Conéctate a nuestras redes
Carlos Cabezas Carlos Cabezas

En Vivo

Carlos Cabezas: El espectro del dolor

Publicado

en

Las sensaciones son palpables, son imaginadas, pero derivan en algo visceral y concreto. Quizás por eso mucha gente requiere del dolor para decir que siente algo, cuando ya se llega al extremo. Es en este espectro en el que siempre se mueve la obra de Carlos Cabezas, quien de hecho bautiza a la banda que lo acompaña en sus shows solistas como la Orquesta del Dolor, y que usa esta palabra mucho en sus líricas. El disco donde más se nota esto es en su debut solista, el inquietante y variado “El Resplandor” (1997), cuyos 20 años se celebraron (con retraso) el año pasado en el Teatro Regional del Biobío, y que se suponía era una chance única para revivir este disco.

La invitación de Club Blondie a hacer resonar el espacio subterráneo con estas canciones fue más fuerte, y por ello esta Orquesta del Dolor se volvió a juntar, e incluso con más adiciones. Puntual a las 21:30 hrs., el sexteto apareció en el escenario cuando el Cabezas del pasado irrumpe vía un sampleo diciendo “Dios mío, un ser humano” para inmediatamente despachar “Bailando En Silencio”, primera estación de una noche llena de potencia y arrojo. En vez de pensar en nostalgias, lo cierto es que el disco suena con otra onda, mucho más cercana a ese rock que Cabezas Rocuant hace hoy, donde si es necesario que haya cuatro guitarras al mismo tiempo en el escenario, que así sea. En medio, canciones inolvidables y viscerales, algunas anticipando el futuro, como “El Resplandor” que adivinaba la afición que luego explotaría el autor dentro de la deconstrucción del bolero como espacio para el dolor.

¿Por qué el dolor y no otra sensación? Quizás tiene que ver con lo que se vivía en esos años 90, de promesas incumplidas y un mundo de posibilidades que había que abordar. También, es la soledad en la creación para un hombre colaborativo y que entendió antes que muchos la necesidad de los apoyos mutuos, como es Carlos Cabezas. Todo esto hace descorazonadoramente apto que un disco como “El Resplandor” siga haciendo sentido 22 años después, porque hay dolores y angustias que siguen igual de abiertas, o incluso más.

El primero de varios invitados extra llegó en “Lo Mejor De Ti”. Edita Rojas –tras una ovación que se hace sana tradición– presentó a su maestro en la batería, Tilo González de Congreso, para conseguir una potencia que corroía conciencias, mientras un complacido Cabezas miraba hacia atrás sonriente, entendiendo que así se hacen las cosas, cantando de amor con intensidad y elegancia, para luego ir a un extremo más experimental.

Monopolygamia” y “Newfastcar” están en partes diferentes del espectro, con la primera siendo más electrónica y la otra apelando a un rock rápido y divertido. “Qué sucede cuando nada duele”, se pregunta Cabezas en una canción que casi llega al punk, entendiendo el peligro de la insensibilidad, casi en un estado de protección inhumana, por lo que la reflexión ahí es por el poder, muy adecuado en una canción así de portentosa.

Luego, las guitarras de Mauricio Melo y Paolo Murillo se lucirían en la versión más orgánica de Cabezas en “Un Cirujano Turco”, pegada a “Endoncia” y su inquietante sonido circular, todo una antesala precisa para el instrumental “Kor-O-Wok” donde Gonzalo López se movió desde su bajo para formar un coro con Melo y dejarle el espacio a Cristián Heyne, quien se volvió loco en las cuatro cuerdas, algo que sumó aún más poder a la mezcla, mientras Cabezas, López y Melo formaban un coro haciendo mantras inquietantes, helando las entrañas en la calurosa Blondie. Espectrales imágenes antes de hacer la orgánica “Eso Tiembla (Ayer)”.

El cierre del set que reprodujo y reintentó “El Resplandor” sería con “Alegarikous”, que partió como hidden track en el álbum y que ahora parece ser la manifestación más clara de las intenciones de Cabezas, en una canción construida de forma épica, compleja, preciosa y llena de sensaciones, pero no necesariamente ligadas al dolor, sino que a la sanación. “Tu paisaje apaciguador / tu resplandor desierto”. Quizás, por muy plana que sea, la luz llega, y ese cierre con Melo y Murillo entrecruzando guitarras claras con el teclado preciso de Nicolás Quinteros termina siendo una operación esperanzadora.

Lo que vino después fue un bis lleno de buenas decisiones, aprovechando el poder de esta orquesta del dolor, con “Pez” y “Maldita” de Electrodomésticos, para luego sumar a Ángelo Pierattini para hacer el bolero “Adiós Amor”, pegado a “Has Sabido Sufrir” y “Fé De Carbón”. Pierattini es un colaborador muy apreciado por Cabezas y un creador consolidado, mostrando la importancia de estas canciones al convertirse en un obrero más, igual que Pancho Molina, uno de los músicos más reconocibles detrás de las baquetas por su trabajo con Los Tres. Con Molina y Pierattini generando un monstruoso tándem de ocho músicos en escena, vino “El Viaje” y el gran final con la versión rugosa y aterradora de “Bolsa De Mareo”, que en Los Tres lucía tan en espiral, pero que en la versión de Cabezas sale a encantar con ese hechizo de lo oscuro.

Si “Alegarikous” era la luz improbable tras las facetas del dolor, “Bolsa De Mareo” es la oscuridad dentro de la fiesta, acertadas elecciones en un show al borde de la perfección, que por cien minutos llevó a la Blondie prácticamente repleta a revivir y resentir la vida y un disco vital para la música chilena, con todo su espectro de sonidos y sensaciones, en una noche que también permite ver lo trascendente que es la colaboración para que una gran obra llegue a su punto cumbre. Lujo de lujos.

Setlist

  1. Bailando En Silencio
  2. El Resplandor
  3. Lo Mejor De Ti
  4. Monopolygamia
  5. Newfastcar
  6. Un Cirujano Turco
  7. Endoncia
  8. Kor-o-wok
  9. Eso Tiembla (Ayer)
  10. Alegarikous
  11. Pez (original de Electrodomésticos)
  12. Maldita (original de Electrodomésticos)
  13. Adiós Amor
  14. Has Sabido Sufrir (original de Electrodomésticos)
  15. Fé De Carbón (original de Electrodomésticos)
  16. El Viaje
  17. Bolsa De Mareo (original de Los Tres)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Chancho en Piedra: En el año del cerdo

Publicado

en

Chancho en Piedra

Para quienes se guían por el esoterismo, o aquellos que simplemente disfrutan de lo simbólico, el reciente aniversario de Chancho en Piedra reúne algunos aspectos interesantes. En el mismo año que se cumple el primer cuarto de siglo de la banda, da la casualidad de que también se conmemora el año del Cerdo de Tierra, de acuerdo al horóscopo chino. Un factor cabalístico que la banda supo conjugar a la celebración, ofreciendo una fórmula que incluyó múltiples invitados y un ambicioso trabajo de luces y escenografía, dando como resultado una fiesta a lo grande, donde se repasó gran parte de su extenso repertorio.

Enmarcados en un viaje temporal, la primera porción del show invitó a realizar un recorrido ininterrumpido por la discografía de la banda. Partiendo con la introducción del álbum “Peor Es Mascar Lauchas” (1995), “Chancho” –que además incluyó el estribillo de “Funk Del Balsa”– se remontaba a los comienzos de Chancho en Piedra, mientras se desplegaba una bandera a lo largo de la cancha del Teatro Caupolicán. Para continuar con el recorrido, “Edén” fue el corte elegido para representar a “La Dieta Del Lagarto” (1997), haciendo saltar a las decenas de Juanitos repartidos entre los fanáticos. Para formalizar la celebración, Lalo Ibeas ofreció un brindis imaginario al ritmo de “El Durazno y El Melón”.

Para dar comienzo a los múltiples invitados que hubo a lo largo de la noche, Chancho en Piedra llamó a los hermanos Zicavo de La Moral Distraída para interpretar “Pregonero” en una versión particularmente salsera, ocasión que aprovechó la pareja de hermanos para citar líneas de “Gracias A La Vida”, “Manifiesto” y “Canto Libre”, generando el momento oportuno para interpretar su versión de “Largo Tour“, segmento que da para reflexionar respecto a la preocupación de Chancho en Piedra por mantener lazos firmes con la raíz musical chilena.

Demostrando que no sólo viven de la nostalgia, Lalo presentó la nueva canción “Bola De Fuego” para cerrar la primera sección del show. Acompañados por una cuidada coreografía marcial china, la banda celebraba las coincidencias con el actual año del “chancho”. Luego de un repaso de clásicos como “Hacia El Ovusol”, “Huevos Revueltos” y “Sinfonía De Cuna“, el dúo hip hop Liricistas subió al escenario para canta “El Impostor“.

Desde una óptica más enfocada hacia la actualidad social, Felipe Ilabaca dedicó “La Telaraña” a los pescadores artesanales, mientras que “Hijo Del Diluvio“, original de Congreso, rescató la memoria de Camilo Catrillanca mediante las palabras de Lalo Ibeas y las imágenes en las pantallas. Una de las colaboraciones más curiosas de la noche se dio cuando el reconocido cantante de cumbia, Leo Rey, se sumó a los chanchos para cantar “Multiricachón” y “Un Año Más”.

Como el tiempo apremia, y ninguna canción quería quedar bajo la mesa, “Volantín” dio paso a un repaso fugaz, pero suficiente, de “Ríndanse Terrícolas” (1998), donde interpretaron secciones de “Oshcokota“, “Mandinga“, ”Ratones De Cola Pelá”, “Voy A Resucitar”, “La Granja De Los Súper Bebés”, “No Joda”, “Solo Contra El Mundo” y “Voy Y Vuelvo”, todas junto a un excelente apoyo de bronces y teclados que, a lo largo de todo el show, acompañaron y entregaron fuerza a cada una de las canciones. Junto con agradecer a los que han partido, la virtuosa guitarra de C-Funk introducía “Guachperry” para encaminarse al fin de la jornada.

Despidiéndose con una arenga al trabajo resiliente, “Discojapi” despedía a los músicos del escenario mientras se veía a través de las pantallas diversos relatos de fanáticos y miembros del equipo de Chancho en Piedra, encontrando como un territorio común la estrecha relación de la banda con sus historias personales. Luego de este cierre en falso, la banda volvió para terminar definitivamente con “Hermanos Marranos” junto al vocalista de Tomo Como Rey. Aportando una última gota de mística, la agrupación cerró de la misma manera que cerraban sus shows hace 25 años, invitando a Pato, amigo personal de la banda, a cantar “Socio”, acompañados de dragones, confeti, globos y luces.

Luego de presenciar un show con grandes ambiciones, todas muy bien logradas, queda la sensación de que Chancho en Piedra celebra sus 25 años de manera magistral y meritoria, interpretando un repertorio lleno de matices, que supo adecuarse a la medida de sus invitados, sacándoles el máximo provecho y coherencia. Sin lugar a dudas, se trata de una de las bandas de rock con mayor preocupación por rescatar la iconografía de “lo chileno”, marcados por un recorrido que, desde sus inicios, rescataba dichas características culturales. Hoy en día, esa línea se ha difuminado. No hay un límite claro de cuál es la influencia y cuál es el aporte de Chancho en Piedra, singularidad que habla muy bien de la huella que han dejado los hermanos marranos en estos años de carrera.

Setlist

  1. Chancho / Funk Del Balsa
  2. Edén
  3. Yakuza
  4. El Durazno y El Melón
  5. Animales Disfrazados
  6. Almacén
  7. Cóndor
  8. Pregonero
  9. Largo Tour (original de Sol y Lluvia)
  10. Mi Mejor Momento
  11. Bola De Fuego
  12. Hacia El Ovusol
  13. Huevos Revueltos
  14. Tren A La Luna
  15. Sinfonía De Cuna
  16. El Impostor
  17. La Telaraña
  18. Hijo Del Diluvio (original de Congreso)
  19. Multiricachón / Un Año Más (original de Hernán Gallardo)
  20. Me Vuelvo Mono
  21. Volantín / Oshcokota / Mandinga / Ratones De Cola Pelá / Voy A Resucitar / La Granja De Los Súper Bebés / No Joda / Solo Contra El Mundo / Voy y Vuelvo
  22. Guachperry
  23. Viejo Diablo
  24. Eligiendo Una Reina
  25. Discojapi
  26. Hermanos Marranos
  27. Locura Espacial
  28. Socio

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Duck Duck
DiscosHace 1 día

Kaiser Chiefs – “Duck”

En “Duck” los ingleses dan con su versión más bailable. Coqueteando con ritmos pop y northern soul, Kaiser Chiefs se...

Purple Mountains Purple Mountains
DiscosHace 2 días

Purple Mountains – “Purple Mountains”

El 7 de agosto de 2019, David Berman falleció a los 52 años. Unos de los compositores emblemas de la...

King's Mouth King's Mouth
DiscosHace 7 días

The Flaming Lips – “King’s Mouth: Music And Songs”

Hay trayectorias musicales que, con el sólo hecho de sostener creaciones durante tantos años, merecen espontáneamente el reconocimiento público. Así...

An Obelisk An Obelisk
DiscosHace 1 semana

Titus Andronicus – “An Obelisk”

Por primera vez en esta década, el regreso de Titus Andronicus a la escena demoró tan solo un año. Quizás...

The Soft Cavalry The Soft Cavalry
DiscosHace 1 semana

The Soft Cavalry – “The Soft Cavalry”

Hay algunos que sostienen que el amor es el único tipo de energía que puede elevar el alma hasta el...

Automat Automat
DiscosHace 2 semanas

METZ – “Automat”

Desde su debut, METZ dejó de lado la chapa de novedad o promesa, sepultando los adjetivos bajo una densa capa...

Kintsukuroi Kintsukuroi
DiscosHace 2 semanas

La Bestia de Gevaudan – “Kintsukuroi”

En la construcción de una identidad musical, es inevitable no tener guiños a quienes significan una influencia para el desarrollo...

The Book Of Traps And Lessons The Book Of Traps And Lessons
DiscosHace 2 semanas

Kate Tempest – “The Book Of Traps And Lessons”

La música puede ser un dispositivo de abstracción. Esa es la invitación que Kate Tempest hace en “The Book Of...

A Bath Full Of Ecstasy A Bath Full Of Ecstasy
DiscosHace 3 semanas

Hot Chip – “A Bath Full Of Ecstasy”

Los cuatro años desde el último lanzamiento de Hot Chip no significaron una pausa para la banda. Desde “Why Make...

Human Delusions Human Delusions
DiscosHace 3 semanas

Lefutray – “Human Delusions”

De origen Mapudungún, la palabra “lefutray” significa “sonido rápido”, y con más de una década de trayectoria, esta banda hace...

Publicidad
Publicidad

Más vistas