Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Clap Your Hands Say Yeah: Entre un mar de gritos

Publicado

en

Muchas veces se dice que cuando el público está distraído en un show, se trata de una consecuencia de la falta de magnetismo del artista, y se le culpa de no llamar a la gente a unirse a su fiesta. Pero a veces es el público el que no deja que exista esta conexión, y esto es una pena cuando el show intenta acceder a la gente. Este miércoles 28 de noviembre fácilmente podría haber pasado con los neoyorkinos Clap Your Hands Say Yeah algo similar al parco, opaco y demasiado simple show que ofrecieron en Primavera Fauna el sábado anterior. Así, sería cierto que la poca conexión de Alec Ounsworth y los suyos no fuera la necesaria para prender a un público con la cabeza en Jorge González o Pulp. Pero lo de anoche miércoles en el Centro Cultural Amanda estuvo lejos de eso. Es más, parece ser todo lo contrario, con un Alec locuaz y entretenido pese a su timidez, y una banda que es más que el acompañamiento de él, el único miembro sobreviviente de la formación que entregó un grandioso disco homónimo por allá en los albores de la generación MySpace en 2005. Ahora, siete años después, CYHSY es otra banda con Alec cada día más tímido, pero con la experiencia como para hacer cosas de bien por la música. Como tratar de evangelizar en la pista de baile indie a la gente ingrata que fue a su concierto de anoche miércoles 28.

A lo largo de 65 minutos de un espectáculo correcto, con gran sonido –exceptuando por la falta de claridad en la voz-, con una banda que lanzó bromas y con un Ounsworth que habló mucho y hasta se tiró un “¡Ceacheí!” tras una intensa rendición de “Is This Love?”. Pero en verdad esto poco importa cuando la música casi no se escucha entre los gritos de la gente conversando durante las canciones. Esto no es exagerado ni tampoco una generalización innecesaria, sino que una visión que replicó mucha gente tanto a la salida del evento como también en las redes sociales y, lamentablemente, esto no es algo nuevo, desde hace rato que las conductas del público que asiste a conciertos ha cambiado. Ya no pasa tanto con el show en sí y muy pocas tocatas alcanzan el rango de hito. Esto, sumado a la mayor oferta, ha hecho que la música pase de ser la razón de ir a un evento a una mera excusa.

Clap Your Hands Say Yeah hizo un gran show este miércoles. Un gran show. La rendición de “The Skin Of My Yellow Country Teeth” fue sublime e intensa, mientras que su continuación en el disco homónimo, “Heavy Metal”, cerró la parte principal del show de gran manera. Los beats se sentían más potentes y los teclados sonaban compactos pero trascendentes. Al público, en un 60 por ciento del recinto, no le interesó el recital. No es generalizar. No es estigmatizar al público de Amanda. Tampoco se trata de ser un resentido al que no le agrada el lugar, porque incluso, de hecho a mí personalmente me agrada el sonido del lugar.

Las guitarras de Alec sonaron nítidas entregando una íntima y hermosa versión de “In A Motel” en solitario sobre el escenario, así como “The Witness’ Dull Surprise” fue una grata sorpresa con la versión en solitario de Alec para el bis. El tema es que si conversas durante todo el concierto es porque no querías escuchar atento a la música, sino que usarla de excusa para juntarte con amigos o para simplemente sentirte bien, el centro de atención o algo por el estilo. De hecho, ni siquiera se escuchaba mucho lo que Ounsworth le decía a la gente porque los gritos de la gente lo tapaban. Una lástima porque fue bastante simpático. Así es sencillo faltarle el respeto a la banda, pero si tomas esta actitud probablemente te de lo mismo. Y si no ha pasado algún episodio ingrato por culpa de un público mal portado, es porque ese tercio que decide ir por amor a la música, a la banda o por la experiencia de un concierto, es capaz de entregar una cantidad de energía suficiente como para subsanar lo que al resto le falta. Aquí otro punto para Amanda: para los fans es más fácil llegar a la reja. Claro, son pocos. Pero por lo menos son locos.

CYHSY probablemente vuelva, y aunque todavía viven mucho de la nostalgia por su gran disco homónimo de 2005 y miran en menos sus trabajos posteriores –también de calidad-, por lo menos generan un show pulcro, correcto y con buenas canciones. La gran reflexión debe ir más allá. ¿Por qué el público es más cliente que otra cosa? ¿Por qué un buen show no se disfruta porque al lado tienes a tres o cuatro grupos de amigos gritándose tratando de conversar? ¿Por qué esta gente conversa? Para las productoras no es problemático y es, incluso, lógico. Este público paga su entrada, compra anticipadamente, no alega por los precios y hasta es atractivo para los auspiciadores. No es pecado apuntar a ellos, sólo que son un público molesto para aquel que valora la música más que la vida social.

Más que el review del show de un gran grupo, aproveché de realizar un pequeño análisis de un elemento que está configurando un nuevo escenario, uno donde la música cada día vale menos a manos de los otros factores del espectáculo. Ojalá esto no se profundice y que se convierta en una mala excepción y no en la regla donde nos sorprendamos si un público es comprometido o no. Ojalá. Si no, esa fama de que el público chileno es una de las mejores audiencias, se destruirá más rápido de lo que pensamos.

Setlist

  1. Satan Said Dance
  2. Same Mistake
  3. Gimme Some Salt
  4. The Skin Of My Yellow Country Teeth
  5. Details Of The War
  6. Some Loud Thunder
  7. Let The Cool Goddess Rust Away
  8. In A Motel
  9. Over And Over Again (Lost And Found)
  10. Hysterical
  11. Maniac
  12. Is This Love?
  13. Cover Up
  14. Heavy Metal
  15. The Witness’ Dull Surprise
  16. Upon This Tidal Wave Of Young Blood

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Sebastián Rojas

Publicidad
14 Comentarios

14 Comments

  1. Zeva

    29-Nov-2012 en 2:35 pm

    era un buen show, pero sin duda un publico rarisimo y eso ya se esta volviendo tonica. a veces me hace pensar q ni nos merecemos tanto show. donde el amor por la musica queda de lado y se va a estos solo por “el estar ahi”, cosa que vi mucho en este, era un eterno griterio y de ” la tere vinoooo esta acaaaaaaa, y el viernes vamos a devochka y tu???.
    una lata q se este apagando el publico.

  2. Hernan

    29-Nov-2012 en 2:36 pm

    No es que hayan menospreciado los temas de sus últimos dos discos, sino que como estaba Matt Barrick, baterista de The Walkmen, reemplazando al baterista original, no se sabía todas las canciones de Clap Your Hands Say Yeah. Las que tocaron fueron las que alcanzaron a practicar durante esta semana.

    • siesta

      29-Nov-2012 en 3:06 pm

      y el baterista original aún sigue siendo parte de la banda?

      • Hernán

        29-Nov-2012 en 3:37 pm

        Yep. La señora de él se enfermó antes de que viajaran a Chile.

      • siesta

        30-Nov-2012 en 8:33 am

        bkn, gracias por la respuest y el guitarrista, hermano del que se fue, también sigue?

  3. Max

    29-Nov-2012 en 3:47 pm

    Al Amanda van puros zorrones aweonaos. Es una pena que sea tan rentable y se sigan haciendo shows importantes ahí (Feist?).

  4. Carola

    29-Nov-2012 en 3:59 pm

    No estoy segura, pero parece que pasó algo super parecido en el Amanda con Feist (digo no estoy segura porque no fui, pero recuerdo haber leído comentarios de ese tipo).
    Y sobre tu crítica a la gente que va a los conciertos, me queda la misma pregunta dando vueltas: ¿Para que van? Para decir que fueron? El domingo fui a ver a Pulp (fui tambien el sábado) y aunque el público no hablaba mientras Jarvis tiraba la talla o cantaba, vi a MUCHOS que ni siquiera bailaban! En un concierto de Pulp! Cómo no les provoca por lo menos mover la cabeza al ritmo de la música? Me dio lata porque tengo varios amigos que no fueron a este concierto por temas de dinero, mientras que éstos que no estaban gozando a concho lo que tenían al frente SI pudieron ir.
    Al final, cuando cantamos “Common People” y “Misshapes”, yo terminé cantandole a ése público 😀

  5. Javier Æøå

    29-Nov-2012 en 4:12 pm

    Entiendo, ENTIENDO y secundo completamente tu crítica al público, me ha pasado un par de veces en Arena Movistar (shows de diversa índole) e imagino que en espacios más íntimos como M100, Amanda, Caupolicán o GAM esto es 10.001 veces más molesto. No estuve en el concierto de Clap Your, pero me puedo imaginar cómo estuvo el público y qué tan mal se sentía para ti, asistente, presenciar eso.

    La pregunta que siempre me hago….”¿Y pa qué chucha gastaste 15, 30 o más lucas en una entrada de un concierto, si por conversar vai a un bar o a Bella por 2 lucas?”

    • Rocío Cifuentes

      29-Nov-2012 en 4:29 pm

      Javier: justamente la gente que NO paga es la que arruina el ambiente. Es la gente que va invitada por la marca auspiciadora o porque conocen al productor que organiza o porque son amigos de Pablo Mackena.

      • Carola

        29-Nov-2012 en 5:24 pm

        Esta respuesta! YES! El domingo en la Cúpula, mientras hacía la cola para entrar, empezaron a llegar de a poco la “Common People VIP”, se pararon al LADO, onda en la otra reja y despues SE QUERÍAN COLAR LOS PERLA! Y más encima, el tipo que cortaba los boletos para esa fila (eran 2 filas de fanáticos y el grupito de niños bien) los dejaba colarse. Eran los mismos que no bailaban adentro. Nuestra Common People ABC1

  6. AgarraElBus

    29-Nov-2012 en 5:09 pm

    He ido a varios así este año.
    EL de José González fue especialmente notorio por la naturaleza de la música. Es un asco…

  7. Paula Fernández Vergara

    29-Nov-2012 en 6:53 pm

    Creo que es un efecto amandístico 🙂

  8. Manuel Saavedra

    29-Nov-2012 en 9:33 pm

    Totalmente de acuerdo! Un asco el público zorrón…

  9. Julio Ortúzar

    30-Nov-2012 en 10:49 am

    En general varios de los eventos que produce Fauna son así, se que este no es de Fauna, pero lo digo como ejemplo, recuerdo haber ido a muchos shows de Fauna y al terminar y salir del recinto ver enormes filas de gente para entrar solo a la fiesta, sin interesarles pagar la entrada por un show de un artista que ya tocó. Al menos esa gente esperaba que el grupo terminara y adentro no interrumpia o molestaba, pero habían muchos más que si entraban antes de terminado el show y solo se dedicaban a conversar, tomar y fumar.

Responder

En Vivo

Alcest: El territorio de lo imaginario

Publicado

en

Alcest

En un cotidiano tan moldeado por lo concreto, encontrarse con experiencias que dialogan con lo imaginario resulta un acontecimiento casi surreal. Bajo esa óptica, el concepto artístico de los franceses Alcest va en estrecha relación con aquellos episodios inusuales que retoman la fantasía. A cuatro años de su debut, la presentación del disco “Kodama” (2016) fue la coyuntura para esta segunda cita en Club Blondie, una velada etérea, que invitó a viajar a través de mundos que trascienden lo cotidiano.

Como antesala para este segundo encuentro, Bauda tomó la responsabilidad de abrir la jornada. Seleccionados por los mismos anfitriones, los teloneros contaron con una cantidad de público satisfactoriamente alta, quienes incluso participaron activamente en algunas canciones, como el caso de “Tectonic Cells”, mientras sonaban sus primeros arpegios. Las capas sonoras reverberantes proporcionadas por los locales permitieron crear una atmósfera familiarizada al sonido de los franceses, entregando una primera invitación a visitar los estados imaginarios que se profundizaron con los anfitriones.

Ya que el contexto de esta segunda visita se enmarca en la gira de “Kodama”, la presentación de los franceses se dividió en dos partes, dedicando la primera a interpretar íntegramente este trabajo, el cual carga con una importante inspiración de la cultura japonesa y, principalmente, en la obra de Hayao Miyazaki. Siguiendo el mismo orden que su versión de estudio, “Kodama” y “Eclosion” situaron a los presentes en este mundo donde la naturaleza cobra espiritualidad y se enfrenta a la inclemencia de la tecnología. Luego de estas dos canciones, Neige se tomó el tiempo para saludar al público, o más bien recibir los aplausos apabullantes en agradecimiento por una jornada que recién estaba comenzando. Luego de la evidente muestra de afecto, el alma creadora de Alcest se limitó a agradecer y continuar la carga.

La música de Alcest despierta emociones intensas. Los distintos matices por los que atraviesan las canciones entregan un ir y venir de contrapuntos sonoros, haciendo de cada canción un pequeño viaje en sí mismo, donde incluso el silencio es parte de la experiencia. Canciones como “Je Suis D’Ailleurs” pusieron a prueba la euforia del fanático en favor de disfrutar cada elemento de la canción. Por otro lado, “Untouched” y “Oiseaux De Proie” presentaron esta energía vertiginosa y emotiva que también es parte de la identidad del proyecto, la cuál mezcla de un modo sutil y equilibrado sonoridades tan disímiles como el black metal con el shoegaze. Ya presentada la obra en su totalidad, la banda visitó sus primeras composiciones con “Souvenirs D’Un Autre Monde”, trasladando el imaginario con influencia oriental a este otro terreno fantástico. Lamentablemente, parte de este ensueño fue interrumpido por una falla técnica que se extendió por más de lo esperado. Luego que Neige ofreciera las disculpas pertinentes, la banda interpretó “Percées De Lumière” y “Autre Temps”, recogidos de su segunda y tercera placa, respectivamente, generando en esta última un coro espontáneo del público.

Uno de los momentos más potentes de la noche estuvo marcado al cierre con la interpretación de “Sur L’Océam Couleur De Fer”, donde la quietud de la pieza mantuvo absorto a todo el Club Blondie en un instante legítimamente hermoso. Luego de que la banda se retirara tras interpretar “Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles”, el público no se movió en absoluto esperando su retorno. En una tónica netamente reverberante, “Délivrance” marcó un cierre sutil, mientras cada miembro de la banda se retiraba y dejaba a Neige solo, envuelto en estas capas atmosféricas, retornando con el mismo temple que caracteriza tanto a la obra como al autor.

Hacer lo que logra Alcest no es un ejercicio fácil. Si bien los franceses son  influencia del metal contemporáneo que busca explorar horizontes sonoros, no hay duda que son pocas las bandas que logran hacerlo con tanta naturalidad como ellos. El aura que rodea las canciones detrás del genio de Neige funciona como un intermediario entre lo mundano y lo ilusorio, que rara vez se logra traspasar a lo concreto. En tiempos tan privados de sentimientos, presenciar un show como Alcest otorga la escasa oportunidad de visitar estos territorios de fantasía que alguna vez solimos recorrer durante la infancia.

Setlist

  1. Kodama
  2. Eclosion
  3. Je Suis D’Ailleurs
  4. Untouched
  5. Oiseaux De Proie
  6. Onyx
  7. Souvenirs D’Un Autre Monde
  8. Percées De Lumière
  9. Autre Temps
  10. Sur L’Océan Couleur De Fer
  11. Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles
  12. Delivrance

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 1 mes

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 1 mes

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 2 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 2 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 2 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 2 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 2 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 2 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: