Contáctanos

En Vivo

Cage The Elephant: En la medida justa

Publicado

en

Debutaron en este mismo festival hace dos años, y esta vez regresaban con nuevo disco bajo el brazo y una popularidad que ha crecido enormemente, a tal punto que, la diferencia entre lo visto el año 2012 y lo que pudimos vivenciar en esta edición de Lollapalooza Chile 2014, pone a Cage The Elephant como una banda en pleno proceso de ascenso, y a la que hay que ponerle mucho ojo porque es probable que en un futuro no muy lejano los de Kentucky logren la consagración y convertirse en grandes referentes del rock de garage, aunque con “Melophobia” (2013) se hayan decantado por sonidos más “suaves”, su segunda presentación en Chile estuvo marcada por la energía y la hiperventilación, claro que ahora medida y entregada en los momentos indicados.

CAGE THE ELEPHANT LOLLAPALOOZA CHILE 2014 01

“Spiderhead”, tema que abre “Melophobia”, fue el encargado de poner a todos a saltar desde el primer momento ante los implacables rayos del sol que, aunque estuvo bastante más piadoso que en el debut de los norteamericanos, se dejó sentir con fuerza y acompañó durante todo el concierto a los asistentes presentes en el Coca Cola Stage. “In One Ear” traía a la palestra los ritmos más rockeros de Cage The Elephant, en un tema que ya es conocido por el público en general y donde pudimos ver los primeros actos de locura de Matthew Shultz, quien totalmente absorto en el éxtasis de su actuación, bailaba al ritmo de las guitarras y se lanzaba sobre los fanáticos de las primeras filas, preparando el terreno para un concierto donde el despilfarro de adrenalina estaría a la orden del día.

CAGE THE ELEPHANT LOLLAPALOOZA CHILE 2014 02

“Aberdeen”, una de esas canciones ideadas para cantar y saltar, correspondiente al segundo disco del grupo, “Thank You, Happy Birthday” (2011), seguía demostrando el alcance de Cage The Elephant con las masas, y cómo en tan sólo dos años han podido reclutar a un millar de fanáticos, comprometidos y entusiastas, obligando al grupo a dar el paso al siguiente nivel y a comportarse de otra manera en el escenario. Hace dos años veíamos a una agrupación que dejaba todo en cada canción llegando al final con menos energías, y eso se notaba, sobre todo en la voz de Shultz, que para “Shake Me Down” ya estaba desgastada y con suerte se podía escuchar entre el coro de los fanáticos. En esta ocasión, los norteamericanos supieron contener su energía para utilizarla en los momentos apropiados, resultando en una actuación redonda, que en una hora de duración exacta jamás tuvo puntos bajos, ni nada que reprochar a sus integrantes. Desde Brad Shultz, guitarrista y hermano del frontman, hasta el tecladista que los acompaña durante la gira; todos en escena han crecido para entregar un show de primera línea.

CAGE THE ELEPHANT LOLLAPALOOZA CHILE 2014 03

“Back Against The Wall” hacía de la elipse del Parque O’Higgins un verdadero pogo acompañado de canto y buena onda, que contagió todo el ambiente con “Take It Or Leave It”, el último sencillo lanzado por el grupo, y que trajo toda la vibra setentera de este Cage The Elephant versión 2014. Desde el escenario el vocalista advertía al público que se mantuviera alerta para que él realizara su tradicional crowdsurfing, el cual lo llevaría a recorrer los dos sectores de la explanada, para luego ascender a los cielos colgado de unos globos que sobresalían de la multitud. Como si estuviera en una realidad alterna, pero sumamente comprometido con su interpretación, el cantante dio el pie para que “Halo” y “Cigarette Daydreams” siguieran mostrando lo más destacado de “Melophobia”.

CAGE THE ELEPHANT LOLLAPALOOZA CHILE 2014 04

Uno de los peak de la presentación de los norteamericanos vino de la mano de la imprescindible “Ain’t No Rest For The Wicked”, cuyos fraseos trataron de ser seguidos por la muchedumbre, a pesar de los constantes empujones y saltos de euforia que provocaba el sencillo del registro homónimo del año 2008, lo que hacía un poco difícil la tarea, más aun si luego llegaba “It’s Just Forever”, una de las más hiperquinéticas del nuevo disco, donde la banda brillo a punta de guitarras y teclados sicodélicos, en uno de los mejores pasajes de la jornada. Luego de “Teeth” –otra más de “Melophobia”-, y donde el vocalista volvió a demostrar su garra corriendo entre las barricadas y lanzándose sobre el público, llegaba el sencillo que le ha valido una masiva popularidad a Cage The Elephant, poniendo a todo el mundo a saltar y cantar al unísono con “Come A Little Closer”, definitivamente el pasaje cumbre de este retorno, que tuvo hasta bandera chilena incluida y la sinergia completa entre público y banda, formando la postal que definió al concierto.

CAGE THE ELEPHANT LOLLAPALOOZA CHILE 2014 05

Como es costumbre en sus shows, el final llegó con “Shake Me Down”, que volvió a reanimar el coro y los saltos, y la frenética “Sabertooth Tiger” que, a pesar de su locura, no despertó los ánimos de los asistentes hasta que Schultz, a torso desnudo y la bandera chilena en su mano, se montó sobre los fanáticos para quedar de pie sobre ellos y lanzarse en un surfeo épico, que lo tuvo de cabeza durante un buen rato, mientras sus compañeros lanzaban con violencia sus instrumentos al suelo y abandonaban el escenario. El vocalista fue el último en salir, dejando a un público totalmente extasiado y satisfecho de haberse encontrado con una banda que está en pleno ascenso y que, ahora más que nunca, ha agarrado el training de las grandes ligas y es capaz de dosificar su entrega para hacer un show completamente redondo. En la medida justa y en un tiempo acotado, Cage The Elephant dijo presente en Lollapalooza, con su rock desordenado y adolescente, con unas pequeñas cuotas de madurez que sólo juegan a favor de una fórmula ganadora y a la que todavía le queda mucho por decir.

Setlist

  1. Spiderhead
  2. In One Ear
  3. Aberdeen
  4. Back Against The Wall
  5. Take It Or Leave It
  6. Halo
  7. Cigarette Daydreams
  8. Ain’t No Rest For The Wicked
  9. It’s Just Forever
  10. Teeth
  11. Come A Little Closer
  12. Shake Me Down
  13. Sabertooth Tiger

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Praxila Larenas

Publicidad
3 Comentarios

3 Comments

  1. Javier Æøå (@javier_aeoa)

    30-Mar-2014 en 11:43 am

    Vi a Matt tomar aire varias veces, como si tuviese planeado que “ya, en esta parte sí me tengo que hacer pico”. La parte en que dijo que haría crowdsurfing y luego volar hasta el cielo fue sublime, nada más 😀

  2. Juan

    31-Mar-2014 en 4:07 pm

    Estos cabros si siguen así, van a llegar muy, pero muy lejos. En estos últimos años han crecido más que lo que consiguen muchas bandas en décadas.

  3. Bastian

    14-Abr-2014 en 8:19 pm

    suban el video del show entero po ;(

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 3 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: