Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Coal Chamber: A pura garra

Publicado

en

Nueve años tuvieron que pasar para que los norteamericanos se reunieran e hicieran su primer viaje a Latinoamérica. Sin ser de los consagrados de la escena del nu metal, fueron pioneros en su momento, y con tres álbumes bajo el brazo lograron dejar una huella y quedar en la memoria de una fanaticada que se tomó el Club Blondie, para recibir con los brazos abiertos a un reformado Coal Chamber.

La jornada comenzó temprano, pasadas las 19 horas para ser más exactos, con la apertura de las bandas nacionales, que apegadas al estilo que marcó la primera década del nuevo milenio, hicieron acto de presencia llevándose más que aplausos de cortesía. Los primeros en salir fueron los ariqueños de Sinkarma, quienes en un ajustado set lograron prender a los primeros asistentes que comenzaban a llegar al recinto. Lo cierto es que su performance es poderosa, pero todavía esta ese aire amateur que deben superar para poder escalar más alto, por lo menos el potencial lo tienen. Luego llegaron unos que ya tienen carrete en este tipo de eventos y sus canciones han calado hondo en el espíritu combativo de muchos. 2X se despachó un show preciso, que a ratos hacía parecer que ellos eran el plato fuerte de la noche. Por último, el peso de Lupus se dejó sentir en la Blondie, aunque no motivó tanto como la presentación de 2X, aumentando las ansias por ver a los norteamericanos.

A pocos minutos de las 22 horas las luces se apagan, y con una cancha ocupada por un número considerable de fanáticos, hacían su entrada al escenario James ‘Dez’ Fafara (voz), Meegs (guitarra), el desquiciado Mikey ‘Bug’ Cox (batería), y la bella Chela Harper (bajo), tomando el puesto que dejó Nadja Peulen, quien fuera la última bajista de la banda antes de su separación. El hambre del público comienza a ser saciada de inmediato con la mortal interpretación de “Loco”. El sonido no es el óptimo, poco claro y con una guitarra que nunca tuvo el peso necesario, dejó en claro que el concierto más que destacar por su prolijidad, lo haría por la entrega de la banda y la energía desmesurada de un público que no dejó de celebrar con violencia cada uno de los cortes.

Con un Dez completamente anonadado con la respuesta de la audiencia, comenzaba “Big Truck”, marcando el segundo azote de la noche. Mientras los cánticos y los saltos se transforman en la rutina del espectáculo, en la parte alta del escenario destaca la actuación de Mikey “Bug” Cox, quien arma su propio show, haciendo gestos de locura y tocando agresivamente sin medir su fuerza, desarmando a cada momento su batería, la cual debe ser puesta en su lugar por un roadie que se mantiene junto a Bug durante todo el concierto, para abastecerlo de agua y baquetas de repuesto. Lo cierto es que con esa actitud, la duda sobre el no consumo de estupefacientes que se supone se instauró como regla al momento de realizar la reunión, es bastante grande. Como contraste, está Chela Harper, quien en su vestido gótico se dedica a danzar al son de las guitarras, sin censurarse a la hora de cabecear, llevándose el tradicional “mijita rica, mijita rica…”, que al no ser entendido por el frontman de la banda, es interpretado como un canto de aliento que es agradecido por el cantante, que además toma una bandera chilena y la extiende para el delirio colectivo.

La contienda continua con “Fiend” y “Rowboat”, original de FLOOD e interpretada con megáfono, ambas del último larga duración que lanzó la banda, “Dark Days”, allá por el año 2002. La energía no decae con “Something Told Me”, y luego de unas palabras en español por parte de Meegs, seguidas de una extraña improvisación con su guitarra electrónica de pantalla táctil, que no fue muy bien recibida por los fans, principalmente por lo bizarro y gratuito del momento –la guitarra electrónica no volvió a ser usada durante el resto del concierto- llegaba “Clock”, que trajo del vuelta la atmósfera de agresión.

Los matices no son la principal característica de Coal Chamber, compartiendo una monotonía de sonido y estructura en gran parte de sus composiciones, dejando ver el estado primigenio en que se quedaron con tan sólo tres discos, que no fueron suficientes para llevar a la banda al siguiente nivel. Por fortuna el set es acotado y las canciones derrochan tanta energía, que al final da lo mismo si un estribillo es muy parecido al anterior. La potencia de un tema como “Drove” es suficiente demostración que aquí el arma principal es la garra. El coro de “Not Living” es secundado por toda la cancha y las palmas dan la partida a “Dark Days”.

“Esto se trata de pasarlo bien” asevera Dez, quien parece estar disfrutando la reunión a concho, mientras se toma un descanso con DevilDriver. Agradeciendo una vez más a su gente, el vocalista presenta “I”, una de las primeras canciones que escribió para la banda, y responsable de provocar un gran mosh pit. “No Home”, “Watershed” y “Oddity”, son el trío que da paso al bis de la noche.

“Maricon Puto” comienza a sonar de fondo, mientras los músicos vuelven a sus puestos y Dez menciona las primeras palabras de “Sway”, que no alcanza a terminar debido a que fue sobrepasado por las gargantas de la multitud, quienes recibieron el tiro de gracia con la canción más solicitada de los americanos. Meegs y Bug nadaban sobre las manos de los asistentes, mientras Dez volvía a levantar la bandera chilena y Chela Harper regalaba uñetas al respetable, finalizando un debut potente y conciso, con sabor a deuda saldada para los amantes del nu metal, cuyo sonido ya no está en boga, pero que marcó a una generación de jóvenes que a través de la garra y la pasión, mantienen vivo el legado de sus ídolos.

Setlist

  1. Loco
  2. Big Truck
  3. Fiend
  4. Rowboat
  5. Something Told Me (cover de FLOOD)
  6. Clock
  7. Drove
  8. Not Living
  9. Dark Days
  10. I
  11. No Home
  12. Watershed
  13. Oddity
  14. Maricon Puto
  15. Sway

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Praxila Larenas

Publicidad
3 Comentarios

3 Comments

  1. Rodrigo Chandía

    10-Sep-2012 en 9:03 am

    Sin duda una de las grandes deudas del aggro o nu metal.

    Era raro verse y ver a los demás asistentes.. en su mayoría mayores de 26 – 27 años…. quienes poco y nada tenían de su “estilo” pretérito que estuvo de moda en el 2000. Saltando y gritando a toda voz, a una de las grandes bandas que marcaron nuestra adolescencia. Aunque el dolor de cuello me acompaña en este lunes laboral. Soy feliz por haber estado ahí. Grande Coal Chamber.

  2. cesar bustamante

    10-Sep-2012 en 1:56 pm

    gran show! ….es verdad eso, mas para la nostalgia que por la calidad del show, pero se paso genial, aunque perdi mi cel 🙁 bmx10.neill@gmail.com si es que alguien lo encontro ajajajaj

  3. Lu

    10-Sep-2012 en 11:25 pm

    muy buenas fotos =)

Responder

En Vivo

Corrosion Of Conformity: Los astros alineados

Publicado

en

Corrosion Of Conformity

Fue hace cinco años, dentro del contexto de The Metal Fest, la última ocasión en que Corrosion Of Conformity se presentaba en Santiago. Para esa oportunidad las circunstancias eran diferentes: el conjunto se articulaba en formato de power trio, en el que anecdóticamente presentó un par de temas junto a uno de sus miembros más célebres; Pepper Keenan, incansable guitarrista de la escena metal de ritmo espeso y colaborador de otro importante proyecto afín, Down. Lo que en ese entonces sólo fue una pizca, ayer se presentó como un plato completo. Es por lo mismo que ver a la banda en su formación más sólida –en términos de trabajos de estudio– resultaba tan atractivo. Si bien, la gira se enmarca bajo la presentación de “No Cross No Crown” (2018), urgía la necesidad de sacarle provecho a la coyuntura, desempolvar lo mejor de su repertorio y entregar un show marcado por la consistencia arrolladora que ofrecen como cuarteto.

Como precalentamiento para la velada, el Club Blondie recibió a un número indiscutido de la escena stoner local. Yajaira subía al escenario de la mano del mítico “Comegato” Montenegro, entusiasmado por estar “nuevamente representando al rock pesado que se hace por estos lados”. Luego de un agradecimiento al público, la banda presentó durante un poco más de 45 minutos una potente carga de riffs y frecuencias bajas que hicieron vibrar cada rincón del subterráneo, despidiéndose con el respeto y cariño por tantos años de trabajo con un amplio aplauso.

Entre el ruido del murmullo, los anfitriones abrieron su show mediante un breve solo del bajista Mike Dean, el cual se anexó con gracia y apoyo del público al riff repetitivo de “Bottom Feeder (El Que Come Abajo)”, para esta ocasión a un ritmo ralentizado que acentuaba una atmósfera cargada al doom. Fue cosa que sonaran las primeras notas para que los fanáticos siguieran a coro la melodía instrumental. Ya introducidos en este imaginario denso y sicodélico, la muestra de lo más nuevo no se dejó esperar con “The Luddite”, que curiosamente fue lo único del repertorio reciente junto a “Wolf Named Crow”, quizás debido a una decisión a conciencia por aprovechar la ocasión y ponderar los clásicos por sobre lo nuevo. Y así fue con creces.

La dupleta “Broken Man” y “Señor Limpio” introdujo a lo que sería una seguidilla de clásicos de sus años dorados, repasando en reiteradas ocasiones el álbum “Deliverance” (1994). Luego de “Long Whip/Big America”, la banda recibió una ovación, y aprovechando el impulso, Pepper Keenan agradeció al público, confesando el agrado que significa realizar giras por Sudamérica. El júbilo se inmortalizó cuando Keenan no aguantó su ansiedad e hizo subir al escenario a un fotógrafo para registrar la emoción del momento.

Concentrados en retomar la marcha, el potente riff de “Seven Days” se encaminó nuevamente hacia un repertorio clásico. El ritmo espeso de la canción se conjugó con la enérgica abertura de “Paranoid Opioid”, retornando a las melodías hipnóticas en la porción final y ofreciendo un quiebre fresco. El altibajo de emociones concluyó de manera sublime con la exquisita aura sicodélica de “13 Angels”, en lo que fue uno de los pasajes más implacables de la jornada.

Demostrado ya el grueso calibre de Corrosion Of Conformity, no quedó más que rectificar su categoría con la pesada pieza “Vote With A Bullet” y la envolvente frecuencia de “Albatross”, todo con el cierre magistral de “Clean My Wounds” luego del encore, otra infaltable de la banda que se extendió en un colaborativo jamming, dándole un cierre redondo a una jornada ejecutada con precisión y consistencia.

Dos elementos estaban claros al evaluar la coyuntura de este show: podríamos escuchar parte del material de “No Cross No Crown”, como es lógico, junto con la nostalgia de revisitar composiciones de la formación que convocaba. Sorpresivamente, la banda se fue en contra de la obviedad, cargando la balanza casi en su totalidad hacia lo clásico, ofreciendo un show que no sólo dejó en claro el valor de su repertorio más conocido, sino también demostró la solidez que tiene la banda en vivo, entregando un catálogo que le concedió un cariño a los fanáticos. Una oportunidad diferente a la anterior, donde los astros que giran alrededor de esta banda volvieron a reunirse en un desplante arrollador que jugó a desempolvar clásicos.

Setlist

  1. Bottom Feeder (El Que Come Abajo)
  2. The Luddite
  3. Broken Man
  4. Señor Limpio
  5. Long Whip/Big America
  6. Wiseblood
  7. Who’s Got The Fire
  8. Seven Days
  9. Paranoid Opioid
  10. 13 Angels
  11. Vote With A Bullet
  12. Wolf Named Crow
  13. Albatross
  14. Clean My Wounds

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

New Material New Material
DiscosHace 6 días

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 semanas

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 semanas

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 4 semanas

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 mes

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 1 mes

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 2 meses

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Time Will Die And Love Will Bury It Time Will Die And Love Will Bury It
DiscosHace 2 meses

Rolo Tomassi – “Time Will Die And Love Will Bury It”

Pensar en la música inglesa, o británica en general, para muchos puede estar relacionado con un sencillo pero sofisticado sentido...

Choosing Mental Illness As A Virtue Choosing Mental Illness As A Virtue
DiscosHace 2 meses

Philip H. Anselmo & The Illegals – “Choosing Mental Illness As A Virtue”

Conocemos bien a Phil Anselmo. El personaje se desenvuelve de manera segura para provocar con la ferocidad de una pantera...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: