Contáctanos

En Vivo

Cibo Matto: Sonidos reacondicionados

Publicado

en

Cibo Matto es de esas bandas que siempre ha contado con un número de seguidores casi anecdóticos. En los 90’s, los que en Chile se atrevieron a escucharla, encontraban en este par de chicas niponas la perfecta definición de cool, ya sea por su música o su puesta en escena, pero siempre delimitada por ser música independiente, bien lejos en el underground, que finalmente las sepultaría en el año 2002, para regularmente volver a escuchar de ellas por sus proyectos y amiguismos musicales, como con Beck y Sean Lennon. Sin embargo, desde hace tres años han estado volviendo de a poco, hasta que por fin trajeron a la luz lo más esperado: un nuevo disco, “Hotel Valentine” (2014), que viene con una frescura y una segunda vuelta al trip hop que hace más de diez años, contradictoriamente, lucía desgastado.

CIBO MATTO CHILE 2014 01

Y la hora del tour mundial llegó, y en el turno sudamericano nos tocó de los segundos, en una noche otoñal que poco y nada se notó dentro de la siempre oscuridad húmeda de la pista central de Blondie, donde costó que llegara la gente. El show partió con 35 minutos de retraso, lo que fue medianamente soportable gracias al aporte de los Vj’s de Blondie que nos dejaban ver un video tras otro, mientras decenas ya estaban apostados en las primeras filas.

CIBO MATTO CHILE 2014 02

Cuando comenzaba “Hyperballad” de Bjork, con toda la energía aparecerían Miho Hatori, Yuka Honda y Devin Hoff, sucedidos de Yuko Araki para comenzar una noche de altibajos técnicos, pero de muchas intensidades musicales, partiendo por “Le Pain Perdu” que, a pesar de ser de un corte más electrónico que mucho del resto del catálogo, fue la primera víctima de un evidente problema de audio en la sala. Una vez más, fuimos mateos y nos quedamos atrás del ingeniero de Cibo Matto, donde presenciamos un verdadero culebrón entre sonidista, técnicos chilenos, manager y hasta algún asistente que, enojado, le fue a informar al profesional que los bajos estaban horribles, o en un tímido inglés “the bass are booooooom” (sic).

CIBO MATTO CHILE 2014 03

Ciertamente las bajas frecuencias molestaron al menos por tres canciones, saturando y desapareciendo por completo, una y otra vez, acompañadas de los siempre molestos acoples, que no dejaban de sentirse incluso después de un muy lento comienzo de “Sugar Water”, donde Hatori tuvo que rellenar por un par de minutos, mientras en el sector del audio el ingeniero lucía algo descompuesto por todas las fallas, y los técnicos nacionales corrían a arreglar lo que posiblemente estaba mal, sin dejar de mencionar que la muy probablemente manager llegó a poner en su lugar bastante molesta al ingeniero. Un episodio de aquellos.

CIBO MATTO CHILE 2014 04

Aún así, y tratando de que no se perdiera el punto focal de la noche, llegaría “Tenth Floor Ghost Girl” en versión en spanglish, una ecléctica mixtura de “Hotel Valentine” que se pasea con tintes de jazz y trip hop, y que termina enlazando perfectamente con “Emerald Tuesday” de la misma forma que en el disco. Agradablemente a esta altura, el caos del audio parecía estar bajo control, pero en nuestra tarea de ser mateos, nos comenzamos a pasear por todo el lugar para estar seguros dónde estaba la mejor posición para disfrutar del show que se estaban mandando los chicos de Cibo Matto, y para sorpresa de nosotros (aunque quizás no es tan sorpresivo) la preciada calidad sonora no se encontraba en los oídos de la gente de audio, sino que mucho más adelante, donde la potencia, claridad vocal y ensamble musical era diez veces mejor, al menos así se notó en “Sci-Fi Wasabi”, single del recuerdo de “Stereo * types A” (1999) y ese sonido que por momentos traería a la vida a Lisa “Left Eye” López, para volver nuevamente a lo más nuevo con “Deja Vu” y las líneas melódicas que van desde el acid jazz y algo de easy listening hasta el hip hop.

CIBO MATTO CHILE 2014 05

Al fin lo que veíamos era coincidente con lo que escuchábamos, como en “Housekeeping” y los momentos más minimalistas de la casi siempre multicultural banda, que terminó siendo un momento de calma antes de una de las mejores entregas de la noche, nos referimos a “Blue Train”, que suena espacial, gigante y ensordecedora, pero a un nivel donde se puede entrar en un estado de concentración único, y donde Yuko Haraki se lleva absolutamente todos los aplausos, consiguiendo una batería que sobresale con perfección por todos lados, muy a pesar de que Honda jamás deja por segundo plano los sintetizadores. Ciertamente las versiones que nos había tocado ver vía Youtube no tienen nada que ver con la versión 2014.

CIBO MATTO CHILE 2014 06

Acercándonos al fin, tendríamos a la quietud de “Check In” y “MFN”, que fue el single de lanzamiento de “Hotel Valentine”. Una vez más dejan totalmente chica a cualquier versión editada de la canción, las tres japonesas y el norteamericano logran una conjunción tal, que todas las reversiones en vivo parecieran ganar mucho más poder, dejando muy atrás los dramas auditivos. Para el encore una sorpresa no tan sorpresa. Como ya algunas veces lo han hecho, tomaron la canción de Antonio Carlos Jobim, el archi conocido bossa nova “Aguas De Março”, bajo una versión bastante fiel a sus sonidos iniciales, pero que posteriormente sería reemplazada por el final de la noche y “Birthday Cake” de “Viva La Woman” (1996), para poner candado a una presentación dispar en varios aspectos, pero muy potente y precisa interpretativamente hablando.

CIBO MATTO CHILE 2014 07

A pesar de que no hubo lleno total, todos los que decidieron quedar en la mitad de atrás del recinto, por las razones que sea –y todas respetables-, lamentamos comunicarles que escucharon otro concierto, quizás visualmente igual al de la mitad de adelante, pero seriamente distinto en intensidades y percepción, y lamentablemente sumado al actuar de los técnicos e ingenieros, es una lástima que los muchachos del sonido nuevamente hayan quedado como villanos, aunque la mayoría lo olvidaría gracias al trabajo bien hecho del resto de la noche.

CIBO MATTO CHILE 2014 08

Los integrantes de Cibo Matto son potencia, entrega y muestran un show divertido y energizante, junto a versiones muy distintas a las originales, siendo guiado cada sonido por Honda y cada guiño por la carismática Hatori, quien agradeció, saludó y habló con el público en todo momento, lo que nos deja claro que, sin importar lo under que por siempre serán y las pocas entradas que quizás hayan vendido, Cibo Matto no estuvo diez años fuera porque sí. Cada evolución personal le sumó un sonido reacondicionado a un cuarteto que nos dejó a todos con gusto a poco.

Setlist

  1. Le Pain Perdu
  2. Sugar Water
  3. Tenth Floor Ghost Girl
  4. Emeral Tuesday
  5. Sci-Fi Wasabi
  6. Deja Vu
  7. Housekeeping
  8. Blue Train
  9. Check In
  10. MFN
  11. Aguas de Março (original de Antonio Carlos Jobim)
  12. Birthday Cake

Por Pamela Cortés 

Fotos por Praxila Larenas

Publicidad
3 Comentarios

3 Comments

  1. Alberto Rojahelis

    11-May-2014 en 12:06 am

    Bacán el articulo! sobretodo la apreciación de la calidad del sonido según el lugar!, pero el bajista que vino con ellas en esta gira es Eli Crews. Que bueno que estaba bien adelante, no tenia idea que había sonado como las w*as en la mitad de atrás jaja

    • Alberto Rojahelis

      11-May-2014 en 12:16 am

      Perdón, el bajista es otro, pero Jared Samuel no vino con ellas esta vez.

  2. Rebeca Gonzalez

    17-Jul-2014 en 12:46 pm

    Dios.. una clases urgente de redacción. Dudo que la persona que escriba sea periodista.

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 3 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 5 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 2 semanas

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: