Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Candlebox: Una cátedra de principio a fin

Publicado

en

A seis años de su esperado debut en nuestro territorio, los icónicos Candlebox regresaban a Chile en el marco de la celebración de las dos décadas de vida de “Lucy” (1995), su segundo álbum de estudio, siendo el Teatro Cariola el recinto escogido para albergar esta nueva presentación de los nativos de Seattle. Con sólo Kevin Martin, su líder y vocalista, como único sobreviviente de la formación original de la banda que dio vida a sus dos primeros larga duración, incluyendo su exitoso disco homónimo, “Candlebox” (1993), que nos entregó los incombustibles clásicos “You” y “Far Behind”, ahora la apuesta era un poco más arriesgada, ya que debían batallar contra los prejuicios de los fanáticos más recalcitrantes, quienes hablaban de una agrupación en decadencia, y una propuesta un tanto obsoleta y desgastada.

17 Black Dog Prowl @ Teatro Cariola 2015

Adicionalmente, desde temprano se había conocido la lamentable noticia del fallecimiento de Scott Weiland, ex líder y vocalista de Stone Temple Pilots y Velvet Revolver, lo que sin lugar a dudas había hecho mella en el estado anímico de los fanáticos nacionales, muchos de los cuales también son seguidores de Candlebox y que, por lo mismo, vieron como este acontecimiento en cierta forma empañaba la ansiedad de tener nuevamente en nuestras latitudes a Kevin Martin y compañía. De manera pausada y sin tanta excitación, la calle San Diego empezó a recibir a los fanáticos, quienes de a poco fueron siendo absorbidos por las fauces del teatro, en una suerte de escape al mundo real.

15 Temple Agents @ Teatro Cariola 2015

Temprano salieron a escena los norteamericanos de Black Dog Prowl, que ante un muy reducido grupo de espectadores desplegaron 40 minutos de toda la potencia e intensidad de su característico sonido indie rock con matices grunge, en un show marcado por melodías plagadas de energía y dinamismo, que contó con la complicidad y respeto de los pocos asistentes, quienes no escatimaron en esfuerzos por conectar con los nativos de Washington. Promediando las 20:00 hrs. llegó el turno de los nacionales de Temple Agents, que de inmediato comenzaron a golpear con un sonido un poco descontrolado y no tan depurado, donde la potencia de la instrumentación le robó, por largos pasajes de la presentación, el protagonismo a la voz de Alejandro Solar. El quinteto hizo su trabajo y cumplió con el trámite, pero definitivamente no convenció del todo, por un sonido totalmente fuera de control y que sólo destacó por la breve colaboración de Kevin Martin.

03 Candlebox @ Teatro Cariola 2015

Lo que sucedió con Candlebox es lo más cercano que he visto al amor a primera vista, porque desde el primer acorde de “Best Friend” el público se entregó por completo al quinteto, con una conexión casi instantánea que vaticinaba una velada inolvidable. En medio de cánticos, y el ruido de las palmas, se sucedieron los temas “Simple Lessons”, “Change” y “Don’t You”, cortes que evidenciaron a una agrupación consolidada, y un sonido muy bien logrado, de la mano de una furiosa base rítmica y el protagonismo en las cuerdas que se distribuyó a la perfección entre Mike Leslie y Brian Quinn. La cara de felicidad del frontman era el testimonio más claro que el objetivo de esta noche era dejarlo todo en el escenario, siendo “Blossom” otra pequeña muestra de que todas las piezas estaban encajando a la perfección, con ráfagas de energía y buenas vibras que se distribuían a lo largo y ancho del recinto capitalino, contagiando a los miles de cuerpos que saltaban al ritmo incesante de la música.

11 Candlebox @ Teatro Cariola 2015

Candlebox se encargó de mostrar su exquisita versatilidad a través de los certeros cambios de ritmo de “She Come Over Me” y “Drowned”, que más que bajar la intensidad, sirvió como impulso energético para seguir conjugando una sólida masa de fanáticos sedientos de rock. Cada uno de los riff de la batería de Dave Krusen penetró de manera inclemente en los sentidos, con fluctuaciones de sonidos, que van desde el rock más crudo –como en “Understanding”–, a matices y texturas  más cercanas a lo experimental y al reggae, como lo reflejó la lúdica “10.000 Horses”. Kevin Martin es el fiel reflejo de lo que se espera de un buen frontman, captar la atención de los fanáticos a través de una postura participativa y una propuesta diferente a lo que regularmente nos ofrece la industria. El profesionalismo de la banda no puede quedar exento a este análisis, el que queda en evidencia durante la interrumpida interpretación de “Buterfly”, que el mismo Martin detiene en dos ocasiones por una mala ejecución de parte de Krusen, saliendo por unos instantes del escenario para volver y tocar “Breathe Me In”, la cual es precedida por una extensa cortina instrumental.

21 Candlebox @ Teatro Cariola 2015

Con todo el dinamismo de “Arrow” como combustible, los fanáticos saltan en una suerte de trance desenfrenado, que se traduce en un conjunto de cuerpos sudorosos, un cuadro perfecto que también contagia a Martin, quien se lanza sobre sus seguidores quienes lo trasladan en una suerte de marea improvisada. Bajan levemente las revoluciones con la nueva “Alive At Last” y la delicada “Surrendering”, una pausa más que necesaria para recuperar el aliento y afrontar la batalla constante que propone Candlebox. De golpe nuevamente vuelve a estallar el recinto de San Diego, con toda la fuerza del clásico “Cover Me”, que hace fluir miles de voces que resuenan al unísono y que deja la mesa servida para un nuevo cambio de ritmo, el que se materializa en la canción “Turn Your Heart Around”, la que el vocalista dedica a una fan en el palco. “It’s Alright” y la nueva “Spotlights” siguen destacando por la pulcritud de su ejecución, aunque Martin le llama la atención en tono de broma al bajista Adam Kury, quién olvidó un par de notas, en un hecho que sólo quedará para la anécdota.

Kevin Martin se cuelga su guitarra acústica, quedando sólo en el escenario junto a Mike Leslie, y se produce uno de los momentos más emotivos de la jornada, cuando el vocalista hace mención a la partida del gran Scott Weiland, y en donde en forma de tributo interpretaron una excelente versión de “Creep”, original de Stone Temple Pilots, que fue acompañada por un coro de miles de voces que de manera espontánea se unieron a las muestras de sensibilidad hacia el otrora líder de STP y Velvet Revolver. Los poderosos “Sometimes” y “The Bridge” vuelven a subir los ánimos, y marcan el cierre de la primera parte de la presentación. Los músicos abandonan el escenario en medio de los silbidos, gritos y cánticos de un público que se rehúsa a rendirse.

23 Candlebox @ Teatro Cariola 2015

Al cabo de unos minutos de espera el quinteto regresa al escenario en medio de una lluvia de aplausos que se entremezclan con gritos cargados de ansiedad y excitación. El primer golpe sonoro del último tramo de la presentación llega de la mano del clásico “You”, que pone a cantar a todas las personas que repletaron el Teatro Cariola, mientras el vocalista se pasea con una máscara de lucha libre que recibió desde el público. Llega el turno del homenaje a otros grandes del género grunge, Pearl Jam, mediante la interpretación de “Alive”, que contó con el condimento adicional de la participación de un fanático que fue seleccionado desde el público, y que aprovechó al máximo su oportunidad haciéndose del micrófono con mucha personalidad, convirtiéndose –al menos por un par de minutos– en un verdadero rockstar. El cierre a esta memorable jornada, que quedará grabada a fuego en cada una de los presentes, corrió por cuenta de “Far Behind”, en donde se incorporaron los miembros de Black Dog Prowl y Temple Agents para ejecutar una suerte de jam session, que a modo de humorada partió con el clásico “Love Hurts” de Nazareth. El fin del show se gestó bajo una exquisita interpretación a múltiples voces, siete guitarras y un sonido que en ningún momento se vio damnificado.

24 Candlebox @ Teatro Cariola 2015

Si existía alguien que pusiera en tela de juicio la calidad y vigencia de Candlebox, después de lo vivido esta noche en el Teatro Cariola es prácticamente una obligación haber disipado cualquier tipo de duda, porque la presentación de los liderados por Kevin Martin rayó en la perfección, reuniendo todos los elementos que se requieren para configurar un show inolvidable en poco menos de tres horas de una verdadera cátedra rock, con una energía y conexión pocas veces vistas en nuestros escenarios. La capacidad vocal de Martin no evidencia el paso de los años, manteniéndose depurada y cristalina, y si a eso sumamos una entrega que fluyó de manera totalmente natural, reflejando una motivación que va más allá del concepto de seguir un pauta, sino que proviene desde lo más visceral del artista traduciéndose en pasajes llenos de alegría e intensidad, terminamos por establecer las bases de lo que los fanáticos esperan al momento de pagar una entrada. No sería para nada exagerado aseverar que esta segunda visita de los nativos de Seattle perfectamente puede estar peleando por convertirse en uno de los mejores shows del año curso.

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Praxila Larenas

Setlist

  1. Best Friend
  2. Simple Lessons
  3. Change
  4. Don’t You
  5. Blossom
  6. Sweet Summertime
  7. She Come Over Me
  8. Drowned
  9. Understanding
  10. 10.000 Horses
  11. Stand
  12. Buterfly (Reprise)
  13. Breathe Me In
  14. Arrow
  15. Alive At Last
  16. Surrendering
  17. Cover Me
  18. Turn Your Heart Around
  19. It’s Alright
  20. Spotlights
  21. Creep (original de Stone Temple Pilots)
  22. Sometimes
  23. The Bridge
  24. You
  25. Alive (original de Pearl Jam)
  26. Far Behind

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
4 Comentarios

4 Comments

  1. Jorge

    05-Dic-2015 en 7:13 pm

    La cancion que quedo a medias fue BUTTERFLY REPRISE…..no BUTTERFLY….

  2. Carlos

    05-Dic-2015 en 11:24 pm

    Lo mas chistoso es que venían a celebrar el Lucy…y no tocaron Lucy ajaja. Igual grande Candlebox!

  3. Esteban

    06-Dic-2015 en 1:29 am

    Excelente concierto, aunque no entiendo como en 6 años pasan del Caupolican al cariola. ?a la gente le dejo de gustar o simplemente les basto con verlos una vez?. Quizás un poco largo y eso se debió en parte a los temas nuevos que como suele suceder no prenden a la gente. Yo cache que butterfly reprise la paro porque la gente no la canto … Creo. Gran energía y la raja nuevamente pero creo q el sonido estaba demasiado fuerte, termine con trauma acústico. Punto aparte e histórico, escuchamos Alive con el batero original. Gracias Candlebox!!! …… Si ahora fuimos 1.200 ?cuantos pagarán los $70.000 por verlos 45 minutos en marzo en lolapalooza? Ojalá qué la mayoría de los fans hayan podido comprar abonos en verde porque aunque sea una de mis bandas favoritas no me da el bolsillo, ojalá se la jueguen y el maldito contrato les permita hacer un sideshow.

  4. Dani

    06-Dic-2015 en 3:54 am

    De otro mundo! Son los mejores en vivo! Se conectan con su gente…

Responder

En Vivo

Erykah Badu: Fuerza Magnética

Publicado

en

Erykah Badu

En la física se habla de la fuerza magnética cuando se mide el movimiento de partículas cargadas y la distribución de cargas en este movimiento, es decir, el acto de moverse es clave para tener esa atracción que tantas veces hemos visto actuar, casi como magia. Pero no se trata de magia, o de mera ciencia, sino que de un impulso previo, poderoso, ese que recuerda que la energía no se crea ni se destruye, sino que se transforma. A algo así apuntaba Erykah Badu en medio de su show con el cual debutó en nuestro país, ante un Movistar Arena dispuesto a la mitad y que congregó a alrededor de cuatro mil personas, las que terminaron cayendo ante el magnetismo de una figura que impulsa ese acto de moverse y también de hacerlo con una carga especial.

Como cada show en medio del estallido social más importante de Chile en décadas, el espectáculo no pudo quedar incólume frente a la contingencia, y por ello, como informó alguien de la producción a las 21:15 horas, Erykah tuvo un retraso con los tacos que se produjeron en la ciudad, casi sitiada por Carabineros de Chile, mientras en redes sociales se podían observar videos de personas que debieron saltar al Río Mapocho para escapar del asedio policial. Esto, igualmente, permitió que toda la gente que llegó atrasada también pudiera ubicarse, para que a las 21:55 hrs., cuando se subió la banda de Badu al escenario para hacer una intro con extractos de “Caint Use My Phone”, ya todo el mundo no sólo estuviera en sus lugares, sino que también con esa carga especial de la espera más larga, la expectativa y la ilusión.

Aunque se pudo haber pensado que Erykah Badu era una diva y una artista que no hacía shows tan extensos, la realidad superó cualquier expectativa desde el comienzo, partiendo con su presencia de otro mundo con un sombrero enorme, adornos que le ponían el rostro en un marco dorado muy barroco y unas botas con un taco no aguja, sino que alfiler. Luego de ese primer shock, el segundo vino con las posibilidades de la voz de esta artista multifacética que adora definirse primero como madre, y luego como cualquier otra cosa. “Hello” puede ser una canción muy simple, pero tras el tratamiento Badu (quien también tenía mesas con pads listos para disponer de sampleos y percusiones electrónicas para ir marcando momentos dentro de las canciones) todo era mucho más que un saludo. La voz de Erykah es impactante, y eso se fue mostrando mientras se sucedían canciones como “Out My Mind, Just In Time” o “I Want You”, justo antes de pegar estos temas con “Don’t Stop The Music”, donde ya la gente no pudo quedarse sentada. El movimiento ya había sido impulsado y el magnetismo haría lo suyo.

En vez de hacer las canciones directamente como en los discos, una productora como es Badu prefiere ser como una directora de orquesta, haciendo indicaciones claves a su banda, para ir poniendo o sacando capas, deconstruyendo la base de las canciones, permitiendo que se amalgamen composiciones de forma fluida. Pasó con “On & On” y su continuación “…& On”, y también con “Window Seat” más adelante, donde Badu dispuso una sección completa de “Penitentiary Philosophy”. Y lo mismo pasaba con los sonidos: mientras parecía a ratos que el soul dominaba la escena, ciertos quiebres y peripecias acercaban más las canciones al terreno del jazz, pero siempre con un carisma pop tremendo, algo que detonaba las emociones en “Love Of My Life”.

Como dijimos, Badu se reconoce como madre antes que todas las cosas, entonces para ella la energía de los ancestros es algo muy relevante, y a ellos les dio las gracias, entregando un discurso unificador, indicando que hay luchas por la gente y la recuperación de lo justo en Chile y en todo el mundo, y que está bien que así sea. Luego de ello vino “Appletree”, irresistible fruto del repertorio de esta mujer de todos los tiempos, que siguió utilizando su voz para invitar y también para generar cambios de energía en el público, siempre controlando la situación de todo. Por ello fue sorprendente cuando recién, luego de “Next Lifetime” y “Time’s A Wastin”, indicó que tenía problemas con los parlantes de retorno, y más grande la sorpresa cuando se sacó el largo abrigo que portaba y quedó en evidencia que no utiliza retorno in-ear, sino que lo hace todo a lo “vieja escuela”. La perfección en el despliegue de sus fuerzas y talentos es inconmensurable, mientras pasaba de “Think Twice”, una de las sorpresas de la noche, a “Otherside Of The Game”, una de las más esperadas.

Hablando de movimientos, mientras Erykah tuvo un vestuario más aparatoso, sus tránsitos por el escenario eran más estacionarios, pero cuando se liberó de ciertos elementos pudo trasladarse de un lado a otro, motivando más y más a la gente, e incluso de bailar como hizo justo antes de “Kiss Me On My Neck”, donde uno de sus coristas se lució junto a la cantante. Más adelante, en “Soldier”, ella habló de lo importante que es el valor de lo humano y la fuerza que hay en la lucha, indicando que, cuando hay una causa, entonces hay una meta y hay energías que se acumular para lograrlo. Algo que se condecía también con las líneas que agregaba con juegos vocales preciosos en “Didn’t Cha Know”, cantando “cree en ti mismo, tanto como yo creo en ti”. Un mensaje de amor propio que, a diferencia de cómo le suena a quienes lucran mediante tuiteos e instagrameos con frases hechas, a Erykah Badu sí se le creía, además con lo precioso de la manera en la que se entregaba el mensaje.

Badu desapareció del escenario unos segundos, pero la gente seguía loca. Y es que ya los electrones estaban cargados y el movimiento realmente era lo suficientemente grande para indicar que el magnetismo era real. Erykah no sólo volvió rápido, sino que también lo hizo para iniciar “Bag Lady” sentada en el borde del escenario y luego caminando por la barricada para acercarse al público. En medio, banderas mapuche, muestras de afecto y mucho más, matizado con lo divertido que fue ver a Badu sacándose las joyas antes de ir con la gente. Tras ese hit estuvo pegadito “Tyrone”, buscando a alguien en el público, Cata, para mirarla a la cara y comenzar con la línea “I’m gettin’ tired of your shit”, un giro genial, divertido y a la altura de lo especial del momento. Con esa catarsis y con Erykah levantando la bandera negra de Chile, esa con la estrella blanca, culminó una jornada de casi dos horas, con casi una hora de retraso, pero que terminó con uno de los debuts más electrizantes, atractivos y precisos en su ejecución que se hayan visto en 2019.

Erykah Badu entregó candor, maternidad, magnetismo, movimiento, estoicismo y también política en un espectáculo que superó cualquier expectativa, dejando a la gente pegada a un nuevo recuerdo para atesorar en la bitácora de conciertos de la vida, en medio de momentos tan complejos en los cuales las energías ancestrales pueden servir para tomar mucho vuelo.

Setlist

  1. Caint Use My Phone
  2. Hello
  3. Out My Mind, Just In Time
  4. I Want You
  5. Don’t Stop The Music (original de Yarbrough &Peoples)
  6. On & On / …& On
  7. Love Of My Life
  8. Appletree
  9. Next Lifetime
  10. Time’s A Wasting
  11. Think Twice
  12. Otherside Of The Game
  13. Window Seat / Penitentiary Philosophy
  14. Kiss Me On My Neck
  15. Annie (Don’t Wear No Panties)
  16. Soldier
  17. Didn’t Cha Know
  18. Bag Lady
  19. Tyrone

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Railer Railer
DiscosHace 3 días

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 días

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 días

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 días

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

A Dawn To Fear A Dawn To Fear
DiscosHace 1 semana

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo...

Memory Memory
DiscosHace 1 semana

Vivian Girls – “Memory”

No todos los retornos son buenos y no todas las segundas partes son de lo peor, o al menos así...

Birth Of Violence Birth Of Violence
DiscosHace 1 semana

Chelsea Wolfe – “Birth Of Violence”

Diez años cargan con una simbología que acerca más a lo divino que a lo terrenal. No sólo hay un...

Beneath The Eyrie Beneath The Eyrie
DiscosHace 1 semana

Pixies – “Beneath The Eyrie”

Luego de dos apuestas mal logradas, Pixies vuelve al estudio y lanza su mejor disco desde su retorno en 2004....

Chastity Belt Chastity Belt
DiscosHace 2 semanas

Chastity Belt – “Chastity Belt”

Saudade es un vocablo portugués cuyo significado se acerca a la definición de melancolía; un estado afectivo estimulado por la...

Shaped By Fire Shaped By Fire
DiscosHace 2 semanas

As I Lay Dying – “Shaped By Fire”

Durante la primera década del siglo XXI, hubo un estallido de agrupaciones que tomaron variaciones más melódicas para combinar el...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: