Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Cat Power: La noche en que llovieron rosas

Publicado

en

Para hablar de Cat Power podríamos referirnos al vertiginoso asentamiento de la  escena Indie en nuestro país.  De cómo la gran cantidad de artistas de esta tendencia han logrado una sorprende aceptación por el público nacional. Sin embargo, para Charlyn “Chan” Marshall, esta fórmula se nos escapa de todo contexto. Ella es simplemente una chica que ya tenia una larga trayectoria como cantante inscrita al country alternativo, pero que sólo se dio a conocer cuando Steve Shelley baterista de Sonic Youth, y Tim Foljahn de Two Dollar Guitar, la animaron a grabar sus primeros discos que la hicieron merecedora de un lugar importante en la escena alternativa a nivel internacional. Y que logró llegar al teatro Caupolicán la noche del 21 de julio para demostrarnos el porque logró cautivar los oídos del público chileno.

9 de la noche y en las afueras del teatro aún se podía ver gente intentando comprar entradas. Ni la lluvia, ni el frío impedían que los fans esperaran en la fila para lograr entrar. 9 30 y aun veíamos personas corriendo por los pasillos y otros comprando algo de alcohol para soportar la baja temperatura de esa noche.

Una vez adentro la sorpresa fue absoluta. Un Caupolicán copado hasta las graderías más altas, donde se podían ver 3 lienzos blancos de Horizonte, que revelaban el gran trabajo publicitario de esta radio que estuvo durante meses promocionando a esta chica de Georgia, poseedora de una voz sutil pero de una fuerza sorprendente, que logró enamorar a un importante sector de Chile. Y como no hacerlo? Si apenas Charlyn ingresó al escenario y comenzó con el primer tema “ Don’t explain” el teatro quedo en silencio absoluto. Como si el público estuviera bajo la presencia de un líder carismático que hipnotiza con sus primeras palabras.

Sólo luces rojas y azules iluminaban a esta joven, que caminaba con pasos pequeños y tímidos por el escenario. Como una niña que da sus primeros pasos con sus zapatitos blancos,  y visiblemente conmovida de ver un teatro saturado que solo venían a verla a  ella., la dulce y tímida “Chan”.

El tiempo transcurrió entre “ dreams”, “ woman Left Lonely”, “ making Believe” y “ I lost someone” y su la delicada figura  iba haciéndose cada vez más imponente a través de una voz firme y profunda, que a ratos nos estremecía con sus cambios repentinos, entre los timbres más suaves y los bajos más profundos que exclusivamente ella podía registrar tan naturalmente.

Mientras su voz sonaba sin esfuerzo alguno, todos nosotros seguíamos en esta especie de trance hipnotizador. Sólo escuchándola a ella en compañía de un piano, una guitarra q a ratos nos parecía un poco desafinada y una batería que marcaba el pulso al mismo tiempo que su voz se nos volvía mas penetrante, creando un mundo de sonidos enigmáticos.

Luego vendrían las versiones de temas emblemáticos como  “Sea of love” que fue interpretada con delicada belleza y que nos recordó por algunos minutos este
tipo de amor.

Luego vendrían “Satisfaction”  de Rolling Stone y una especial versión de  “Angelitos Negros” que cantó en un español pueril, como una niña que recién habla sus primeras palabras en la lengua hispana.

Para finalizar casi dos horas de sublimes interpretaciones, veíamos como el silencio del teatro se transformaba en aplausos acalorados y hasta en ovaciones abrumadoras que hacían que Cat Power asintiera con la cabeza como sobrecogida por tal recibimiento. Y que solo podía agradecer de la manera  que estaba a su alcance. Es así como la vimos caminar hacia el fondo del escenario, toma un ramo de rosas rojas y comienza a lanzarla hacia el público, quienes se agolpaban en las rejas divisorias para lograr tomar este regalo.

Y así concluyó esta noche entre silbidos, aplausos y rosas que volaban cada vez mas lejos sobre las cabezas de todos lo que tuvimos el privilegio de escuchar una voz que nos emocionó por su simpleza.

Set list:
Don’t Explain (cover de Billie Holiday)
Dreams (cover de The Everly Brothers)
Woman Left Lonely (cover Janis Joplin )
Silver Stallion (cover de The Highwaymen)
Makin’ Believe (cover de Kitty Wells)
I Lost Someone (cover de James Brown)
Lord Help The Poor and Needy (cover de Jessie Mae Hemphill)
Fortunate Son (cover de Creedence Clearwater Revival)
Metal Heart
Sea of Love (cover de Phil Phillips)
The Greatest
Lived in Bars
Blue (cover de Joni Mitchell)
She’s Got You (cover de Patsy Cline)
Song to Bobby
(I can’t get no) Satisfaction (cover de The Rolling Stones)
Dark End of The Street (cover de James Carr)
Ramblin’ (wo)man (cover de Hank Williams)
Angelitos Negros (cover de Roberta Flack)

House of The Rising Sun
Moon
Do ya, do ya (cover de The Move)
I Don’t Blame You

Publicidad
11 Comentarios

11 Comments

  1. demasiadolejos

    23-Jul-2009 en 9:21 pm

    buena nota……… aunque prefiero las de musik

    el concierto tuvo genialllllllllllllllllll me enamoreeeeeeeeeeeeeeee

  2. Ignacio C.

    23-Jul-2009 en 9:28 pm

    Genial. En lo personal no la conosia, pero escuchare algunas de sus canciones haber que tal.

    Lo que no entiendo es : ¿Por qué no le gustan las camaras o fotos con Flash?

  3. Moluska

    23-Jul-2009 en 9:40 pm

    La Chan es muy tímida. Tiene sus manías y mal genio, suele ser esquiva ante las cámaras

  4. demasiadolejos

    23-Jul-2009 en 9:53 pm

    ven que tenia razon????

    Yo viví eso mismo que ponen en la nota…..jaja etré a última hora.

  5. lipe

    23-Jul-2009 en 10:18 pm

    Que nota mas buena!!!!!
    Felicitaciones a Musik

  6. lipe

    23-Jul-2009 en 10:21 pm

    que recital mas bueno!!!! me falto decir eso

    saludos

  7. Felipe

    23-Jul-2009 en 11:12 pm

    Me enamorò .. increible su voz y ella.

  8. Kun2

    24-Jul-2009 en 9:59 am

    Un poco más de volumen hubiera estado cool.
    El baterista de Jhon Spencer & Blues Explosion, Judah Bauer estuvo impresionante. no comparto para nada lo de la “guitarra desafinada”, creo que fue uno de los puntso altos de la noche.

  9. Clau

    24-Jul-2009 en 2:19 pm

    Oigan, editen la nota. Está llena de errores ortográficos

  10. FCB.

    24-Jul-2009 en 8:07 pm

    chuuu estaba tan entretenido leyendo.. que ni vi las faltas???. y estuvo la raja el recital…
    Los felicito por las notas, siempre me entero y vibro aun cuando no asisto a los recitales. es como si estuviera ahi. sigan asi, felicitaciones…

  11. Sickboy

    24-Jul-2009 en 10:33 pm

    Mal genio??? Cuando hablé con ella en el Liguria fue increiblemente simpática y sencilla. Enamoradisimo.

    Ah, el tema es Sea of Love, no See you love

Responder

En Vivo

Roger Waters: Mantente humano

Publicado

en

Roger Waters

Unas inmensas chimeneas se erigían desde el fondo del escenario y la gran fábrica del disco “Animals” (1977) de Pink Floyd cobraba vida frente a las decenas de miles de personas, que se hicieron presentes en el Estadio Nacional durante el retorno de Roger Waters a Chile, dando inicio al segmento más político del show, donde el blanco principal fue el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, encarnación de los peores vicios de nuestra época. “Pigs (Three Different Ones)” sonaba de fondo y sobre la construcción se proyectaban distintas imágenes que satirizaban la figura del mandatario, siendo la más aplaudida de todas aquella donde el rostro del norteamericano era la cabeza de un chancho. Para rematar el segmento, un globo gigante en forma de cerdo vandalizado con grafitis exhibía el mensaje “Stay human” o, como fue traducida al español, “Sean humanos” –aunque la más idónea debió ser “Mantente humano”–, provocando vítores desde la audiencia, para rematar con la frase en pantalla grande: “Donald Trump es un cerdo”.

La gran invitación de Waters para esta gira es a resistir. ¿A qué, específicamente? Bueno, en el intermedio del espectáculo fueron mostrados varios ejemplos, tales como el racismo, el neofascismo, la polución, los crímenes de guerra y las ganancias monetarias que se obtienen de estos, e incluso a Mark Zuckerberg, el creador de Facebook, a quien acusó de haber creado “una aplicación de mierda” que tenía por objetivo “rankear mujeres”, con la que se hizo multimillonario y lo transformó en el amo y señor del internet, controlando lo que sale o no en la red.

El inglés no se guardó nada en este regreso y fue más directo que nunca. Y es que justamente en los tiempos convulsionados en los que estamos viviendo, donde todo el mundo está tan polarizado y quiere tener una opinión e imponerla a como dé lugar, pareciera que la mejor respuesta es resistir y esperar a que las cosas lleguen a un equilibrio, y desde ahí volver a combatir.

Is This The Life We Really Want?” (2017), penúltimo disco de estudio de Waters, del cual se presentaron anoche cuatro canciones, siendo las más memorables “The Last Refugee” y “Déjà Vu”, llegó el año pasado en un momento crucial, con una serie de composiciones que reavivaron la veta más activista del músico, quien además encontró un nuevo sentido a los clásicos de Pink Floyd que seleccionó para este show, dando vida a un relato conmovedor y poderoso. De alguna forma, pareciera que la historia se repite y que no hemos podido aprender de nuestros errores, por lo que el objetivo principal de esta gira era la de entregar un mensaje. Y qué manera más espectacular de entregarlo.

Rememorando el increíble montaje que mostró hace seis años con “The Wall”, una inmensa pantalla cubrió los extremos del estadio ñuñoíno y una serie de parlantes se ubicaron alrededor de este. Imágenes espectaculares acompañadas de un sonido estremecedor obligaban a enfocar todos los sentidos sobre el escenario, donde la banda es apenas visible desde la distancia, dando foco principal al gran montaje. Para hacer un paralelo con el cine, un concierto regular de rock es una función en una sala tradicional, mientras que un concierto de Roger Waters en una función en IMAX, con sonido e imagen de última generación.

El solo hecho de estar frente a senda mole es un privilegio para cualquiera, y anoche disfrutamos de una experiencia inigualable. Desde el inicio con “Breathe”, el océano de relojes en “Time”, el canto emocionante de las coristas en “The Great Gig In The Sky”, la triada que repasa el disco “The Wall” (1979), o el espacial clímax con “Brain Damage” y “Eclipse”, donde unos láseres recrearon la icónica portada del fundamental “The Dark Side Of The Moon” (1973) en plena cancha del Estadio Nacional, son momentos inolvidables que había que vivirlos para poder comprobar su poderío. Es cierto, el espectáculo anterior es inigualable; la monumental muralla destruyéndose en vivo y en directo es una de las imágenes más memorables que hemos tenido en nuestra historia de conciertos en el país, pero lo de anoche no se queda atrás y, como dijimos más arriba, el relato estaba tan bien construido, que la experiencia sigue siendo única e irrepetible.

Un homenaje a Víctor Jara con la reproducción por los parlantes de “El Derecho De Vivir En Paz” y la interpretación de una canción inédita en la gira, “The Gunner’s Dream” de Pink Floyd, extraída del disco “The Final Cut” (1983), cuya letra, en el contexto del show, hace alusión a la lucha del cantautor chileno asesinado en dictadura como este soldado que murió siguiendo un sueño, y por cuyo sueño deberíamos seguir luchando. “Comfortably Numb” cerró la noche con más de cincuenta mil espectadores cantando a coro y ondeando los brazos en un cierre perfecto. Todo el mundo unido disfrutando de un clásico de la historia del rock. El mensaje quedó más que claro.

Antes de comenzar el concierto, una imagen de una mujer mirando el horizonte sirvió como preludio de la música. Durante minutos se dedicó a mirar el paisaje hasta que la imagen se tornó roja y comenzábamos el viaje musical que, a ratos, parecía una cruenta guerra. Terminado dicho viaje, y mientras la gente se retiraba del recinto, la imagen de la mujer volvió a tomarse la pantalla, esta vez su espera terminaba y una niña llegaba a sus brazos y se sentaba con ella a contemplar el paisaje en paz. Después de que la tormenta de rock llegó a su fin, la paz retornó. En estos momentos nos encontramos en plena tormenta y, tal como lo vimos anoche, quizás la mejor opción es resistir y mantenernos lo más humanos posibles, evitando a toda costa convertirnos en unos cerdos.

Setlist

  1. Breathe (original de Pink Floyd)
  2. One Of These Days (original de Pink Floyd)
  3. Time (original de Pink Floyd)
  4. Breathe (Reprise) (original de Pink Floyd)
  5. The Great Gig In The Sky (original de Pink Floyd)
  6. Welcome To The Machine (original de Pink Floyd)
  7. Déjà Vu
  8. The Last Refugee
  9. Picture That
  10. Wish You Were Here (original de Pink Floyd)
  11. The Happiest Days Of Our Lives (original de Pink Floyd)
  12. Another Brick In The Wall Part 2 (original de Pink Floyd)
  13. Another Brick In The Wall Part 3 (original de Pink Floyd)
  14. Dogs (original de Pink Floyd)
  15. Pigs (Three Different Ones) (original de Pink Floyd)
  16. Money (original de Pink Floyd)
  17. Us And Them (original de Pink Floyd)
  18. Smell The Roses
  19. Brain Damage (original de Pink Floyd)
  20. Eclipse (original de Pink Floyd)
  21. The Gunner’s Dream (original de Pink Floyd, con intro de “El Derecho de Vivir En Paz” de Víctor Jara)
  22. Comfortably Numb

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 5 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 5 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 6 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 6 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 6 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 6 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 6 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 6 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 6 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 6 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: