Contáctanos

En Vivo

Caetano Veloso y Teresa Cristina: La bella generosidad

Publicado

en

Una característica de los artistas que trascienden eras y generaciones, es la capacidad de relacionarse con nuevas y nuevos intérpretes, y nutrirse desde esos diálogos para reafirmarse a sí mismos en el camino hacia delante, sin contemplar la posibilidad de una nostalgia vacía, y si ella existe, que contenga emociones e ideas imperecederas. Caetano Veloso tiene esta generosidad, y es capaz de transmitir la humildad que le genera encontrarse con gente talentosa en su camino. Veloso es reconocido por su gusto de colaborar, ser parte de algo más grande que sí mismo, lo que reside también en sus inseguridades. Siempre ha mostrado un espíritu disconforme con lo que ha creado, pese a que es evidente lo que genera en el público, tal como ocurrió en la noche del domingo 12 de marzo en un Teatro Caupolicán a medio llenar en gente, pero a tope en emociones.

Caetano no cree que sus canciones sean tan buenas y gusta de hacer versiones de otros artistas porque piensa que su capacidad de intérprete es más grande, pero es difícil estar de acuerdo cuando las canciones se presentan en una forma mínima, con sólo una guitarra, y son capaces de brillar. Más aún, esto pasa durante los tres actos de un espectáculo donde Veloso presentaba a Teresa Cristina, cantora carioca de samba y música popular brasileña (MPB), quien era la encargada de abrir el show y quien fue presentada por el mismísimo Caetano, que hizo las veces de presentador. La familiaridad proxémica denotaba la amistad entre Teresa, Caetano, y el guitarrista Carlinhos Sete Cordas, quien acompañó a la cantante en el primer acto del show, en nueve canciones que se movieron con gracia por el catálogo de Cartola, el mayor sambista de la historia, quien sigue siendo presencia indeleble en la música brasileña.

Teresa Cristina homenajeó a Cartola con un disco y con la disposición a ser puente de esas canciones clásicas con el presente, y esto fue lo que mostró en media hora de show, donde pasó entre composiciones como “Acontece” o “Preciso Me Encontrar“, y donde también explicó la crueldad de las canciones de la MPB con la mujer, siempre instalándola en un extremo trágico y de sufrimiento, ante lo que ella, con gracia y talento, fue capaz de ser escuchada y vitoreada por la gente. Luego presenta a Caetano como “é foda”, o sea “lo máximo”, y él en soledad se encargó de deleitar paseándose por su repertorio, desde “Enquanto Seu Lobo Não Vem”, venida directo desde el Tropicalismo, hasta “Um Abraçaço” del último álbum de canciones inéditas lanzado por Veloso, “Abraçaço” (2012). La gente aplaudía y vivía en silencio el caudal de versos que emitía, pasando por canciones que traspasaron el tiempo y espacio, como “O Leãozinho” o “Tá Combinado“.

Caetano Veloso sabe que repetirse a sí mismo es poco inteligente, y que para que sus espectáculos sean inolvidables debe echar mano a su amplio repertorio, del cual sacó dos joyas, como él mismo explicó: “Enquanto Seu Lobo Não Vem” y “A Voz Do Morto“, ambas de 1968, creadas en una época de militares y resistencia, y que narran las historias de las personas en medio de esos conflictos, de esas tensiones y de las melodías que pueden enfrentar esa oscuridad. En medio de tanta nube, la creación de Caetano brilló, y sigue haciéndolo, hasta cuando interpreta a capella “Love For Sale” de Cole Porter o cuando alcanza notas casi imposibles en “Cucurrucucú Paloma“, y cuando la música invita a bailar y cantar como el final de este segundo acto con “A Luz De Tieta“.

Tras un receso breve, Caetano, Teresa Cristina y Carlinhos regresaron para hacer un final bello y especial. Caetano no sólo presentó a Teresa, como el nombre del tour indicaba, sino que también la hizo estar a su mismo nivel. No era sólo un proyecto, sino que una realidad a punta de generosidad, como debe ser el sino de los grandes. “Desde Que O Samba É Samba“, “Odara” y “Qualquer Coisa” cerraron el set de 33 canciones y dos horas de duración que no sólo tuvieron una elegancia conmovedora (pese a dos groseros cortes en el sonido en el inicio del show solista de Caetano), sino que también al pasado, presente y futuro de la canción brasileña. Un verdadero lujo y una muestra más de la grandeza de Caetano Veloso.

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Luis Marchant

Setlist

Teresa Cristina Canta Cartola:

  1. O Mundo É Um Moinho / Somewhere Over The Rainbow
  2. Corra E Olhe O Céu
  3. Alvorada
  4. Preciso Me Encontrar
  5. Cordas De Aço
  6. Tive, Sim
  7. Acontece
  8. Sala De Recepção
  9. As Rosas Não Falam

Caetano Veloso:

  1. Luz Do sol
  2. Os Passistas
  3. Um índio
  4. Meu Bem, Meu Mal
  5. Esse Cara
  6. O Leãozinho
  7. Minha Voz, Minha Vida
  8. Cucurrucucú Paloma (original de Tomás Méndez)
  9. Reconvexo
  10. Love For Sale (original de Cole Porter)
  11. Tá Combinado
  12. Enquanto Seu Lobo Não Vem
  13. A Voz Do Morto
  14. Um Abraçaço
  15. Branquinha
  16. Sozinho
  17. Força Estranha
  18. A Luz De Tieta

Caetano Veloso e Teresa Cristina:

  1. Tigresa
  2. Miragem De Carnaval
  3. Como 2 e 2
  4. Desde Que O Samba É Samba
  5. Odara
  6. Qualquer Coisa

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

En Vivo

Venom: De regreso al infierno

Publicado

en

Venom

En una jornada donde el metal más pesado se tomó la capital, los ingleses de Venom retornaron al país a ocho años de su debut en vivo por estas tierras –omitiendo el show de Venom Inc. el año 2015, que técnicamente no cuenta, al tratarse de otra versión del grupo–. Cronos y compañía volvieron para seguir presentando su más reciente LP, “From The Very Depths” (2015), en un espectáculo que cumplió con lo justo para dejar satisfechos a los miles de fanáticos que se hicieron presentes en el Teatro Teletón. Pero Venom no llegó solo, y antes de su arribo al proscenio, dos bandas sudamericanas tuvieron la misión de avivar las llamas en el recinto de la calle Mario Kreutzberger.

Los primeros en salir al escenario fueron los chilenos de Dekapited. Los capitalinos dieron rienda a los primeros mosh pits que se desataron en la “cancha” del teatro. Amparados en la fórmula más clásica del thrash ochentero, los nacionales lograron animar al público, a pesar de adolecer de un sonido demasiado saturado que, en ocasiones, sólo era una gran masa estridente. “Condenado A Muerte” fue el grito final del cuarteto, que se despidió de la fanaticada entre aplausos.

Siguieron en el cartel las brasileñas de Nervosa, power trio que en sus siete años de carrera ha lanzado dos discos, y que ha sabido combinar en su música el sonido del thrash clásico y el moderno. Pero, a pesar de que el show de Nervosa se estaba desarrollando de manera impecable, con canciones como “Intolerance Means War” y “Victim Of Yourself“, su actuación debió ser cortada de forma abrupta por temas de horario.

Dekapited había comenzado más tarde de lo programado, pero aún así realizaron su show completo, dejando menos tiempo para el set de Nervosa, que no pudo presentar los últimos quince minutos de su repertorio para cumplir con el horario de salida de Venom. La molestia de la banda fue evidente, y también la del público, que pifió y coreó el nombre de Nervosa pidiendo una canción más, pero los técnicos ya estaban sobre el escenario preparando todo para el plato de fondo. Una verdadera falta de respeto por parte de la producción con las brasileñas, con el público que fue para disfrutarlas a ellas exclusivamente, y a todos aquellos que se encontraron por primera vez con su música y estaban disfrutando de un gran espectáculo. Esperamos que puedan volver a Chile para realizar su presentación completa, porque lo de Nervosa es un show que vale la pena disfrutar en plenitud.

Pasado el mal rato, Venom salió puntual a devorarse al Teatro Teletón. Haciendo gala de un sonido sólido, Cronos y sus músicos hicieron de las suyas durante las quince canciones que presentaron en este nuevo paso por Santiago, tres menos de las que posee el setlist de rutina de esta gira, pero aquí no sabemos si lo acortaron por temas de tiempo o porque simplemente quisieron brindar un concierto más breve. Como sea, el trío terminó de alzar las llamas del infierno de la mano de “Long Haired Punks” y “The Death Of Rock ‘N’ Roll”, sumergiendo al teatro en las profundidades del averno. El público se mantuvo entusiasta durante toda la velada y canciones como “Grinding Teeth” y “Buried Alive” fueron grandes hitos dentro de la jornada, donde Venom sacó todas sus credenciales de “clásicos del metal”. A pesar de que su carrera nunca logró alcanzar los estándares de grandes del estilo, Venom es una banda de culto y merece su puesto en los anales del metal.

La triada compuesta por “Pandemonium”, “The Evil One” y “Hammerhead” llegó como una especie de medley, donde no hubo espacio para descansos ni pausas. Para rematar siguió “Welcome To Hell”, corte extraído del debut discográfico homónimo del trío que fue lanzado el año 1981, cuando muchos de los que estábamos presentes en el teatro todavía no nacíamos. En tierra derecha al final del recital, destacaron la demoledora “Warhead” y la coreada “Countess Bathory”.

Rise” dio paso a la obligada salida falsa, cuya pausa ni se notó cuando Cronos regresó a escena para dar inicio a la canción más solicitada por la muchedumbre de metaleros: “Black Metal”. Luego de la batahola, “Witching Hour” finalizó nuestro paso por el infierno, que, en su hora casi exacta, nos entregó lo mejor de una banda que sigue dando lo suyo, a pesar de las casi cuatro décadas que llevan sobre la carretera.

Imposible dejar de lado el mal sabor que nos dejó la interrupción del show de Nervosa, pero si hablamos de la actuación principal de la noche, incluso si tocaron una versión acortada del set original, Venom cumplió. Prometiendo volver pronto a nuestro país, Cronos y sus colegas dejaron conformes a sus fanáticos, en una noche donde nos trajeron de vuelta al mismísimo infierno.

Setlist

  1. Long Haired Punks
  2. The Death Of Rock ‘N’ Roll
  3. Bloodlust
  4. Pedal To The Metal
  5. Grinding Teeth
  6. Buried Alive
  7. Pandemonium
  8. The Evil One
  9. Hammerhead
  10. Welcome To Hell
  11. Countess Bathory
  12. Warhead
  13. Rise
  14. Black Metal
  15. Witching Hour

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 4 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 5 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 2 semanas

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 4 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas