Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Cavalera Conspiracy: Batalla entre el polvo

Publicado

en

Con un considerable retraso en el escenario Pepsi, los hermanos Cavalera tuvieron que apurar su conspiración, aquella que pudimos presenciar por primera vez el año 2010 para la primera versión de Maquinaria Festival en Chile. El cariño que se le tiene a Max e Igor Cavalera en nuestro país, puede ser uno de los más fervientes entre los metaleros chilenos, principalmente por el legado que dejaron con Sepultura, banda que si bien sigue en el ruedo, no ha logrado re-encantar a los fanáticos que se rindieron ante la potencia tribal de los brasileños en la década de los noventa, y por lo visto en el show de la tarde del sábado, la nostalgia no sólo es de los fanáticos.

El sol golpea implacable desde el fondo; está comenzado el atardecer y en el escenario Pepsi, se congregan miles de metaleros que sólo pueden distinguir la silueta de Max Cavalera, quien viste una polera de la selección chilena de fútbol y muestra una larga cabellera roja. Al fondo, Igor Cavalera se alista en la batería, mientras que en cada extremo del escenario se ubica Marc Rizzo, en la guitarra y el recién llegado Tony Campos, bajista de Soulfly, en reemplazo de Johny Chow, quien emigró a Stone Sour. Un enérgico saludo al público por parte de Max y comienza “Warlord” tema que abre la segunda placa de la banda “Blunt Force Trauma” (2011). La locura se desata al instante, y aunque el sonido es incapaz de depurar los ricos matices que Cavalera Conspiracy muestra en sus discos, el ambiente es tan eufórico y aguerrido, que sólo queda rendirse ante la breve, pero potentísima presentación de los Cavalera.

El thrash puro de “Torture” provoca el obligado primer mosh pit de la jornada, y el torbellino de tierra se levanta sobre las cabelleras de los fanáticos, quienes comienzan a improvisar capuchas con pañuelos y poleras, o simplemente a abrir la boca y tragarse la tierra que no dejaría de ensuciar el ambiente hasta el último acorde de “Roots Bloody Roots”. “Inflikted”, canción que marca la apertura del disco debut del grupo, goza de una mayor popularidad entre los presentes y además de ser “mosheada”, es cantada con furia por cada una de las gargantas en el lugar.

El primer cover de Sepultura llegaba con “Refuse/Resist”, y la respuesta del público no puede ser más contundente creando un circle pit de proporciones épicas. Max entrega un caluroso aplauso a sus devotos y anuncia la llegada del sencillo “Sanctuary”, otra de las grandes canciones de la banda, que volvió a encausar a los hermanos Cavalera por los senderos del metal más puro y agresivo. Las asperezas fueron limadas y Max presenta orgulloso a su hermano Igor en la batería, quien comienza a marcar la bailable base de “Terrorize”, la cual calma un poco los ánimos, encendiendo las palmas y la danza antes de incitar al violento pogo. “Territory”, otro clásico de Sepultura, era recibida con los puños en alto y el grito de guerra que desata su estribillo.

Max dejaba su guitarra a un lado y animaba al público para invitarlos a cantar junto a él la canción que ha servido de sencillo para su último disco, “Killing Inside”, la que en vivo pierde un poco del sonido industrial que lleva impregnada en el álbum, pero es efectiva sobre el escenario, y luego secundada por “Blunt Force Trauma”, reviviendo el mosh al centro de la multitud. Un momento familiar se vivió cuando los hijos de Max, Richie e Igor Jr., hicieron ingreso al escenario para contribuir en las voces de “Black Ark”. Richie es el encargado de emitir los poderosos guturales, mientras que su pequeño hermano los agresivos versos, mostrando una seguridad y peso en escena que hace justicia a sus raíces.

El escenario vuelve a quedar para la banda y el material más recordado de Sepultura. Como un split llegan “Arise / Dead Embryonic Cells”, seguidas de “Attitude”, y el público está rendido ante la nostalgia y el poder de los Cavalera, más aún los mismos músicos parecen disfrutar a concho el re-visitar estas canciones. El final no podía ser de otra manera que con “Roots Bloody Roots”, la canción más solicitada de Sepultura y que obliga al público a quemar los últimos cartuchos ante semejante conspiración, a quienes se les nota demasiado, su añoranza por el pasado.

Con dos grandiosos discos bajo el brazo, este redactor hubiese preferido escuchar más del trabajo de Cavalera Conspiracy que los clásicos de Sepultura. También ocurrió en Soulfly este año, cuando casi la mitad del set estuvo compuesto por el material de la ex banda de los Cavalera. No está mal revisar el pasado, pero el presente de los músicos es bastante prolífico y lo suficientemente solvente como para realizar un show basado completamente en ello. Quizás sean las ansias por realizar una reunión o simple nostalgia, lo cierto es que en esta segunda visita de Cavalera Conspiracy, presente y pasado desataron una batalla campal que se liberó bajo una nube de polvo y los intensos rayos del sol.

Setlist

  1. Warlord
  2. Torture
  3. Inflikted
  4. Refuse/Resist (cover de Sepultura)
  5. Sanctuary
  6. Terrorize
  7. Territory (cover de Sepultura)
  8. Killing Inside
  9. Blunt Force Trauma
  10. Black Ark
  11. Arise / Dead Embryonic Cells (cover de Sepultura)
  12. Attitude (cover de Sepultura)
  13. Roots Bloody Roots (cover Sepultura)

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Julio Ortúzar

Publicidad
3 Comentarios

3 Comments

  1. alex supertramp

    12-Nov-2012 en 11:00 pm

    Buen setlist, el sonido decepcionante para una banda a su altura. En el anterior Maquinaria sonaron muchisimo mejor.

  2. Tomás Conejeros

    12-Nov-2012 en 11:24 pm

    Tremendo concierto!!
    La familia cavalera no muere!!!
    gente de todas las edades, coreando cada canción, excelente presentación, innolvidable!!!

    Lleve una bandera de soulfly, ver a max sonreir al ver toda la gente demostrando su apoyo a la banda, fue lo maximo!

    saludos Humo nigger!

  3. sg

    14-Nov-2012 en 1:26 pm

    Los vi en el anterior maqauinaria y fueron una aplanadora, esta vez queria repetir el plato con stone sour sabiendo que cavalera es una banda que se ve bien seguido en chile, y valio la pena el sacrificio, y si era por verlos el dia viernes en la tarde me los encontre justo cuando estaba vitrineando en el crown plaza, estaban bajando de la van asi que pude sacarme una foto y saludar al gran max y conversar unos minutos de la vida e con mark rizzo y darles animo para el show del sabado, muy humildes y normales como otro músico mas, un 7 la gente de cavalera!

Responder

En Vivo

Tricky: Empatía en el trance

Publicado

en

Tricky

Salidas abruptas del escenario, un setlist destruido, un sonido a veces demasiado minimalista, una polera estirada hasta el hartazgo, micrófonos cayendo, luces oscuras. Es fácil quedarse en este tipo de imágenes; en las partes y no en el todo. Lo que ofrece Tricky en un escenario es diferente, es un trance, es una condición a la cual hay que plegarse. En vez de esperar pulcritud, lo que se debe esperar es carne, hueso y garganta, y eso es lo que la gente pudo obtener en la hora y media de show que ofreció el influyente artista electrónico en el escenario del Club Chocolate.

Tricky es alguien que ve al infierno a los ojos y lo pone a su nivel, constantemente. Los movimientos nerviosos que tiene en casi todo momento son parte de una desesperación planteada en términos reales, en medio de un set-up minimalista en extremo, con sólo una guitarra y la batería en escena, además de la joven cantante polaca Marta Zlakowska, quien cantó más que el propio Tricky, incluso tomando el micrófono por completo en canciones como “Overcome”.

Tricky entró a escena a las 21:50 horas y de inmediato se veía perdido, de espaldas a la gente, como entrando en su personaje y en sus catacumbas antes de caer en la espiral abismal en “New Stole”, uno de los temas más destacados de “Ununiform” (2017), disco que servía de excusa para el retorno del músico inglés, de fama mayor por Massive Attack aunque sin quedar delimitado a ese episodio, sino que ha expandido sus formas de trabajar, incluyendo destacar nuevas cantantes que se ajustan a sus composiciones llenas de trip hop más electrónico. Pero no sólo la voz de Marta destacaba, sino también la del propio Tricky, quien muchas veces tomaba dos micrófonos y se ponía a entonar de forma repetitiva y crecientemente angustiada versos de canciones como la bella “The Only Way”.

Quizás lo que más se podía extrañar en el show era la presencia de un bajo dominante que permitiera al público sentir físicamente la música un poco más, porque a ratos muchos se distraían, ya fuera por tomarse un trago de más o por la extrañeza ante un espectáculo tan poco ortodoxo, pero así ocurre con quienes buscan ser vanguardistas y trazar nuevos caminos. No es que Tricky lo haga tan consistentemente, pero sí en el proscenio intenta desplegar esas sensaciones que no caben en un disco.

En sus álbumes el artista suena sofisticado y oscuro, pero en vivo se aprecian las raíces de esas canciones, y lo que se veía sofisticado queda como algo crudo, rugoso, con sabor amargo pero intenso, y todo transcurre en las cavernas de la sensación de Tricky, en ese trance en el cual el público termina entrando con la empatía suficiente como para entender por qué no hay solos de guitarra brillantes o por qué Zlakowska no explota nunca su voz más allá de lo necesario. Y es que en la contención y en el evitar la explosión se ve cómo esa sensación un poco claustrofóbica desde lo sensorial gana en sustancia y realismo.

Tricky se va del escenario luego de una versión ligera de “Palestinian Girl” y una extensión de “Dark Days” que, como un mantra, repite su coro en múltiples ocasiones, algo que se vería de nuevo en el encore que se hizo esperar varios minutos. Allí “When You Die” y “Vent” cerraban una ocasión que, lejos de ser una fiesta, pareció un confesionario donde Tricky explica y vive sus dramas, y los despliega en canciones.

Lejos de la sencillez o de la corrección, el artista entregó un show donde él era protagonista, más allá de la música, y es ahí donde la gente pudo conectar, luego de la extrañeza ante las señales iniciales. Un Tricky agradecido se va junto a sus músicos, y la empatía de un público a veces complicado pudo más que los trazos que puede marcar el egoísmo. Carne, hueso, garganta y angustia quedaron de Tricky, cuya presencia pudo resonar entre sus fanáticos en su retorno a Chile.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 2 días

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 3 días

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 semana

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 2 semanas

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 3 semanas

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Time Will Die And Love Will Bury It Time Will Die And Love Will Bury It
DiscosHace 3 semanas

Rolo Tomassi – “Time Will Die And Love Will Bury It”

Pensar en la música inglesa, o británica en general, para muchos puede estar relacionado con un sencillo pero sofisticado sentido...

Choosing Mental Illness As A Virtue Choosing Mental Illness As A Virtue
DiscosHace 3 semanas

Philip H. Anselmo & The Illegals – “Choosing Mental Illness As A Virtue”

Conocemos bien a Phil Anselmo. El personaje se desenvuelve de manera segura para provocar con la ferocidad de una pantera...

Firepower Firepower
DiscosHace 4 semanas

Judas Priest – “Firepower”

Aunque el Parkinson le haya cortado las alas del destino a Glenn Tipton, este no se va sin gritar venganza,...

Freedom’s Goblin Freedom’s Goblin
DiscosHace 1 mes

Ty Segall – “Freedom’s Goblin”

Ni glam, ni folk, ni garage ni psicodélico. En esta oportunidad, el inquieto y prolífico cantautor de California decidió echar...

Legend Of The Seagullmen Legend Of The Seagullmen
DiscosHace 1 mes

Legend Of The Seagullmen – “Legend Of The Seagullmen”

El viaje de Legend Of The Seagullmen comenzó varios años atrás, gracias a un encuentro en el que Jimmy Hayward,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: