumes.

La entrada no fue más pintoresca que la de cualquier otro concierto, no hizo falta más, para que los más de setecientos presentes se pusieran de pie entusiasmados, para apoyar en los coros al melenudo vocalista, desde el primer minuto.

‘No world for tomorrow’(2007), ese track del disco del mismo nombre, distintivo de lo progresivo pero también vintage, daba el puntapié inicial con que Coheed and Cambria deleitaría por más de hora y media a la afortunada audiencia. Para seguir con otra joyita del mismo disco, ‘Gravemakers and Gunslingers’ y los créditos de Chris Pennie (ex Dillinger Escape Plan) comenzaban a vislumbrar como un evidente punto alto.

Con ‘Ten Speed (Of God’s Blood And Burial)’ del “Good Apollo, I’m Burning Star IV, Volume One: From Fear Through the Eyes of Madness”, ‘A Favor House Atlantic’ y ‘The Crowing’, del “In Keeping Secrets of Silent Earth: 3”, continuaron la escalada de calidad de una presentación que se hacía exquisita a los oídos del respetable. No es para menos, el mundo paralelo –entre discos e historietas (“The Amory Wars”) y toda su cronología- creado por Claudio Sanchéz y sus secuaces, es casi onírico.

De pasada sonaron la emotiva ‘Pearls of the Stars’ y ‘Here we are Juggernaut’, de su último opus de estudio “Year of the black rainbow” (2010). Para luego dar con la parte más enérgica e intensa del show, la melódica y rockera (y todo un clásico) ‘Devil in Jersey city’- de su disco de 2002-  y una potente interpretación de la oscura ‘The Camper Velourium III: Al The Killer’, del disco que lanzaron al año siguiente.

Juntar ‘Everything Evil’ y ‘The Trooper’ (cover de Iron Maiden) fue una gran idea. Mezclar la gran canción de su primer disco con el incombustible clásico de los respetados músicos ingleses. Luego ‘In Keeping Secrets of Silent Earth: 3’ del disco de 2003, que se titula de igual forma, fue de las más coreadas.

Tras un breve receso, Coheed and Cambria volvió entre los vítores del público para cerrar con un hattrick de lujo. Empezando por ‘World of lines’, de la línea más adolescente de su última placa, para continuar con ‘Delirium trigger’, que muy bien le hace honor a su nombre, y en Oriente gatilló aún más delirio. Los asistentes no querían pensar en un final.

Pero claro, Coheed and Cambria daría en el gusto a la voz general para cerrar con la potencia de ‘Welcome Home’ y, así, finalizar una presentación herméticamente perfecta, sin deslices ni fallas en absoluto.

Por cierto, que el público quisiera más, finalmente no provocó problemas. Mal que mal todos quienes presenciaron tal despliegue de técnica, calidad y exquisitas sonoridades que la banda brindó, se fueron con una mano delante y otra detrás, pero con la satisfacción de haber disfrutado un directo de gran calidad, y que difícilmente se les borrará de la retina.

Setlist:

  1. No World For Tomorrow
  2. Gravemakers And Gunslingers
  3. Ten Speed (Of God’s Blood And Burial)
  4. A Favor House Atlantic
  5. The Crowing
  6. Pearl of the Stars
  7. Here We Are Juggernaut
  8. Devil In Jersey City
  9. The Camper Velourium III: Al the Killer
  10. Everything Evil / The Trooper
  11. In Keeping Secrets of Silent Earth: 3
    –––––––––––––––––––––––––––––––––
  12. World of Lines
  13. Delirium Trigger
  14. Welcome Home

Publicidad
10 Comentarios

10 Comments

  1. nicole

    26-Sep-2011 en 8:42 pm

    Me siento una de las privilegiadas al haber asistido a ese hermoso concierto! (:

  2. Ignacio Cáceres

    26-Sep-2011 en 8:51 pm

    Me encantó el review, estoy totalmente de acuerdo con todo lo expuesto. A pesar de que en mi opinión fue un setlist corto, me fui bastante conforme. Sin duda un privilegio presenciar este show que jamás olvidaré.

  3. Rata

    26-Sep-2011 en 9:35 pm

    A pesar de que faltaron temas fue tremendo concierto, con in keeping secrets muchos volvimos a ser unos pendejos gritones.

  4. Sebastián

    26-Sep-2011 en 9:37 pm

    A pesar de que Coheed demuestra que es un grupo con excelencia musical (Claudio y su desconexión máxima entre su voz y sus dedos ql momento de tocar; priceless), el sonido no creo que haya sido el mejor, la locación no ayudo a que alcanzara la perfección. También se me hizo corto, pero lo disfrute a concho.

    Gran review!

  5. miguel

    27-Sep-2011 en 1:33 am

    fui uno de los privilegiados,, fue corto pero intenso aunque no puedo negar que me falto The Suffering pero aqui va algo del recital http://www.youtube.com/watch?v=9rT3QnW32x8

  6. Gravs

    27-Sep-2011 en 11:39 am

    Donde se podra ver el video de la persona que estaba grabando antes de entrar? estuvo la raja el concierto

  7. pnt

    27-Sep-2011 en 11:53 pm

    inolvidable el concierto .. de los mejores sonidos q he escuchado en vivo. lo penka los asientos, pero el lugar para mí, pasa la prueba con creces. lastima q es poca gente la q conoce realmente a C&C, pero eso nos hace sentirnos más privilegiados de lo q vimos. Falto Red Blood Summer .. y puta los 2 primeros discos enteros, … ahora? seguir escuchando los discos y sacando temas en guitarra, puta q es agradable sacar temas de coheed .. saludos a los q fueron a ese tremendo concierto

  8. trinih

    28-Sep-2011 en 12:39 am

    estoy tan feliz, mi banda favorita de la pubertad, morí con everything evil y delirium trigger
    y me gusto tanto que fuera TAN CIVILIZADO, la verdad es que fue surreal después de haber estado en cancha en los RHCP, ver al ídolo de la adolescencia a 10 metros, IMPAGABLE

  9. Juan Kattan Gonzalez

    04-Oct-2011 en 12:05 am

    buena reseña del concierto, fue unos de los tantos en ir al concierto y de pasada estar con ellos y que me autografiaran mis discos
    fui un loco feliz a ver a unas de mis bandas favoritas

  10. Nelson Elias Cisternas Aliaga

    08-Oct-2011 en 11:58 pm

    100.000 en el Rock in Rio…. 700 en Chile…. nos falta…. nos falta y mucho !!!!

Responder

En Vivo

Septicflesh + Fleshgod Apocalypse: Colosales

Publicado

en

Septicflesh

En todas las ocasiones en que la sangre ha reemplazado a la tinta y ha teñido las páginas de HumoNegro con el propósito de hablar acerca del death metal, ha sido un deber el reconocimiento de la trascendencia del género en la historia de la música extrema y de cómo su proliferación ha sido capaz de revitalizar de forma constante a gran parte del espectro. Tal vorágine se ha gestado durante más de tres décadas, período donde ha experimentado la manera en que, desde sus entrañas, la esencia indómita y vehemente que caracteriza al estilo ha mutado a través del tiempo, incorporando elementos y sobre todo nuevas perspectivas creativas, asesinas del letargo. En ese sentido, Septicflesh y Fleshgod Apocalypse, protagonistas de la velada en Club Blondie y debutantes en Chile, ostentan un prestigio que los ubica en la vanguardia del contexto, gracias propuestas cuyo hilo conductor no sólo se basa en perpetuar la escuela del “metal muerte”, sino también en la complejidad de la música clásica y sus arreglos.

En este lado del mundo ambas agrupaciones gozan de bastante de popularidad, y así quedó demostrado ayer con el contingente que desde temprano llenó las dependencias del recinto de calle Alameda, incluso al momento de Homicide, el acto soporte nacional, quienes en esta oportunidad, acorde al tenor de la jornada, exhibieron con mucho ímpetu y rigor parte de su último trabajo, “The Sosh Guar”, del año pasado, en treinta minutos que a grandes rasgos no tuvieron inconvenientes en la ecualización, y donde fueron bien recibidos por la concurrencia.

Puntuales a las 20:00 horas, los italianos de Fleshgod Apocalypse dieron inicio a sesenta minutos de actuación que rozaron la perfección, evidenciando desde “In Aeternum” –el primer tema como tal tras la introducción instrumental– la razones que los han llevado en apenas diez años de carrera a ser considerados un acto imprescindible en la escena actual, y uno de los más extremos y técnicos en los anales del death metal. La puesta en escena de la concepción híbrida del arte que practica la banda cautivó a la audiencia de inmediato, varios mostrándose atónitos e incrédulos ante la ejecución casi “robótica” (en el buen sentido de la palabra) de “Healing Through War” o “Cold As Perfection”, que, junto a la anterior, forman parte de su último disco, “King” (2016), dueño de la venia de la crítica y del público, y que compone mayoritariamente el repertorio del grupo en esta gira.

The Violation” sonó insana; el corte promocional de “Agony” (2011) es una de sus canciones más conocidas, y así lo demostró la gente que vibró con la velocidad sobrehumana que predomina no solo en esta composición, sino en el alma de Fleshgod Apocalypse. Durante todo el concierto fue posible oír con claridad los arreglos orquestales y también el acompañamiento de la soprano, como ocurrió en “Epilogue”, única pista extraída de “Labyrinth” (2013), donde se muestran sobresalientes, mientras que “Gravity” se acerca más a lo convencional propio del estilo, aunque sus detalles mantienen el entramado y su sofisticación.

Para cerrar su estreno en territorio nacional, “The Fool”, single de “King”, desplegó todas sus armas para convencer a los seguidores de su poder y para confirmar las alabanzas que el disco ha cosechado en el planeta. “The Egoism” y luego “Syphilis”, también de “King”, bajaron el telón ante una ovación que conmovió a los europeos, quienes prometieron volver al país y así impresionar una vez más a los seguidores, hasta el punto de dejarlos atónitos, tal como aconteció ayer.

Con la portada de su flamante “Codex Omega” (2017) de fondo, más algo de parafernalia alrededor del mismo álbum, Septicflesh ocupó sus posiciones y, tras saludar efusivamente a los presentes, se despacharon “War In Heaven”, canción que abre la genialidad del registro  “Titan” del año 2014 y que, junto a “Communion” (2008), “The Great Mass” y su disco más reciente, forman parte del renacer del conjunto griego que en el año 2003 se separó por casi un lustro, hasta que con aires renovados y maestría retomaron una carrera que, desde entonces, sólo ha conocido de halagos.

Se entiende, entonces, que el primer tercio de su presentación incluyera una pieza de cada ciclo de esta nueva etapa; “Communion” es una demostración de la máxima ferocidad que han alcanzado, mientras que “Pyramid God” y “Martyr” cuentan con una mayor cantidad de matices y texturas, sobre todo del metal más contemporáneo, que en la sumatoria han refrescado el espíritu de la banda, además de acercarlos a un público más joven.

Cabe recordar que Christos Antoniou, guitarrista y compositor de Septicflesh, tiene un postgrado en música clásica obtenido en la Escuela de Música de Londres, hecho que le ha permitido incorporar en la grabación de los discos tanto a la Orquesta Filarmónica de Praga como a su coro de niños, ampliando de forma exponencial el impacto de los arreglos orquestales compuestos por él en la música de los helénicos, algo que es sin dudas su principal fortaleza, de la mano con la ejecución meticulosa por parte de todos los integrantes, destacando a su baterista Kerim “Krimh” Lechner (ex Decapitated), quien se ubica con facilidad en el círculo de los mejores en su puesto, porque sus habilidades y su presencia en la mezcla en vivo son superlativas. Es así como el equilibrio entre la belleza de la música docta y la naturaleza violenta de la agrupación dan origen a un ser único en su especie, que en “Prototype” y “The Vampire From Nazareth” hizo gala de tales características y cautivó a los presentes, quienes desde Fleshgod Apocalypse ya se encontraban en trance, totalmente conectados con los artistas.

La canción más antigua tocada por Septicflesh anoche fue “Unbeliever”, proveniente de “Sumerian Demons” (2003) y fue la antesala a un remate a cargo de “Persepolis” y, la más coreada de la noche, “Anubis”, ambas del aclamado “Communion”, por lo tanto, es posible aseverar que aquel momento la gente se mostró aún más efusiva, provocando uno de los mosh pit más grande la tarde.

La historia griega de la deidad benefactora y creadora de la humanidad es aludida en “Prometheus”, corte que concluyó la presentación con los ánimos muy encendidos y con mucha euforia por parte todos los asistentes, satisfechos y conformes tras ser testigos de una jornada atípica, dadas las personalidades exóticas y, sobre todo, técnicas tanto de Septicflesh como de Fleshgod Apocalypse. Ambos prometieron volver al país y es de esperar que así sea, porque lo presenciado anoche fue sublime y ratificó la vigencia del metal extremo en estos días, en su vertiente más innovadora.

Setlist Fleshgod Apocalypse

  1. Marche Royale
  2. In Aeternum
  3. Healing Through War
  4. Cold As Perfection
  5. The Violation
  6. Prologue
  7. Epilogue
  8. Gravity
  9. The Fool
  10. The Egoism
  11. Syphilis

Setlist Septicflesh

  1. Dogma Of Prometheus Orchestral
  2. War In Heaven
  3. Communion
  4. Pyramid God
  5. Martyr
  6. Prototype
  7. The Vampire From Nazareth
  8. Portrait Of A Headless Man
  9. Unbeliever
  10. Persepolis
  11. Anubis
  12. Prometheus

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Colossus Colossus
DiscosHace 22 horas

Triggerfinger – “Colossus”

Están por cumplir 20 años de carrera. Dos décadas que parecen mucho y poco al mismo tiempo. Triggerfinger es una...

Undertow Undertow
DiscosHace 5 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 6 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 2 semanas

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: