Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Cage The Elephant: La raza Rock Star

Publicado

en

Justo antes del ansiado debut de Arctic Monkeys, se encontraba uno de los shows más sorprendentes de la noche. A pesar de contar con tan sólo dos discos bajo el brazo y casi una década de carrera, los estadounidenses de Cage The Elephant, llegaban a Lollapalooza con grandes elogios por parte de la prensa mundial, una batería de buenas canciones y, por sobre todo, un espíritu rockero old school que se convertiría en la gran baza de su presentación. Ya nos lo había adelantado Brad Shultz (guitarra), en una entrevista con HumoNegro: “Mientras más loco el público, más loco nuestro show”. Para nuestra fortuna, el público respondió a cabalidad y las expectativas fueron cumplidas con creces. Lo que hizo Cage The Elephant fue cuestión de pura actitud.

“In One Ear”, tema que abre el primer disco de la banda, fue el encargado de dar comienzo al espectáculo. Desde ya pudimos vislumbrar la tónica del concierto: Brad Shultz en el fondo del escenario, dirigiendo al resto de la banda compuesta por Lincoln Parish (guitarra principal), Daniel Tichenor (bajo) y Jared Champion (batería). Ellos eran los encargados de mantener la base musical, mientras el verdadero show residía en los hombros de Matthew Shultz, una mezcla entre Kurt Cobain y Mick Jagger híper vitaminado, que mantuvo hipnotizados a todos los presentes, ya sea por lo visceral de su interpretación, o porque se encontraba sobre ellos, realizando un stage diving. “2024”, del exitoso “Thank You, Happy Birthday” (2011), mantuvo los ánimos al tope para luego arremeter con una sucia versión de “Aberdeen”, también de su último disco.

A decir verdad, el sonido nunca fue el más claro, sobre todo con las guitarras, que sonaban sucias y algo toscas. Defecto que jugó a favor de la performance de los de Kentucky, otorgando esa vibra rockanrollera garage, que la banda maneja con soltura y espontaneidad, y dejó patente con una aplastante “Tiny Little Robots” y la frenética “Lotus”.

Un momento vibrante, ocurrió en “Around My Head”, cuando en medio de un break la banda debió guardar silencio, mientras los miles de fanáticos, coreaban al unísono la melodía de guitarra, provocando sonrisas de satisfacción en los rostros de los músicos. “Japanese Buffalo” incitó al pogo generalizado, por su parte, “Back Against The Wall” y “Flow” convirtieron al lugar en un gran karaoke. Justo antes de comenzar con “Indy Kidz” ocurrió un problema con el retorno del bajo de Daniel Tichenor, instantes que Matthew aprovechó para interactuar con la gente y vestir las distintas prendas que caían al escenario. Superado el percance, “Indy Kidz” marcó un momento catártico, con Matthew de rodillas en medio de la pasarela y gritando hasta las entrañas.

Un necesario momento de calma se instaló para escuchar “Rubber Ball” y “Back Stabbin’ Betty”. Precedida por la hiperquinética “Sell Yourself”, cayó el single que los hizo famosos a nivel mundial. “Ain’t No Rest For The Wicked” fue celebrada y cantada a más no poder por el respetable.

El concierto ya había cumplido toda expectativa, pero la banda iba por más. La breve “False Skorpion”, cover de Pavement, volvía a poner la nota alta, para dar pie a “Shake Me Down”, donde una vez más las voces de los presentes casi opacan a la propia banda. Para terminar, y como es costumbre en sus shows, llegó “Sabertooth Tiger”, la última descarga de energía, que culminó con un Matthew Shultz a solas en el escenario, mientras tomaba la guitarra de su hermano y la cargaba en contra de los amplificadores para provocar sendas distorsiones y acoples, ante la ovación del público.

Muchos aseguran que los “Rock Stars” son una raza extinta y que no tienen lugar en nuestra época. Bueno, los que tuvimos la oportunidad de presenciar a Cage The Elephant, podemos estar seguros de que aquellas declaraciones no pueden estar más erradas. Al contrario, la “raza”, esta en plena renovación.

Setlist:

  1. In One Ear
  2. 2024
  3. Aberdeen
  4. Tiny Little Robots
  5. Lotus
  6. Around My Head
  7. Japanese Buffalo
  8. Back Against The Wall
  9. Flow
  10. Indy Kidz
  11. Rubber Ball
  12. Back Stabbin’ Betty
  13. Sell Yourself
  14. Ain’t No Rest For The Wicked
  15. Shake Me Down
  16. Sabertooth Tiger

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Praxila Larenas

Publicidad
5 Comentarios

5 Comments

  1. Sebastian Olate

    01-Abr-2012 en 1:35 pm

    Uno de los mejores shows !

  2. Melisa

    02-Abr-2012 en 2:11 am

    In one ear. Idolos, los amo.

    • Sebastián Zumelzu

      02-Abr-2012 en 7:30 pm

      Corregido. Gracias.

  3. pichuleire

    03-Abr-2012 en 12:03 am

    Si no fueron los mejores, son d elos mejores, asi de simple.

  4. Daniel Manzor

    03-Abr-2012 en 11:07 am

    Yo encontré que sonaron muy mal, al menos al comienzo… una pena porque tenía muchas ganas de verlos :/

Responder

En Vivo

Alcest: El territorio de lo imaginario

Publicado

en

Alcest

En un cotidiano tan moldeado por lo concreto, encontrarse con experiencias que dialogan con lo imaginario resulta un acontecimiento casi surreal. Bajo esa óptica, el concepto artístico de los franceses Alcest va en estrecha relación con aquellos episodios inusuales que retoman la fantasía. A cuatro años de su debut, la presentación del disco “Kodama” (2016) fue la coyuntura para esta segunda cita en Club Blondie, una velada etérea, que invitó a viajar a través de mundos que trascienden lo cotidiano.

Como antesala para este segundo encuentro, Bauda tomó la responsabilidad de abrir la jornada. Seleccionados por los mismos anfitriones, los teloneros contaron con una cantidad de público satisfactoriamente alta, quienes incluso participaron activamente en algunas canciones, como el caso de “Tectonic Cells”, mientras sonaban sus primeros arpegios. Las capas sonoras reverberantes proporcionadas por los locales permitieron crear una atmósfera familiarizada al sonido de los franceses, entregando una primera invitación a visitar los estados imaginarios que se profundizaron con los anfitriones.

Ya que el contexto de esta segunda visita se enmarca en la gira de “Kodama”, la presentación de los franceses se dividió en dos partes, dedicando la primera a interpretar íntegramente este trabajo, el cual carga con una importante inspiración de la cultura japonesa y, principalmente, en la obra de Hayao Miyazaki. Siguiendo el mismo orden que su versión de estudio, “Kodama” y “Eclosion” situaron a los presentes en este mundo donde la naturaleza cobra espiritualidad y se enfrenta a la inclemencia de la tecnología. Luego de estas dos canciones, Neige se tomó el tiempo para saludar al público, o más bien recibir los aplausos apabullantes en agradecimiento por una jornada que recién estaba comenzando. Luego de la evidente muestra de afecto, el alma creadora de Alcest se limitó a agradecer y continuar la carga.

La música de Alcest despierta emociones intensas. Los distintos matices por los que atraviesan las canciones entregan un ir y venir de contrapuntos sonoros, haciendo de cada canción un pequeño viaje en sí mismo, donde incluso el silencio es parte de la experiencia. Canciones como “Je Suis D’Ailleurs” pusieron a prueba la euforia del fanático en favor de disfrutar cada elemento de la canción. Por otro lado, “Untouched” y “Oiseaux De Proie” presentaron esta energía vertiginosa y emotiva que también es parte de la identidad del proyecto, la cuál mezcla de un modo sutil y equilibrado sonoridades tan disímiles como el black metal con el shoegaze. Ya presentada la obra en su totalidad, la banda visitó sus primeras composiciones con “Souvenirs D’Un Autre Monde”, trasladando el imaginario con influencia oriental a este otro terreno fantástico. Lamentablemente, parte de este ensueño fue interrumpido por una falla técnica que se extendió por más de lo esperado. Luego que Neige ofreciera las disculpas pertinentes, la banda interpretó “Percées De Lumière” y “Autre Temps”, recogidos de su segunda y tercera placa, respectivamente, generando en esta última un coro espontáneo del público.

Uno de los momentos más potentes de la noche estuvo marcado al cierre con la interpretación de “Sur L’Océam Couleur De Fer”, donde la quietud de la pieza mantuvo absorto a todo el Club Blondie en un instante legítimamente hermoso. Luego de que la banda se retirara tras interpretar “Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles”, el público no se movió en absoluto esperando su retorno. En una tónica netamente reverberante, “Délivrance” marcó un cierre sutil, mientras cada miembro de la banda se retiraba y dejaba a Neige solo, envuelto en estas capas atmosféricas, retornando con el mismo temple que caracteriza tanto a la obra como al autor.

Hacer lo que logra Alcest no es un ejercicio fácil. Si bien los franceses son  influencia del metal contemporáneo que busca explorar horizontes sonoros, no hay duda que son pocas las bandas que logran hacerlo con tanta naturalidad como ellos. El aura que rodea las canciones detrás del genio de Neige funciona como un intermediario entre lo mundano y lo ilusorio, que rara vez se logra traspasar a lo concreto. En tiempos tan privados de sentimientos, presenciar un show como Alcest otorga la escasa oportunidad de visitar estos territorios de fantasía que alguna vez solimos recorrer durante la infancia.

Setlist

  1. Kodama
  2. Eclosion
  3. Je Suis D’Ailleurs
  4. Untouched
  5. Oiseaux De Proie
  6. Onyx
  7. Souvenirs D’Un Autre Monde
  8. Percées De Lumière
  9. Autre Temps
  10. Sur L’Océan Couleur De Fer
  11. Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles
  12. Delivrance

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 2 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 3 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 3 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 3 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 3 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 3 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 3 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 3 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 3 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 3 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: