Contáctanos

En Vivo

City And Colour: Como en los viejos tiempos

Publicado

en

En nuestro contexto actual hiperestimulado y regocijante en materia de cartelera de conciertos, cada vez es más difícil ver la genuina conexión entre un público, el artista, y lo que este muestra en el escenario. Cada vez nos sorprendemos menos, nos maravillamos menos, tenemos menos momentos de comunión sincrónica en torno a lo que la música es capaz de ofrecer. Los palo-selfie, los teléfonos con cámara, internet móvil, las conversaciones de la vida social, todos elementos distractores que hacen que más que un recital, un show sea un evento, y así su relevancia baje. Por este tipo de antecedentes es que, lo que ocurrió la noche del 16 de marzo en el Teatro Cariola califica como un momento de otra era, o por lo menos como un retorno a raíces cada vez más relegadas del circuito más tradicional de conciertos internacionales. Lo de City And Colour anoche fue muy bueno, no sólo por la impecable calidad de los músicos en escena, sino también por el ambiente y calidez que se compartía en el caluroso recinto de calle San Diego.

CITY AND COLOUR CHILE 2015 05

Era linda la previa a este debut en nuestro país porque los tickets se agotaron rápidamente, y luego problemas administrativos del recinto que albergaría al show (la Municipalidad de Providencia revocó permisos al Teatro Italia) hicieron que se cambiara de lugar hacia el Cariola, recinto que, pese a lo sofocante que es, denota mejoras en sus instalaciones y sonido, algo relevante pensando en la cantidad extensa de shows que vienen en este teatro en los próximos meses.

CITY AND COLOUR CHILE 2015 02

La cancha y platea estaban prácticamente repletas a pocos minutos del inicio del show, que partió puntualísimo a las 21:30 horas. Dallas Green aparece junto al resto de la banda en escena, el público aplaude a rabiar, y de inmediato queda esa sensación de que hay una conexión. Green sonreía mientras sonaban los primeros compases de “Forgive Me”, provocando el delirio del público, que no pararía en las dos horas de espectáculo.

CITY AND COLOUR CHILE 2015 04

La banda sonó impecable en todo momento, demoledora, con muchísimo más peso que en los discos, y con una impronta de estadio, que en el entorno íntimo del Cariola resultaba algo que golpeaba en el rostro, noqueando a los sentidos de inmediato. Jack Lawrence, Doug McGregor, Matthew Kelly y Dante Schwebel eran el complemento perfecto para un Dallas Green cuya voz y guitarra mantenía las cosas a escala humana, a punta de emociones, y una apertura a las sensaciones que el propio hombre que estuvo detrás de Alexisonfire era capaz de transmitir en el escenario.

CITY AND COLOUR CHILE 2015 01

La primera sección consistió en seis canciones a banda completa, con toda la potencia que el sonido de C&C puede desplegar, mientras el público se transformaba en las terceras voces con la fuerza de dos mil pulmones. Esta sección hacía ver que, quien pensara que el show sería cansino y lento, estaba profundamente equivocado. Aunque el folk y elementos del country se cruzan en las canciones de Dallas Green en su proyecto solista, en vivo se deja de lado ese minimalismo íntimo para dar pie a una potencia expansiva.

CITY AND COLOUR CHILE 2015 07

Tras la primera vez que escucharemos “As Much As I Ever Could” en la noche, la banda sale y el humilde Dallas se queda solo en el escenario, guitarra acústica en mano, para oír a la gente de forma más apabullante aún. Claro, porque en este momento íntimo no sólo la gente escucha a Green tocar parte de sus letras más importantes, como “Like Knives” o “Comin’ Home”, sino que también para formar parte de ellos, en un feedback que no muchas veces se puede dar. El epítome de esto se dio en “What Makes A Man?”, cuando Dallas dirigió al público para cantar el coro, y la respuesta fue gigantesca. Tras un fin de semana donde el comentario se dirigió a lo “desagradable” de un tipo de público en un festival, es realmente un bálsamo reencontrarse con la experiencia de la conexión entre el público devoto y un artista abierto a recibir aquello, con cercanía, respeto y admiración.

CITY AND COLOUR CHILE 2015 06

La tercera parte del show nuevamente tuvo a la banda para devolver los decibeles al alza, y para seguir aplastando los oídos con canciones como “Little Hell”, “Waiting…” y la tremenda “We Found Each Other In The Dark”. La mayoría de las letras de City And Colour hablan de buscar el camino a casa, el encontrar un lugar propio, el encontrar a la gente y las situaciones que permiten sentirse más a gusto para escapar de lo malo, y así estar muy bien. Por eso parecía que el Cariola se había convertido en la coordenada (0, 0, 0) de toda la gente que estaba en este show, todos tan a gusto, artistas y público, que disfrutaban de esta experiencia.

CITY AND COLOUR CHILE 2015 08

El final del main set con el combo de “Fragile Bird” y “Sorrowing Man”, con un intermedio de “As Much As I Ever Could”, tuvo tintes épicos y dejó en claro que, aunque el fuerte de City And Colour sean las letras y el canto de Dallas Green, en vivo esta es una banda que expande todo lo que se pueda imaginar de ella, dejando a la audiencia con muchas ganas de más, a lo que Green accede, obviamente, tan complacido como incluso nervioso, para comenzar a tocar solo “Save Your Scissors” y luego acompañarse por la banda a la mitad de la hermosa “The Girl”, para luego finalizar con “Two Coins” y la sorpresiva y grandiosa “Sometimes (I Wish)”.

CITY AND COLOUR CHILE 2015 03

Aunque llegaba con disco reciente bajo el brazo (“The Hurry And The Harm”, 2013), Dallas Green vino a hacer un show para fanáticos, con grandes éxitos y con una propuesta que recogía lo mejor de City And Colour, en toda su extensión, con un show sólido, tan íntimo como épico, y tan cercano como masivo, donde un hombre que forjó fama a través del hardcore demostró que hay mucha potencia e intensidad en sonidos aparentemente menos fuertes. Al final, se trata de las canciones y de lo que se hace con ellas, y mientras eso ocurra, seas el artista o seas parte del público, aquello te hará sentir como si estuvieras en casa.

Setlist

  1. Forgive Me
  2. Of Space And Time
  3. The Lonely Life
  4. The Grand Optimist
  5. Silver & Gold
  6. As Much As I Ever Could
  7. Like Knives
  8. What Makes A Man?
  9. Comin’ Home
  10. Northern Wind
  11. Little Hell
  12. Waiting…
  13. We Found Each Other In The Dark
  14. Sleeping Sickness
  15. Thirst
  16. Fragile Bird
  17. Sorrowing Man
  18. Save Your Scissors
  19. The Girl
  20. Two Coins
  21. Sometimes (I Wish)

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Claudia Jaime

Publicidad
6 Comentarios

6 Comments

  1. Marcia Lepín

    17-Mar-2015 en 11:28 pm

    Pero qué hermosas palabras para describir el increíble show y las mil sensaciones con las que nos deleitó anoche City and colour, aún siento emoción de ello. De verdad gracias a todos quienes hicieron posible esto y a ustedes por esta publicación, los felicito ^_^

  2. Claudia Conejeros (@ClauConejeros)

    18-Mar-2015 en 8:44 am

    Me encantó el resumen que haz hecho, cada palabra representa lo sentido esa noche, el show fue extraordinario y nos hizo vibrar como nunca!

  3. Enrique Schacht (@EnriqueSlash)

    18-Mar-2015 en 9:00 am

    fue simplemente la raja, más de lo esperado y acorde al tiempo que demoró en venir!…

  4. Mel Herrera

    18-Mar-2015 en 12:01 pm

    Al leer esto, se me vino a la mente todo lo vivido esa noche. Que noche tan linda y mágica. Creo que todos quedamos maravillados por la calidad vocal y musical, tanto de Dallas, como de la banda. Realmente me siento orgullosa de haber sido parte de esa noche, y como muchos, aún sigo rayando a full con C&C jaja. El mejor concierto de mi vida hasta ahora, por lejos 🙂

  5. Kary Daniela

    18-Mar-2015 en 1:36 pm

    escalofríos me produce acordarme del increíble concierto de este lunes estuvo increíblemente maravilloso city and colour nos dejo sin palabras y claramente con muchas ganas de volver a verlos pronto >< <3

  6. Natalia

    19-Mar-2015 en 2:13 pm

    Tu lo dijiste con las palabras precisas. Yo estaba en Platea , Primera fila, y fue increible ver que en un momento, no habian celulares, ni palos selfies en medio de la oscuridad rompiendo la visual. Totalmente agradecida de un show asi. Jamas me lo esperè.

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 3 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 4 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: