Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Cage The Elephant: La raza Rock Star

Publicado

en

Justo antes del ansiado debut de Arctic Monkeys, se encontraba uno de los shows más sorprendentes de la noche. A pesar de contar con tan sólo dos discos bajo el brazo y casi una década de carrera, los estadounidenses de Cage The Elephant, llegaban a Lollapalooza con grandes elogios por parte de la prensa mundial, una batería de buenas canciones y, por sobre todo, un espíritu rockero old school que se convertiría en la gran baza de su presentación. Ya nos lo había adelantado Brad Shultz (guitarra), en una entrevista con HumoNegro: “Mientras más loco el público, más loco nuestro show”. Para nuestra fortuna, el público respondió a cabalidad y las expectativas fueron cumplidas con creces. Lo que hizo Cage The Elephant fue cuestión de pura actitud.

“In One Ear”, tema que abre el primer disco de la banda, fue el encargado de dar comienzo al espectáculo. Desde ya pudimos vislumbrar la tónica del concierto: Brad Shultz en el fondo del escenario, dirigiendo al resto de la banda compuesta por Lincoln Parish (guitarra principal), Daniel Tichenor (bajo) y Jared Champion (batería). Ellos eran los encargados de mantener la base musical, mientras el verdadero show residía en los hombros de Matthew Shultz, una mezcla entre Kurt Cobain y Mick Jagger híper vitaminado, que mantuvo hipnotizados a todos los presentes, ya sea por lo visceral de su interpretación, o porque se encontraba sobre ellos, realizando un stage diving. “2024”, del exitoso “Thank You, Happy Birthday” (2011), mantuvo los ánimos al tope para luego arremeter con una sucia versión de “Aberdeen”, también de su último disco.

A decir verdad, el sonido nunca fue el más claro, sobre todo con las guitarras, que sonaban sucias y algo toscas. Defecto que jugó a favor de la performance de los de Kentucky, otorgando esa vibra rockanrollera garage, que la banda maneja con soltura y espontaneidad, y dejó patente con una aplastante “Tiny Little Robots” y la frenética “Lotus”.

Un momento vibrante, ocurrió en “Around My Head”, cuando en medio de un break la banda debió guardar silencio, mientras los miles de fanáticos, coreaban al unísono la melodía de guitarra, provocando sonrisas de satisfacción en los rostros de los músicos. “Japanese Buffalo” incitó al pogo generalizado, por su parte, “Back Against The Wall” y “Flow” convirtieron al lugar en un gran karaoke. Justo antes de comenzar con “Indy Kidz” ocurrió un problema con el retorno del bajo de Daniel Tichenor, instantes que Matthew aprovechó para interactuar con la gente y vestir las distintas prendas que caían al escenario. Superado el percance, “Indy Kidz” marcó un momento catártico, con Matthew de rodillas en medio de la pasarela y gritando hasta las entrañas.

Un necesario momento de calma se instaló para escuchar “Rubber Ball” y “Back Stabbin’ Betty”. Precedida por la hiperquinética “Sell Yourself”, cayó el single que los hizo famosos a nivel mundial. “Ain’t No Rest For The Wicked” fue celebrada y cantada a más no poder por el respetable.

El concierto ya había cumplido toda expectativa, pero la banda iba por más. La breve “False Skorpion”, cover de Pavement, volvía a poner la nota alta, para dar pie a “Shake Me Down”, donde una vez más las voces de los presentes casi opacan a la propia banda. Para terminar, y como es costumbre en sus shows, llegó “Sabertooth Tiger”, la última descarga de energía, que culminó con un Matthew Shultz a solas en el escenario, mientras tomaba la guitarra de su hermano y la cargaba en contra de los amplificadores para provocar sendas distorsiones y acoples, ante la ovación del público.

Muchos aseguran que los “Rock Stars” son una raza extinta y que no tienen lugar en nuestra época. Bueno, los que tuvimos la oportunidad de presenciar a Cage The Elephant, podemos estar seguros de que aquellas declaraciones no pueden estar más erradas. Al contrario, la “raza”, esta en plena renovación.

Setlist:

  1. In One Ear
  2. 2024
  3. Aberdeen
  4. Tiny Little Robots
  5. Lotus
  6. Around My Head
  7. Japanese Buffalo
  8. Back Against The Wall
  9. Flow
  10. Indy Kidz
  11. Rubber Ball
  12. Back Stabbin’ Betty
  13. Sell Yourself
  14. Ain’t No Rest For The Wicked
  15. Shake Me Down
  16. Sabertooth Tiger

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Praxila Larenas

Publicidad
5 Comentarios

5 Comments

Responder

En Vivo

Cómo Asesinar A Felipes: A toda máquina

Publicado

en

Cómo Asesinar A Felipes

Tuvieron que pasar largos meses para recuperar, en parte, la valiosa experiencia de ver música en vivo. Y es que, pese a que la pandemia aún no se acaba ni se controla y los cuidados deben seguir al pie de la letra, las libertades que permiten la realización de eventos –bien organizados– nos ha devuelto la posibilidad de retomar el curso sobre los escenarios. Buena noticia para el público y también para músicos, técnicos y trabajadores de la industria.

Ese es el caso del ciclo Cultura Re-activa, organizado por Santiago Fusión, que en su última fecha se anotó con el lanzamiento de “MMXX” de Cómo Asesinar A Felipes, quienes, puntuales sobre el escenario del Teatro Nescafé de las Artes, se conectaron entre teclas y cables para interpretar de manera íntegra su último trabajo, no sin antes dar paso a Cinema Tornamesa, el proyecto de DJ Spacio (acompañado de Milton Russell en el contrabajo) que mezcla imágenes de cine clásico, soundtracks, beats y samples, y se encargó de abrir el show.

Cómo Asesinar A Felipes ha sabido sintetizar de buena manera una etapa donde los sintes son clave en su propuesta, y así se preparó a la audiencia, con la fina selección de DJ Spacio y los interludios a cargo de Sebastián Vergara quien, a un costado del escenario y tras cada cierre de telón, dio vida a correctas melodías acompañado de un modular. El show precisó de aquellos interludios, ya que el desafío técnico era mayor.

La banda entró en escena con su nueva configuración cien por ciento electrónica y una buena presentación de “MMXX”, sin embargo, aquel formato –al menos en esta pasada– pareciera no apreciarse bien ni conectar con una audiencia más grande. Así, la idea de intimidad del quinteto, a solas con sus máquinas y artilugios, a ratos se perdía en dinamismo y por las dimensiones del teatro (que estaba a toda capacidad), pero sí se valió de un siempre buen juego de luces y gráficas que fortalecieron la presentación de los siete temas de “MMXX”. El oficio de Koala Contreras en la voz, y la habilidad de todos en este desafío, puede llenar cualquier vacío y sorprender de variadas formas en todos los niveles, especialmente en las irrupciones de “Debes Saberlo” o “Persiste/Cuestiona”, dos de los temas más inquietos del set.

Una vez más, y tras un nuevo cierre del telón, Sebastián Vergara tomó el modular para un nuevo interludio. CAF planteó en escena dos shows totalmente diferentes y completísimos, marcando las dos etapas de la banda, jugando con lo nuevo y lo clásico, e interpretando canciones de casi todos sus discos. El desafío técnico significó desmontar la cuadrada configuración electrónica y montar el formato tradicional, y la sorpresa y entusiasmo del público se hizo notar, quienes –más prendidos que en la primera parte– corearon en su totalidad el repertorio clásico.

Ya instalados para mostrar los hits, Koala dio el vamos con “Pájaros En Contra”, y qué bien se sintieron los primeros compases de la batería de Felipe Salas, que una vez más demostró su increíble destreza y calidad en “La Puerta No Se Abre Sola”, “Nunca Será Lo Mismo” y en todos los cambios de ritmo e intensidad de “Disparan” (Chino Moreno incluido en el sample).

Lamentablemente, la banda no contó en escena con su clásico Rhodes ni Marcos Meza, lo que podría haber sido una interesante sorpresa, sin embargo, las teclas sustituidas hace rato inteligentemente por el saxo de Cristian Gallardo dan claridad y dinámica a los arreglos en vivo, que es donde tiene la libertad de jugar e improvisar, demostrando por qué es un nombre fijo para los vientos. Luego de despedirse tras el grueso del repertorio, el público ansioso por una más coreó hasta el rápido regreso de la banda para terminar con el himno “Nada Más, Nada Menos”, coronando el regreso de CAF a un escenario grande junto a su gente.

Las dos versiones de CAF que se pudieron ver este miércoles en el Teatro Nescafé de las Artes, demuestran la interesante e inquieta evolución de una banda que siempre empujará sus límites, y sobre el escenario son un bloque en extremo cohesionado y que contagia a cualquier audiencia. El desplante mostrado –ahora y siempre– deja en claro que Cómo Asesinar A Felipes es probablemente, y hace rato, uno de los mejores shows para ver en vivo, y lo de anoche probablemente dejó a sus secuaces ansiosos por el próximo crimen.

Setlist

  1. MMXX
  2. Hemos Vuelto del Abismo
  3. Ahora es Cuando
  4. Debes Saberlo
  5. No Hay Cómo Frenarlo
  6. Persiste/Cuestiona
  7. Se Repite
  8. Pájaros en Contra
  9. Operación CAF
  10. La Puerta No Se Abre Sola
  11. Caen
  12. Nunca Será Lo Mismo
  13. III
  14. Disparan (Fill the Skies)
  15. Ha Vuelto a Pasar
  16. Nada Más, Nada Menos

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Bloodmoon: I Bloodmoon: I
DiscosHace 2 meses

Converge & Chelsea Wolfe – “Bloodmoon: I”

Hay veces en que las colaboraciones no terminan de cuajar, y otras en que suena a algo completamente diferente a...

Things Take Time, Take Time Things Take Time, Take Time
DiscosHace 2 meses

Courtney Barnett – “Things Take Time, Take Time”

Cuando Courtney Barnett irrumpió y su nombre ganó un espacio privilegiado en la exitosa y explosiva escena australiana, una de...

An Evening With Silk Sonic An Evening With Silk Sonic
DiscosHace 2 meses

Silk Sonic – “An Evening With Silk Sonic”

Los talentosos Anderson .Paak y Bruno Mars dejaron sensaciones más que positivas cuando dieron a conocer “Leave The Door Open”,...

The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows
DiscosHace 2 meses

Damon Albarn – “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows”

Inagotable y cada vez más camaleónico. Algo tiene el imaginario que está construyendo Damon Albarn que, con cada día que...

Comfort To Me Comfort To Me
DiscosHace 2 meses

Amyl And The Sniffers – “Comfort To Me”

Una de las piedras angulares del punk, como filosofía, consiste en abrazar las imperfecciones, reconocerse como seres desprolijos y enaltecer...

CRAWLER CRAWLER
DiscosHace 2 meses

IDLES – “CRAWLER”

Para todos fue una sorpresa el día en que IDLES publicó la melancólica “The Beachland Ballroom”, donde, a un ritmo...

Sympathy For Life Sympathy For Life
DiscosHace 2 meses

Parquet Courts – “Sympathy For Life”

El indie rock de Parquet Courts es bastante sui generis dentro de los márgenes difusos que la crítica le ha...

Engine Of Hell Engine Of Hell
DiscosHace 2 meses

Emma Ruth Rundle – “Engine Of Hell”

Mientras Emma Ruth Rundle se dedicaba a preparar lo que sería su quinto disco, la pandemia y las cuarentenas golpearon...

Valentine Valentine
DiscosHace 2 meses

Snail Mail – “Valentine”

En situaciones de crisis, es complicado alinear las emociones con lo que se piensa o analiza, pero ese acontecer no...

Twin Plagues Twin Plagues
DiscosHace 2 meses

Wednesday – “Twin Plagues”

La actitud con la que Karly Hartzman trata la guitarra en los primeros minutos de “Twin Plagues”, canción que abre...

Publicidad
Publicidad

Más vistas